Mons. Sanz Montes: «Los que quieren estar en la Iglesia viviendo en el pecado y la disidencia moral, se han equivocado de barca»

Jesús Sanz Monseñor Jesús Sanz durante la homilía en Covadonga
|

El arzobispo de Oviedo clausuró el domingo en Covadonga la primera Jornada Eucarística Mariana Juvenil (JEMJ) en la que participaron unos 2000 jóvenes llegados de toda España y otros países.

La celebración de la Misa de clausura corrió a cargo de monseñor Jesús Sanz Montes, arzobispo de Oviedo. El prelado franciscano resaltó en su homilía que este encuentro «no es una reunión de pasatiempo frívolo, fugaz y engañoso, no hay litronas ni botellones, no huele a hierba marihuanada, ni se propician bacanales de desmadre sexual, no hay talleres para construir barricadas reaccionarias, bombas lapa en la kale borroca de los indepes de turno. Ni siquiera es un encuentro cuyo entusiasmo caduca prematuramente al terminar el concierto más heavy y cuyo encanto tan sólo acerca el engaño happy flower de un mundo feliz en la estratosfera más irreal».

El arzobispo volvió a hablar sobre el famoso «todos, todos, todos» que dijo el Papa Francisco durante la JMJ de Lisboa. Sanz Montes quiso matizar las palabras del Pontífice y explicó bien a los jóvenes presentes el significado de esa expresión que Francisco dejó a la libre interpretación de los fieles.

Monseñor Jesús Sanz subrayó que en la Iglesia caben todos «los que creen en Jesús y aman a María, todos los que viven según el Evangelio y la tradición cristiana, todos los que pertenecen a la Iglesia y no a colectivos extraños«.

«En la Iglesia caben todos-todos-todos los que siguen a Cristo en la vocación recibida, porque en la barca de Jesús sólo caben los discípulos. Y los que quieren estar en la Iglesia viviendo en la ambigüedad frívola, la confusión torticera, el pecado y la disidencia moral, se han equivocado de barca y de travesía«, añadió valientemente el prelado asturiano quien destacó que «en la barca de la Iglesia sólo caben todos-todos-todos los discípulos de Jesús que quieren ser santos con todas las consecuencias».

El arzobispo de Oviedo incidió en que la peregrinación de estos jóvenes a Covadonga tiene que suponer «la verdadera reconquista de la que habla este enclave cristiano en el valle del Auseva bajo los Picos de Europa». Sanz Montes aseguró que esa reconquista «empieza por nosotros mismos para que no haya ningún intruso okupa que nos robe el corazón, la certeza de la fe y las razones de nuestra esperanza».

«Veo en vosotros futuras familias cristianas, abiertas a la vida, en una fidelidad sin quiebra y sin tacha, con el gozo y la ternura de quienes en Dios verdaderamente se aman. Veo en vosotros futuros sacerdotes, que se dejan llevar y enviar por Cristo Sacerdote, Buen Pastor, que nos confía el cuidado de la familia de Dios con una vida santa en el ministerio sacerdotal. Veo en vosotros también futuros religiosos y religiosas que en el carisma que el Señor haya previsto os señale vuestro camino de santidad haciendo tanto bien a las almas. Son las tres vocaciones cristianas que se dibujan en vuestros rostros, que se adivinan en vuestros ojos y que deseo vivamente que podáis buscar, descubrir y abrazar», concluyó el arzobispo de Oviedo.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
37 comentarios en “Mons. Sanz Montes: «Los que quieren estar en la Iglesia viviendo en el pecado y la disidencia moral, se han equivocado de barca»
  1. Estas palabras tan certeras habria que hacerselas entender a algunos jefes de Roma.
    Por cierto, esta Jornada Mundial Juvenil ¿Es para contra programar la Peregrinación a Covadonga?

    1. Fotos y vídeos enfocan poquísimo al público asistente, casi todo lo copan los eclesiásticos. Y cuando las tomas de la gente son más generales y no se centran en primeros planos de jóvenes, se ven demasiadas calvas y canas. O sea, lo de siempre.

      1. Qué más da!
        Lo importante es el mensaje y la constatación de que la verdadera Iglesia sigue trasmitiendo las enseñanzas de Jesucristo a lo largo de la historia.
        No importan ni las fotos, ni los vídeos, ni si hay muchos o pocos, tal vez estés más satisfecho con todos los que están en el Hotel California

    2. Tengo clarísimo que sí. Les molestaba que estuviera creciendo la peregrinación de la Cristiandad por la MISA TRADICIONAL de jóvenes y familias, sin ayuda ninguna del dinero de los obispados ni de la progresía bergogliana y hacen esto en Covadonga y en el mismo mes…. hablar aquí de casualidades es de ilusos…

      Y ya que salió esa carta de los apóstatas del Vaticano avisando para que NO PERMITAN hacer la misa tradicional en Covadonga, es el colmo de la decadencia anticatólica. Este obispo cobardón, enseguida a «obedecer» el mandato, sin ninguna resistencia, no le vayan a dejar sin el «plato de lentejas» (abundante) por ser obispo…

      ¿Y aquello de la «misericordia»? Ah, con «esos» católicos de la tradición es mejor echarlos como agua sucia, es mejor deshumanizarlos y hacer ver que no merecen una misa en una iglesia católica, pero sí la merecen los herejes anglicanos o los protestantes o los budistas…
      La Iglesia en manos del anticristo…

      1. » La Iglesia en manos del anticristo»
        Ya lo dijo Monseñor Viganó, pero yo no creo que él lo sea, mas bien es un falso profeta que ha sido nombrado para allanar el camino del que está por llegar (en los emails de Wikilics, ya lo dice: «fue un golpe de Soros, Obama y Kissinger, para destituir a Benedicto) el que de verdad intentará destruir la Iglesia católica y nos impondrá el sello de la bestia, para comprar o vender. «El que se lo deje poner, no entrará en el reino de los cielos»

  2. «Las cosas claras y el chocolate espeso «. Hoy es lo que necesitan los jóvenes, y la Iglesia. Puntos d Luz y sin ambigüedades, que ha sido siempre la Iglesia, hasta hace unas décadas.
    Que Dios nos dé más obispos valientes y claros

  3. Las palabras del arzobispo Sanz Montes siempre me aportan luz y esperanza. Algo muy de agradecer en estos tiempos caóticos que vivimos.
    Doy gracias a Dios por este buen pastor de la Iglesia Católica.

  4. Porqué sempre habla bien no es arzobispo de Madrid. A ver cuanto tarda Roma en misericodiarlo: primer aviso ya ha tenido del Dicasterio de Culto (lo de divino ya creo que sobra)

    1. No solo Mons Montes también otros obispos en sus homilías y opiniones tienen que ser muy cuidadosas pero entendibles a los fieles y ubiquen que están criticando al argentino y así evitar ser expulsados por la santa sede.

  5. Si se ama a Cristo no se quiere pecar. Es más el pecado causa dolor. No puedo entender que alguien que ama a Cristo pretenda que el pecado deje de serlo. Si nos cuesta superarlo podemos pedir la Gracia. Sabemos que podemos volver a caer pero también que tenemos el sacramento de la confesión.

    1. ACS, sacramento que debe reunir requisitos: examen de conciencia, arrepentimiento (contricción), confesión completa, propósito de enmienda y penitencia cumplida. De esta manera, recorriendo ese camino, sin atajos, sin omisiones, logramos la permanente conversión en que consiste la fe católica.

      Los hay que quieren un evangelio light, con atajos, omitiendo el arrepentimiento, pero debe decirse porque es Verdad: el primer paso de toda conversión es el arrepentimiento por los pecados propios. Así pasó con el Hijo Pródigo, que para acogerse a la Misericordia Divina proclama el dolor de sus pecados contra Dios. En un mundo emotivista en que Cristo quiere redibujarse como un colega fiestero esto suena incómodo, pero cuanto más incómodo suene, más alto se ha de proclamar.

      1. Para la confesión es requisito necesario el arrepentimiento Jamàs he negado eso.

        El resto se lo acabo de explicar en otra entrada y no veo la necesidad de repetirlo. He sido muy clara.

        Buenas noches

        1. ACS Araceli Campos Sarmiento. Tienes razón. A tu confusión, la llamas claridad.
          Mucho más claros que tú son la totalidad de los que dejan sus comentarios.

        2. ACS, el resto es su barbaridad de costumbre, afirmar que a usted la Revelación le ha llegado de una forma particular y distinta, en donde el arrepentimiento ya no es necesario.

          Una tomadura de pelo, que hemos de desmontar, por caridad elemental.

          1. 13-14 El día en que Jesús hizo lodo y dio la vista al ciego, era sábado.e Por eso llevaron ante los fariseos al que había sido ciego, 15 y ellos le preguntaron cómo era que podía ver. Les contestó:
            –Me puso lodo sobre los ojos, me lavé y ahora veo.
            16 Algunos fariseos dijeron:
            –El que hizo eso no puede ser de Dios, porque no respeta el sábado.
            Pero otros decían:
            –¿Cómo puede alguien, siendo pecador, hacer esas señales milagrosas?
            De manera que estaban divididos. 17 Volvieron a preguntar al que había sido ciego:
            –Puesto que te ha dado la vista, ¿qué dices tú de ese hombre?
            –Yo digo que es un profeta –contestó.
            18 Pero los judíos no quisieron creer que se trataba del mismo ciego, que ahora podía ver, hasta que llamaron a sus padres 19 y les preguntaron:
            –¿Es este vuestro hijo? ¿Decís vosotros que nació ciego? ¿Cómo es que ahora ve?
            20 Sus padres contestaron:

            CONTINÚA

          2. –Sabemos que este es nuestro hijo y que nació ciego, 21 pero no sabemos cómo es que ahora ve, ni tampoco sabemos quién le dio la vista. Preguntádselo a él, que ya es mayor de edad y puede responder por sí mismo.
            22 Sus padres dijeron esto por miedo, porque los judíos se habían puesto de acuerdo para expulsar de la sinagogaf a cualquiera que reconociese a Jesús como el Mesías. 23 Por eso dijeron sus padres: “Ya es mayor de edad; preguntádselo a él.”
            24 Los judíos volvieron a llamar al que había sido ciego y le dijeron:
            –Reconoce la verdad delante de Dios:g nosotros sabemos que ese hombre es pecador.
            25 Él les contestó:
            –Yo no sé si es pecador o no. Lo único que sé es que yo era ciego y ahora veo.
            26 Volvieron a preguntarle:
            –¿Qué te hizo? ¿Qué hizo para darte la vista?
            27 Les contestó:
            –Ya os lo he dicho, pero no me hacéis caso. ¿Para qué queréis que lo repita? ¿Es que también vosotros queréis seguirle?

            CONTINÚA

          3. 28 Entonces le insultaron y le dijeron:
            –¡Tú sigues a ese hombre, pero nosotros seguimos a Moisés! 29 Nosotros sabemos que Dios habló a Moisés,h pero ese ni siquiera sabemos de dónde ha salido.
            30 El hombre les contestó:
            –¡Qué cosa tan rara, que vosotros no sabéis de dónde ha salido y a mí me ha dado la vista! 31 Bien sabemos que Dios no escucha a los pecadores, sino solamente a quienes le adoran y hacen su voluntad.i 32 Nunca se ha oído decir de nadie que diera la vista a un ciego de nacimiento: 33 si este hombre no viniera de Dios, no podría hacer nada.
            34 Le dijeron entonces:
            –Tú, que naciste lleno de pecado,j ¿quieres darnos lecciones a nosotros?
            Y lo expulsaron de la sinagoga.
            Los que son espiritualmente ciegos
            35 Jesús se enteró de que habían expulsado de la sinagoga a aquel ciego. Cuando se encontró con él le preguntó:
            –¿Tú crees en el Hijo del hombre?k
            36 Él le dijo:
            –Señor, dime quién es, para que crea en él.

            CONTINÚA

          4. Jesús se enteró de que le habían echado fuera y, encontrándose con él, le dijo: «¿Tú crees en el Hijo del hombre?»

            36.El respondió: «¿Y quién es, Señor, para que crea en él?»

            37.Jesús le dijo: «Le has visto; el que está hablando contigo, ése es.»

            38.El entonces dijo: «Creo, Señor.» Y se postró ante él.

            Ezoic
            39.Y dijo Jesús: «Para un juicio he venido a este mundo: para que los que no ven, vean; y los que ven, se vuelvan ciegos.»

            40.Algunos fariseos que estaban con él oyeron esto y le dijeron: «Es que también nosotros somos ciegos?»

            41.Jesús les respondió: Si fuerais ciegos, no tendríais pecado; pero, como decís: «Vemos» vuestro pecado permanece.»

          5. ACS,

            » Canon 4 de la sesión XIV del Concilio de Trento:

            “Can. 4. Si alguno negare que para la entera y perfecta remisión de los pecados se requieren tres actos en el penitente, a manera de materia del sacramento de la penitencia, a saber: contrición, confesión y satisfacción, que se llaman las tres partes de la penitencia; o dijere que sólo hay dos partes de la penitencia, a saber, los terrores que agitan la conciencia, conocido el pecado, y la fe concebida del Evangelio o de la absolución, por la que uno cree que sus pecados le son perdonados por causa de Cristo, sea anatema.”

            Y eso es todo, no hay más que discutir. Usted se opone a la fe católica, en esto como en el resto.

          6. ACS, lo primero de todo es desmontar su burdo expediente: es muy importante leer el Evangelio en su integridad, sin caer en la tentación de seleccionar las palabras de Jesucristo según nuestra conveniencia, como ACS suele hacer.

            La presentación del amor incondicional de Dios, a modo de un indulto general indiscriminado, no solamente choca con los abundantes pasajes evangélicos que hablan de la posibilidad real de la perdición del hombre (cf. Mt 25, 31ss); sino que tampoco se compagina con la imagen de un Dios que respeta la libertad y la dignidad del hombre.

            Cristo crucificado ofreció su perdón incondicional a los dos ladrones que compartían su suplicio; pero mientras uno de ellos aceptó el abrazo misericordioso con un profundo arrepentimiento, el otro lo rechazó reafirmándose en su obstinación.

            Nadie se ha convertido a la fe sin arrepentimiento previo. Nadie. Porque nadie ha recibido revelaciones particularísimas o personales.

          7. Esto le viene bien a Catholicvs:
            » Canon 4 de la sesión XIV del Concilio de Trento:

            “Can. 4. Si alguno negare que para la entera y perfecta remisión de los pecados se requieren tres actos en el penitente, a manera de materia del sacramento de la penitencia, a saber: contrición, confesión y satisfacción, que se llaman las tres partes de la penitencia;
            Sea anatema.
            Parece entonces que yo tenía razón,ya que él afirmaba que los pecados mortales se perdonan con la contrición perfecta (en parte cierto,siempre que se confiesen a la mayor brevedad ),pero él con un inciso malicioso dió a entender que si pecas pasada la semana santa así puedes vivir más ancho que largo hasta la siguiente Pascua de Resurrección,ya que solo hay obligación de confesarse una vez al año,y esto añadido con sorna,porque nunca admite una corrección y menos de lo que él considere un inferior.

          8. María, ignoro lo manifestado por Catholicvs, pero pongo en duda que, cualquiera que fuera su comentario, el mismo revistiera el menor atisbo de heterodoxia o error. Sin duda, usted ha malinterpretado lo dicho por Catholicvs. O peor aún, lo manipula para hacerle decir lo que no ha dicho.

          9. «O peor aún, lo manipula para hacerle decir lo que no ha dicho»

            Efectivamente, hidaspes. Claro que no he dicho nada de lo que me atribuye María, que lo hace por malicia, no por ignorancia, pues se lo he he explicado del derecho y del revés. Es precisamente ella la que sostuvo pública y pertinazmente una herejía de la que aún no se ha retractado. Me da igual que quiera volver a abrir ese melón: es un tema cerrado. Si quiere lo acepta, y si no, allá ella.

          10. Ya…los fariseos no creían al ciego pq la ley decía q no se podía curar en sàbado y uds no me creen a mi pq el Canon 4 de la sesión XIV del Concilio de Trento dice lo que dice.

            Pero el caso es q yo estaba ciega y ahora veo. Y hasta que Cristo no me devolvió la vista no ví. Y «sólo entonces» ví mi pecado y me arrepentí. Me confesé meses después.

            Y fué así.

          11. Señor Catholicvs,no mienta,no retuerza que ya se le ha visto el plumero.
            Yo no dije ninguna herejía y sigue en sus trece,volviendo la burra al trigo.
            Pero usted no puede negar que con malicia agregó lo de la confesión por Pascua de Resurrección,sin que viniera a cuento y sin que nadie se lo preguntara,con total malicia.
            Y lo sabe.
            Le iba a decir que fuera a confesarse,pero usted hace un acto de contrición perfecta( acto,acto..,de la voluntad,no oración,no.. oración no..!!) y apañado hasta semana santa.

          12. Hispades,le voy a poner un caso:
            Una persona que comete un pecado mortal ,se arrepiente haciendo un acto de contrición perfecta ( acto de la voluntad,que no la oración de contrición) no tiene obligación de ir a la mayor brevedad posible a confesarse si tiene posibilidad de hacerlo??Esa es la herejía de la que me acusa don Catholicvs.
            A esa afirmación mía él dijo que la obligación de confesarse es una vez al año por Pascua de Resurrección.no le parece un inciso malicioso que puede inducir al error a personas mal formadas?
            Con un acto de contrición perfecta se perdona el pecado mortal,pero la persona tiene que ir a confesarse a la mayor brevedad ( a no ser que esté en la punta del Everest,que también se lo tuve que explicar),si puede confesarse porque dispone de sacerdote y no lo hace ese pecado no se perdona,eso es una herejía?

            Dígamelo usted..

          13. Si uno comete un pecado mortal y se arrepiente con un acto de contrición perfecta el pecado queda perdonado,pero esa persona no puede comulgar y debe ir a confesarse a la mayor brevedad.
            Si estamos en Julio y va a Misa los Domingos donde dispone de confesionarios y sacerdotes para confesarse y no lo hace,esa persona está en gracia? Puede permanecer en esa situación hasta Pascua de Resurrección???inciso malicioso de Catholicvs para no dar su brazo a torcer.
            Por favor…,yo no soy teóloga pero eso es reírse de la misericordia de Dios,porque hay obligación de pasar por el confesionario más pronto que tarde,a no ser que estés perdido en el Amazonas.
            ..

          14. ACS, pero el caso es que sea lo que sea a lo que se convirtiera, no es la fe católica, de la que expresamente se declara opositor frontal.

            El caso es que su (supuesta) experiencia personal no constituye fuente de revelación para los católicos, y como hemos visto, es contradictoria con el magisterio solemne de la Iglesia.

  6. Mons Montes debio de ser el arzobispo de Madrid y no el gris Cobo (por cierto le quedan 17 años en Madrid para que cumpla los 75 años sea emérito).

    Pero el papa Francisco no ve en el actual arzobispo de Oviedo tenga su misma visión de la iglesia no lo considero para esa sede episcopal y menos para el capelo cardenalicio.

  7. Todos, todos todos…

    En su catedral, Roma ha prohibido que se celebre la misa tradicional de una peregrinación… Parece que todos no son todos.

    1. A los católicos de misa tradicional estos obispos cobardones no los defienden… «Obispo» dice ¿Obispo que adora a quién, a Dios o a Bergoglio? A mí no me digan… ¿Tiene que obedecer ipso facto el «mandato» vaticano? ¿Y aquello sobre que la misa tradicional del rito romano se consideraba a perpetuidad, por qué no lo utiliza? ¿No puede aludir a recurso bergogliano «sinodal» y tan del «todos, todos, todos» para no hacer caso a la «orden» del cacique?

      No vale que intente limpiar su conciencia, hablando palabras vacías. «Por sus frutos los conoceréis». Agacha la cabeza dejando a católicos sin poder celebrar la misa respetuosa y casi bimilenaria en Covadonga. Este obispo es de los tibios, que ya sabemos lo que dice el Apocalipsis que hace Dios con este tipo de individuos.

  8. La Santina recordará el día en que habéis prohibido la jerarquía cobarde que buenos católicos de los de siempre ofrezcan el Sagrado Sacrificio de Su Hijo en la misa católica de todas las épocas. La palabrería barata y sin contenido objetivo no os servirá a los supuestos sucesores de los Apóstoles, cobardes que se achantan ante el yugo del Enemigo. «Es madre y es reina / venid peregrinos que ante ella se aspiran amores divinos / y en ella está el alma del pueblo español». Santina, Madre, ora pro nobis, y defiéndenos como siempre de la iniquidad, incluso de la insertada dentro de la Iglesia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles