La dureza de los obispos con unos y su flexibilidad con otros

La Sacristía de la Vendée
|

Estas últimos días han sucedido una serie de acontecimientos eclesiales en España que muestran la doble vara de medir del episcopado en función del tema que origine la polémica.

El cura de Don Benito, detenido por supuestamente vender droga junto a su presunto novio; la pseudoboda gay (como la ha calificado el arzobispo de Madrid) y las declaraciones de algunos sacerdotes del programa la Sacristía de la Vendée han marcado la actualidad de estos últimos días.

Sobre esta cuestión, ha escrito Javier García Herrería quien a través de una newsletter habla todas las semanas sobre lo que ocurre en la Iglesia y que cuenta con más de 2.000 suscriptores.

Por su interés, reproducimos el artículo completo escrito por García Herrería y publicado en InfoCatólica:

Vida Nueva ha denunciado que uno de los sacerdotes de la tertulia de Youtube de La Sacristía de la Vendée pidiera en tono de broma «rezar por que el Papa se vaya al Cielo cuanto antes». Tras la presión, los sacerdotes han pedido disculpas por el desafortunado comentario, por el escándalo causado, y han reiterado su adhesión al Papa Francisco. De sabios es rectificar. Bien por ellos.

Otro medio, Religión Digital, ha calificado a los sacerdotes como «ultras», «juampablistas», miembros de la «fachosfera católica», en lo que sin duda es un caso paradigmático de denunciar la viga del ojo de tu hermano sin ver la propia. Para colmo, el último párrafo del artículo es un magnífico ejemplo de desinformación, pues señala que los sacerdotes no se han disculpado…

Esta misma publicación no tuvo ninguna sensibilidad con Juan Pablo II o Benedicto XVI, les instaba a renunciar, les insultaba y les tildaba de reaccionarios y fulminadores del concilio. Desear la muerte a cualquier persona es deleznable, pero también lo es la doble vara de medir y la hipocresía a la hora de denunciar lo que hacen mal otros.

Si uno sigue regularmente esa tertulia, verá que muchas veces recurren al humor y el sarcasmo al comentar la situación de la Iglesia. También advertirá que hay juicios duros sobre este pontificado y, en mucha menor medida, sobre algunas decisiones de los Papas de los últimos 60 años. En este sentido, recurrir a la ironía o a expresiones un tanto gruesas en vídeos en directo de Youtube, puede no estar bien en ocasiones y perjudicarles notablemente, como ahora ha ocurrido.

La actuación de los obispos

Lo que no deja de sorprender es que, en unos casos, la jerarquía eclesiástica sea tan rápida y eficaz para llamar al orden a algunos sacerdotes mientras que, para retirar carteles polémicos de la Semana Santa, o para sancionar al sacerdote redentorista que continuamente insiste en que se acepte la perspectiva de género, no haya ninguna medida. Es cierto que las autoridades religiosas son distintas de las diocesanas, pero también lo es que hay muchas formas de conseguir algo.

Actuar de este modo, puede hacer pensar a los fieles que los obispos comulgan con los planteamientos eclesiales de Religión Digital y Vida Nueva, o que ceden fácilmente a sus chantajes cuando presionan con reclamaciones. Si esto es así, solo queda esperar a ver cuándo ceden al resto de demandas de esas publicaciones (ya sea la aceptación plena de la homosexualidad, el diaconado femenino o la abolición del celibato). Lo que está claro es que la vara de medir muchas veces no es la misma para todos.

El caso de Don Benito

Sin duda la crisis de autoridad en la Iglesia se debe, en gran medida, a la dejación de funciones de muchos prelados en el gobierno diocesano. Un ejemplo de esta semana, el obispo de Plasencia ha pedido que «no ejerzamos de jueces, sino de médicos» a la hora de valorar el caso del sacerdote homosexual que vendía droga en la casa parroquial.

Sorprende esta llamada a la calma cuando no está claro si el mismo obispo estaba al tanto del asunto y no hizo nada o, más preocupante aún, no sabía nada del tema.

El obispo también ha señalado que le «duele el sufrimiento y las lágrimas de nuestro hermano y de su familia», así como «el dolor y consternación de su comunidad parroquial». Pero vamos a ver, ¿de verdad es creíble que un sacerdote y su pareja vendan droga en la casa parroquial y no se enteren los feligreses del pueblo? ¿Y que no llegue ningún comentario al vicario o al obispo?

¿Cuál es el problema de fondo?

Ante todo este panorama, uno se pregunta, ¿qué está pasando aquí? ¿Por qué los obispos reaccionan de este modo? Pues bien, me atrevo a aventurar que ocurren varias cosas. En primer lugar, la naturaleza humana favorece la espiral del silencio y la inacción de la mayoría de personas.

En segundo lugar, hay mucho miedo a la reacción que pueda haber en Roma si uno es claro con la doctrina del magisterio y aplica la disciplina eclesiástica con claridad (no hay más que ver cómo se gestiona el tema de Alemania).

En tercer lugar, creo que este asunto se mezcla con otra polémica reciente, la celebración de una oración en una ermita durante una boda gay. El sacerdote que denunció el hecho y lo viralizó, provocando que el obispado de Madrid se desvinculase de los hechos, es uno de los que participa en la tertulia de La Sacristía de la Vendée.

Por último, la semana que viene es la elección del nuevo presidente de la Conferencia Episcopal, por lo que es el momento perfecto para coger un comentario desafectivo contra el Papa de la famosa tertulia sacerdotal, denunciarlo y presionar a los obispos para que se posicionen frente a él. Si además lo denuncia Vida Nueva, el medio español que más entrada directa tiene con el Papa Francisco, es un arma de presión imbatible para conseguir que la propia jerarquía crucifique a este grupo de sacerdotes.

De momento, el obispado de Toledo ha tenido una reacción normal y ecuánime (ha mostrado su afecto al Papa y ha pedido a los sacerdotes que rectifiquen), aunque no han excluido que se vayan a tomar «otras medidas de corrección». Con semejante perspectiva, es normal que determinada prensa no se vaya a dar por vencida.

Si finalmente reciben sanciones canónicas, u otro tipo de castigos, muchos lo interpretarán como la señal de que la cultura de la cancelación va a imponerse contra los que se opongan con claridad al avance LGBT y otros desvaríos doctrinales.

Vida Nueva es un lobby

Vida Nueva y Religión Digital son los dos medios españoles que defienden la aceptación de la antropología de género en la Iglesia. Los primeros lo hacen con más disimulo, los segundos presionando con fuerza. Lo novedoso del caso que nos ocupa, es que ha destapado a Vida Nueva como un medio fuertemente activista, en vez de ser un medio de información.

En 24 horas, Vida Nueva ha sacado tres artículos pidiendo la cabeza de los curas youtubers y, ese mismo día, publicaba un artículo en el que no le parecía nada mal que se aplique toda la misericordia del mundo con el sacerdote homosexual y traficante de Don Benito. Los primeros hicieron un comentario jocoso y desafectivo sobre el Papa, el otro cometía delitos y estaba muy lejos de vivir como se espera de un sacerdote.

¿Se ve la doble vara de medir de esta publicación?

¿Se entiende que las cuestiones de género son el caballo de batalla que más está polarizando a la Iglesia?

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
15 comentarios en “La dureza de los obispos con unos y su flexibilidad con otros
    1. Francisco da la consigna «controlen a los rígidos» para promover la cancelación de los sacerdotes de buena doctrina, mientras dice «¿quién soy yo para juzgar?» cuando se trata de homosexuales y de otros pecadores.
      Por lo tanto, el origen de la doble vara de medir está en la cúspide, y la mayoría de obispos se limitan a imitar a su jefe.
      El problema de fondo es la tergiversación de los valores morales, pues para Francisco y sus seguidores lo que hay que perseguir es lo auténticamente bueno y lo que hay que promocionar es lo realmente malo.
      Si lo hacen por confusión ideológica o lo hacen a sabiendas, es algo que desconozco, pero cada vez me inclino a pensar que es lo segundo.

  1. Los propios curas de La Vendée lo reconocen: a ellos les sigue, incluso en número, lo más dinámico de la fe. En cambio, los Vidales, Vida Muerta y sus obispos apenas recopilan ancianos en las últimas. Mirad la portada de «Religión Digital» e id bajando por los colaboradores y las firmas: viejos y más viejos. Ni siquiera hay la «paridad» con la que se llenan la boca: alguna abuela dando el pego y pare usted de contar…

  2. Sería bueno que mandáramos correos respetuosos al arzobispado de Toledo (a la atención de Mon.Francisco Cerro) apoyando y solidarizándonos con dichos sacerdotes. O hacemos «algo» o la destrucción está asegurada.
    [email protected]

    1. Francisco Cerro no hizo nada con un cura de Coria -Caceres detenido por posesión y distribución de pornografía infantil y tampoco su predecesor Ciaraco Benavente y tampoco el operario Jesús Pulido .Doble vara de medir estos prelados .Dictadores con algunos curas y con otros lasos a más no poder .Asco de los obispos mencionados .

  3. Vida Obsoleta y el fiducho de Vidal son el pasado conciliar, son mas viejos que la Tarasca. Son los progres de los 70 que están mas acabados que el cardenal Tarancón. Son la masonería infiltrada en la iglesia, no hay mas. Los jóvenes están con la Tradición, por que la Tradición nunca muere, y por qué no muere, por que bebe de las palabras de Cristo y de las buenas obras de los hombres y de la historia. Es el crisol bueno frente a la escoria modernista que defiende al mundo y a su cultura de la muerte. Los obispos es lo peor de todo, por que son los que tienen mas responsabilidad, decía un santo que el infierno estaba lleno de coronillas…..son bribones genuflexos ante el padrino de Roma y los políticos para no jugarse su buena vidorra, son por lo tanto fiduchos de p…….en vinagre, no dan para mas.

    1. Exactamente, la tradición tiene lógica, el modernismo es insostenible y parte de un grave problema de analisis del que lo soporta. Si Dios es el mismo ayer y hoy y la iglesia es confiable, entonces es IMPOSIBLE que se haya equivocado por 2000 años en todo y ahora todo se haya descubierto. Si por el contrario, ellos creen que Dios no existe, entonces lo que defienden tendría razón pero sería solo un modo de usar la estructura eclesial para definir el rumbo que ellos considera debe tomar la humanidad, lo cual en sí también encierra una contradicción porque si Dios no existe, no hay bien ni mal permanente y cualquier esfuerzo por hacer «bien» es una contradicción con la no existencia de Dios ya que no hay verdadero bien que justifique nada.
      En fin, esto los jovenes lo intuyen y por eso buscan las raíces solidas mientras este poco de soberbios que creen que la Iglesia debe ser definida por ellos al margen de Dios y la enseñanza de la tradición van pasando como la moda que han seguido.

  4. Son los mismos infames que aplaudían con las orejas a BXVI y JPII.
    A un sacerdote lo haces obispo y la lobotomizacion es total. Lo que más siento de la próxima primera comunión de mi hijo es que va a estar presente uno de estos elementos. ¡ Vaya por Dios!

  5. Los obispos estan acobardados por los medios de comunicación de la izquierda. Actuan por respetos humanos en vez de actuar con justicia y verdad.

  6. Yo modestamente creo ser también un ejemplo de ese doble rasero, pues las sanciones canónicas parecen hechas sólo para los desgraciaditos como yo, que el que nace pobre y desgraciado, harto trabajo tiene con lo que Dios le ha dado.

  7. A ver si lo entendemos :el arzobispo de Toledo recibe denuncias de dos «panfletos» digitales, que no soportan la buena doctrina, y por un comentario de dos /tres curas, ya parece que les cancelen el portal y quizás (el obispado así lo dice por escrito) algún sacerdote miembro de la Sacristía de la Vendée sea sujeto de sanción disciplinar… Qué pasa con el arzobispo de Toledo, D. Francisco Cerro? se siente presionado por cuatro lamepiés? se deja presionar para obtener «gracias» del Vaticano, especialmente de Francisco? o más bien a Cerro le joroba la ortodoxia y las denuncias de malas doctrinas y praxis dentro de la Iglesia o todo en su conjunto(malas doctrinas y querer obtener prebendas etc?. Ahí está el detalle…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles