«¿Por qué sois tan cobardes? ¿Aún no tenéis fe?»

Evangelio
|

La Iglesia celebra hoy el XII Domingo del Tiempo Ordinario. Les ofrecemos las lecturas del día:

Primera Lectura

Lectura del libro de Job (38,1.8-11):

El Señor habló a Job desde la tormenta: «¿Quién cerró el mar con una puerta, cuando salía impetuoso del seno materno, cuando le puse nubes por mantillas y nieblas por pañales, cuando le impuse un límite con puertas y cerrojos, y le dije: «Hasta aquí llegarás y no pasarás; aquí se romperá la arrogancia de tus olas»?»

Palabra de Dios

Salmo

Salmo responsorial Sal 106,23-24.25-26.28-29.30-31

R/. Dad gracias al Señor, porque es eterna su misericordia

Entraron en naves por el mar,
comerciando por las aguas inmensas.
Contemplaron las obras de Dios,
sus maravillas en el océano. R/.

Él habló y levantó un viento tormentoso,
que alzaba las olas a lo alto;
subían al cielo, bajaban al abismo,
el estómago revuelto por el marco. R/.

Pero gritaron al Señor en su angustia,
y los arrancó de la tribulación.
Apaciguó la tormenta en suave brisa,
y enmudecieron las olas del mar. R/.

Se alegraron de aquella bonanza,
y él los condujo al ansiado puerto.
en gracias al Señor por su misericordia,
por las maravillas que hace con los hombres. R/.

Segunda Lectura

Lectura de la segunda carta del apóstol san Pablo a los Corintios (5,14-17):

Nos apremia el amor de Cristo, al considerar que, si uno murió por todos, todos murieron. Cristo murió por todos, para que los que viven ya no vivan para sí, sino para el que murió y resucitó por ellos. Por tanto, no valoramos a nadie según la carne. Si alguna vez juzgamos a Cristo según la carne, ahora ya no. El que es de Cristo es una criatura nueva. Lo antiguo ha pasado, lo nuevo ha comenzado.

Palabra de Dios

Evangelio

Lectura del santo evangelio según san Marcos (4,35-40):

Un día, al atardecer, dijo Jesús a sus discípulos: «Vamos a la otra orilla.»
Dejando a la gente, se lo llevaron en barca, como estaba; otras barcas lo acompañaban. Se levantó un fuerte huracán, y las olas rompían contra la barca hasta casi llenarla de agua. Él estaba a popa, dormido sobre un almohadón.
Lo despertaron, diciéndole: «Maestro, ¿no te importa que nos hundamos?»
Se puso en pie, increpó al viento y dijo al lago: «¡Silencio, cállate!»
El viento cesó y vino una gran calma.
Él les dijo: «¿Por qué sois tan cobardes? ¿Aún no tenéis fe?»
Se quedaron espantados y se decían unos a otros: «¿Pero quién es éste? ¡Hasta el viento y las aguas le obedecen!»

Palabra del Señor

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
6 comentarios en “«¿Por qué sois tan cobardes? ¿Aún no tenéis fe?»
  1. Dios Cristo nos enseña sólo a tener miedo al pecado mortal, a la muerte del alma

    en estado de gracia espiritual, podemos servir al Resucitado, en la Oración respetuosa y en las Santas decisiones, es cuando la Fe nos puede encontrar

    si ostentasemos algo de discernimiento, comprenderiamos, decidiendo en consecuencia, que lo valioso en nosotros es nuestra alma, nuestro yo intimo, que sólo perece y es asfixiado por la muerte espiritual hecha a sí misma

  2. «Vayamos a la otra orilla»,
    Dijo El Señor,Providente.
    (Pues Deseaba Ser Fuente
    de otra inmensa Maravilla).
    Y en el trayecto, Rendido,
    se Durmió profundamente;
    mientras el mar ,de repente,
    embraveció enloquecido.
    Las olas, cual cataratas,
    brincaban,aterradoras.
    Y sus crestas segadoras
    destruían,insensatas…
    «Señor,i Despierta !,Señor.
    Ut peremur!…No te Importa?.
    Deja de Dormir,y aborta
    con tu Poder tanto horror.
    Y el Buen Jesús,Displicente,
    Mandó que callara el viento;
    como quien quiebra un sarmiento…;
    como quien mira un Poniente…
    » i Enmudece!».Y al instante,
    la tempestad era historia.
    Pues El Señor de la Gloria
    Iba a bordo,en el pescante …

  3. Doy gracias a Dios por su Palabra, siempre tan oportuna, por las lecturas y evangelio de hoy, tan consolador, y doy gracias tambien por los comentarios anteriores tan bellos.

    Que Ntro.Señor nos ayude a encajar los embates de la vida en la confianza en su poder y su providencia.

    Gloria a Dios, Padre, hijo y Espíritu Santo.

    Sólo tú eres nuestro Dios. Te alabamos Señor 🙏🙏🙏

  4. Amiga ACS: como tú, yo también quiero dar gracias al Señor por el evangelio de hoy, tan consolador. Me alegra rencontrarme con tu palabra animosa y confiada en la Providencia. Cristo es quien gobierna la nave de la Iglesia. Ésa es la verdad que nos da confianza, aún en los tiempos tempetuosos que vivimos
    Saludos en Cristo 🙏🙏🙏🙏

    1. Perplejo, es animosa y es confiada (sobre todo en sí mismo).

      Sólo falta que su palabra sea católica, con lo que ya habremos ganado un alma para el Cielo.

  5. Perplejo,

    Así es , no estamos solos.

    Me gusta pensar q Jesús duerme para q nos sintamos necesitados y le pidamos ayuda. Porque al sentirnos necesitados aumenta nuestra confianza en Él y crecemos en humildad. Es su dulce pedagogía, creo.

    También me gusta leerle Perplejo, sus comentarios son siempre atinados, sensatos. Me ayudan.

    Gracias y un abrazo en Cristo, ntro Señor 🙏🙏🙏

    Un abrazo. Unidos en Cristo 🙏

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles