PUBLICIDAD

ES LA HORA DE PÍO XIII

Pues bien, hermanos, parece, y digo parece, que ese "Pablo" ha hecho aparición, y, que, como ya muchos de ustedes sabrán, en un escándalo sin precedentes en la Historia de la Iglesia, y por medio de un durísimo memorándum publicado por el vaticanista italiano Marco Tosatti , Monseñor Carlo María Viganó cuenta con todos los pelos y señales, y con todas las garantías de veracidad, que el Papa Francisco conocía desde 2013 los abusos sexuales que cometía McCarrick sobre seminaristas y sacerdotes y le rehabilitó, y ello a pesar de que Benedicto XVI le había ordenado apartarse a una vida de penitencia y oración. Y a renglón seguido EXIGE LA DIMISIÓN DEL "SANTO PADRE".
|

Vicente Montesinos

 

 

 

 

 

 

Hace 15 días firmé en Adoración y Liberación un artículo titulado FRANCISCO, VÁYASE…; en lo que fue la primera petición formal de un medio católico hecha a Bergoglio para que abandonase de una vez el ministerio petrino, por el bien de la Iglesia, de su alma y de las millones de almas que está arrastrando al averno (por cierto, creo, corríjanme si me equivoco, que Adoración y Liberación sigue siendo el único medio católico en sostener esta petición; a pesar de todo lo que hemos vivido en estas últimas horas).

Al cabo de unos pocos días, se decía que el «Washington Post» pedía abiertamente la dimisión de Francisco; aunque, como bien quise aclarar, no fue este medio el que pedía dicha dimisión (lo cual no entraría en la lógica de los apoyos del «mundo» de los que se rodea Bergoglio); sino un colaborador republicano de Donald Trump, que escribía en dicho medio un op-ed, lo más lejano posible, por cierto, a la línea editorial del mismo.

En aquel momento me pregunté como podía ser que celebráramos, o anunciáramos cuanto menos, una petición de dimisión de Bergoglio del WP, además erróneamente explicada, y siguiéramos sin apoyar desde los medios católicos decentes (los medios papólatras sabemos a que se dedican) la dimisión por vaso colmado del peor Papa de la historia de la Iglesia.

Y así han seguido transcurriendo los días, entre escándalos de pederastia, encubrimiento de la homoherejía, ataques a la familia tradicional prevista por Nuestro Señor; Encuentros mundiales de la familia vergonozosos hechos a mayor gloria del Lobby LGTBI, y decenas y decenas de barbaridades, ataques a la tradición y doctrina sana, escándalos y corruptelas que hacían cada día más increíble que absolutamente ningún obispo, arzobispo, monseñor o cardenal dijeran: ¡basta!.

En los atribulados círculos de católicos fieles a Jesucristo, las sagradas escrituras, el magisterio bimilenario, la tradición, los santos, los doctores y padres de la Iglesia y la sana doctrina; veníamos mucho tiempo implorando la aparición de un San Pablo que le dijera claramente a Pedro que hasta aquí habíamos llegado. ¡Cuantas oraciones!

Pues bien, hermanos, parece, y digo parece, que ese «Pablo» ha hecho aparición, y, que, como ya muchos de ustedes sabrán, en un escándalo sin precedentes en la Historia de la Iglesia, y por medio de un durísimo memorándum publicado por el vaticanista italiano Marco Tosatti , Monseñor Carlo María Viganó cuenta con todos los pelos y señales, y con todas las garantías de veracidad, que el Papa Francisco conocía desde 2013 los abusos sexuales que cometía McCarrick sobre seminaristas y sacerdotes y le rehabilitó, y ello a pesar de que Benedicto XVI le había ordenado apartarse a una vida de penitencia y oración. Y a renglón seguido EXIGE LA DIMISIÓN DEL «SANTO PADRE».

Todo ello explica como ha podido seguir sucediéndose y tapándose el escándalo de los abusos homosexuales del clero en Estados Unidos durante todo el pontificado de Bergoglio; y también nos hace entender porque McCarrick fue uno de los entusiastas «inspirados por el Espíritu Santo» para que Francisco saliera elegido Papa, en aquellos oscuros movimientos de la Mafia de San Gallen, que forzaron una elección de la que muchos dudan si es canónicamente válida.

¿Qué motivos podría tener Bergoglio para devolver a sus funciones al apartado McCarrick, sabiéndose como se sabía, y como documentado ha quedado, que Bergoglio pudo saber personalmente, que era un depredador sexual en toda regla? ¿Pagarle los favores del cónclave, donde todo estuvo amañado? ¿Potenciar la homoherejía y la mafia rosa gay en la Iglesia? ¿Comenzar el pontificado de la «misericorditis» y del «quién soy yo»? ¿O todo un poco?

Pues está claro que en este caso Roma sí paga a traidores, y que el pago de los favores de manipulación del cónclave tuvo que hacerse, a pesar de seguir poniéndose con ello en peligro la integridad sexual y moral de tantos jóvenes, y la credibilidad de la Iglesia y la fe en ella; pero creo que sí que se trata de todo un poco; porque al fin y al cabo ha quedado más que demostrado que la Mafia de San Gallen, la Mafia Rosa-Gay, y la Mafia de la Misericorditis es la misma. Es la misma y todas acaban en el mismo vértice. En la estafa de pontífice que ha sido Jorge Mario Bergoglio, como algunos, que seguimos sin movernos de nuestro sitio, hemos denunciado desde el primer día.

Les voy a dejar aquí enlace al documento escrito y difundido por Viganó, en una alarde de valentía que, por fin, ha llegado.

Léanselo. Por favor. Con calma. Entero. Son 14 páginas y explican el porqué algunos llevamos años luchando contra la «Iglesia de Bergoglio» y en favor de la Santa Madre Iglesia Católica de Jesucristo.

 

 

TEXTO COMPLETO Y ORIGINAL PUBLICADO POR MONSEÑOR VIGANÓ, QUINE FUERA NUNCIO DE SU SANTIDAD EN LOS EEUU (colgado en español por Infovaticana)

 

 

Pero antes de que lo lean todo, o después, como quieran, les hago unas últimas consideraciones:

 

  • Es evidente que los hechos dados a conocer hoy; son de por sí, motivo más que suficiente para que Bergoglio coja sus maletas y se vuelva a Argentina. O mejor, a un convento, alejado del mundanal ruido, donde poder retirarse en oración y penitencia; como el Papa Benedicto XVI exigió a McCarrick, hasta que el argentino lo rehabilitó, con las consecuencias que todos ustedes conocen.

 

  • Pero no es menos cierto que, con todo y con eso, y con la gravedad de este asunto, no es, ni el primero, ni el más grave, para exigir que Bergoglio se vaya. Mucho más graves han sido las continuas herejías y cambios de doctrina infundados, unilaterales y contrarios al mensaje de Cristo al que el «Papa Francisco» nos ha sometido. Como dice un buen amigo, esto recuerda a lo que hicieron con Al Capone. No le podían condenar por asesinato, y le condenaron por fraude postal. No, no. No estoy diciendo que los abusos y abusadores encubiertos por el Papa no sean graves. No se cojan a un clavo ardiendo. ¡Son gravísimos! ¡Dolorosísimos! Pero para que vean hasta que punto es grave todo lo que ha sucedido antes y hemos venido denunciando; y aquí todo el mundo se ha hecho el tonto. ¡Cuanta responsabilidad por omisión y silencio!

 

  • Igual que dije que era impensable que el Washington Post pidiera la dimisión de Bergoglio; era imposible también que, aún con este dossier en la mano, los medios generalistas, que no han tenido más remedio que hacerse eco, se pusieran contra Francisco. Y así ha sido. Los medios, sin ir más lejos, en España, ya hablan de «Viganó ultraconservador», de «facciones fascistas de la Iglesia que atacan a Francisco…», etc, etc… Es muy curioso. Todo los medios son del NOM. El NOM y por tanto todos los medios odian a la Iglesia. Siempre les basta una mota de grano en un ojo para liarla contra la Iglesia. Y ante un escándalo sin precedentes que atañe al máximo jerarca de su enemiga Iglesia… ¡Se ponen de su lado! ¿No les dice nada? ¿No abren aún los ojos? Yo se lo aclaro: la ONU, el Nuevo Orden Mundial, la Masonería, la Mafia de San Gallen, la Mafia Rosa-gay, la Mafia del la Misericorditis y la Iglesia del Nuevo Paradigma son la misma cosa… Y todas, sí, contra la Iglesia de Cristo… La que encarnamos esos «ultra rígidos» que ahora denunciamos esta barbaridad de Bergoglio, como hemos denunciado muchas más. En todo caso, y como decía un hermano en la fe, «Sí,  en un lado estamos los «homófobos», «ultraconservadores» y «fascistas» y en el otro están los violadores de seminaristas, el tema es meridiano«

 

  • Han de tener en cuenta, por acudir a la fuente, que Marco Tossati, el vaticanista italiano que primero ha publicado este documento de Monseñor Viganó, ha valorado el mismo de la siguiente manera: «Lo que están ustedes a punto de leer es uno de los documentos más dramáticos e importantes que en casi cuarenta años de cubrir la información religiosa (y en medio siglo de periodismo) me ha tocado leer«

 

  • Otro aspecto a tener en cuenta es como otro importante vaticanista, Antonio Socci, da por acabado este triste pontificado. Aunque no son pocas las voces que afirman que Bergoglio no va renunciar, porque si renunciara perdería la inmunidad, y podría ser juzgado en los Estados Unidos por encubrimiento de actos criminales. Ojo; a la trascendencia de lo que estamos hablando.

 

  • Nadie puede acusar a Viganó de nada. Viganó dijo en su momento lo que tenía que decir y a quien se lo tenía que decir: a Francisco en persona. Ni caso. Todo lo contrario. Ahora lo hace público para que ya de una vez se tomen las medidas para acabar con la homoherejía y el homosexualismo en la Iglesia, que es todo lo contrario a lo que está haciendo Bergoglio. Viganó tiene pues, muchísimo mérito.

 

En fin… Podríamos seguir comentando aspectos de este gravísimo asunto y dando datos sin parar. Pero en esta noche española de este día histórico, creo que ya es suficiente.

 

Algo, no obstante, está meridianamente claro. Al menos para los que hacemos Adoración y Liberación. Como ya hemos manifestado, manifestamos y manifestaremos, Bergoglio debe irse.

Y con él deben irse las estupideces de los nuevos paradigmas, los lgtbi, la misericorditis, el «quien soy yo», la «guay-iglesia», los aplausos en las misas, los amores de Leticia, los «arrejuntados» que comulgan, los homenajes a Lutero, los «Lutero amigo del Evangelio», los «todos somos hijos de Dios aunque lo llamemos de distintas formas», los «humanae vitae ya no sirve», las panderetas, los apoyos a movimientos secesionistas, los «hermanos mayores sionistas», las «sangres paganas de Jesús», los «la comunión es un símbolo», los «la misa es una fiesta muy alegre», los «tienen prohibido arrodillarse ante Dios», los liturgos maximus, los «infiernos que no existen», los «todos vamos al cielo», y demás centenares de mamarrachadas que han llevado a la Iglesia Católica al borde de su desaparición.

 

No sabemos que va a pasar ahora, pero Cristo no pierde batallas, y su Iglesia resistirá, como sea, aunque, como dijo San Atanasio, sea porque ellos tienen los templos, pero nosotros la Fe y la Verdad; y estoy esperanzado en que todo esto va a ser para bien.

 

Tengamos en cuenta que de los barros del Vaticano II, y su transformación por la cara en un concilio doctrinal donde solo hubo propuestas pastorales (bastante nefastas por cierto), estos lodos. Lodos que hemos arrastrado desde aquel «el humo del infierno ha entrado en la Iglesia…» hasta el actual incendio, donde no queda ya nada en pie.

Ese concilio era salvable con pontífices como Juan Pablo II o Benedicto XVI, que dedicaron su pontificado a frenar las bárbaras «aperturas» que no eran más que concesiones a un mundo que siempre quiso acabar con la Iglesia. Mientras los papas polaco y alemán contuvieron a las locas, esto pudo llevarse más o menos adelante.

Pero una vez Benedicto XVI fue apartado de la escena y sustituido por el hombre encargado de dar la puntilla a la Iglesia de Cristo para convertirla en la Iglesia de la ONU y del Nuevo Orden Mundial, el declive ha sido constante. Y la pendiente hacia el averno también.

Por eso, y por todo lo dicho antes, Bergoglio ha de irse… ¡Y es la hora de PIO XIII! 

¡Dios salve a su Iglesia!

¡AMDG!

¡Y porque hasta el cielo no paramos, que Dios les bendiga!

 

 

—————————————————————

Puedes ver más contenidos en http://infovaticana.com/blogs/adoracion-y-liberacion

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, y en aplicación del nuevo reglamento europeo, toda persona que recibe comunicaciones de Adoración y Liberación ha debido prestar su consentimiento inequívoco previo; y en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.

 

 

 

 

 

 

Ayúdanos a seguir informando

11 comentarios en “ES LA HORA DE PÍO XIII
  1. Independientemente de si lo quieren ustedes llamar medidas, sanciones o como más les plazca, de lo que aquí se trata es de que se han cometido una serie de delitos penales a miles de personas, con un dolor y sufrimiento inconmensurables, y en ningún caso, ni por el actual ni por el anterior pontífice dicha barbarie ha sido notificada a las autoridades civiles, y en su lugar se ha optado en primera instancia por unas supuestas «sanciones» de vida apartada, contemplativa y de oración. Con todos mis respetos al derecho canónico, esto es un atentado contra la moral y los valores cristianos, y una humillación infinita para las víctimas que han quedado marcadas para el resto de sus vidas, eso no es justicia, con sanción o sin sanción se trata de un encubrimiento en toda regla. Ahora podremos poner dirigir las críticas hacia una u otra persona, y focalizar la culpa en uno y otro según nuestra afinidad, pero no nos engañemos, estamos hablando de una actividad delictiva llevada a cabo durante muchos años, cruzando fronteras temporales de un pontificado a otro, y para la que ha sido necesaria la complicidad de un número muy elevado de personas. Sólo Dios, quizá algún día, será capaz de perdonar a estas personas el infierno en la tierra que han creado. Sr. Montesinos, le agradezco que se muestre implacable frente a estas aberraciones, solo Dios sabe lo mucho que me entristecen, pero le agradecería que extendiera su crítica más allá del actual pontificado de una forma muchísimo más contundente.

    1. Pablo; hay mucho de lo que dice que comparto con usted; y le agradezco profundamente su comentario. Claro que la culpa no es sólo de Bergoglio. El problema de Bergoglio es el que he repetido en todas y cada una de las ocasiones: que si ha permitido estas aberraciones, cuando venía y está de regenerador y guay; siendo gravísimas, no es lo más grave que ha hecho. Lo más grave es acabar con el depósito de fe que debía de custodiar, y entregar intacto a su sucesor… Y o se marcha ya, o le va a dejar migajas. De nuevo gracias Pablo, por su análisis sereno.

  2. La crisis sin precedentes por la que atraviesa la Iglesia me parece uno de los mayores signos apocalípticos que el Cielo está concediendo a la humanidad. Francisco va a aguantar atrincherado hasta el límite en la silla de Pedro, la pregunta es cuál es el límite que el Señor fije y cuál será el grado de destrucción en que quedará sumida la Iglesia Católica cuando este pontificado haya pasado. Que Dios nos ayude. Señor, en atención a tus elegidos rescata a la humanidad Tu hija. Gracias por todo Vicente.

  3. Bergoglio debe de irse. Su EMF en Dublín ha sido un petardo considerable. Sólo 150000 asistentes a la misa papal. Los organizadores esperaban medio millón. En 1979 Juan Pablo II convocó a una muchedumbre de dos millones y medio de personas en Phoenix Park. Si no echamos a Bergoglio no va a quedar de la Santa Iglesia Católica ni interruptor para que el último apague la luz. En Irlanda hemos sido testigos de que la primavera de la Iglesia es tan falsa como Bergoglio. Estamos viviendo la gran apostasía y la Santa Iglesia Católica necesita un Papa y unos cardenales y obispos dispuestos a recuperar almas para Cristo anunciando el Evangelio íntegramente y sin componendas con el mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *