PUBLICIDAD

EN MI CAMELLO NO HAY ORO NI ESPADAS

|
Charles Andre van Loo Adoración de los Reyes Magos, 1760, 130×105 cm:  Descripción de la obra | Arthive
EN MI CAMELLO NO HAY ORO NI ESPADAS
.
Estos sabios de Oriente que parece que no eran reyes ni magos y que seguían una
estrella misteriosa no eran estúpidos y sabían de los peligros que ese tiempo existían en los
caminos de tierra santa como nos lo enseña la parábola del Buen Samaritano. Ante el vacío de
la autoridad política, aunque fuera la del César, el bandidaje aprovechaba, asaltaba, mataba,
robaba, por lo general con impunidad.
Es por eso, que los sabios de Oriente, que no eran tontos, pacifistas ni ideólogos, con
previsión de posibles asaltos, marchaba bien armados. Imagino que cerraba la marcha algún
camello que custodiaba el oro con abundantes espadas y tenía la tarea de cuidar a la caravana
y repeler los posibles asaltos.
Tal vez al concentrar en uno o varios camellos las armas, en el mío, no había ni oro ni
espadas, no estaba el oro que los sabios de oriente ofrecerían al Señor, nacido hacía poco, al
reconocerlo como Rey, junto al incienso al adorarlo como Dios y a la mirra, porque era
verdadero hombre.
Hoy, 6 de Enero, quiero rendir homenaje a esos sabios con una poesía de un gran
poeta argentino, pilar de los Cursos de Cultura Católica, el hombre que con generosidad y
paciencia me enseñó a escribir: Miguel Angel Etcheverrigaray, que se titula “Huella de
Epifanía”:
A la huella, a la huella,
Reyes de Oriente:
hay que seguir la estrella
que luce al frente.
Camellos en mis pagos
no hay o son gringos
por eso acá los Magos
montan un pingo.
Baltasar un tordillo,
Gaspar un moro,
Melchor un doradillo:
Tres fletes de oro.
A la huella, a la huella,
huella de pampa;
en el alma la estrella
se les estampa.
Mi pesebre criollo
fue una tapera.
​La Virgen con el Niño
Los soñó mi cariño
hecho de fe.
A la huella, a la huella
de la tapera,
que me alumbre la estrella
hasta que muera.
Buenos Aires, 6 de enero de 2024
Bernardino Montejano
Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *