Ex alumnos de los Escolapios de Cataluña acusan de abusos a nueve sacerdotes

Escolapios Cataluña
|

Una quincena de personas y exalumnos de la Escola Pia de Cataluña han reportado al Defensor del Pueblo que hasta nueve sacerdotes los maltrataron y agredieron sexualmente.

Aunque de esos nueve sacerdotes acusados, cinco están muertos, la institución se ha pronunciado pidiendo escuchar «a las víctimas, para saber qué escolapios maltrataban o abusaban de los alumnos y ponerlos frente a la justicia».

Dos de los sacerdotes denunciados que aún siguen vivos son Josep Blay, condenado por la Audiencia de Barcelona a 22 meses y medio de prisión por tres delitos continuados de abusos sexuales a niñas de ocho años en Alella (Barcelona) el año 2009; y Manel Sales, que abusó durante más de dos décadas de múltiples niños en Senegal.

Jordi Vilà i Font, provincial de la orden en Catalunya, ha explicado a El Periódico y a TV3 que han pedido a los exalumnos que tengan información sobre los hechos que se pongan en contacto con ellos. «Queremos escuchar a las víctimas, para saber qué escolapios maltrataban o abusaban de los alumnos y ponerlos ante la justicia», ha asegurado a los medios citados. También ha añadido que han pedido perdón a nivel institucional a los quince denunciantes: «No hemos estado a la altura».

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
21 comentarios en “Ex alumnos de los Escolapios de Cataluña acusan de abusos a nueve sacerdotes
  1. La lacra de los abusos que se desató tras el Concilio Vaticano II y no ha cesado hasta hoy, ha sido liderada por el progresismo eclesial. Hasta el ranking funesto del diario «El Pais» no ha tenido más remedio que reconocerlo tras la investigación: primero los jesuitas encabezando siempre las negras estadísticas, pero seguidos de cerca por salesianos, maristas, escolapios, Montserrat, La Salle…

    1. Qué raro que usted no apareciera por una «noticia» sobre presuntos abusos clericales (a usted la presunción de inocencia se la pela) promocionando al libelo anticlerical socialista «Lo Pais». Además de contarnos lo malísima que es la Iglesia desde la fecha que a usted le parezca bien, ¿va a presentarse también como acusación particular, especialmente de los clérigos muertos que no pueden defenderse de las calumnias? Tenga en cuenta que la fiscalía le necesita, al poseer usted las pruebas irrefutables que lleven a la condena de la Iglesia, que es a quien en realidad pretenden juzgar (con el vigente Código Penal en la mano a los muertos no se les puede juzgar; al menos en un tribunal, aunque en los medios de comunicación, sí: juzgar y condenar).

      1. Sólo es que me aburría este sábado y me he puesto «La vida de Brian» para revisitar a… ¡PIJVS MAGNIFICVS!

        [Voc.: PIJE MAGNIFICE
        Ac.: PIJVM MAGNIFICVM
        Gen.: PIJI MAGNIFICI
        Dat.: PIJO MAGNIFICO
        Abl.: PIJO MAGNIFICO]

        1. ¡Qué «ingeniosidad» tan ingeniosa!

          ¿Eso lo da el aburrimiento, el sedevacantismo, o es una cualidad innata, como su tendencia a la calumnia?

          1. No, no insistas: no te puedo declinar el plural porque PIJVS MAGNIFICVS solo hay uno: tú, el meme de InfoVaticana frustrado porque no llega a troll, buaaaaaaa…

          2. ¿Eso es todo lo que se le ocurre cuando le ponen en evidencia? ¿Llamar a otros lo que es usted? Porque, ¿no es a usted al que le censuran en Infocatólica por troll? Y no un troll cualquiera, sino uno sedevacantista, que es más exótico (por lo escaso). Está claro que sí le sacan de los mini eslóganes sedevacantistas y chistes malos, tiene muy poca imaginación. Ande, declínenos «persignarse» o «beloradas», verá qué divertido, bufoncete.

        2. Con corazones y mentes tan sucias por éste mundo, sin inocencia, sin pureza, sin santidad (la nuestra es reflejo de la de Dios, actuando en nosotros por a gracia), es por lo que estamos así. Recordemos estas Palabras de Cristo Jesús: «si su justicia (equivale aquí a su santidad), no es mayor que la de los escribas y fariseos, también Ustedes van a perecer». La Santa Madre Iglesia parece, por culpa de muchos de nosotros, una mujer leprosa, cuyas carnes se caen a pedazos, de lo podrida que esta! Sólo queda gritar al Señor, con humildad y arrepentimiento: Señor, si quieres, puedes curarme! Que la Santísima Virgen María, Madre del Verdadero Dios por quien se Vive, se digne ayudarnos a salvar!

      2. Catholicvs, bien dicho. De paso hay que recordar una y otra vez que el monseñor encargado de nombrar obispos hace años era un mason infiltrado y tener en cuenta tambien los testimonios de personas que antes de morir han confesado meter a miles de personas en los seminarios para devastar y corromper. No vamos a nombrar la lista Pecorelli y cosas por el estilo, para el que quiera y de verdad le importe todo esto, se moleste en estudiar.

        1. Calle, calle, y no adelante acontecimientos, que el día en que PIJVS MAGNIFICVS saque de su ubérrimo maletín el informe de la UFO-infiltración masiva en la Iglesia van a caer muchas torres…

          1. Claro, será por la de infiltraciones de las que he dado cuenta, ¿verdad? ¿A que me ha leído muchas, INGENIOSVS? Ay, perdón, que lo suyo es sólo un nick, ya que leer le cuesta (salvo el libelo anticatólico socialista «Lo País», en donde va a tiro hecho, sin detenerse mucho).

    2. mi tío estudió en los escolapios en el final de los 50 e inicio de los 60 (antes del concilio, y también habla de maltratos. Aunque no de abusos. Pero los curas le trauma ron, ahora no cree en la Iglesia. Para él la Iglesia está corrupta y no predica con el ejemplo. La autoridad se ejerce sin caridad. Lo vemos cada día especialmente en los últimos 10 años.
      Lo de los abusos sexuales eso ya es aún peor… pero me temo que tampoco es nuevo. Sin embargo la novedad es la mariconeria eclesial, y el consiguiente abuso a niños. Esa mariconeria eclesial generalizada e incentivada desde bambalinas marxistas y masónicas, si que nació del famoso espíritu del concilio. Deberíamos pues reexaminar el concilio, y despojarlo de toda interpretación anticatolica

  2. Es curioso la nueva plaga, que no es la de los abusadores, sino la de los que se acuerdan de los «abusos que sufrieron» cuando el acusado está muerto y no puede defenderse. No digo yo que no haya alguno que por equis circunstancias no fue capaz de hablar antes, pero está proliferación es sospechosa. No se puede juzgar a quién ya no puede defenderse.

    1. Lo que no cesa es el estado de abuso en la Iglesia. Desde que antes del año 2000 surgió el primer escandalazo, ha pasado un cuarto de siglo sin que la situación se estabilice en ningún lugar del mundo. ¿Acaso la Iglesia no tuvo antes enemigos que cayeran en la cuenta de lo productivas que son esta clase de ‘calumnias’? No: es que el estado de abuso es el traje a medida que la traición a la fe le ha devuelto a la errática Iglesia post-conciliar.

      1. «¿Acaso la Iglesia no tuvo antes enemigos que cayeran en la cuenta de lo productivas que son esta clase de ‘calumnias’?»

        De este tipo en concreto, no. Porque antes ni había suculentas «indemnizaciones», ni había impunidad para los calumniadores. Pero ahora ya se encarga usted, gratis, de difundirlas, como buen enemigo de la Iglesia que es (de la única que existe, no de la secta sedevacantista a la que usted pertenece, que se parece a la Iglesia jerárquica fundada por Cristo como un huevo a una castaña).

        1. ¡Ja, ja, ja, ja, qué brutos se os ve a los que todas las tensiones que agitan al mundo y a las almas las traducís a sucio dinero, marxistas de chicha y nabo!

          1. Sí, sí: los calumniadores que se embolsan las golosas indemnizaciones son súper marxistas. Como usted, más o menos, aunque un poco más espabilados (ellos no calumnian gratis).

    2. Claro que es sospechosa. Lo más sensato es no creerse nada a no ser que puedan probarlo. Y aunque sea cierto, no tiene sentido vengarse de un muerto. Esta gente sólo busca la idemnización.

    3. Natanael, el trauma que han sufrido es tan monumental que les produjo amnesia durante décadas y ahora han despertado y organizado. Si no se estudia no existe olfato ni hay criterio para ver lo que hay detrás de todo esto y de otras cosas peores que están apareciendo y cada día la cosa va a más. Aunque es soñar, pero que bueno que existiese la justicia y la calumnia y la falta de pruebas, estuviera castigada con veinte años de cárcel.

  3. Un conocido al que un día estaba invitando a venir a misa me contó que estuvo en el seminario y que un sacerdote les tenía amargados pues siempre tenían que estar esquivando sus tocamientos. Un día se hartó y le pegó un puñetazo. Y le echaron del seminario.

    Lo triste es que ya no quieren saber nada de la Iglesia. Se cierran y no hay manera de convencerles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles