El obispo Eleganti carga contra las vacunas contra el Covid y denuncia el papel que jugó la Iglesia en ese momento

Marian Eleganti Marian Eleganti
|

El obispo auxiliar emérito de la diócesis suiza de Chur, Marian Eleganti, dijo que la aceptación por parte de la jerarquía católica de las restricciones por el COVID era una “declaración de quiebra de la fe” y lamentó que las vacunas contra el COVID hayan causado “muchos efectos secundarios dañinos”, incluido el “cáncer turbo”, exceso de muertes y nacimientos prematuros.

Durante una entrevista en vídeo con el periodista alemán de LifeSiteNews, Andreas Wailzer, se le preguntó a Eleganti qué pensaba sobre el apoyo de los obispos austriacos al mandato general de vacunación contra la COVID-19 en el país.

“Para mí, eso fue claramente una caída en desgracia”, dijo el ex obispo de Chur. Dijo también que el “consentimiento informado” y la decisión autónoma sobre el propio cuerpo fue el “dogma básico” en la ética médica durante las últimas décadas y señaló que la Congregación (ahora Dicasterio) para la Doctrina de la Fe bajo el cardenal Luis Ladaria había declarado que no debe haber inyecciones forzadas de vacunas del COVID.

“Sin embargo, el Papa impuso [la obligación de vacunarse ] a todos los empleados del Vaticano como jefe de Estado. De lo contrario, habrían perdido su trabajo”, afirmó Eleganti. Unos hechos que el prelado suizo ha catalogado de «injusticia».

El prelado suizo denuncia que “se han cometido muchas injusticias y han tenido muchos efectos secundarios perjudiciales”. “Hoy tenemos una mortalidad excesiva desde que se implementaron los programas de vacunación en todos los países. Tenemos una disminución de los nacimientos debido a los nacimientos prematuros, etc.”.

El obispo suizo también criticó el papel de la ONU y la OMS, organismos globalistas, al despojar a las naciones de su soberanía y actuar “como un gobierno mundial”.

“La OMS también está financiada por fundaciones privadas como la de Bill Gates y otras”, dijo Eleganti. “Y estas instituciones no están legitimadas democráticamente y además están a merced de los poderosos de las altas finanzas”.

El obispo Eleganti reiteró que la Iglesia “no jugó un buen papel” durante la crisis del COVID ya que que los obispos y otros líderes de la Iglesia mostraron su falta de fe en lo sobrenatural al cerrar las celebraciones públicas de Pascua y los manantiales curativos de Lourdes, retirar el agua bendita de las iglesias y tratar la Eucaristía como “una cosa contaminada”.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
24 comentarios en “El obispo Eleganti carga contra las vacunas contra el Covid y denuncia el papel que jugó la Iglesia en ese momento
  1. Aunque no era pecado vacunarse, era mejor no hacerlo para evitar una cooperación material remota con el aborto, dado que la mayoría de esas vacunas se elaboraron a partir de líneas celulares procedentes del aborto.
    Además, era inmoral imponer la inyección de ese producto en contra de la libre elección de los individuos, como llegó a hacer el Papa que despidió a trabajadores que no quisieron vacunarse.

    1. Así es! Menos mal que en España al menos un obispo clamó contra esto y advirtió de no hacerlo, el obispo de Rojas. Luego se preguntan por qué algunos religiosos huyen de nuestra jerarquía. Y lo gordo es que encima van de buenos y jamás piden perdón. Peor que el Sanchez, en la plandemia se comportaron peor.

    2. Espero que el papa, que tanto daño hizo obligando casi a vacunarse a la gente, sobre todo a los sacerdotes y religiosos, no tome represalias contra este obispo.

      1. Francisco no ha nombrado a todos estos obispos. Los papas tiene mucho poder y van saliendo los obispos de su línea, y es evidente que los obispos nombrados en las ultimas decadas son modernistas, la cosa no ha surgido por generación espontánea, es evidente. Empiezo a pensar que tomáis este hombre de paja para tapar las miserias de los papas anteriores, la CEE de las ultimas decadas ha sido deleznable. Nuestros obispos se comportaron muy cobardemente acorde a su fe de hormiga, perdón de microbio, porque el modernismo conduce a la apostasia.

    3. Bergogglio afirmó que vacunarse «era una obra de caridad», estigmatizando a todo aquel que no lo hiciera, justificando el origen de fetos abortados de las mismas. Por otro lado el Demoni0 en un exorcismo grabado en Italia afirmó «las vacunas son mías»…. Sin duda cada cual tiene quien le inspire….
      Este obispo valiente de Suiza, es la excepción a una regla de obediencia ciega y temerosa de una Iglesia doblegada ante el enemigo. Espero al menos que hayan aprendido la lección ante lo que se avecina, que es mucho peor….

  2. Vergonzoso y cobarde el papel de la Iglesia durante la plandemia.
    Supermercados abiertos pero iglesias cerradas. Tuve que decir a un cura «si tenemos un poco de Fe, no podemos aceptar que nos contagiemos comulgando».

  3. En caso de duda, (entre vacuna si, vacuna no) no la mas tetuda sino el mal menor.
    ¿Evitaron las vacunas cientos de millones de muertos? ¿O hubiera sido mejor esos muertos para aliviar el exceso de población del mundo mundial que atenta contra la atávica manía del «Ambiente Medio»?
    Zapatero a tus zapatos.

    1. Las vacunas no evitaron ninguna muerte. Y encima provocaron miles de muertos. Fue el mayor fraude medico de la historia de la humanidad.

      1. Hay pruebas de eso hasta la saciedad pero Karolus aún no se ha enterado.

        Los estudios preliminares de la vac fueron fraudulentos, se destruyó el grupo de control vacunando a los de ese grupo porque había más muertos en él. Todo ha sido una estafa de principio a fin con la colaboración de los medios de comunicación.

        La mortalidad ha aumentado desde 2021 sin parar especialmente en los países más vacunados. No desde 2020 cuando por ejemplo en Alemania no se apreció ningún aumento de ocupación en las UCIs. Ningún tío o primo mío murió de covid, pero de ictus, turbo cáncer ya tengo unos cuantos. Post vac.

        Se fabricó una gran mentira a través de la gran mentira de los pcr.

        Solo espero que en la próxima, que ya la están fraguando, no haya muchos karolus que muerdan el anzuelo porque si no realmente estamos en el Apocalipsis, el Apocalipsis de la borreguez.

  4. Bravo por el obispo Eleganti. Que Dios lo bendiga grandemente. Ha dicho una verdad como un templo de grande. Las mal llamadas «vacunas» no sólo provenían de células de fetos abortados sino que también son el resultado de un experimento diabólico de terapia génica que modifica el ADN humano. Una atrocidad de NOM satánico que ya lleva treinta millones de muertos a nivel mundial. LA VERDAD OS HARÁ LIBRES. VIVA CRISTO REY.

  5. El obispo Eleganti ha constatado con claridad unas cuantas verdades que deberían estar siendo debatidas y analizadas para evitar errores y males futuros. Pero los medios, los médicos, los políticos,…callan en su inmensa mayoría porque saben que es políticamente incorrecto cuestionar el tratamiento que los “príncipes de este mundo” dieron a la pandemia del Covid.
    No es fácil ser valiente y denunciar aquello y ser señalado pero esperemos que al menos se atrevan a protestar en el futuro si se da una situación similar.

  6. Ahora que hasta el Ministerio de Sanidad del Gobierno de Pedro Sánchez ha tenido que reconocer el GENOCIDIO cometido tras la actuación judicial de LIBERUM, y se han constatado más de 35.000 muertos por vacunación Covid y 7,5 millones de contagiados tras inyectarse dichos expermitentos génicos, sin contar los millones efectos secundarios adversos, hay que recordar que la Iglesia quiso ser más papista que el Papa, imponiendo medidas draconíacas a los fieles, y secundando así las medidas impuestas por este Gobierno del mal. Además, la Iglesia, desde el propio Papa Francisco «que decía que vacunarse era un acto de amor», hasta muchos cardenales, obispos y sacerdotes jugaron a ser médicos y omitieron su principal función: las almas.
    Muchas personas murieron sin confesión y sin el Sacramento de la Extrema Unción. Ahora ¿dónde están todos ellos? ¿dónde están todos los que animaban, aconsejaban y exhortaban a los fieles a inyectarse ese veneno? Escondidos y callados. ¡Qué vergüenza!

  7. De verdad las muertes y el dolor han aumentado durante y después de la vacuna contra el Covid 19. Los obispos dieron la orden de vacunarse, condicionando la celebración de la Eucaristía. El gobernador de mi estado ordenó que se clausurarían los templos donde, estando la pandemia, hubiese servicios religiosos. Bien, yo era párroco y no hice caso de las autoridades. Por la puerta de un costado del templo entraban los fieles a la Eucaristía, observando todos los cuidados. Una hermana mía, que recibió las tres vacunas, murió dolorosamente por esa causa. Mi pregunto si Tucho, el argentino, recibirá órdenes de George Soros y del Parlamento Europeo para matar y seguir matando tanta gente.

    1. Yo pienso que algún tipo de trato tienen con los oligarcas genocidas del NOM. Les obedecen como corderitos, empezando por el papa. No hay más que ver como les secundan en la gran mentira del calentamiento global, en la inmigración ilegal que está destruyendo Europa, en su defensa de la Ley LGTBI, del poco caso que hacen a los abortos… La Agenda 2030 en pleno, es adorada por muchos sacerdotes.

    2. Durante la mortífera gripe de 1918, el obispo de Zamora, desafiando a las autoridades sanitarias tuvo la genial idea de organizar una novena a San Roque implorando la ayuda divina. Puede suponer cual fue la provincia española porcentualmente con mayor número de muertos por gripe.
      Las vacunas contra la gripe o el COVID han salvado muchas vidas, obviamente como toda vacuna pueden originar muertes en casos concretos, especialmente en pacientes con patologías previas no detectadas.
      También es terraplanista?, asusta que existan todavía sacerdotes como usted.

  8. no sé por qué no me publicaron el comentario y así poder refutar al «sorprendido», si hacen esto, colaboran con el «exterminador»

    1. Pues supongo que habrá intentado publicar el típico bulo anti vacunas, que tanto daño han hecho. Trump dijo que el coronavirus se curaba con lejía, Bolsonaro con quinina, los efectos de sus bobadas negacionistas los vimos en USA y Brasil. Yo prefiero fiarme de la comunidad científica de premios Nobel de medicina como el doctor Weissman. Pero no se porque me sorprendo si ya la Biblia dice que el número de necios es infinito.

      1. Muy religioso no debe ser Vd.para ponerse vacunas procedentes de fetos abortados…Satanás ya tiene un incondicional más en la saca . Muchos científicos fueron acallados y sin poder hacer declaraciones en contra de este venenoso experimento que no siquiera siguió el protocolo de seguridad de la aprobación de las vacunas…se inyectaron todas en fase de experimentación…y se desconocen todavía los efectos a medio y largo plazo…Igual se lleva Vd. una sorpresa.

        1. Otro bulo más, las vacunas anti COVID no contienen células de fetos abortados, tampoco microchips para que puedan localizarnos, ni producen esterilidad.
          Como pretendo ser honesto le reconozco que algunos laboratorios que fabricaron vacunas anti COVID, pueden estar involucrados en otras prácticas éticamente cuestionables, pero si hilamos tan fino usted no podría nunca acudir a un hospital público, por que en los mismos se realizan abortos o se practica la eutanasia.
          Por el momento esto vivo, otros que se negaron a vacunarse ya están muertos y fallecieron reconociendo su error. Y no sirvo a Satanas, desagradable comentario, cuando se carece de argumentos.

  9. Falso…sorprendido… no me puse ninguna vacuna no soy una mujer joven y todos los dias fui a la santa misa Dios es mas grande q las farmaceuticas corruptas y esta plandemis fue un experimento social..asi de simple si a usted le sirve ponerse muchas q bueno … el Señor es dueño de la vida y de la muerte …y yo tengo fe en Cristo no el billgates ni soros ,ni fauchi ni a la agenda satanica 2030

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles