La Fiscalía de Bolivia reabre el caso del abusador jesuita catalán Luis María Roma

Luis María Roma Luis María Roma
|

La situación de la compañía de Jesús en Bolivia es extremadamente complicada tras la cantidad de casos de abusos reportados en los últimos años. Unos abusos que en gran medida fueron cometidos por religiosos españoles que llegaron a Bolivia de misión para -en teoría- evangelizar.

A los Jesuitas de Bolivia no les ha quedado más remedio que publicar el enésimo comunicado de disculpas por los abusos cometidos por miembros de la Compañía en aquel país. «Reconocemos con profundo pesar que las actuaciones de quienes estuvieron a cargo de atender las denuncias de abusos sexuales a niñas, niños y adolescentes y actuar en favor de las víctimas fueron negligentes, indolentes y nefastas, sin colocar en el centro de su interés a las víctimas, por lo que quienes obraron de esa manera deberán hacerse responsables de sus acciones en el manejo de tales situaciones, según establezca la justicia boliviana en el marco del debido proceso», reconoce la orden fundada por san Ignacio de Loyola.

Ante tanto escándalo, los actuales responsables del gobierno de la Compañía de Jesús en Bolivia aseguran que tienen «la obligación moral de no obrar como se hizo en el pasado, digno de enérgica condena». Por ello, además de haber materializado su colaboración con las investigaciones que lleva adelante el Ministerio Público presentando denuncias ante esa instancia con la documentación con la que se contaba, anuncian que «en un línea de absoluta transparencia para que se conozca la verdad de los hechos, urgimos a la Fiscalía del Estado a reabrir el caso del jesuita catalán Luis María Roma y los que considere oportunos, ante la evidencia del testimonio de víctimas y el material colectado en los allanamientos, para establecer las responsabilidades de quienes pudieron conocer los hechos y no haber actuado conforme a ley».

Por último, desde la Compañía de Jesús anuncian que se ha instruido una comisión, liderada por la actual Delegada de Ambientes Sanos y Seguros, profesional laica y psicóloga, para que inicie de inmediato la labor de contactar a las víctimas del caso Roma, y otros más denunciados, «para establecer con ellas la mejor forma de atención a su situación particular».

La Fiscalía ya ha escuchado la petición de los Jesuitas bolivianos y el fiscal general de Bolivia, Juan Lanchipa, ha anunciado que se reabrirá el caso contra el sacerdote español Luis María Roma, fallecido en 2019, por presuntos abusos sexuales cometidos contra decenas de niñas en la región de Cochabamba (centro), y afirmó que se investigará a los encubridores.

A pesar de la cantidad de casos de abusos que salpican a la Compañía de Jesús en todo el mundo, el Papa no se decide a intervenirles a diferencia de lo que hace con otros movimientos y realidades eclesiales.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
13 comentarios en “La Fiscalía de Bolivia reabre el caso del abusador jesuita catalán Luis María Roma
  1. Ahora saldrá el Trío Calavera a jurar a coro que las espeluznantes colecciones fotográficas de este enésimo jesuita catalufo con las pobres niñas indígenas, las hizo en realidad la NASA con Inteligencia Artificial y que todo es una gigantesca calumnia del NOM contra la Sacrosancta atque Pulchra Rosa Rosae y bla, bla, bla…

    1. «…las espeluznantes colecciones fotográficas…»

      ¿Qué fotos? No se ha hecho pública ninguna «espeluznante colección fotográfica» de este caso. Así que, no invente.

      Ese señor sería pederasta (o no), cosa que no va a defender nadie aquí, pero no por las pruebas presentadas por usted, que es un conocido calumniador cuando se trata de este tema.

      1. Las he visto con estos ojos que se han de comer los gusanos. Y el tipejo se retrató en algunas perpetrando sus felonías sobre las criaturas con las mismas gafotas puestas. Sé de lo que hablo. Tú, cómo siempre, injuriando y bla, bla, bla, pero a la luna de Valencia: porque el prójimo te importa un carajo, que diría Milei.

        1. «Las he visto con estos ojos que se han de comer los gusanos»

          Curioso: no las ha visto ni un juez. Las pruebas presentadas son tan sólo 27 fotos (no «colecciones»; para que se vea lo enterado que está usted), consistentes en fotos realizadas de otras fotos y de un dispositivo electrónico (una pantalla) donde se proyectaban fotos digitalizadas. Y ninguna «espantosa», que en internet ya hay varias y hasta «Lo País» no ha encontrado mas que a este cura con una niña sonriente al lado (vestida).

          «Y el tipejo se retrató en algunas perpetrando sus felonías…»

          Diga usted qué «felonías», venga.

          «Sé de lo que hablo. Tú, cómo siempre, injuriando»

          Claro que lo sabe. Por eso le llamo siempre calumniador con todas las letras. Porque lo de usted no es simple ignorancia o falta de información, sino mala fe.

          Y, que conste, y lo repito, que este señor podría haber sido un sinvergüenza y pederasta. Pero, usted tiene cero pruebas fotográficas.

          1. «… Así blanquea, así, así…
            Así encubría, que yo lo vi…»

            ¡¡¡Cómo están ustedeeeeees…!!!

          2. ¡Qué «ingenioso» es el sedevacantista! Y, además, sabe cantar igual de mal que contar chistes. Todo virtudes. Por cierto, aún espero que me cuente, que nos cuente a todos, esas «felonías» de las inexistentes fotos que usted ha visto, Pinocho.

          3. «… Así blanqueaba, así, así…
            Así encubría, que yo lo vi…»

            ¡¡¡Más fuerte!!!
            ¿¿¿Cómo están ustedeeeeeeees…???

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles