PUBLICIDAD

La Iglesia de Perú revuelta y preocupante

|

El último cardenal, el presidente de la Conferencia Episcopal y el nuevo arzobispo de Lima, Barreto, Cabrejos y Castilla Mattasoglio, de lo peor.

La sentencia de la titular del Primer Juzgado Unipersonal Penal de Piura incluye una sanción de 120 días multa y el pago de 80 mil soles peruanos (20 mil euros) por concepto de reparación civil a favor de Monseñor Eguren.

La magistrada presentará la sustentación completa del fallo el 22 de abril. Sin embargo, adelantó que su decisión se debe a que las aseveraciones de Salinas “evidencian menosprecio” mediante el uso de calificativos que “afectan la buena reputación” de José Antonio Eguren.

Durante el proceso, el abogado de Eguren, Percy García, acusó a Salinas de encabezar una campaña mediática contra el arzobispo de Piura y la Iglesia.

http://iglesia.org.pe/2019/04/10/comunicado-de-la-conferencia-episcopal-peruana-y-el-arzobispo-de-lima-sobre-la-sentencia-contra-un-periodista-por-el-caso-sodalitium/

Y  a Cabrejos le llaman «un Judas con sotana»

https://www.laabeja.pe/monsenor-cabrejos-un-judas-con-sotana-en-la-conferencia-episcopal-peruana/?fbclid=IwAR3Mqo6XzGEsmCIxh_KFmG8kLtuJDvC1IT-fH9T-_LVDq-n61nKa2lBkBuM

 

1 comentarios en “La Iglesia de Perú revuelta y preocupante
  1. Que la Conferencia Episcopal Peruana está dividida en facciones es de conocimiento común. Está la facción que lidera Cabrejos y la que lideraba El Cardenal Cipriani. Ahora supongo que el nefasto nombramiento de Castillo Matasoglio va a crear otra facción. Esto da verguenza ajena y los católicos peruanos no merecen este tipo de obispo, es decir, Cabrejos y otros de su calaña. Lo único positivo es que le quedan pocos años a Cabrejos, pero su paso por el Arzobispado de Trujillo deja una gran tarea a su sucesor, pues hay un auge del Protestantismo en la ciudad y en los pueblos de la Sierra y su gobierno dictatorial deja a muchos de los sacerdotes descontentos y anhelando el día que acabe su nefasto gobierno pastoral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *