PUBLICIDAD

«Como ovejas sin pastor»

|

Reflexiones Bíblicas

Artículo muy duro de Wanderer sobre Francisco.

Lo importante no consiste en que sea duro o blando, crítico o hagiográfico, sino en que tenga o no razón.

Personalmente pienso que razones no le faltan. Los lectores juzgarán:

http://caminante-wanderer.blogspot.com/2021/09/como-ovejas-sin-pastor.html

 

Ayúdanos a seguir informando

33 comentarios en “«Como ovejas sin pastor»
  1. bergoglio es un hipocrita politiquero que le dice a cada quien lo que quiere escuchar para quedar bien con el interlocutor y recibir adulacion que deje satisfecho su ego enfermizo. y a eso hay que agregar la pandilla de sirvientes eclesiales que celebran las ocurrencias del porteño bergoglio.

    1. Modus operandi del «pensamiento católico «hoy muy difundido,en gran medida por influjo jesuitico:
      1.Se buscan y se inventan todos los atenuantes habidos y por haber a las acciones inmorales objetivas.
      2.Se deprecia-hasta su anulación-la Justicia de Dios,a la que se contrapone,en lugar de complementar,su Misericordia.
      3.Y se acaba deslizando la lástima y sucia mano dentro del calzoncillo de un niño (como se contó aquí hace unos días de un famoso cura compositor).
      Bueno.Pues constatar tal olvidad es «pecar contra la Paciencia de Dios»…
      Aclararate,lumbreras:¿No es que pecado e infierno son visiones medievales ya superadas?
      Kolvenvach desaconsejo «episcoparle».Yo es que ni le Confirmo.

        1. O sea, que tú también tienes algún trauma personal contra la Benemérita Orden. No te nombraron Príncipe en el cole? A pesar de tus inigualables dotes…

          En cuanto a hereje jansenista Pascal, muchos maestros en filosofía, entre los cuales no estás tú, poetastro juntaletras, afirman que fue pensador mediocre. Yo también lo sostengo. Abbagnano, Copleston, Hischberger,Ruggiero, Windelband, y muchos más, de ninguno de los cuales habrás oído hablar en tu…vida.
          Mi maestro, Guillermo Fraile, a quien no le llegas a la suela del zapato ni intelectualmente ni en señorío, tiene un muy sucinto pero buen análisis en su tomo IV de la Historia de la Filosofía, editado por la BAC. Si te decides a leer, ten a mano varias aspirinas pues apenas comiences a leer, te dará dolor de cabeza.
          Por último, tu manera de desviar el tema – de la ‘perversidad’ de la gloriosa Compañía al jansenista Pascal, sin querer demostrar aquella como tu maestro Caminante- es repulsiva y asquerosa.
          Bye Carlitos.

          1. A Dios gracias,no he pisado un colegio jesuita en mi vida.
            Por lo demás, soy republicano.La sangre azul me da alergia…

          2. En cuanto a Pascal,paso de hablar se un genio con un mendrugo.Como la famosa frase de Hamlet:»Horacio,amigo…,bajo el cielo y sobre la tierra existen cosas…»

          3. pues la perversidad, diabolica por cierto, de la una vez benemerita y gloriosa compañia (de san ignacio) no hay que demostrala, esta a la vista de cualquiera.

    2. ¿Como ovejas sin pastor?
      Más bien,sin los subalternos.
      Pues su Pastor,que Es Eterno,
      las Cuida con gran Amor.
      Y si Permite estos lobos…,
      será que, en su Economía ,
      Prevé-ante la Parusía-
      Forjar mejor a los probos.
      Y,pues que Dios es Misterio
      y Sublime Paradoja,
      cuando el mundo de él Le arroja
      Dios Vuelva a Ser El Criterio.
      Pues…,cuando fondo se toca,
      y abominación supina,
      Dios-que Está tras cada esquina-
      Sale otra vez…¡Siendo Roca!…
      Bebamos hasta las heces
      de este cáliz tan amargo;
      sabiendo que,sin embargo,
      esto ha ocurrido otras veces.
      Y aunque las cítaras suenen,
      -tan tristes-en tierra ajena…,
      Dios Romperá las cadenas,
      que en la misma nos retienen
      Y Babilonia,otra vez,
      será sólo un correctivo.
      Que el Pueblo
      ,tras ser cautivo,
      tendrá de Dios hambre y sed…

  2. Este artículo, en su final me ha hecho recordar el mote que algunos con mala fe colocaron a Benedicto XVI :PASTOR ALEMÁN… cómo echamos de menos la humildad y sabiduría de ese fiel pastor alemán! Qué largo se me hace este pontificado!

  3. También coincido en que el mal mayor está en los obispos sumisos, incapaces de defender la Doctrina caiga quien caiga y el primero él, defiende la Verdad. Si los obispos no fueran lame antifonarios, sería irrelevante quién esté al mando, porque se da´ria cuenta que no puede ordenar nada de fuera de la Tradición. Pero si tiene un coro de palmeros, pues se anima al pensar que lo hace bien.

  4. Blas Pascal fue un matemático excelente y un pensador mediocre, como deja ver en sus célebres y sobrevalorados Pensamientos.
    Tu réplica bes tan repugnante como asquerosa.

    1. Decir lo que dices de Pascal te retrata,ignaro.Los Pensamientos,que se quedaron en boceto por la temprana muerte del autor,son una obra absolutamente colosal.Otra cosa es que tú los entiendas,naturalmente.

  5. El Papa, a los jesuitas de Eslovaquia: “Vivo todavía. Aunque algunos me querrían muerto”

    En su conversación con los miembros de la Compañía de Jesús durante su reciente visita al país, Francisco asegura que cuando tuvo que operarse en julio hubo reuniones de prelados que “preparaban el cónclave”

    https://www.vidanuevadigital.com/2021/09/21/el-papa-a-los-jesuitas-de-eslovaquia-vivo-todavia-aunque-algunos-me-querrian-muerto/

    —o0o—

    No lo digas muy alto, Jorge Mario; deja de hacer el fanfarrón. Porque ni tú ni nadie sabemos el día ni la hora…

  6. «El papa Francisco soporta sobre sí décadas de jesuitismo. Su inteligencia es puro intelecto práctico, ordenada exclusivamente a alcanzar el poder, siempre, por supuesto, ad maiorem Dei gloriam».

    En los artículos de Wanderer no suele faltar la habitual dosis de fobia antijesuítica que resta ecuanimidad a todo el escrito.

  7. Bergoglio es calificado por Federico Jiménez Losantos de satanico, es muy penoso comprobar la desidia del episcopado en expulsar a quien ha sustituido el Santísimo Sacramento del Altar por la pachamama.

  8. Wanderer tiene toda la razón. Y más…

    A Francisco I y sus lacayos, al igual que a todos los arrupitas, les define perfectamente el siguiente pasaje del Evangelio:

    «¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas que cerráis a los hombres el Reino de los Cielos! Vosotros ciertamente no entráis; y a los que están entrando no les dejáis entrar.
    »¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, que recorréis mar [aire] y tierra para hacer un prosélito, y, cuando llega a serlo, le hacéis hijo de condenación el doble que vosotros!» (Mateo 23, 13-15).

  9. El autor (por todos los santos, un argentino anglófilo), suele hacer análisis interesantes, pero le tiene una ojeriza incomprensible a los jesuitas. Cuando leo sus críticas antijesuiticas me parece estar leyendo las tonterías jansenistas, volterianas…: jesuitas como seres aviesos, ambiciosos, hipócritas,malvados…

    Hace pocos meses, ante el hartazgo de su manía contra la gloriosa Orden, le escribí un extenso comentario, defendiéndola con una serie de argumentos. Le solicité me los rebatiese uno por uno. Un argumento que esgrimía era, que si la Orden es tan mala y podrida, cómo es posible que tenga tantos miembros canonizados y beatificados, o que haya sido elogiada por innumerables santos como el de Sales o el de Ligorio, entre muchísimos más. Su respuesta fue… eliminar mi comentario y no responder. O sea, todos necios, excepto los herejes jansenistas, la ralea volteriana, los mandilones…y el Caminante, que conocen muy bien el tenebroso secreto de la Orden.

    Apostaría una cena en el L.’ Hardy, o en otro restaurante aceptable, a que el origen de esa inquina está en algún hecho personal que le causó en el alma una herida sin cicatrizar. La experiencia me enseña que esa es la causa en la inmensa mayoría de los casos de fobia contra un concreto instituto religioso, o contra la vida religiosa en general.

    1. ¿Blaise Pascal también era tonto?
      Lo que haces es defensa en ataque,tan repugnante cuanto asquerosa.
      Y conste que Wanderer no es santo de mis devociones.

    2. los perfidos jesuitas de hoy en dia nada tienen que ver con los gloriosos jesuitas que fueron beatos, santos y martires.
      la podrida orden de san ignacio (de loyola) de hoy en dia nada tiene que ver con la gloriosa orden de san ignacio (de loyola) de antaño que fue alabada por innumerables santos.

    3. Coincido con Vd en la postura de Wanderer hacia los jesuitas. Le pasa algo parecido a lo de César Vidal cuyo talento se oscurece y su decencia también cuando se cruzan en su camino los católicos. Vidal fue alumno de los escolapios así que no creo le venga por ahí. Y como Vd dice con las reducciones del Paraguay, los mártires canadienses y los 30 cráteres de la Luna que llevan nombre de astrónomos jesuitas se lo podría pensar. ¡Pues no! Sigue erre que erre

    4. «Gloriosa orden»
      Más bien,¡soberbia!
      El impresionante trampantojo que dejó el jesuita Andrea del Pozo en la bóveda de la romana iglesia de san Ignacio,plasma bien lo que digo.Eso sí es autobombo, autoglorificacion,autocomplacencia.Como aquel teóloguillo del poema de Charles Baudelaire,que se atrevía a decirle a Dios:Sin mí, sin mis razonamientos,sin mis exposiciones…,¡no serías nada!

  10. Escribo aquí el mismo comentario que he escrito en el blog de Wanderer:

    Con ser grave lo del sujeto que está sentado en la Silla de Pedro, resulta mucho más grave la complicidad, sea pasiva o activa, de la práctica totalidad del episcopado mundial. Han convertido a la Iglesia Católica en una secta de pacotilla. Mejor dicho, han convertido el colegio episcopal en una secta similar a la Watchtower donde todos, sin excepción, van detrás de lo que hace el líder aunque eso suponga renunciar a la poca dignidad que les va quedando como sucesores de los apóstoles. Resulta asqueroso ver a obispos que se supone que eran de probada doctrina y fieles a Cristo, repetir como loros y cotorras las consignas ecologistas, pseudo-sinodales y «primaverales» del porteño. Da asco ver cómo arrojan la Iglesia, cual si fuera una puta, a la cama de los mandamases del Nuevo Orden Mundial.

    Ojalá estuviéramos sin pastor. El drama es que estamos en manos de pastores que sirven a Satanás (2 Cor 11,14-15). Solo queda implorar al cielo y esperar que el verdadero Pastor de nuestras almas intervenga y rescate a su Amada, y con ella a nosotros, de manos de estos sinvergüenzas, de estos mercaderes de almas cuya condenación es segura.

    1. Completamente de acuerdo, Luis Fernando. En parte el resultado de la obediencia de juicio jesuitica, de ver blanco lo negro y demás monsergas nominalistas, junto con el miedo provocado por la falta de fe. Con buena paz de Acqua viva…

    2. No únicamente pero sí principalmente a mi me repugna el que los obispos sigan servilmente a Berg en lo de San Juan XXIII, San Juan Pablo II y San Pablo VI (¿Me dejo alguno? Porque no tengo seguro que Juan Pablo I no esté también canonizado). Es una tomadura de pelo que exigió reforma, o más bien destrucción del proceso tal como lo dejó Benedicto XIV el Papa canonista-destrucción creo que a manos del Magno polaco- del que salieron el abogado del diablo y el proceso en general como la gallina sin plumas y cacareando. Podría decirse unas beatificaciones de todo a 100. Juan Pablo II, el que besó el Corán, dijo a los musulmanes en Marruecos al menos que ellos y nosotros tenemos el mismo Dios, auténtico disparate si no blasfemia y firmó 2 nombramientos de obispo y cardenal primado a BERG. ¡Y cuántos nombramientos disparatados más! Y Montini tenía su fama y no precisamente de santidad. Terminando los obispos, salvo excepciones honrosas, son o tontos, y se lo creen, o serviles, y hay que tener contento al tirano para que no te misericordiee. Por eso acierta Vd plenamente cuando dice: «Con ser grave lo del sujeto que está sentado en la Silla de Pedro, resulta mucho más grave la complicidad, sea pasiva o activa, de la práctica totalidad del episcopado mundial»

      1. La bimilenaria historia de la Iglesia,tan convulsa,está llena de pastores que,porque eran verdaderamente libres,debatian y se enfrentaban,sin tener los tantas veces acaecidos interdictos,destierro,¡muerte!
        Hoy,el colegio episcopal es un macrocorral de capones,incapaz de reparar en que la cena de Navidad ya está cerca…

    3. Luis Fernando, mi primera reacción instintiva, mi primer pensamiento, ha sido el mismo: ojalá fuera un rebaño sin pastor, yo lo que veo es un rebaño conducido por lobos disfrazados de pastores, lo cual es mucho peor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *