Cualquier parecido es pura coincidencia: las comunidades benedictinas femeninas de Barroux y san Benito de Montserrat

Benedictinas Barroux vs benedictinas Montserrat
|

UNA CATÓLICA (EX)PERPLEJA

15 junio 2024

Desde que regresé de un breve retiro de oración en la hospedería de las monjas benedictinas de le Barroux no he podido dejar de pensar en cómo pueden ser igualmente benedictinas aquellas monjas y las del monasterio de san Benito de la montaña de Montserrat. Es un misterio (con minúscula). Así que me gustaría compartirles una pequeña reflexión. 

Como saben, no tengo pretensiones de ofrecer aquí lecciones de teología; mis fuentes suelen ser bastante sencillas, fáciles de hallar en internet, contrastando, eso sí, que sean fieles a la Iglesia Católica Apostólica. Así, buscando sobre lo que comparten como esencial las monjas de la Orden de San Benito, encontré en un portal de internet sobre la “vida claustral” (https://cloisteredlife.com/benedictines) la siguiente definición: «La Orden Benedictina es la orden religiosa más antigua de la Iglesia occidental, fundada a principios del siglo VI por San Benito. La ‘pequeña regla para principiantes’ de San Benito, como él la llama, ha perdurado durante más de 1500 años debido a su flexibilidad y su conocimiento de la naturaleza humana. San Benito nos dice que ‘no antepongamos nada a la obra de Dios’: el ritmo diario de rezar los salmos en el Oficio Divino. El Oficio Divino es parte de la liturgia de la Iglesia, que es el corazón de la cultura cristiana (…). Debido a que la tradición benedictina es tan antigua, se ha desarrollado en varias expresiones diferentes a lo largo de los siglos. Hoy en día hay tres órdenes principales que remontan sus raíces a San Benito y su hermana Santa Escolástica, que se pueden identificar por las iniciales que representan a cada orden”; éstas son la Orden de san Benito (OSB), el Císter (OC) y la Trapa (Císter de Estricta Observancia, OCSO). 

Las dos comunidades que pretendo comparar pertenecen a la Orden de San Benito (OSB), que vive según la regla original. “La regla benedictina – continúa diciendo el portal Cloistered Life -, que se convirtió en el texto fundacional del monacato occidental, describe una vida comunitaria equilibrada de silencio contemplativo, oración continua y trabajo manual. El lema benedictino «ora et labora» (oración y trabajo) refleja este equilibrio. Los benedictinos profesan votos de obediencia, estabilidad y conversión de vida”.

Una vez hemos visto lo esencial de la vida benedictina femenina, vamos a repasar brevemente la historia de estos dos monasterios. En cuanto a san Benito, fue fundado en 1952 en la montaña de Montserrat, fruto de la unión de dos comunidades: la de San Antón y Santa Clara de Barcelona (c. 1236-1952) y la de San Benito de Mataró (1881 -1952). El monasterio de Sant Antoni y de Santa Clara de Barcelona fue fundado fuera de las murallas de Barcelona en 1236, siendo la primera comunidad clarisa de Cataluña (sic, en el siglo XIII). En 1513, la comunidad de monjas clarisas se pasó a la orden benedictina, hasta su extinción en 1952. La otra comunidad que confluyó en la fundación de San Benito de Montserrat fue el monasterio de San Benito de Mataró, fundado en 1881. Durante la Guerra Civil española las monjas de Mataró perdieron el monasterio y en 1939 los monjes de Montserrat les cedieron temporalmente el monasterio de Santa Cecilia, en la montaña. Fue en este monasterio románico, testigo de la primera presencia de vida religiosa reglada en la montaña de Montserrat, donde en 1952 las dos comunidades de benedictinas se fusionaron, extinguiéndose las comunidades originales y fundándose de nuevo la joven comunidad de San Benito de Montserrat, que desde 1954 reside en el actual monasterio, de nueva construcción.

En lo que respecta a la abadía femenina de Le Barroux, la fundación de la comunidad se remonta a 1979. Su origen está ligado a una fundación masculina, la abadía de Santa María Magdalena de Le Barroux. En agosto de 1970, un monje benedictino se dirigió rumbo a Santa Magdalena, en Vaucluse, Francia. En aquel momento eclesial de innovaciones y cambios, pretendía continuar su vida monástica, simplemente, y, con la bendición de su padre abad, hacer “la experiencia de la tradición”: oración, silencio, trabajo manual, oficio en latín, liturgia tradicional. Cuenta la crónica oficial que, a los tres días de su llegada, un primer postulante se presentó en la puerta de La Madeleine: “Mi padre, quiero ser monje”. — ¡Aquí es imposible! No tengo nada para acogerte.” Pero el joven insistió; y de esta manera nació la comunidad masculina. En 1979, cuatro mujeres jóvenes se reunieron en torno a la Madre Élisabeth, monja benedictina. Siguiendo el camino emprendido por los monjes, también ellas quisieron hacer “la experiencia de la tradición”. Después de recorrer diversos lugares buscando el sitio para fundar, en 1983 adquirieron un terreno en su actual ubicación, donde en 1986 se bendijo la primera piedra del monasterio. En 1989 llegó el reconocimiento canónico de la Santa Sede y en 1992 se produjo la elevación del monasterio al rango de abadía y la bendición de la primera abadesa.  

Observamos pues cómo estas dos comunidades femeninas de San Benito de Montserrat y de Barroux son, por una parte, fundaciones de la segunda mitad del siglo XX y, por otra, están situadas cerca de una abadía masculina y su vínculo con los monjes es estrecho. Pero la diferencia fundamental está clara ya en su origen: Barroux, fundada en pleno terremoto post-conciliar, busca expresamente vivir y rezar de acuerdo a la tradición litúrgica de la Iglesia, mientras que San Benito de Montserrat es una comunidad pre-conciliar que evolucionará según los signos de los tiempos eclesiales, implementando la reforma litúrgica (y demás innovaciones).

Por esa razón, las monjas benedictinas de Barroux son de clausura, rezan siete veces al día un Oficio Divino en latín con canto gregoriano, con una división de la jornada que antepone el culto divino a todo lo demás, y un monje benedictino acude a diario a celebrar la Misa. Trabajan la tierra, realizan otros trabajos manuales, reciben formación de los monjes de Santa Magdalena y son un pulmón de oración y fe en esta zona de la Provenza. Por el contrario, y utilizo muy conscientemente esta expresión, las monjas de san Benito de Montserrat han dejado de vestir hábito, raramente cantan el oficio divino (lo recitan, sobre todo, siendo en número similar a las de Barroux; unas 30 hermanas), no son de clausura y es frecuente encontrar a monjas de esta comunidad en todo tipo de eventos eclesiales heterodoxos y, lo que es peor, políticos. Son representantes, como buenas monjas progres, según hablábamos la semana pasada, de las peores expresiones del modernismo en la Iglesia, fundamentalmente en lo que respecta al feminismo. Y recorren silenciosamente, como un veneno, pueblecitos catalanes, llamadas por los ayuntamientos y espacios culturales, donde difunden su pensamiento heterodoxo y su apuesta política por la independencia de Cataluña. Esta entrada en el portal Germinans Germinabit lo expresa de manera inmejorable. 

Un ejemplo muy gráfico de la diferencia entre estas dos comunidades benedictinas es la arquitectura de la iglesia de sus respectivos monasterios. La iglesia de la abadía de Nuestra Señora de la Anunciación de Le Barroux es un templo de planta de cruz latina, con el brazo largo de la cruz teniendo en el extremo oriental el presbiterio (la celebración de la Misa es ad orientem) y el coro de las monjas en el extremo opuesto; mientras que el brazo corto, en perpendicular, es el lugar de los bancos para los fieles, de un lado, y del coro alto y sacristía, por otro, con el presbiterio siendo el amplio espacio en que convergen ambos brazos de la cruz. Una construcción de los años 1980 respetando la bimilenaria tradición de la Iglesia, con una planta en forma de cruz latina y un templo orientado para rezar coram Deo. Muy al contrario, la pequeña capilla del monasterio de san Benito no sigue ningún canon arquitectónico católico tradicional, sino que es un compendio de innovaciones modernistas: la planta es cuadrada y el presbiterio se encuentra en una de las esquinas. Un gran ventanal sobre el presbiterio ofrece unas fabulosas vistas de la montaña, pero hay que fijarse mucho para ver que hay un Crucifijo allí. El presbiterio se encuentra a un nivel inferior que el coro de las monjas, dispuesto a modo de gradas ascendentes, sin más separación física que un pequeño espacio (“rellenable” con sillas) de una o dos filas de bancos para fieles. Por supuesto, sin reclinatorios, ni en el coro de las monjas ni en los bancos de los fieles. Me viene a la cabeza aquella cuestión tan importante de la lex orandi, lex credendi… lex vivendi.

Como anécdota final, les contaré que tengo una amiga criptocatólica medievalista, profesora e investigadora en una universidad catalana; y me cuenta que en su grupo de doctorado realizan cada dos cursos una visita al monasterio de San Benito para que los doctorandos se hagan una idea de lo que es una comunidad monástica, puesto que en muchos casos estudian comunidades religiosas, sin tener no ya sólo fe sino el más mínimo conocimiento sobre la Iglesia Católica. Saber esto elimina la sorpresa de leer después en estudios académicos que las monjas medievales eran feministas y se sentían oprimidas por el patriarcado eclesial. Esto no deja en muy buen lugar a la universidad pública. Más bien, la deja en el lugar que le corresponde. Pero, como decía el barman de Irma la dulce, “ésa es otra historia”. 

Y una postdata: las hermanas benedictinas de Barroux tienen una estupenda hospedería en forma de casitas de piedra entre los viñedos; ideal para familias, mujeres solas o pequeños grupos de mujeres. Aquí les dejo sus datos de contacto:

Abbaye Notre-Dame de l’Annonciation
750 chemin des Ambrosis
84330 LE BARROUX
FRANCE

Teléfono: (+33) 04 90 65 29 29

https://www.barroux.org 

Localización: Latitud: 44.156326 / Longitud: 5.118873

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
35 comentarios en “Cualquier parecido es pura coincidencia: las comunidades benedictinas femeninas de Barroux y san Benito de Montserrat
  1. Imagino que unas tendrán vocaciones, y las otras no (iba a decir una burrada, pero me la callo). Esa es también otra diferencia, cuando las congregaciones y órdenes son fieles a Jesucristo y cuando no.

    Cataluña está perdida en todos los órdenes. El demonio la tiene bien controlada.

    Buen artículo, muchas gracias!

    Ni que decir tiene que para el Papa F, las ejemplares son las de Montserrat, y las de Barroux, unas indietristas tristes con problemas de odio.

    ¡Madre mía que mal estamos! Aunque estoy seguro que esta situación dará paso a una etapa mucho mejor, cuando llegue al poder de la Iglesia la juventud enamorada de Jesucristo y sin los complejos de los 70 y el CVII.

  2. Otro tema a destacar es la media de edad. En Le Barroux es bastante mas baja que en Montserrat.
    La iglesia del CVII se muere. Hasta que esta generación no haya desaparecido, no hay nada que hacer, porque tienen el poder, y prefieren morir antes que rectificar.

    1. No sólo prefieren morir. Aún peor: han decidido morir matando.

      Pocos afrontan la dura realidad de descubrir que se han equivocado, al final de sus días cuando «poco» pueden hacer.

  3. Pues tengo que decir algo; con todas las diferencias que quieran encontrarles, ambas comunidades tienen algo en común que nuestra católica perpleja no tiene, y es lo que la tiene tan perpleja: el arrojo de haber decidido, cada una de esas mujeres, entregar su vida a Dios por completo, y abandonar la propia voluntad para que sea Él quien tiene. Hasta donde he leído a nuestra escritora, se dedica a ir probando experiencias para después criticar o alabar: más le valdría meterse en serio a decirle. Dios «donde quieres que me queme en tu presencia», y se dejara de criticar a otras almas entregadas. Que es muy fácil hablar y muy difícil dejarse guiar por Dios.

    1. No sea usted ingenuo “Don Consejitos”. Vivir como si se le entregase la vida al Señor, proclamado y haciendo cosas muy modernas e innovadoras, pero alejadas de la Revelación y Tradición, es hacerle la cama al diablo, mera pantomina.

    2. Mas importante que ser monja o fraile, es profesar la Fe verdadera, y no una mezcla de catolicismo adulterado de protestantismo o ideologias mundanas.

      1. Es evidente que tienen dos religiones diferentes, pero como las adefesios están con Francisco, pues son católicas, porque en la iglesia de Francisco caben todos y todes menos quienes busquen la doctrina y liturgias católicas como las de Belorado. Adefesios 1 Beloradas 0. Toma ya

        1. «…en la iglesia de Francisco caben todos y todes menos […] las de Belorado»

          Sólo existe una Iglesia, de la que las o k u p a s se han ido voluntariamente. Comprendo que a usted le haya molestado que no le pidieran permiso, pero, aun así, han hecho lo que les ha dado la real gana igualmente. Es evidente que las hermanas benedictinas de Barroux y las o k u p a s tienen dos religiones diferentes: las primeras son católicas.

          1. Bueno, eso dicen los neocones, también como rabiaban contra el excomulgado Lefbvre en 1988, pero la partida no ha terminado, fijate más en los gravísimos agravios de Francisco y pastor mudo Iceta, su enorme culpa en este asunto

          2. «Bueno, eso dicen los neocones»

            ¿Neocones? ¿Y eso qué es? Ah, sí: es como los sedevacantistas (que también están fuera de la Iglesia, de ahí tanta comprensión con otros apostatas, en los que se ven reflejados), llaman a los católicos.

            «también como rabiaban contra el excomulgado Lefbvre en 1988»

            No sé por qué mezcla churras con merinas: Mons. Lefebvre jamás apostató, como han hecho las o k u p a s.

            «pero la partida no ha terminado»

            Claro: falta la orden judicial de desalojo… y punto final.

    3. Mira, consejitos vendo. Esas modernistas no tienen vocación alguna. Creen que tener vocación es realizar algún voluntariado o algún servicio a la comunidad.
      Ve a preguntarles si conocen a Sirácida y te mirarán como quien mira a un ser venido de otro planeta.
      Y deja de cambiar tu nic.

    4. Consejitos vendo,

      Al margen del tema, que tiene poco interés para mí, le agradezco esta oración:

      Dios «donde quieres que me queme en tu presencia»,

      Me parece preciosa! Grande! Dice tanto!

      Se perciben en ella varias cosas:

      -la disposición del alma a la voluntad de Dios.

      -la conciencia de nuestra miseria en manos de la cual no podemos ponernos por lo cual rechazamos nuestra voluntad.

      -la entrega amorosa al servicio de Dios

      -la humildad

      Preciosa y sublime.

      Lo mejor que he encontrado aquí.

      Que Dios le bendiga por siempre

      Gracias, gracias, gracias 🤗🤗🤗

  4. No hay que darle muchas vueltas. Dios, aunque está en todas partes hace tiempo que se marchó de Montserrat, si , allí Dios ya no está. Por lo tanto, la Santísima Virgen María tampoco.

    Allí lo que se respira es un odio infernal y por lo tanto es imposible que estén allí.

    Montserrat es un incompatible con Jesús y su doctrina. No pongan más ese nombre a sus hijas, salvo que sean …..me ahorro el calificativo.

  5. Como en el anterior artículo de la autora sobre el Barroux, llamativamente sigue faltando esta vez, hasta el punto que parecería que se oculta deliberadamente, un dato fundamental.

    El Barroux se fundó por Dom Gérard con el apoyo del arzobispo Marcel Lefebvre, quien hasta 1988 confirió a sus monjes las sagradas órdenes. Y al amparo del arzobispo misionero se fundó igualmente el monasterio de benedictinas.

    Hasta que en 1988 estos monjes y monjas no siguieron a Monseñor Lefebvre tras las consagraciones episcopales contra la voluntad de Roma. Sino que se acogieron a la regularización canónica al tiempo que conservaban la liturgia y usos monásticos tradicionales.

    Opciones prudenciales distintas en 1988. Pero estos monjes y monjas son hijos e hijas de Monseñor Lefebvre, después de hijos de San Benito e hijas de Santa Escolástica.

    1. Estimado Urbel,

      No hay nada que ocultar. Los años 1960 y 1970 fueron dramáticos y no se pueden juzgar a la ligera las opciones que se tomaron por salvar la Tradición de la Iglesia Católica Apostólica.

      Como ya debe saber usted, en 1988 el Papa Juan Pablo II promulgó el motu propio Ecclesia Dei Adflicta, permitiendo el uso de la liturgia tradicional, y ese fue un día de fiesta en el monasterio. Se resolvía así la situación canónica de una comunidad que había deseado preservar a un tiempo la liturgia tradicional y la fidelidad al Papa.

      Y así, en 1989, el Cardenal Gagnon, acompañado del Obispo de Avignon, consagró solemnemente la iglesia del nuevo monasterio, gesto público que hacía visible la plena comunión de Le Barroux con la Iglesia.

      Por otra parte, su juicio de que «hasta el punto que parecería que se oculta deliberadamente» es cuanto menos temerario: de internis neque Ecclesia…

      1. Cierto que los años 1960, en que se celebró el Concilio Vaticano II y comenzó la hecatombe posconciliar
        y los años 1970 en que aquella continuó, fueron dramáticos para la Iglesia y obligaron a opciones radicales para salvar la Tradición.

        Y en 1988 la operación supervivencia de la Tradición, nombre con que se conoció a las consagraciones episcopales.

        Años dramáticos para la Iglesia que no terminaron, sino que llegan hasta el actual y calamitoso pontificado, pasando por los escandalosos actos de Asís en 1986.

        Bien me cuidé de escribir «parecería «. Pero me alegro de que usted no tuviera intención de ocultar el providencial papel del arzobispo misionero en la historia de los monjes y monjas del Barroux.

  6. «nuestra escritora, se dedica a ir probando experiencias para después criticar o alabar: más le valdría meterse en serio a decirle. Dios «donde quieres que me queme en tu presencia»

    Traducción lógica:

    La escritora va probando experiencias para luego discernir entre el bien y el mal, de manera tal que ya no tiene que preguntarle a Dios dónde quedarse para quemarse en Su Presencia.

    Por sus frutos los conocerán, nos dice nuestro Señor Jesucristo. Palabras que constituyen una base irrefutable para un buen discernimiento natural para conocer quién sigue y quién no, el camino trazado por nuestro Señor Jesucristo.

    Por tanto, el discernimiento es un deber de todo cristiano para que no nos metan gato por liebre.

    Otra palabras de nuestro Dios que debemos recordar:

    Por cuanto no eres ni frío ni caliente, sino tibio, te vomitaré de mi boca. Apocalipsis 3:16.

    No se puede estar con Dios y con el diablo.

  7. Conocí en 2017 Le Barroux masculino… un oasis de oración, piedad, paz… Dios los bendiga, como también a las monjas de Le Barroux!

  8. Veo cosas en común entre las dos comunidades. Ambas tienen mujeres y solo mujeres. Además todas tienen dos ojos, una nariz y um boca.
    Ah, supongo que todas son bautizadas puesto que son monjas. Y si bautizadas, hermanas en Cristo entre ellas y de nosotros.
    Así que algo bello todavía se puede salvar.

    1. «Ah, supongo que todas son bautizadas»

      Eso no es garantía de nada: absolutamente todos los apóstatas, herejes y cismáticos están bautizados, y, sin embargo, no son católicos (están fuera de la Iglesia).

  9. Yo sigo sin entender cómo alguien supuestamente dedicado a Dios puede desviarse tanto de lo que agrada al Todopoderoso. He conocido otros dos convento de monjas modernistas, que presumen de conservadoras, y piden por las mayores herejías durante la Misa sin pestañear; están convencidas de que a la mayoría de la gente le dio un ataque de locura masivo que, ¡qué casualidad!, fue justo después de los documentos postconciliares que crearon una pseudoiglesia, entre protestante y anticris tica infiltrada en la Católica; les parece que en la Iglesia algunas cosas van mal, sobre todo porque ya las están acosando las autoridades eclesiásticas para que se vayan a otro convento puesto que solo son un puñado y ya viejecitas. Otro inmueble libre para poder vender. Pero eso no quita que sigan esperando la prometida primavera «católica» desde hace 60 años. En fin lo único que se me ocurre para entenderlas son dos palabras: desorientación dia bólica.

  10. Consejitos vendo,

    Al margen del tema, que tiene poco interés para mí, le agradezco esta oración:

    Dios «donde quieres que me queme en tu presencia»,

    Me parece preciosa! Grande! Dice tanto!

    Se perciben en ella varias cosas:

    -la disposición del alma a la voluntad de Dios.

    -la conciencia de nuestra miseria en manos de la cual no podemos ponernos por lo cual rechazamos nuestra voluntad.

    -la entrega amorosa al servicio de Dios

    -la humildad

    Preciosa y sublime.

    Lo mejor que he encontrado aquí.

    Que Dios le bendiga por siempre

    Gracias, gracias, gracias 🤗🤗🤗

  11. De monjas tienen poco las de Montserrat… quizás activistas políticas o camaradas comunistas, pero monjas de ninguna manera.

    Ser monja es una cosa muy seria.

  12. He conocido las cuatro abadías. Las dos de Montserrat y las dos de le Barroux. El parecido entre ellas es MUCHO más acentuado que entre un huevo y una castaña. De las femeninas, unas con muchas vocaciones ¡¡ y jóvenes!!, la otra sin vocaciones y ¡¡prácticamente ancianas!!, que más parecen una excursión del imserso. En pocos años, la última, que apague la luz y cierre la puerta.( por los ocupas, que el lugar es muy goloso). Es lo que tiene haberse mundanizado tanto y NO seguir estrictamente la regla de su padre S. Benito.

  13. En la Iglesia està Marta y està Maria.

    La parte de María es mas contemplativa y a casi todos nos gusta màs. Està instalada en la verticalidad o relación íntima y amorosa con Dios.

    La parte de Marta es mas social o pastoral. Tal vez màs activa en la acción que en la contemplación. Està instalada en la horizontalidad o amor y entrega al prójimo.

    Al margen de este caso concreto, que desconozco, me da auténtica pena ver a Marta y Maria enfrentadas. O a dos Marias.

    Este cuerpo tiene muchos miembros y parece que hay personas que quisieran que todo el cuerpo fuera un ojo, una mano o una oreja.

    Si un miembro funciona mal (como «parece» es el caso. )hay que rezar por él para que nuestra oración llegue al cerebro (cabeza=Cristo) y el cerebro mande la asistencia a ese miembro herido.

    Si un miembro, en lugar de orar, critica a otro es el que critica el q està herido y necesita asistencia, aún pudiendo tener razón.

    1. «En la Iglesia està Marta y està Maria»

      Por eso no es lógico que la que ha hecho votos como religiosa se ponga a fingir que es seglar y a actuar de María siendo Marta o viceversa. Que a nadie le obligan a abrazar la vida religiosa, y fuera de ella también puede ser muy activo (que no «activista» de temas mundanos e incompatibles con la fe, que es lo que les pasa a muchas de estas órdenes ex religiosas).

      «Este cuerpo tiene muchos miembros y parece que hay personas que quisieran que todo el cuerpo fuera un ojo, una mano o una oreja»

      Lo que tiene que tener es UNA sola fe, pues no se puede tener otra. «Para que todos sean uno» (Jn 17,21). Los que tienen otra fe no forman parte de ningún cuerpo (ni como ojo, ni como mano, ni como oreja): la herejía aparta del Cuerpo de Cristo, que es la Iglesia, por más labores que los herejes hagan como ONG: eso es filantropía, no caridad.

      1. «Si un miembro […] critica a otro es el que critica el q està herido y necesita asistencia»

        ¿Como en el incidente de Antioquia, tal vez? Claro: el apóstol San Pablo «estaba herido y necesitaba asistencia». Sobre todo la de usted, que, además de profesar íntegramente la fe católica, es tan buena exegeta bíblica y teóloga.

        Sería raro que usted no contradijera lo que siempre ha enseñado la Iglesia, que las obras de misericordia espirituales no le produzcan rechazo, o que no defendiese siempre a «lo mejor de cada casa» (tanto en la Iglesia universal, como en esta página). Si no, no sería usted.

        1. Catholicvs,

          No contradigo a la Iglesia ni a S. Pablo. La Biblia dice » a solas con él» ( casi casi como publicar en infovaticana, no?).

          Mt 18, 15-20

          15«Si tu hermano llega a pecar, vete y repréndele, a solas tú con él. Si te escucha, habrás ganado a tu hermano.

          16.Si no te escucha, toma todavía contigo uno o dos, para que todo asunto quede zanjado por la palabra de dos o tres testigos.

          17.Si les desoye a ellos, díselo a la comunidad. Y si hasta a la comunidad desoye, sea para ti como el gentil y el publicano.

          1. «No contradigo a la Iglesia ni a S. Pablo»

            No se haga la tonta, que nadie ha dicho que contradiga a San Pablo, sino que él es ejemplo, según su teoría acatólica, de rígido criticón que «estaba herido y necesitaba asistencia».

            «La Biblia dice » a solas con él» ( casi casi como publicar en infovaticana, no?). Mt 18, 15-20″

            Le hemos explicado ese pasaje tropecientas veces: «a solas» cuando hay una ofensa personal y que nadie más conoce. Los disparates, errores doctrinales, herejías, escándalo, así como calumnias y ofensas públicas a Dios, a la religión católica o a quienes la profesan, exigen corrección pública, como pública fue la de San Pablo a San Pedro (que, además de hacerlo ante todos, como relata la Palabra de Dios, dejó constancia escrita de ello para que se enterase todo el mundo de todas las épocas).

          2. «…sea para ti como el gentil y el publicano»

            Usted hace tiempo que pasó ese grado de gentil o publicano. Pero, ante la evidencia de que usted rechaza la verdad de forma pertinaz, es un deber de caridad para con el prójimo evitar el escándalo que provoca difundiendo sus errores.

  14. Otro excelente artículo de nuestra perpleja hermana en la fe.

    Muchas gracias por publicarlo.

    Agradezco especialmente la mención al Cardenal Gagnon en un comentario. Todo un señor Cardenal, con una vida muy interesante y que debe ser recordado por el informe que redactó tras realizar una visita apostólica a la Curia romana por encargo de S. Pablo VI, informe que por fin leyó S. Juan Pablo II tras el intento de asesinato.

  15. Otro excelente artículo de nuestra perpleja hermana en la fe.

    Muchas gracias por publicarlo.

    Agradezco especialmente la mención al Cardenal Gagnon en un comentario. Todo un señor Cardenal, con una vida muy interesante y que debe ser recordado por el informe que redactó tras realizar una visita apostólica a la Curia romana por encargo de S. Pablo VI, informe que por fin leyó S. Juan Pablo II tras el intento de asesinato.

    (segundo intento)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles