Infovaticana
La cigüeña de la torre

“La complicada lógica de nuestros obispos”

La Cigüeña de la Torre
16 marzo, 2017

Los católicos españoles hemos vivido tres días de infarto. Con motivo de las elecciones de la CEE. Y entre los católicos incluyo a obispos, curas y laicos que se enteran de algo. En lo de enterarse me refiero naturalmente a los laicos porque los otros están enteradísimos. Y me consta que los hay jubilosos y hundidos. Ni los unos ni los otros se esperaban esos resultados. Tal vez porque “la complicada lógica de nuestros obispos” se escape a la habitual.

Jorge González Guadalix es un crack en los medios. No tiene pelos en la lengua y eso le da una aceptación mediática verdaderamente notable. Y como de tonto no tiene un pelo sus escritos, mordientes, ingeniosos, simpáticos…, están siempre en la más absoluta disciplina canónica. En eso no le van a pillar. Tal vez algunos de sus muchos lectores, yo entre ellos, quisiéramos saber más de lo que él sabe, siente o padece. Pero es cura como la copa de un pino, de los que tienen copa, y si sabe, siente o padece se lo guarda para sí. Aunque apunte algunos cardenales en su cuerpo. Siempre en tono ingenioso y sin darles mayor importancia. Yo, cuando sea mayor, cosa lejanísima dada mi edad, quisiera ser como él. Decir todo, o mucho, desde esa sofrosine.

No sé, no sabemos, lo que le han parecido las últimas elecciones episcopales. Y seguramente es bueno que no lo sepamos sea lo que fuere. Es un sacerdote y en ello está. Pero hay una cosa de la que ha hablado hoy. Tangencial pero importante. Y que a muchos nos tiene no voy a decir que fuera de juego porque en mi caso del juego no me echa nadie, pero sí perplejos. Y sin entender “la complicada lógica episcopal”. Por llamar lógica a eso que ya me parece excesivo.

Lo de Salinas me parece impresentable, incomprensible, infumable… y hasta contrario a cualquier lógica episcopal o no. Pura ilógica. Uno no es de asociaciones eclesiásticas pues me limito a ser parroquiano y nada más. Y dentro de la parroquia a lo elemental de la misma: la práctica de los sacramentos. No pertenezco a nada más de mi maravillosa parroquia. Sentada por tanto mi escasa participación comunitaria, parroquial, diocesana o nacional, en el apostolado seglar de Salinas, ni loco. Me parece una vergüenza.

Mi mujer es mucho más parroquial que yo. Acude a ella todos los días, participa en el coro, hace chaquetitas para bebés y vendas para leprosos, asiste a un curso  de historia de la Iglesia que le parece maravilloso… pero me consta que con Salinas ni a cobrar una herencia. Ya lo de ponerse otro anillito, además del conyugal, pues como que tampoco. Y lo de ir a rezar a su casa el rosario en la intimidad de su casa, ni los dolorosos.

González Guadalix ha expresado su perplejidad ante la lógica episcopal de ayer. Moderadamente, como es lo suyo, pero también incisivamente. Las elecciones de la CEE han entusiasmado a algunos y desolado a otros. Electores, elegidos y espectadores. Lo de Salinas no lo entiende nadie.  Pienso que ni Salinas. Son ganas de volver a ponerle en el ojo del huracán.

La fotografía con la que ilustro la entrada me la he encontrado en Google buscando una de Salinas. No tiene mayor significado que el de que  ahí está. Yo tampoco le doy otro porque intimidades, si las hubiere habido, no me constan. Pero es que la misma fotografía, o el montaje de dos fotografías, no debería existir, Aunque no falte quien pudiera decir qué hace una mujer como esa con muermo semejante. Si el actual obispo auxiliar de Valencia consiguiera retirarla de las redes creo que se haría un buen favor. Y yo feliz por no volver a encontrármela. Aunque esté convencido de que es una maldad periodística. Con motivo o sin él, repito que no lo sé. Y que me encantaría que fuera sin el menor motivo salvo el de una estupidez manifiesta que le costó la diócesis de Mallorca. Aunque no la presidencia, confirmada, de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar. De traca.

 

 

La Cigüeña de la Torre


6 COMMENTS ON THIS POST To ““La complicada lógica de nuestros obispos””

  1. Ulises dice:

    Hay más nombramientos de traca que el de Salinas. Creo que lo único aceptable fue el palo que dieron al licenciado en matemáticas y defensor de la modelo en teta limpia de la capilla de la universidad y otros católicos modélicos tipo presidente de la Comunidad de Madrid, alcaldesa de la misma…

  2. Hermenegildo dice:

    La reelección de Salinas como presidente de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar es una tomadura de pelo.

  3. también me desnarco de lo de los tres días de infarto.
    Padre Canali da de lleno en la diana,y me da pie pata parafrasear el inicio del evangelio de Juan:
    EN EL PRINCIPIO…ERA LA CONJUNTA…
    Esa es la clave para entender todo lo que después ha ocurrido,y sigue ocurriendo en nuestra Iglesia española.
    Por otra parte,hago mía la afirmación de VANLOP en otra entrada:La mejor CE es la que no existe.Y al decirlo,inevitablemente recuerdo a Don José Guerra Campos…

  4. Geroteo dice:

    Francisco José Serrano dice lo mismo sobre la reelección de Salinas y creo que José Lorenzo, de Vida Nueva, también. Haya consenso generalizado en todos los comentaristas en el sentido de que esa reelección es totalmente inconveniente. Un paso atrás de monseñor Salinas no le hubiera perjudicado, hubiera permitido lavar su imagen y dar paso a otro compañero de la CEE

  5. canali_ dice:

    A mí si me da algún infarto va a ser por algo de mayor cuantía. De esas miserias que comenzaron en la Conjunta, que han destrozado la Iglesia en España y que sirven en la actualidad para un aburridísimo asueto de una semana, afianzando el establishment y los sillones, paso un kilo. Para mí la Iglesia es algo más serio y vivo.

  6. Simplicio dice:

    D. Francisco José, lo de los 3 días de infarto lo dirá usted con retranca gallega y con coña marinera, no?
    O yo tengo la sensibilidad como la piel de un paquidermo.