El vicepresidente de la Conferencia Episcopal Italiana defiende que el Papa no es homófobo porque «ha permitido la bendición de parejas del mismo sexo»

Francesco Savino Francesco Savino
|

El vicepresidente de la Conferencia Episcopal Italiana (próximo a postulados aperturistas y progresistas) ha salido en defensa del Papa Francisco tras el revuelo ocasionado por sus palabras sobre el «mariconeo» en los seminarios.

En una entrevista con el Corriere della Sera, Francesco Savino ha cargado contra el ‘topo’ que filtró esa conversación a la prensa. «Quien haya sido tendrá que cargar con su conciencia y el sentido de colegialidad con los demás obispos», asegura el arzobispo italiano.

Además, asegura que no puede entender «la incomprensión, las lecturas unilaterales y engañosas» que se han hecho sobre estas declaraciones del Pontífice y que hay que tener en cuenta que el Papa viene de «América Latina y el italiano no es su lengua, cualquiera que tenga experiencia con las palabras sabe que una palabra o una frase sacada del contexto en el que fue pronunciada puede transmitir un mensaje completamente distinto del auténtico, es un principio fundamental de hermenéutica».

Según el vicepresidente de la Conferencia Episcopal Italiana, e, contexto era que se estaba hablando sobre la formación de los candidatos al sacerdocio. El Papa hablaba preocupándose «por la felicidad del futuro sacerdote, sea homosexual o heterosexual. Porque un sacerdote debe estar sereno consigo mismo, un hombre resuelto y feliz, capaz de transmitir alegría. Y la felicidad pasa también por una relación armoniosa con la propia sexualidad», agrega Francesco Savino.

Este importante arzobispo italiano dice ahora que no hay un ‘no’ a priori sobre la admisión de personas homosexuales al sacerdocio. Para Savino, «el Papa quería decir que los candidatos, homosexuales o heterosexuales, deben ser capaces de vivir bien sus promesas respecto a la obediencia, la pobreza y la castidad. Amar con el corazón lleno y las manos vacías».

El arzobispo italiano insiste en señalar que la preocupación del Papa «es esencialmente educativa, en el sentido de una educación integral, completa de la persona: debes ser acompañado en un proceso de formación que te permita ser fiel a tu ordenación. No tiene sentido pensar que Francisco pronunció un discurso homófobo».

El vicepresidente del episcopado italiano defiende que el Papa no es homófobo «porque es el Papa que desde el principio ha dicho “quién soy yo para juzgar” y recientemente ha permitido la bendición pastoral de parejas del mismo sexo, suscitando protestas y controversias».

Por tanto, con esta última afirmación vuelve a quedar de manifiesto que por mucho el Papa Francisco y Tucho Fernández repitan hasta la saciedad en millones de entrevistas que Fiducia supplicans no permite la bendición a parejas gays, lo cierto es que todo el mundo (hasta los propios obispos) han entendido eso. Otra vez más, vuelve a quedar de manifiesto que es urgente que Roma retire o modifique sustancialmente dicha declaración.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
13 comentarios en “El vicepresidente de la Conferencia Episcopal Italiana defiende que el Papa no es homófobo porque «ha permitido la bendición de parejas del mismo sexo»
  1. «El vicepresidente de la Conferencia Episcopal Italiana defiende que el Papa no es homófobo porque ‘ha permitido la bendición de parejas del mismo sexo'»

    Con amigos como éste, ¿quién necesita enemigos? Francisco y el Trucho negando la mayor (que no se bendicen parejas homosexuales, pese a que así conste por escrito en el documento), y este «luces» enmendándoles la plana y dejándolos por mentirosos.

    Y, lo del idioma, de traca: la última que ha dicho Francisco es que «el cotilleo es cosa de mujeres». ¿También saldrá este hábil «defensor» de Francisco con el cuento de qué no es misógino, sino que «el Papa viene de ‘América Latina y el italiano no es su lengua'», que es la excusa dada por este portento del lenguaje para justificar que dijera que «ya hay muchos maricones» en los seminarios? ¿Qué extraño matiz de la palabra «mujer» en italiano no entiende Francisco esta vez, según este lince mitrado?

    1. Disculpe el ad hominem, pero este personaje ¿no tiene un look un tanto sospechoso, tipo la jaula de las locas?
      Será por eso su declaración.

  2. «El vicepresidente de la Conferencia Episcopal Italiana defiende que el Papa no es homófobo porque ‘ha permitido la bendición de parejas del mismo sexo’»

    Con amigos como éste, ¿quién necesita enemigos? Francisco y el Trucho negando la mayor (que no se bendicen parejas homosexuales, pese a que así conste por escrito en la «Sodoma lubricans»), y este «luces» enmendándoles la plana y dejándolos por mentirosos.

    Y, lo del idioma, de traca: la última que ha dicho Francisco es que «el cotilleo es cosa de mujeres». ¿También saldrá este hábil «defensor» de Francisco con el cuento de que no es misógino, sino que «el Papa viene de ‘América Latina y el italiano no es su lengua’», que es la excusa dada por este portento del lenguaje para justificar que dijera que «ya hay muchos m a r i c o n e s» en los seminarios? ¿Qué extraño matiz de la palabra «mujer» en italiano no entiende Francisco esta vez, según este lince mitrado?

  3. Homófobo es la palabra mágica que usan los LGTB para denigrar al discrepante. No hay que seguirles el juego.
    Por lo visto el clero actual sigue al mundo. Lo que tendria que decir este obispo, es que la Iglesia busca lo mejor para los gays, que es su salvacion, y les predica que dejen el pecado y se conviertan.

  4. Lo cierto es que la «defensa» que ha hecho este hombre del señor Bergoglio ha sido antológica. De todas formas es muy significativa, porque indica cuál es la escala de valores de Francesco Savino. Así pues, este hombre encuentra que lo que hay que defender a toda costa es que el señor Bergoglio no caiga en el «pecado» de la «homofobia», por lo que no tiene el menor empacho que defenderlo diciendo que ha permitido el sacrilegio de usar el nombre de Dios para bendecir la sodomía y el adulterio. Y es que estos dos pecados no lo son fuera de la Iglesia y la «homofobia» sí es un «pecado» fuera de la Iglesia, esto es, en el Mundo. Lo más grave, por tanto es «pecar» contra el Mundo, no contra los mandamientos de Dios. El inconsciente de Savino ha dejado al descubierto toda la actitud de la Iglesia fiduciaria: se peca contra lo que sea, pero jamás contra el Mundo.

  5. «ha permitido la bendición pastoral de parejas del mismo sexo»

    La cúpula vaticana y la Roma católica está muy enferma espiritualmente hablando. Es un caos. Les falta el amor a la Verdad y a la sana Doctrina católica y apostólica. Se van a ir a la mierda, es decir al azufre…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles