La diócesis de Alcalá cede al ayuntamiento de Pezuela de las Torres una ermita y el cementerio parroquial

el alcalde de Pezuela de las Torres, José Pío Carmena Servert, y el vicario general de la diócesis de Alcalá, Alberto Raposo Gómez El alcalde de Pezuela de las Torres, José Pío Carmena Servert, y el vicario general de la diócesis de Alcalá, Alberto Raposo Gómez
|

El lunes 10 de junio de 2024, el alcalde de Pezuela de las Torres, José Pío Carmena Servert, y el vicario general de la diócesis de Alcalá, Alberto Raposo Gómez, firmaron un convenio mediante el cual la diócesis complutense cede gratuitamente, por un periodo de 50 años, la ermita de la Soledad y el cementerio parroquial al ayuntamiento de Pezuela de las Torres. Estos bienes están ubicados dentro del término municipal.

La ermita, que incluye el velatorio municipal, ha sido restaurada por la diócesis de Alcalá de Henares a través de su oficina técnica de arquitectura, reforzando tanto los muros como la cubierta. Este espacio podrá ser utilizado para oficios religiosos bajo solicitud de la parroquia de la Asunción de Nuestra Señora, de Pezuela de las Torres.

En 2016, la diócesis llevó a cabo una primera intervención en el edificio debido al riesgo de derrumbe. Se retiró el pórtico de entrada, se instaló un zuncho perimetral discontinuo de vigas de hierro en la parte superior de los muros y se colocó una lona sobre la cubierta para proteger la estructura de madera del agua. Las obras de consolidación de la ermita, iniciadas en 2023, se completaron en la primavera de 2024.

La ermita es uno de los elementos arquitectónicos más significativos del municipio. El edificio original data del siglo XVI, aunque fue reconstruido en el siglo XVIII.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
3 comentarios en “La diócesis de Alcalá cede al ayuntamiento de Pezuela de las Torres una ermita y el cementerio parroquial
  1. No se lo que dirá el Consejo, lo que sí le digo yo es que si todos los obispos de España fueran como el de Alcalá nos podíamos dar con un canto en los dientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles