PUBLICIDAD

El infame Taussig

Pope Benedict XVI gives communion to a nun during a solemn mass at St Peter's basilica to celebrate the feast of Saint Peter and Saint Paul on June 29, 2010 at The Vatican. Pope Benedict XVI placed palliums around the necks of 38 new archishops, a symbol of their authority and responsability. AFP PHOTO / ANDREAS SOLARO (Photo credit should read ANDREAS SOLARO/AFP/Getty Images)
|

Se ha acreditado ya, si no le sobraran bastantes méritos anteriores, como un obispo infame, así le califica Wanderer, quedándose en mi opinión muy corto en la calificación. Porque lo suyo entra ya en esos niveles en los que hay que decir que su madre puede ser una santa pese a lo que se merece ser llamado su hijo.

Este imbécil y además malvado, infame siendo benévolos, ha cerrado su seminario en lo que parece un intento desesperado  y estúpido de salvar su cara ante el Papa Bergoglio que al parecer le aborrece, en este caso con sobrada razón, presentándole la cabeza del Bautista, cual otra Herodías, aunque sin velos y sin encantos, para intentar salvar la suya.

Me parecen especialmente asquerosos esos niños de «buenas» familias, como él y el Sánchez «Orondo», rindiendo parias a quien abomina de esos antecedentes que él jamás tuvo. Que al repugnante «Orondo» le haya ido de momento bien, en el orden jerárquico que no en el moral, donde se encuentra en abismos, debería servirle a este hijo de lo que quieran para situarse en el lugar abyecto que le corresponde. Y hasta es posible que al que quieren agradar les desprecie todavía más de lo que se merecen. Roma no paga traidores.

Pues este cretino ha hecho cuestión esencial de una accidental, como comulgar en la boca, y sacrificó su seminario, uno de los mejores de Argentina, a su impresentable, y rentalizable, capricho personal. Con una falsa premisa médica, se me pueden morir mis seminaristas si comulgan en la boca, ha matado a todos. Ya no queda ninguno. Ni al que asó la manteca.

Siga este hdp en San Rafael o a donde le manden. Creo que por pura higiene, cuanto más lejos  de esa mierda. con perdón, estén todos los católicos, Santo Padre también, mejor para todos los  alejados.  Pero si algunos  quieren seguir  entusiasmados con semejante cagarruta pues, toda ella para ellos.

La maldad puede tener la satánica grandeza del pecado, Taussig no pasa de la inmensidad ridícula de la estupidez. ¡Matar su propio y excelente seminario!  Este idiota es un suicida involuntario. Que debe ser el grado supremo del cretinismo.

«Taussig, el infame»

«Nuevo Rector y cierre del Seminario Mayor de San Rafael»

«Mons. Taussig y el cierre del seminario de san Rafael»

Inevitablemente me vienen a la mente aquellos versos:

«Y me anulo y me atribulo

y mi horror no disimulo.

Pues aunque el nombre te asombre,

quien obra así tiene un nombre

y ese nombre es el de chulo».

 

17 comentarios en “El infame Taussig
  1. “Roma no paga traidores”; es decir, el padrino, don vito bergoglio no paga traidores.

    destruir un magnifico seminario por una cuestion tan insignificante como no dar la comunion en la mano, definitivamente la locura demencial de este horrendo pontificado bergogliano no tiene limite alguno.

  2. Dios mio, pobres argentinos. De esta gran Patria salió este… Papa… Es increíble… Y para un seminario que tiene muchas vocaciones… Va y lo cierran… Claro que si su obispo es un bastardo de la iglesia, mejor que marchen… Pero a dónde? Recemos para que el Espíritu Santo guíe a estos novicios y sean acogidos en mejor lugar… Y de paso… Rezar para que la Madre de la Iglesia remueva, muy arrepentido, a este sin par Bergoglio… Uffff!!!

  3. Sobre el proceder y la forma de ser de Taussig quien nos podría comentar es el Padre Javier Olivera Ravassi, ya que Javier es el hijo predilecto del obispo. Se deben favores mutuamente que algún día saldrán a la luz. Por eso Javier está suelto en la provincia de Buenos Aires y nadie lo molesta, porque Taussig le está pagando todos los servicios que le ha brindado.

  4. Estos Seminaristas, si creen que tienen vocación, podrían ir al Seminario de La Reja en Argentina, de la Fraternidad San Pío X. El Rector es un Sacerdote, el Padre Jean de Lassus Saint-Gènies, piadoso, sabio, prudente y muy competente, al que conocí con su hermano Beauduin, cuando eran seminaristas en Ecône. El segundo es misionero en África y Jean es Rector del Seminario argentino.

  5. El Blogger sr. Cigoña, ha prestado buenos servicios a la Iglesia en su labor de denuncia, pero todo tiene un limite. La libertad de expresión y crítica nunca ampara el insulto. Es inadmisible que en una web católica se insulte a un obispo de forma tan zafia, hasta el extremo de llamarle, de forma más o menos tapada pero inequívoca, hijo de puta.
    Ruego al Blogger que retire este post, que le desacredita, y podría dar lugar incluso a responsabilidad sancionadora. Que no le confundan los aplausos de los radicales que le jalean buscando carnaza. Cuando un argumento es sólido, no necesita improperios de taberna para desplegar su fuerza, menos aun en quien se dice cristiano.

    1. No confundir la santa indignación ante una gravísima injusticia y un acto de prevaricación. merecedor de calificativos despectivos, con lo que morgate llama estilo tabernario. Yo me adhiero de corazón a esa condena y a los calificativos negativos contra ese obispo, que siempre serán pocos, ante la magnitud del estropicio. Desde 2014 estoy pidiendo al Señor que se nos abrevie esa penitencia, pero mi plegaria no ha sido escuchada. Estamos en manos del Señor, que es el Pastor por antonomasia de la Iglesia: Conversi estis ad Pastorem et Episcopum animarum vestrarum.

  6. Taussig afirma que cierra el Seminario en cumplimiento de instrucciones recibidas de la Santa Sede. Queda la duda entonces de si ha sido una decisión impuesta o pedida por él mismo a Roma.

  7. Una vergüenza. Hay quien dice que podría ir a La Plata porque el arzobispo Fernández dejaría esa archidiócesis y sucedería al Poli que se iría a Roma. Menudo panorama el de Argentina.

    1. Pues mira, querido Atónito, los argentinos estamos acostumbrados a este destrato de Roma, causa remota de otras desgracias nacionales jamás suturadas; no es de hoy, sino de hace 200 años. Jamás hubo ningún obispo valioso por aquí -salvo acaso cuando Felipe II o los Austrias- y eso que los ha habido de todas las nacionalidades imaginables y hasta imaginarias. Italianos, españoles, alemanes, y vaya uno a saber qué más han venido aquí a probarse, sin éxito alguno apreciable. Salvo un poquito que podría concederse a fray Mamerto Esquiú, pero el pobre era demasiado democrático para ser un santo de veras.
      Taussig, Fernández o Bergoglio no son una catástrofe sino una consecuencia de un disparate multisecular; del poder omnímodo de Roma para designar Obispos por todo el globo sin tener ni la menor idea de qué pasa en cada diócesis ni que tal es el clero ni, muchísimo menos, al que eligen para «ordinario». Y de confiar en cualquiera para cumplir una tarea que hasta los párrocos locales harían mejor. Y los nuncios … Como los nuncios en general han sido catastróficos, pues Roma consideraba la Argentina como un destino de cuarta, los obispos siguen ese mismo rumbo…
      Tal vez la visita de una semana del entonces cardenal Pacelli en 1934 amortiguó un poco ese estado de cosas, pero no demasiado.
      Así que ya ve: no digo que estemos acostumbrados, no. Digo que estamos por lo menos advertidos y preparados, que no es lo mismo.

      1. https://www.youtube.com/watch?v=K496iKRaEBQ

        El Cardenal Pacelli en el Congreso Eucarístico de Buenos Aires como Legado Pontificio en 1934. Monseñor Caggiano, futuro Cardenal Arzobispo de Buenos Aires, fue el Secretario del mismo. Estuvieron el Cardenal Mercier, Primado de Bélgica -nada que ver con la desgracia que tienen ahora- el Salesiano Cardenal August Hlond, Arzobispo de Gnesen- Varsovia y Primado de Polonia, el benedictino Cardenal Seredi, Príncipe Primado de Hungría, el Cardenal Verdier, Arzobispo de París, Cerejeira, Patriarca de Lisboa, Isidro Gomá y Tomás, Arzobispo de Toledo y Primado de España…Pacelli mostró su pedagogía evangélica. Eran los tiempos de la fe, como diría Dom Gueranger.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *