‘Proyecto Repara’ atendió en 2023 en Madrid a 78 víctimas de abusos sexuales, de poder y conciencia

abusos
|

A través de una nota, la archidiócesis de Madrid -de quien depende el Proyecto Repara- ha dado a conocer el número de personas que han sido atendidas por este servicio de prevención de abusos.

En el año que acaba de cerrarse, se ha atendido desde Repara a 78 víctimas directas de abusos (víctimas de primer orden), así como a 7 familiares de estas (víctimas de segundo orden). Además, se ha orientado a 1 victimario. Se han efectuado más de 100 intervenciones puntuales o asesoramientos, sobre todo a través del teléfono o correo electrónico. En resumen, durante el año 2023, más de 180 personas han sido atendidas y acompañadas desde el área de atención de Repara.

Más allá de las cifras, «nos preocupa que se pueda confundir el posible delito con el daño que manifiesta la víctima, porque éste no se mueve por criterios jurídicos. En ocasiones, nos encontramos con comportamientos no delictivos y que, por tanto, no entrarán a formar parte de otras estadísticas y registros, pero que sí han resultado lesivos. Efectivamente, cabe que el Juzgado o la Fiscalía determinen que no hay delito, o que no se ha podido probar o que está prescrito y, sin embargo, existe un daño. Por otro lado, hay personas víctimas que están siendo atendidas terapéuticamente, pero que todavía no han formalizado denuncia, ya que, a menudo, llegar a ese punto requiere un largo proceso de toma de conciencia que no siempre desemboca en un acto jurídico».

Cabe recordar que Repara no es una agencia de investigación ni tiene competencias disciplinarias. Por eso da cuenta de las atenciones, no de los procesos: «Nuestra clasificación no prejuzga el resultado procesal (no es un registro de penados ni de delitos), sino de lo que demandan las víctimas según su relato. Ello implica que en ocasiones puede darse algún desajuste formal y, como en toda taxonomía, especialmente en la Iglesia, con una realidad organizativa y estatutariamente tan compleja, pueden darse aparentes descuadres en función del cuándo, quién y desde dónde se contempló un mismo caso».

En el abuso intrafamiliar se ha detectado un incremento de entradas a través de las parroquias de la diócesis de Madrid. Se empieza a percibir el impacto de la actividad sensibilizadora y formativa de Repara. Cada vez más sacerdotes se están haciendo cargo de las víctimas de todo tipo de abusos y las acompañan hasta Repara para que reciban orientación y terapia. Crece, pues, la sensibilidad de que la fe solo no basta para sanar lo más traumático».

Uno de los datos a destacar es que, en el ámbito eclesial, el abuso sexual y el abuso de autoridad a menudo conviven. De hecho, el abuso sexual es el resultado final de un proceso de dominación y manipulación, en nombre de Dios, que cosifica a la persona. Resulta muy preocupante el abuso de autoridad y de conciencia a personas adultas, no vulnerables, sino vulneradas. Por eso, desde Repara se insiste en la preocupación de la insuficiente atención que, en general, se presta dentro de la Iglesia a los abusos a adultos y los de conciencia y la mínima relevancia que se da fuera a los abusos intrafamiliares y en otros contextos.

64 casos de abusos sexuales

De los 78 posibles casos de abuso llegados a Repara, 38 se refieren al ámbito intrafamiliar; 2 a personas particulares sin vinculación familiar; 11 al ámbito de la vida consagrada; 6 a clero de la diócesis de Madrid; 5 a sacerdotes de otras diócesis, y 1 a movimientos y realidades eclesiales.

De los 78 casos, 64 hacen referencia a abusos sexuales y los otros 14, a abusos de autoridad y de conciencia. Hay 66 mujeres y 12 hombres.

De los 64 casos de abusos sexuales, 4 afectan a menores en el momento de la denuncia. 49 afectan a adultos en el momento de la denuncia y menores en el abuso. 11 afectan a adultos en el momento del abuso y de la denuncia.

Dentro del ámbito del clero diocesano de Madrid, 3 víctimas eran menores en el momento de los hechos y denunciaron ya siendo adultas, y otras 3 eran adultas también en el momento de los hechos

14 personas denunciaron haber sufrido abuso de autoridad: 9 dentro de la vida religiosa, 1 en la diócesis de Madrid, 1 en otras diócesis y 3 en movimientos y realidades eclesiales. La atención a víctimas de segundo orden, es decir, a los familiares de las personas que han sufrido el abuso, sigue siendo importante, con 7 personas acompañadas.

¿Qué es Repara?

Según se lee en su página web, «Repara es un proyecto creado para la atención a las víctimas y la prevención de abusos en la Archidiócesis de Madrid». Atienden a las personas que sufren o han sufrido abusos sexuales tanto si se han producido en el seno de la Iglesia católica como si han tenido lugar en el ámbito intrafamiliar. Además, acompañan a quienes han sufrido abuso espiritual y de conciencia en el ámbito eclesial.

Su objetivo es acompañarlas, asesorarlas y concienciar a la sociedad de la necesidad de condenar estas execrables y aborrecibles prácticas, para erradicarlas.

«Desde la escucha atenta y empática, nos sentimos afectados por el sufrimiento de las víctimas y nos ponemos a su disposición para acompañarlas en el proceso de sanación de sus heridas», añaden.

El reto para ellos es «acabar con el infinito sufrimiento de las personas abusadas; una lacra que no entiende de género, edad o clase social». Destacan que el proceso es gratuito e incluye, en función de cada caso, acompañamiento terapéutico, espiritual y asesoramiento jurídico.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
3 comentarios en “‘Proyecto Repara’ atendió en 2023 en Madrid a 78 víctimas de abusos sexuales, de poder y conciencia
  1. Conviene aclarar que la mayoría de estos supuestos abusos (en el caso de los de índole sexual), provienen de ámbitos ajenos al clero, en su mayoría de un entorno intrafamiliar. Lo digo porque hay muchos empeñados en difamar a la Iglesia, a pesar de que en ella, los porcentajes son ínfimos.
    En cuanto a los abusos de autoridad, ahí sí que hay muchas víctimas, pues empezando por Francisco, y siguiendo por otros obispos, abusar de la autoridad es algo muy frecuente.

  2. El «proyecto» huele a logia a kilómetros. Quien no esté familiarizado con el proceder de la secta, caerá en la trampa. Para abrir boca, lo primero que hay que considerar es la infiltración sufrida por la Iglesia, y en ello estamos, miles de personas (documentado, por desgracia) introducidas en los seminarios y conventos para hacer estragos, que luego son recogidos por la orquesta mediática. Luego aparecen las «ONGs», eventos, etc. El ataque a la Iglesia es brutal y definitivo. Lo peor de todo es la indigencia mental de los llamados católicos, que tragan con todo sin mínimo interés en formarse, estudiar u oler los signos de los tiempos.

  3. Al final, la cosa queda en que en la Comunidad de Madrid, que tiene 7 millones de habitantes, han recibido 3 denuncias de presuntos abusos a menores (es decir, el 0,00004 de la población), denunciados por ellos mismos, sin más prueba que su palabra, cuando ya eran adultos. Esta es la «montaña» de casos de supuesta pederastia clerical (y, encima, sin probar).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles