El Corpus en Alcalá

|

Para verlo. Seguro que no pocos lo hubieran deseado para su diócesis.

Un obispo sin bozal.

Y solicitando todos los permisos y guardando todas las prescripciones.

<

Aquello del miren, comparen y después, compren.

Yo, hace mucho tiempo que he mirado, comparado y comprado.

Quienes quieran otra cosa, es su gusto.

A mí nunca se me ocurrió comparar el olor a oveja con el buen olor a Cristo. Cualquier pituitaria, no estragada, lo entiende. Y las que no lo entiendan, al otorrino.

Pero no nos perdamos en naderías.

Un Corpus, un obispo y Alcalá…

Las clases son gratuitas.

 

 

Comentarios
9 comentarios en “El Corpus en Alcalá
    1. Seguro que siente usted admiración y no envidia. Porque la envidia es sentir dolor por el bien del prójimo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *