Infovaticana
La cigüeña de la torre

El Papa en Fátima

La Cigüeña de la Torre
13 Mayo, 2017

Resultado de imagen de el apapa e Fatima

Muchísima gente ayer y hoy. El Papa, sobre todo ayer me pareció más renqueante de lo habitual. Muy recogido en el Rosario y su misa como todas las que celebra, muy digna. Incluso con notable unción. Las palabras de ayer muy en su línea. Mucho perdón y misericordia que podrían dar la impresión, por supuesto que mal interpretada, que todos estamos ya perdonados hagamos lo que hagamos y continuando haciéndolo. La homilía de la misa mucho mejor. Al cielo si llegamos, o los que lleguen. Que es la verdadera doctrina católica. Las palabras del Rosario me parecieron una edulcoración del Mensaje de Fátima que es el que es: Oración, Penitencia, Conversión, Reparación. Entiéndaseme lo que quiero decir. No le oí al Papa ninguna cosa que llamara mucho la atención sólo que me pareció que aguaba algo el Mensaje. La homilía de la misa, corta. Y me gustó.

El traductor al español, un portugués, verdaderamente lamentable.

La comunión mucha en la boca cosa más difícil en acto tan multitudinario.

De  los dos nuevos santos niños se dijeron cosas maravillosas, desconocidas por mí, que acreditan una extraordinaria santidad para su edad. Los tres últimos niños santos: San Joselito, San Francisco y Santa Jacinta son tres joyas de la Iglesia.

Me pareció que el pro multis todavía no ha llegado a Portugal pero pude oír mal.

Creo que jamás se ha rezado un Rosario tan multiidiomático. Las Avemarías se iniciaron de diez idiomas y cada uno respondía en el suyo. Los Glorias se cantaban en latín. Todo con devoción general.

Acto verdaderamente grandioso como se merecía el centenario de las Apariciones y la proclamación como santos de dos de los tres pastorcitos.

La Cigüeña de la Torre


33 COMMENTS ON THIS POST To “El Papa en Fátima”

  1. Libre dice:

    Sorprende, aunque poco, que un descreído ateo o ignóstico ( el ignorante que dice no pronunciarse pero que barre hacia la negación) desperdicie su tiempo intentando qué?

    A mí no se me ocurre entrar en una publicación de ateos, digo yo que las hay, además de estúpido sería una pérdida de tiempo por mi parte.

    Por aquí anduvo un trolo bastante tiempo que el blogger hubo de vetar que era de la misma cuerda que este retrasadito, aquel usaba un nick parecido a cacadomonte (cas.tor do monte) y hacía aquello por odio irracional a la Iglesia y a los católicos, cambió varias veces de nick, desapareció una temporada y parece que ha vuelto.

  2. Echenique dice:

    Crítica de Riccardo Cascioli al mensaje bergogliano reductivo y hasta destructivo de Fátima. http://www.lanuovabq.it/it/articoli-quale-madonna-di-fatima-19840.htm

  3. canali_ dice:

    El milagro del sol no fue una alucinación colectiva, pues fue visto por masones, agnósticos, y anticlericales rabiosos que habían emprendido una cacería contra las apariciones, además de los fieles. Algunos se convirtieron y otros se quitaron de en medio avergonzados.
    Cuando Papas como Pablo VI y el actual visitan Fátima como peregrinos, es que no pueden dejar de reconocer la realidad sobrenatural de los hechos ocurridos, canonizados el sábado con la proclamción como santos, de Jacinta y Francisco.

  4. Echenique dice:

    Aberásturi inmenso, oiga. Atrevido como pocos, como su maestro y fundador san josemaría Escrivá. Una voz que se sale del coro, perdón del silencio, del Opus Dei. Cualquier día me lo expulsan, o lo desautorizan, como a Livieres. http://infocatolica.com/blog/nonmeavoluntas.php/1705140104-mero-paganismo-o-simplemente

  5. Echenique dice:

    Qualcuno potrebbe dire: ma tu ignori l’inculturazione, cioè il fatto che la Chiesa parla ai suoi fedeli con linguaggi e metodi diversi a seconda delle epoche, dei tempi, delle circostanze. Lo capisco. Ma qui non è soltanto questione di parole, di linguaggio, di stile. Qui è questione di contenuti. Pensiamo al giudizio di Dio. L’impressione è che la Chiesa oggi sia per lo meno in imbarazzo quando deve occuparsi del Padre che giudica. Preferisce parlare genericamente di misericordia, di accompagnamento, di discernimento. Sembra quasi che Dio si obbligato al perdono. Provate a dire che il castigo è la conseguenza logica del peccato, così come se uno ingerisce del veleno è logico che muoia. La giustizia divina punitrice; la colpa e la pena che segue al peccato: tutto inconcepibile per noi oggi.

    La Madonna di Fatima dice una cosa precisa: Dio non è tenuto a perdonare il peccatore che non si pente. E il peccatore non può pretendere di essere perdonato, se non rifiuta il peccato. Dunque, se non c’è pentimento, Dio castiga. Tutto ciò non elimina la misericordia. Tutto ciò dice che la misericordia non elimina il giudizio.

    C’è l’inferno, c’è il paradiso, c’è il purgatorio. Questo ci dice la Madonna di Fatima. Ma noi ci crediamo? Noi siamo in grado di crederci?

    Ecco, a mio modesto avviso, il vero mistero di Fatima.

    Aldo Maria Valli

  6. Antonio dice:

    http://www.elespanol.com/reportajes/20170512/215478955_0.html
    “—¿Qué valoración hace del llamado “milagro del sol”, supuestamente presenciado por 50 mil personas el 13 de octubre de 1917, quienes describieron como el sol comenzó a moverse rápidamente por el cielo antes de precipitarse sobre la tierra? ¿Fue una alucinación colectiva, o simplemente un montaje perpetuado por la prensa católica de la época?

    —Es obvio que el sol no “bailó” sobre Fátima en 1917. Eso fue una invención del periodista enviado por el desaparecido diario O Século. El redactor era un ex-seminarista. El fotógrafo que le acompañó dijo que no vio nada fuera de lo normal, y las fotos que tomó dejan claro que era un día lluvioso y completamente ordinario. Quien se lea la crónica que se publicó ese día dará cuenta que aunque se habla de este supuesto fenómeno del sol en el titular, no hay mención del milagro en el texto, y días más tarde el periódico publicó una corrección en la que aclaraba que el sol no había “bailado”. Es vergonzoso que le Iglesia siga hablando de este supuesto acontecimiento, claramente imposible a nivel científico.

    Curiosamente, ni la propia Lúcia hace referencia a este evento. En su momento, ella se mantuvo fiel al mensaje que tenía que repetir ese 13 de octubre de 1917: que la Virgen le había dicho que la Primera Guerra Mundial acabaría ese mismo día. Como todos sabemos, la guerra no acabaría hasta un año más tarde. En sus Memorias tampoco habla de ello, y en vez de mencionar movimientos del sol, se limita a decir que cuando miró al sol vio aparecer a San José, el niño Jesús, Nuestra Señora de los Dolores. Casualmente son las imágenes que figuraban en la iglesia parroquial de Fátima en esa época.”

  7. Echenique dice:

    Bergoglio es incapaz de intuir siquiera el mensaje de Fátima, donde también se habla de la apostasía que estamos padeciendo en la mismísima cabeza y de enemigos de la Iglesia, pero no de los de fuera, sino de los de dentro, los más peligrosos, pues van de amigos. Antonio Socci nos lo cuenta, si bien en italiano. http://www.antoniosocci.com/5921-2/#more-5921

  8. Echenique dice:

    Ya se ve que a Francisco no le gusta ni el mensaje de Fátima ni el axioma ” De María nunquam satis “https://adelantelafe.com/francisco-no-le-gusta-lo-la-virgen-dijo-fatima/

  9. canali_ dice:

    Homilía en el Centenario de Nuestra Señora de Fátima
    Padre Lawrence Lew OP

    Siracida, 24, 23-31; y Juan 19, 25-27
    Predicado en Oratorio del Estudiantado de Washington en una Misa en Rito Dominicano.
    A primera vista, las lecturas de esta Misa votiva del Corazón Inmaculado de María, celebrada en el Centenario de la primera aparición en Fátima, me parecieron inusuales.
    Después de todo, no se menciona el Corazón de Nuestra Señora. En el Rito Ordinario se habría escuchado el Evangelio de San Lucas donde se menciona a María ponderando los misterios de Dios en Su Corazón, o la profecía de San Simeón de que su Corazón sería traspasado. Pero en la Forma Extraordinaria Dominicana tenemos este Evangelio del Crucificado que confía a su Madre al discípulo amado. Nuestro enfoque, por lo tanto, está en el Señor y en Sus acciones.

    De hecho, centrarse en el Señor, herido y sufriendo en la Cruz, es hoy muy apropiado. Porque Nuestra Señora de Fátima viene al cuerpo herido de la humanidad y, además, a una Iglesia herida.
    Llega con Su mensaje de salvación, y con Su Consejo maternal, y Su Corazón, rodeado de espinas, sufre con Cristo.
    Sobre el sufrimiento del Señor, el Papa Benedicto XVI en su peregrinación a Fátima en 2010 hizo esta observación: “El Señor nos dijo que la Iglesia estaría constantemente sufriendo, de diferentes maneras, hasta el fin del mundo …Y en este momento los sufrimientos de la Iglesia provienen precisamente de dentro de la Iglesia, del pecado existente dentro de la Iglesia.”
    Porque el Señor Crucificado lleva en Su Cuerpo las heridas de la humanidad pecadora, y particularmente en nuestro tiempo, el Cuerpo Místico de Cristo es herido y crucificado por los pecados, herejías y las negligencias morales de sus miembros.
    Por lo tanto, el Papa Benedicto dijo: “la mayor persecución de la Iglesia no proviene de sus enemigos, sino que surge del pecado dentro de la Iglesia”.
    En una evaluación honesta, cada uno de nosotros puede decir si contribuye de alguna manera a las heridas de la Iglesia.
    Del mismo modo, en su tiempo, la gran mística dominica, Santa Catalina de Siena había dicho sobre sí misma: “He dormido en el lecho de la negligencia. Por eso han caído tantos males y ruinas en Tu Iglesia.”

    ¿Cuál es, entonces, nuestra respuesta a esto? El Papa Benedicto XVI, señalando el mensaje de Nuestra Señora de Fátima, dijo: “La Iglesia tiene una profunda necesidad de volver a aprender la penitencia.”
    Estando al pie de la Cruz, y viendo el Cuerpo lacerado y sangrante del Señor, ¿huiremos ahora como tantos apóstoles? ¿O asumiremos el papel del discípulo amado? Nuestra Señora, que nos es dada como nuestra Madre, nos invita, nos aconseja, a hacer penitencia y a orar. De esta manera purificamos e intensificamos nuestro amor al Señor. De esta manera unimos nuestro corazón al Suyo.
    El Papa Benedicto XVI ha afirmado que “la respuesta fundamental” a Nuestra Señora de Fátima y al sufrimiento de la Iglesia hoy en día, es llevar a cabo “la conversión, la penitencia y la oración [para poder crecer] en las tres virtudes teológicas: fe, Esperanza y caridad “.

    El Papa Benedicto tiene razón al decir que necesitamos “reaprender” la penitencia, porque ha sido desplazada en la Iglesia de hoy.
    Lo que queda de la ley de la penitencia de los viernes a menudo se olvida, o no es bienvenido, o se convierte simplemente en comer pescado, lo cual no siempre es una penitencia.
    La penitencia se entiende correctamente como una oportunidad de la gracia para dar a Dios lo que se le debe. Es, pues, un acto de justicia, mediante el cual ofrecemos a Dios algún acto de sacrificio para compensar o hacer enmiendas por nuestros pecados.
    A través de la oración del Santo Rosario, contemplamos a Cristo Crucificado, y nos disponemos a aceptar o asumir ciertos sacrificios en reparación por los pecados que han herido tanto al Cuerpo de Cristo. Y la penitencia nos ayuda a crecer en las virtudes teologales, así como en las virtudes morales, porque Santo Tomás dice: “La penitencia comprende la fe en la Pasión de Cristo, por la cual somos purificados de nuestros pecados, la esperanza del perdón y el odio al vicio en orden a la caridad.”
    Los viernes, muchos de nosotros nos hemos acostumbrado a elegir la forma de penitencia que llevamos a cabo.
    El problema con esto es que podemos comportarnos como consumidores, sólo aceptando y gustando el tipo de penitencia que podemos elegir y controlar.
    Sin embargo, me parece que las penitencias más eficaces no son las que nos imponemos, sino las que nos son dadas por el Señor. Con esto quiero decir que el penitente debe soportar los sufrimientos de la vida – dolor y enfermedad, injusticias o insultos dirigidos a nosotros. Las muchas cosas que molestan ponen a prueba nuestra paciencia. Todo esto es inevitable en este “valle de lágrimas.”
    Los dos videntes más jóvenes de Fátima, el recién canonizado San Francisco y Santa Jacinta, enfermarían poco después de las apariciones de Fátima, viendo según el consejo de Nuestra Señora: sin quejarse sino orando, ofreciendo sus sufrimientos por la conversión de los pecadores.

    Así como Nuestra Señora estuvo junto a la Cruz y sufrió pacientemente y con gran coraje, igualmente aconseja a Sus hijos que la imiten. Nos da la gracia de Cristo Crucificado para soportar y ofrecer sacrificios por la santificación de la Iglesia y la salvación del mundo. Como dijo el Padre Reginaldo Garrigou-Lagrange: “La paciencia es el apoyo de los males inevitables, permanece en el camino correcto, continúa la ascensión a Dios … La penitencia nos hace avanzar, en unión con el Sacrificio del Altar, para reparar las ofensas contra Dios. Enciende el celo por la gloria de Dios, por la salvación del prójimo. Continúa reparando a los pecadores. “Vivimos en un mundo que evita y teme el dolor. Un mundo que anhela la comodidad, la conveniencia y se inclina hacia la opción más fácil. Y sin embargo es en tal mundo que los sacrificios voluntariamente emprendidos como la penitencia tienen un esplendor aún mayor.
    Así Garrigou-Lagrange dice que “el dolor es, en apariencia, lo más inúti, pero se hace fructífero por la gracia de Cristo, cuyo amor hizo infinitamente fructíferos Sus sufrimientos en el Calvario.”
    Expia nuestros pecados, y es también una oportunidad para participar en el sacrificio amoroso de Nuestro Señor. A través de la penitencia, nuestro corazón se amolda a Su Sagrado Corazón, y al Inmaculado Corazón de María.
    Dios cambia nuestro corazón de piedra y nos da un corazón de carne: un corazón que sangra, que está herido y es vulnerable. Un corazón que duele porque es un corazón lleno de amor.

    La Hermana Lucía, la última vidente de Fátima, dijo: “En la Sagrada Escritura encontramos con frecuencia que Dios busca hombres y mujeres justos para salvar la ciudad terrena y Él hace lo mismo aquí, en Fátima, cuando Nuestra Señora le pregunta: ¿Quieres ofrecerte a Dios, para soportar todos los sufrimientos que Él te envíe, en un acto de reparación por los pecados con los que es ofendido y de súplica por la conversión de los pecadores?
    Aquí está el mensaje de esperanza de Nuestra Señora. Ella nos invita a vosotros y a mí, gente común, a participar en la obra de salvación de Dios. A menudo nos quejamos y lamentamos y nos enojamos por el estado de nuestro mundo.
    Pero hace cien años, Nuestra Señora de Fátima nos mostró un camino mejor para seguir adelante, una forma que nos salva y que salva al mundo.
    Por esta razón el Papa Benedicto dijo: “necesitamos volver a aprender precisamente lo esencial: la conversión, la oración, la penitencia y las virtudes teologales.”

    Celebramos el centenario de Fátima, porque al hacerlo somos más verdaderamente hijos de María y damos testimonio con nuestra vida de que, como dice el Papa Benedicto XVI, “el Señor es más poderoso que el mal y Nuestra Señora es para nosotros, la visible y maternal garantía de la bondad de Dios, que es siempre la última palabra de la historia.”

    Por lo tanto, con este fin en la mente, Nuestra Señora nos enseñó a orar: “Oh Jesús mío, perdónanos, y sálvanos del fuego del infierno. Atrae todas las pequeñas almas al cielo, especialmente a las más necesitadas.” Amén.

  10. canali_ dice:

    Llevar una vida sin Dios podría llevarte al infierno, advierte el Papa en Fátima
    Inés San Martín May 13, 2017
    Llevar una vida sin Dios podría llevarte al infierno, advierte el Papa en Fátima
    El Papa Francisco celebró la Misa de canonización de los Santos Francisco y Jacinta Marto, dos de los tres videntes de Fátima, en el Santuario de Nuestra Señora de Fátima en Portugal, el 13 de mayo. La Misa conmemoró el centenario de las apariciones marianas de Fátima, 13, 1917. (Crédito: Paul Haring / CNS.)

    Hablando en Fátima, Portugal, donde la Virgen apareció hace 100 años y ofreció secretos y revelaciones a los tres pastores, dos de los cuales fueron declarados santos el sábado, el Papa Francisco advirtió a medio millón de personas que no llevasen una vida que profana, a espaldas de Dios ,porque hacerlo pone uno en el camino hacia el infierno.

  11. canali_ dice:

    Lapsus
    “El que me oye no quedará confundido y los que trabajan por mí no pecarán.” (Sir 24:30 DR)

  12. canali_ dice:

    El Plan de Paz de Santa María

    Padre Vincent Ferrer McHenry OP
    13 de mayo de 2017
     

    Este artículo fue publicado originariamente en en Septiembre de 1947 por Fray Vincent Ferrer McHenry. Fue ordenado Sacerdote el 09 de Junio de 1949. En sus casi sesenta y cinco años de Sacerdocio, el Padre McHenry fue profesor de universidad, Capellán de las hermanas dominicas y Capellán de un hospital. Falleció en 2014.

    “El que me oye no quedará confundidy los que trabajan por mí no pecarán.” (Sir 24:30 DR)

    Las páginas de la historia a menudo muestran que la pluma es más poderosa que la espada. Sin embargo, hay otra arma que ha prevalecido, incluso cuando tanto la pluma como la espada han demostrado ser impotentes. Es la oración de María: el Rosario. La Tradición ha conservado las palabras de Nuestra Santísima Madre al darle a Santo Domingo el Rosario: “La tierra permanecerá estéril hasta que sea regada por este rocío celestial”. Desde entonces, ¡qué gloriosos frutos ha producido el Rosario sobre la tierra!
    Cada hijo fiel de María puede contar Sus victorias sobre los herejes albigenses y sobre los turcos y los más recurrentes: el mundo, el demonio y la carne.

    ¿Ha perdido el Rosario su poder en orden a lograr de nuevo tales resultados? ¿Sigue siendo el “arco iris de la paz” para el mundo cristiano? La Virgen misma ha respondido y afirmado el vigor no disminuido de Su Rosario.

    El Plan de María
    Hace treinta años, se presentó a Lucía, Jacinta y Francisco, tres pastorcitos, en un pequeño pueblo de Portugal, llamado Fátima, y ​​les confió la misión de advertir a todos los hombres que debían hacer penitencia y oración. Como los profetas antiguos, estos tres jóvenes videntes cumplieron fielmente esa misión. Si los hombres y las mujeres observaran fielmente las instrucciones de María, dijeron, el mundo se salvaría del castigo y la miseria inminentes. En esta dirección, María hizo que su Rosario desempeñara un papel prominente. Para asegurar al mundo que los niños hablaban por ella, ella hizo un milagro atestiguado por setenta mil personas presentes en la última aparición. Así María confirmó la verdad de su mensaje y la fuerza vital de Su Rosario.

    En Su mensaje, Nuestra Señora informó al mundo del fin de la guerra, la primera guerra mundial. También agregó que si los hombres no modificaban sus hábitos pecaminosas, pronto el mundo sería castigado por “otra y peor.”
    Siendo la Madre del “conocimiento y de la santa esperanza,” (Eclo. 24,24) María no deja a Sus hijos huérfanos, abandonados al miedo y a la desesperación.
    Hizo una triple petición que, si se cumpliera, evitaría la guerra y traería la paz. Su petición era que los hombres hicieran penitencia, que Rusia fuera consagrada a Su Inmaculado Corazón, y que Sus fieles hijos por todo el mundo realizaran actos especiales de reparación los cinco primeros sábados de cinco meses consecutivos. Entre esos actos, nos habló del Rosario.

    Pocos escucharon el mensaje de Fátima, y menos aún observaron las sugerencias de María. Como resultado, el mundo todavía está sufriendo los castigos predichos por Ella: la guerra, el hambre y la persecución. Pero ahora no es el momento de lamentar el descuido del pasado. Más bien, es el momento de escuchar y cumplir el mensaje de Nuestra Señora. Si sus sabios consejos y peticiones son nuevamente ignorados o despreciados, sólo el cielo conoce los horribles castigos de una tercera guerra mundial.

    A lo largo de las siete apariciones de Fátima, Nuestra Santísima Madre hizo hincapié en la importancia de su querida devoción: el Rosario. Le dijo a Francisco, el más pequeño de los videntes, que iría al cielo, pero antes de hacerlo, tendría que recitar muchos rosarios. María prometió responder a las peticiones personales de los tres niños, pero les ordenó que rezaran el Rosario.
    En otra ocasión, María pidió que se llevara en procesión una imagen de Nuestra Señora del Rosario.
    Siempre apareció con las cuentas del Rosario en Sus manos.
    Persistió pidiendo la recitación del Rosario por la paz.
    Inmediatamente después del final de las apariciones un retablo celeste representó a los niños las escenas de los misterios gozosos, dolorosos y gloriosos del Rosario.

    El estipendio del pecado:
    ¿Por qué fue tan insistente Nuestra Madre Santísima en que el Rosario fuese coo el centro prominente en Su mensaje? La razón fue que se daba cuenta de la verdadera causa de la guerra y del verdadero significado de la paz. Por lo tanto, María, Sede de la Sabiduría, escogió el medio más adecuado, el Rosario, para inaugurar y preservar la paz.

    Ninguna de las causas de la guerra, propugnada ardientemente por los hombres de la pluma y la espada, fue nombrada por Nuestra Señora durante sus apariciones. En cambio, reveló la razón fundamental, subyacente: “los innumerables pecados de los hombres.”
    La verdadera causa de la guerra no fue social, ni política, ni económica. Fueron las ofensas personales contra Dios. Los pecados del campesino, del ama de casa, del obrero, del estudiante, el profesional, el estadista. Los pecados de todos los hombres en sus niveles más altos y bajos.
    Sucintamente hizo San Pablo exponer la causa de la guerra cuando nombró las obras de la carne: “La fornicación, la impureza, la inmodestia, el lujo, la idolatría, la brujería…”
    Para superar estas causas, María tuvo que conducir las almas a la paz. ¡Cuán profundamente comprendió que la verdadera paz fluye sólo de la unión con Dios! Desde el momento en que el Señor hizo en Ella maravillas, María comprendió el significado de la paz. Sabía que sin Cristo, el “camino, y la verdad, y la vida” (Jn 14,6), no podría haber paz en las almas de sus hijos y en el mundo.

    La pluma, la espada o el rosario
    ¿Qué medios adecuados escogió María para unir a sus hijos adoptivos con su divino Hijo? Ella, a quien el gran Papa San Pío X llamó la más apta para conducir a los hombres al conocimiento de Cristo, escogió el Rosario como Su libro de texto porque es un libro apropiado para todos. Es sencillo para los humildes y profundo para los sabios.
    En este manual se representan vivamente la bondad y la misericordia de Dios, el mal del pecado, el gozo de la unión con Cristo. En él se enseñan las virtudes sin las cuales no puede haber unión con Cristo. En una palabra, ahí está el camino a la vida con Dios ahora y en el más allá.

    Las quince lecciones del Rosario se pueden estudiar en menos de una hora, pero se tarda una vida en dominarlas. Si todos los hombres moldearan su vida cotidiana según lo que se enseña en este breviario del Evangelio y de la vida cristiana, descubrirían la paz en su propia alma, la paz en el mundo y la paz en la vida venidera. Por eso María desplegó en Fátima, no la pluma, ni la espada, sino el Rosario.

    En la última década, la espada de la guerra no ha logrado traer la paz, y la pluma de los hombres de Estado no ha podido componer un plan de paz aceptable. En consecuencia, los gritos pesimistas vuelven a escucharse: “La guerra es inminente”, “La guerra es inevitable”. ¿Se unirán también los hijos de María con quienes han confiado enteramente en los hombres? ¡No! No si se acuerdan de Fátima. No si rezan el Rosario. No si viven de Sus enseñanzas y difunden Su devoción. A pesar de los indicios actuales de la cercanía de la guerra, el mundo puede todavía obtener la paz prometida por Nuestra Señora en Fátima, si las almas meditan en los misterios de Su Rosario e imitan la bondad que contienen.

  13. Espectador sufridor de 13TV dice:

    Lleva razón más que sobrada en el traductor del portugués. ¡de pena! No sé si es responsabilidad de 13TV o del Centro Televisivo Vaticano.
    De lo que sí es CULPABLE 13TV es de la verborrea insípida, inútil y molesta de sus comentaristas en plató:
    1) La Virgen, tras el Rosario, siendo procesionada entre la bendita marea que cantaba el emotivo Ave María y ellos de charleta. Señores (laico y cura) y señorita (presentadora): ¡déjennos oír al sencillo pueblo santo de Dios cantarle a nuestra bendita Madre, que ese canto vale más que toda su aparente verborrea de pseudoeruditos!
    2) El seglar, además, soltó dos perlas históricas: a) Resaltaba que el Papa había hablado de las periferias, como no podía ser de otra manera, añadía, ya que Cristo nació en una periferia, Galilea. ¿En Galilea nació nuestro Señor? Menudo memo ahistórico. b) Dijo que, con la que le llevó Francisco, la Virgen de Fátima posee tres rosas de oro pontificias, pues Pablo VI hizo llegar una, por medio de legado, en tiempos del Vaticano II y Benedicto XVI otra en el año 2000. ¿En el año 2000 era acaso Papa Benedicto XVI?
    ¡En ese engendro de 13TV se gastan nuestros obispos millones de euros anuales!

  14. Fran dice:

    Por llegar, el pro multis no ha llegado ni a Italia porque el mismo papa cuando celebra en italiano dice “por todos” a pesar de que debía corregirlo aunque lo viese escrito en el misal… Pero bueno, al menos aquí en España ya lo tenemos.

    En contraste a la misericordia HUMANA de Francisco, tenemos la de la Virgen: Después de cada decena rezad así “Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del INFIERNO y lleva al CIELO a todas las ALMAS, especialmente a las MÁS NECESITADAS de tu infinita MISERICORDIA”.

  15. Joel dice:

    Pues resulta que un tal A. Costa mete con calzador en en esta glosa de la visita de Francisco a Fátima el caso de lo que él dice: “Esta claro que ni somos un pueblito….ni unos burros rebuznando a la puerta de nadie”.
    A la puerta de nadie si él lo dice así será, pero a campo abierto cabe la duda de que Costa no lo haga. El pueblito-pueblo-pueblazo seguro que no. Además Costa está dispuesto a ir a Roma. ¿Al son de trompetas?
    Está empeñado en salirse con la suya, muy farruco. No es un pueblito, asegura con un evidente complejo insuperable de inferioridad. Por eso parece entender que el prelado es un obispillo. Con feligreses o diocesanos así no merece la pena; pero Friol merece otro tipo de ciudadano.

  16. Hermenegildo dice:

    He aquí otro análisis de cómo Francisco ha tergiversado las palabras de la Virgen en Fátima:

    http://catholicvs.blogspot.com.es/2017/05/a-francisco-no-le-gusta-lo-que-la.html#comment-form

  17. Pincho dice:

    Cuando alguien habla de “superstición y el culto excesivo a María” y de “María semi-diosa” en general suele tener poco o ningún espíritu católico. No falla.

    En cuanto a lo del Papa de estos días, pues una enmienda a la totalidad al mensaje de Fátima, que es de penitencia, humildad y conversión profunda, tanto individual como social, todo lo contrario a las kowalskadas y los infiernos vacíos. Quien conozca mínimamente el contenido de las revelaciones se dará cuenta de inmediato.

  18. Man With No Name dice:

    sobre la noticia de esta entrada hay que decir que una golondrina no hace verano, ya que ayer bergoglio en fatima estuvo soltando bergogliadas muy fiel a su estilo, el cual se destaca por la ignorancia, las mentiras, las verdades a medias, la ideología y la tergiversación. en fin, bergoglio en estado puro y duro una vez mas! http://www.abc.es/sociedad/abci-papa-desautoriza-catastrofismos-apocalipticos-ante-virgen-fatima-201705122243_noticia.html

  19. Man With No Name dice:

    bergoglio un 10, pero joder, que buen chiste!

  20. A.COSTA dice:

    Sr Cigüeña de La Torre…..y nuestro escandalito de Lugo…ve como el azucarillo no s
    e diluyo….
    Que lastima que hoy no se acuerde usted de los vecinos del pueblito! De Friol… ni de su alcalde….ni del dialogo…
    Esta claro que ni somos un pueblito….ni unos burros rebuznando a la puerta de nadie.
    Aqui seguimos…y llegaremos a Roma incluso si nadie nos escucha….
    Y el Santo Padre….un diez….pero entiendo que no sea de su estilo sr. De La Torre….usted es mas bien de la vieja escuela de ese catolicismo no tan moderno.

  21. A.COSTA dice:

    Sr Cigüeña de La Torre…..y nuestro escandalito de Lugo…ve como el azucarillo no s
    e diluyo….
    Que lastima que hoy no se acuerde usted de los vecinos del pueblito! De Friol… ni de su alcalde….ni del dialogo…
    Esta claro que ni somos un pueblito….ni unos burros rebuznando a la puerta de nadie.
    Aqui seguimos…y llegaremos a Roma incluso si nadie nos escucha….
    Y el Santo Padre….un diez….pero entiendo que no sea de su estilo sr. De La Torre….usted es mas bien de la vieja escuela de ese catolicismo no tan moderno.

  22. Mozárabe dice:

    Pues lo de la santita milagrera se nota que es suramericano. Sí allí aunque nosotros estemos lejos de esa cultura, quieras o no hay un gran sincretismo y se juntan muchos cultos y supersticiones en la Virgen. Imaginemos la Caridad del cobre o la Virgen de Guadalupe. Seguro que en tantas homilías ha dicho esto que en Portugal pues sólo sale porque al final somos y nos expresamos bajo el tamiz de nuestra cultura.
    Sí pareció que se aguaba un poco el mensaje de Fátima. Habló de la misericordia que es tradicional en cualquier homilía y un poco repetitivo pues da la sensación de que no hay más temas que se pueden tocar, pero la ceremonia ha sido recogida y devota.

  23. Fortu dice:

    D. Paco Pepe:
    Respecto al “pro multis” me parece que oyó bien:
    https://youtu.be/pNU9RMKZkpo?t=1h57m28s

  24. pacomio dice:

    El rey Midas transformaba en oro todo lo que tocaba.
    Este sudamericano notable, banaliza todo lo que toca.

  25. Hermenegildo dice:

    Muy interesante el análisis que “Secretum meum mihi” hace de algunas palabras de Francisco en Fátima, que contradicen frases del mensaje de la Virgen en La Salette, aprobado por la Iglesia:

    http://internacional.elpais.com/internacional/2017/05/12/mundo_global/1494590005_496447.html

  26. canali_ dice:

    Arrepentíos y orad

    Fray Josemaría Guzmán-Domínguez OP
    13 de Mayo de 2017
     

    Hoy 13 de mayo, la Iglesia celebra el centenario de la primera aparición de Nuestra Señora a los tres pastores de Fátima. Es una ocasión para agradecer a Dios el cariño que nos muestra a través de Su Madre, que es también Nuestra Madre.
    ¡Qué apropiado es que caiga justo en la fecha anterior al Día de la Madre aquí en los Estados Unidos!
    Será un buen recordatorio para recitar una oración por mi madre … y para no olvidar llamarla el domingo!

    Pero ¿qué más se puede decir de Nuestra Señora de Fátima y de sus apariciones que no se haya dicho? Conocemos la historia básica.
    Esta Señora del Cielo visitó a Jacinta y a Francisco Marto (van a ser canonizados mañana) y a Lucía dos Santos, seis veces en 1917, mientras arreciaba el fragor de la Primera Guerra Mundial.
    Sucedieron muchas cosas milagrosas, incluyendo curaciones y conversiones no probables por la ciencia.
    En la última aparición, miles de personas reunidas en Fátima presenciaron el milagro de la danza del sol. Después de estos acontecimientos, muchos en Portugal y más allá empezaron a convertirse a una fe más profunda en el Señor, y la devoción popular a Nuestra Señora de Fátima comenzó a extenderse. También hemos oído hablar de los tres “secretos” de Fátima, en los que Nuestra Señora pidió oraciones para la conversión de los pecadores y por la consagración de Rusia a Su Inmaculado Corazón.
    Y recordemos que el 13 de mayo de 1981, Nuestra Señora de Fátima intercedió para salvar la vida del Papa Juan Pablo II en el atentado que sufrió en la Plaza de San Pedro.

    Todos podemos admirar la extraordinaria naturaleza de los acontecimientos que rodean las apariciones, profecías y milagros de Nuestra Señora de Fátima.
    Para muchos, todo esto ha funcionado como catalizador en orden a una conversión más profunda y al crecimiento en la fe.
    Sin embargo, si nos centráramos sólo en estos acontecimientos milagrosos, podríamos perder de vista el sencillo mensaje que Nuestra Señora vino a dar a los pastores y a través de ellos a toda la Iglesia y al mundo. La Buena Nueva de Fátima podría resumirse en dos palabras: arrepentimiento y oración.

    Nuestra Señora de Fátima descendió del cielo para recordarnos que somos pecadores. Ella nos insta a volver al Señor a quien ofendemos cada vez que pecamos, y nos advierte sobre las consecuencias eternas de nuestras acciones terrenales. Lo más importante es que Ella predica la Redención misericordiosa del Señor.
    A través de su Corazón Inmaculado, nos señala el Corazón traspasado de Jesús, que se hizo Hombre, sufrió, murió y resucitó por nosotros y por nuestra salvación.

    La segunda parte del mensaje de Nuestra Señora es una llamada a la oración. Porque Ella sabe que la curación del mundo puede darse solamente cuando los hombres y las mujeres miren más allá de las cosas pasajeras, buscando la Faz del Señor.
    Nos recomienda especialmente la oración diaria del Rosario, porque esta plegaria consiste principalmente en la contemplación de los misterios de la vida de Jesucristo.
    Esta oración nos hace partícipes de la plegaria amorosa de María. Nos une más estrechamente a Ella y, como resultado, nos permite conocer y amar al Señor cada vez más íntimamente. Y a través del conocimiento de los cristianos y del amor de Dios, los pecadores volverán a Él, y Su paz reinará en la tierra.

    Prestemos atención mañana y a lo largo de este año del centenario de las apariciones de Fátima, al mensaje de Nuestra Señora.
    Por la gracia de Dios, obtenida a través de Sus oraciones, alejémonos del pecado y busquemos a Dios con un corazón sencillo.
    Recemos el Santo Rosario de María y aprendamos de Ella a contemplar el Rostro de Cristo.
    De esta manera, seremos fortalecidos para vivir cristianamente en la tierra y alegrarnos con Dios y todos sus Santos en el Cielo.

    ¡Santos Jacinta y Francisco, rogad por nosotros!

    María, Reina del Santísimo Rosario, Nuestra Señora de Fátima, ruega por nosotros para que seamos dignos de las promesas de Cristo.

  27. SR. dice:

    Juan María Vianney, no. El mensaje no sobra. El Papa estaba luchando con sus palabras contra la superstición y el culto excesivo a María, que se olvida que es Madre e intercesora, y se cree que es semi-diosa. Y eso no lo va a hacer ante una multitud de judíos ni de agnósticos, si no ante millones de personas que afirman ser católicas.

  28. Hermenegildo dice:

    Si en una multitudinaria concentración como ésta de fieles de infinidad de lenguas no se reza el rosario entero en latín, ¿cuándo entonces?

  29. claudio dice:

    Con todo respeto en especial para La Cigüeña cuyo comentario es certero. Lo importante, lo verdaderamente importante no son las palabras de PP, sino que hace 100 años “Un 13 de Mayo, la Virgen María, bajó de los Cielos a Cova de Iría” y para qué lo hizo ?, qué hizo ?, qué anticipó ?, que pidió ?, qué avisó ? el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo están detrás de su venida ?, la Trinidad es ajena al Mensaje ? o se trata de una sola cosa dentro del plan de Dios ?. Pregunto tenemos idea de la importancia de la Venida de la Señora ?. Hemos escuchado y puesto en práctica el pedido de María ?, el mundo está mejor por nuestra adhesión y cumplimiento del pedido del Mensaje ?. Me parece espléndido lo de los Pastorcitos, esa santidad ya estaba sin la declaración. Me parece muy bien que el PP haya ido, todo muy lindo.
    Pero mañana 14 de mayo qué ? ……….

  30. Juan María Vianney dice:

    El Papa demuestra allí dónde va sus ‘filias’ y sus ‘fobias’ como todos, aunque él es Papa. Lo de que la Virgen no es una ‘santita milagrera’ me parece que sobra ante un público la mayoría sencillo y devoto.

  31. Veritas liberabit vos... dice:

    En las palabras del Papa ayer coincido, un tanto aguadas: la insistencia del mensaje de Fátima es la conversión y la penitencia, “consolar a Jesús” que hacía el pequeño pastorcillo san FRancisco (o sea, reparar) y el Papa se puso a hablar de la Misericordia a su modo de entender… Dios lo perdona todo (sí, menos la blasfemia contra el Espíritu), pero hay que ir arrepentido y pedir perdón… y eso no lo decía tal cual. Diluye la Misericordia.

    En cuanto a la comunión de la Misa: casualmente, de lo poco que vi, fue comulgar a varios jóvenes en la mano, totalmente respetuosa y -como hacen muchos extranjeros- santiguándose con respeto tras comulgar.

    Al menos las predicciones de los discursos papales que hizo I-Religión digital no se ha cumplido. ¡Menos mal!