PUBLICIDAD

Lo primero que hizo Jesús, al iniciar su vida pública, fue proselitismo

|

❤️ Lecturas del día domingo 13 de febrero de 2022 audio. Evangelio de hoy

Con Pedro, Andrés, Santiago y Juan. Los primeros prosélitos de Jesús.

¿Celebró ayer misa Francisco?

¿Leyó este Evangelio?

Evangelio de ayer

Lectura del santo evangelio según san Mateo (4,12-23):

AL enterarse Jesús de que habían arrestado a Juan se retiró a Galilea. Dejando Nazaret se estableció en Cafarnaún, junto al mar, en el territorio de Zabulón y Neftalí, para que se cumpliera lo dicho por medio del profeta Isaías:
«Tierra de Zabulón y tierra de Neftalí,
camino del mar, al otro lado del Jordán,
Galilea de los gentiles.
El pueblo que habitaba en tinieblas
vio una luz grande;
a los que habitaban en tierra y sombras de muerte,
una luz les brilló».
Desde entonces comenzó Jesús a predicar diciendo:
«Convertíos,porque está cerca el reino de los cielos».
Paseando junto al mar de Galilea vio a dos hermanos, a Simón, llamado Pedro, y a Andrés, que estaban echando la red en el mar, pues eran pescadores.
Les dijo:
«Venid en pos de mí y os haré pescadores de hombres».
Inmediatamente dejaron las redes y lo siguieron.
Y pasando adelante vio a otros dos hermanos, a Santiago, hijo de Zebedeo, y a Juan, su hermano, que estaban en la barca repasando las redes con Zebedeo, su padre, y los llamó.
Inmediatamente dejaron la barca y a su padre y lo siguieron.
Jesús recorría toda Galilea enseñando en sus sinagogas, proclamando el evangelio del reino y curando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo.

¿Entendió lo que leía? ?Va a seguir dándonos la murga con el proselitismo?
Comentarios
20 comentarios en “Lo primero que hizo Jesús, al iniciar su vida pública, fue proselitismo
  1. Frente al no temais, frente al predicar a tiempo y a destiempo, frente al ay de mi si no evangelizare, algunos se empeñan en tratar de justificar un resbalón, y no pequeño, de Francisco. Que el Papa actual no sea una lumbrera es harto sabido. Que disparata más que habla, un lugar común contrastado. Lo que en un principio venía enmendado por Lombardi, ahora ya no hay muletas que corrijan donde dije digo digo Diego. La hermenéutica y la justificación ad hoc del disparate de Francisco no se corrige afirmando que Ratzinger ya lo dijo, ¿dónde? ¿Dónde dice semejante necedad el Concilio Vaticano II? ¿En la constitución de la Iglesia? ¿En qué documento? En ningún sitio se rebaja el Concilio a esa metedura de pata, por decirlo llanamente. Lo de la ejemplaridad ca de soi. Os ha dado ejemplo, ay del que escandalizare… son expresiones del Señor. Como también, si callaran, hablarían las piedras. Los envió de dos en dos… Id y predicad… Lo que no dijo es que no fuera su exposición de más de diez minutos y otras salidas de tono.

  2. Si entendemos por proselitismo el intentar que las iglesias se llenen con gente convencida muy a medias o que acude porque obtiene algún beneficio material, estamos confundiendo la religión con una empresa que a toda costa quiere hacer caja y por eso se inventa anuncios ingeniosos, fiesta del día de tal cosa o de tal otro. Porque lo que le interesa es llenar sus tiendas de compradores. La Iglesia debe EVANGELIZAR que es llevar el mensaje de que somos hijos de Dios , de que debemos ver en el semejante al PROPIO JESUCRISTO, que debemos actuar sabiendo que la muerte da paso a una vida eterna porque Jesucristo nos ha prometido la resurrección, que debemos amar a nuestros enemigos, en definitiva la Iglesia debe llegar al corazón de los alejados y llevarles la BUENA NUEVA. Como la palabra proselitismo puede dar lugar a múltiples interpretaciones , yo entiendo que lo que no desea el PAPA es que forcemos a nadie. LA IGLESIA NO ES UNA MULTINACIONAL EN LA QUE LO QUE PESAN ES LOS NÚMEROS. SÍ , EN CAMBIO nos invita Su Santidad el Papa a que llevemos con nuestra vida ejemplar, APOSTOLADO quizá sea la palabra, a que alguien acepte como modo de vida la senda dura y bella del Evangelio y del amor a Dios y a los semejantes.

  3. Lo cierto es que nos confunde y desanima a los que creíamos que teníamos la obligación de evangelizar, con obras y PALABRAS. A los que somos más bien cobardicas y maricomplejines solo nos falta que nos digan que es malo el intentar convencer al prójimo a que se hagan cristianos, con el único objetivo de hacer el BIEN MAXIMO a esas personas individualmente y a la Humanidad en conjunto.
    Eso me invita a ser más vago y comodón y no dar la cara por Jesucristo.
    Repito, tendrá razón porque es el Papa pero y no lo entiendo.

  4. Parece que, ciertamente, el Papa tiene un concepto muy sui géneris de lo que es el proselitismo, que no coincide con el tradicional en la Iglesia, ni con el de la Real Academia de la Lengua, a saber: «Intención de sumar prosélitos». Un prosélito, por su parte, es una «Persona incorporada a una religión». En Google lo definen como «Empeño o afán con que una persona o una institución tratan de convencer y ganar seguidores o partidarios para una causa o una doctrina». Lo que no se entiende es que desprecie a la lengua española hasta el punto de usar siempre y en exclusiva SU propia acepción de la palabra. Tampoco se entiende esa obsesión reiterativa contra (su visión de) el proselitismo, ni contra lo que él llama «los rígidos». ¡Con la que está cayendo en la Iglesia!

  5. Según lo que he aprendido hace muchos atrás, proselitismo no sería sinónimo de evangelizar o hacer apostolado. Proselitismo sería el traer a alguien a la Iglesia sin pureza de intenciones. Se podría atraer a una persona solo por ser rica, influente, para aumentar el número, etc… Ya evangelizar sería lo que todos sabemos: anunciar a Jesucristo a la persona para que ella se encuentre con Él, se convierta y decida libremente acoger la gracia divina y entrar al Cuerpo Místico de Cristo, de modo visible en la Iglesia. Vale recordar que el Papa no empezó su sacerdocio ayer. Ya lo he visto predicar a niños hablando de Jesús. Seguro que sabe que es necesario anunciar, aunque parece querer perder tiempo con estas cuestiones globales. Recuerden tambien que el Papa es no una suerte de ignaciano clásico. Como algunos jesuítas, él es un tipo que acoge una suerte de espiritualidad RCC y tiene lazos confusos con el pentecostalismo. Teniendo en cuenta esas cosas, él debe haber visto muchísimas veces, dentro de la Iglesia católica y en las denominaciones protestantes esta suerte de «quien da más, lleva», o sea, un proselitismo de la peor especie. No sé porque hay una actitud tan encarnizada contra Francisco en algunos puntos. En otros, sí que entiendo. Pero el argentino no es estúpido. Cómo no va a saber diferenciar los términos? Tanto lo sabe que el primero y alaba el segundo. Concretamente en este punto pienso que es llegada la hora de no quedarse en naderías. No! El Papa no está condenando la evangelización, el apostolado. Lo que no quiere es una que sea interesada y con objetivos mundanos.

    1. B. XVI también decía que evangelizar no es hacer proselitismo! Y esto ya se hablaba en el Concilio V.II … El dr Ratzinger, cuando era perito conciliar, el P. Congar op también perito y más tarde Cardenal …. en fin, se habló mucho … las conversiones se dan por atracción » mirad cómo se aman» hechos 4:32-37.

      1. benedicto xvi pudo haberse equivocado en ese aspecto. sin proselitismo no hay evangelización, así de sencillo. decir que las conversiones se daban por atracción es falso, ya que san pablo y los apóstoles si que hacían proselitismo gústele a quien el guste.

      2. Atracción, bien, pero Cristo llamó a los apóstoles por su nombre y les dijo: «dejad lo que estáis haciendo y seguidme».

      3. Lo cierto es que la predicación y el ejemplo no solo no son incompatibles, sino que son necesariamente complementarios. En cuanto a las diferencias que establece Francisco entre proselitismo y evangelización, no niego que en otro tiempo pudieran tener cierto sentido, pero ¿hoy? Por otra parte, uno no puede dejar de preguntarse si esa diferencia, en la que insiste una y otra vez hasta resultar ya pesado, no tendrá algo que ver con su nebulosa (por ambigua y confusa) concepción acerca de la salvación de los no cristianos. En cambio, Jesús es muy claro: por una parte, se dirige a los galileos (considerados gentiles) y les llama a la conversión; y, por otra, llama a un seguimiento radical a sus apóstoles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *