El ‘milagro’ de la diócesis de Columbus: de no ordenar sacerdotes a más de 20 seminaristas en dos años

El obispo Earl Fernandes con algunos seminaristas El obispo Earl Fernandes con algunos seminaristas
|

«Trabajo pastoral y oración» es la clave según Earl Fernandes, obispo de la diócesis de Columbus, en Estados Unidos para la llegada de nuevas vocaciones sacerdotales a la diócesis.

«Cuando tomé posesión como obispo, hace casi dos años, no había ordenaciones sacerdotales en nuestra diócesis. Al final de mi ordenación episcopal, había bromeado con la congregación diciendo que este año se ordenarían más obispos que sacerdotes». Así lo relataba el obispo a los medios vaticanos en una entrevista.

En menos de dos años la situación ha cambiado radicalmente en esta diócesis estadounidense. Gracias a los esfuerzos pastorales y a las oraciones, el año pasado 16 jóvenes entraron en el seminario y este año la diócesis -que también presume de un aumento del número de fieles- espera al menos una docena más.

«Hemos elegido a sacerdotes jóvenes para que se reúnan una vez al mes con los chicos y chicas de la zona para discernir su vocación al sacerdocio diocesano o a la vida religiosa, y para que lean el libro del Hermano Brett Brannan ‘Salvar mil almas: guía para discernir la vocación al sacerdocio diocesano'», explica el obispo Fernandes.

Además de esta iniciativa, la diócesis de Columbus ha organizado retiros titulados ¿Quo vadis? para estudiantes de secundaria. «Los jóvenes pasan tres días en oración, escuchando testimonios, hablando con sacerdotes que entienden lo que es la formación sacerdotal, pero también disfrutan de la fraternidad para experimentar que abarca mucho más que la oración, el estudio y el trabajo. También esto ha dado muchos frutos», informa el prelado, que reitera la importancia de la oración de los laicos y religiosos de la diócesis: «Constantemente exhortamos a rezar y ayunar por las vocaciones.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
6 comentarios en “El ‘milagro’ de la diócesis de Columbus: de no ordenar sacerdotes a más de 20 seminaristas en dos años
  1. Ahora las fuerzas globalistas han promovido una cruzada contra el ayuno, saben que se les escapan muchas almas de esa forma. Me alegro de que por lo menos en esta diócesis no haya calado. Solo hay que leer la Biblia y ver lo que hacía Jesús para darse cuenta de que van a ir contra ello.

  2. Aumentar el número de seminaristas, es fácil, tan sólo hay que acoger a los «expulsados » de otros seminarios. Muchos eran inmaduros y no se consideró conveniente su presencia en el seminario, acogerlos es un peligro.
    Reig Pla, hizo eso, multiplicó por 5 el número de seminaristas, algunos ya lo han dejado, alguno incluso ha ido a la cárcel.
    Gran peligro.

    1. Es cierto que puede pasar eso, qué duda cabe. El seminario está para acrisolar y poner a prueba y ahí está el profesorado para eso.
      En los años 60 los seminarios estaban llenos y en los 20 años siguientes los abandonos fueron masivos .
      Es la vida.

  3. Es cierto que puede pasar eso, qué duda cabe. El seminario está para acrisolar y poner a prueba y ahí está el profesorado para eso.
    En los años 60 los seminarios estaban llenos y en los 20 años siguientes los abandonos fueron masivos .
    Es la vida.
    De todas formas, tengo para mí que la piedra de toque de un buen obispo es un seminario lleno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles