El Delegado del Gobierno en Madrid multa con 3.600 euros a José Andrés Calderón, organizador del Rosario en Ferraz

Rosario Ferraz José Andrés Calderón en el rezo del Rosario en Ferraz
|

Desde que estallaron las protestas en la calle Ferraz contra el PSOE allá por el mes de noviembre, un grupo de personas permanecen diariamente rezando el Rosario en la explanada de la iglesia del Inmaculado Corazón de María.

Este joven recibió el lunes 27 de noviembre una notificación del Delegado de Gobierno de Madrid mediante la que se le prohibía rezar en las escaleras del Santuario Mariano. A pesar de haber pedido Calderón el permiso, Francisco Martín Aguirre estimó que no existían “razones de urgencia” para la celebración del rezo. El organizador del Rosario hizo caso omiso y procedió a rezar.

El 29 de noviembre, tras el rezo del Rosario, dos antidisturbios decidieron proponerle para sanción por incumplir la orden del Delegado de Gobierno que impedía rezar en el Santuario. Calderón recurrió la prohibición ante el TSJ de Madrid. Pese a no darle la razón, ha decidido recurrir en amparo ante el Tribunal Constitucional.

Hace unos días, José Andrés Calderón recibió una carta certificada con unas multas. Su sorpresa fue ver que las multas no se correspondían con los días de noviembre cuando el delegado del Gobierno le prohibió rezar en la vía pública. El Delegado de Gobierno le ha sancionado tres veces con una multa que asciende a 3.600 euros por “desobediencia y resistencia a la autoridad” de los días 2,3 y 4 de enero.

A juicio de los antidisturbios, que con inusual violencia repartieron palos en noviembre a los manifestantes, José Andrés Calderón y el resto de personas que rezaban el Rosario “procedieron a efectuar el corte de tráfico en la calle Ferraz, viéndose afectada esta calle en su tramo entre Buen Suceso y Marqués de Urquijo”. En propias palabras de la Policía: “el convocante se desvincula de la (posterior concentración contra el gobierno y la amnistía) en todo momento, siendo que desaparece del lugar nada más terminar el citado rezo”.

Calderón asegura que precisamente esos días por los que ha sido multado, trasladó a los asistentes la petición de la Policía nacional de no invadir la calzada.

Calderón denuncia la actuación del Delegado del Gobierno

Ante estos hechos, el organizador del rezo del Rosario asegura que “las multas son un absoluto atropello» ya que «pretenden culpabilizarme de algo de lo que no participo» en referencia a la posterior protesta que tenía lugar en la calle Ferraz esquina con Marqués de Urquijo.

«Acudo a las escaleras del Santuario del Inmaculado Corazón de María para rezar por la conversión del pueblo. Para pedir la intercesión de la Virgen María y que el mensaje católico vuelva a estar presente. En ninguno de los vídeos desde que comencé a rezar el Rosario en el Santuario Mariano se me verá en la protesta política», asegura el joven.

Además, subraya que «al Delegado de Gobierno no le gusta que los católicos recemos. De hecho, es conocido por acudir a abortorios para decir que perseguirá a todos los rescatadoras que intentan convencer a las madres para que no cometan el mayor error de su vida. En el mismo sentido, pretende achantarme basándose en informes falsos y contradictorios. He avisado siempre de la información que me ha dicho la UIP».

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
6 comentarios en “El Delegado del Gobierno en Madrid multa con 3.600 euros a José Andrés Calderón, organizador del Rosario en Ferraz
  1. ! Sinvergüenzas!. Y éstos son los » demócratas» corruptos , que se burlan de la justicia y se alían con el mal pero que amordazan y penalizan a los ciudadanos de bien !. Mi apoyo total a José Andrés y si hay alguna iniciativa para ayudar, informen , por favor.

  2. El delegado del PSOE, ademas de ignorante, lo cual acaba de demostrar (no se puede prohibir el rezo en las escaleras de una Iglesia) es un despota.

    La multa, si estuvieramos en un estado de derecho (ahora mismo es una dictadura fasciocomunista) seria facilmente recurrible.

    Si la multa se refiere a dias en los que no estuvo presente, seria nula.

  3. Delegado de los suciocomunistas, ¿para eso te pagamos?. si hay justicia, tenéis que ir TODOS a la cárcel. Estamos todos los católicos de bien con José Andrés Calderón. Vamos allí a rezar para que La Santísima Virgen nos eche una mano ante tanta GENTUZA

  4. Mi hijo mayor y yo asistimos a ese Rosario. No podía imaginarme, ni por asomo, que acarrearía una multa a ese valiente joven que nos dirigió. Estábamos en las escaleras de la puerta de la citada iglesia y los policías se hallaban al otro lado de la calle. No vi que invadiéramos la calle por donde transitaban los coches. Ocupábamos las escaleras, tal como he dicho, y la acera. Por otra parte, no se podía interrumpir el tráfico, porque un trecho bastante largo, antes de llegar a la Iglesia, lo había cortado la propia policía. Después del Rosario ya se fueron concentrando manifestantes políticos, pero independientemente de si Calderón participó o no después en esos actos. ¿Qué más da?. Tiene todo el derecho del mundo. Se trata de un clarísimo caso de prevaricación, una decisión injusta a sabiendas. No sólo hay que recurrir la multa, sino denunciar al que la ha puesto ante el juzgado pertinente.

  5. Para delegado de la zurdería: ¿Por qué no multa a los perroflautas de las tiendas de campaña, instalados en el campus universitario?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles