Obispo holandés insta a los católicos a no abandonar la Iglesia por Fiducia supplicans

Robert Mutsaerts Rob Mutsaerts
|

Robert Mutsaerts, obispo auxiliar de Bolduque quien ya se pronunciara contra Fiducia supplicans, vuelve a escribir en su blog, esta vez para pedir que los católicos escandalizados no abandonen la Iglesia. Transcribimos la entrada en el blog, titulada ‘Esa diabólica ambigüedad’.

Fiducia Supplicans, la controvertida declaración del Dicasterio para la Doctrina de la Fe, es ante todo un documento cobarde. Se niega a identificar las prácticas homosexuales como intrínsecamente malas. Ahora está claro que Fiducia Supplicans no se trata de una ampliación del significado de las bendiciones, sino de un cambio consciente de lo que es el pecado. Las objeciones de numerosos obispos, incluso conferencias episcopales, cientos de sacerdotes y creyentes se han rechazado con arrogancia.

FD explica las «bendiciones» de tal manera que ya no tiene un significado claro. Eso sucede a menudo en este pontificado. Cuando los conceptos pierden su sentido, son fácilmente manipulables. No llames niño a un niño en el útero de tu madre, sino ‘grupo de células’, y así puedes hacer con él lo que quieras. Entonces el aborto deja de ser un asesinato y se convierte en un procedimiento quirúrgico. Dale a la palabra “bendición” un nuevo significado y podrás hacer todo tipo de cosas con ella. La palabra mágica que suele usarse es «pastoral». No se permite una bendición formal, dice la declaración, pero sí una bendición espontánea. Eso es pastoral.

¡Cuántas veces se utiliza la palabra «pastoral» para dejar de lado el magisterio, para contraponer doctrina y vida, y luego justificar una vida en desacuerdo con la doctrina! El cuidado pastoral ya no es cuidado espiritual; se ha vuelto algo sin alma. La doctrina se deja de lado, al fin y al cabo, son sólo palabras, no dice nada sobre el significado real, o eso pretenden. El nominalismo ha vuelto, aunque en realidad nunca ha desaparecido. El subjetivismo y el relativismo proliferan hoy en el Dicasterio de la Doctrina de la Fe. ‘Dicasterio de la Deconstrucción’ sería una designación más apropiada.

Para mí está claro adónde conduce esto. En mi país, los Países Bajos, este desarrollo comenzó en los años 1960 con el llamado «Consejo Pastoral». Todos los conceptos doctrinales quedaron erosionados. Tomás de Aquino fue anulado y Guillermo de Ockham subió al trono. Llamaron a este consejo “pastoral”. Los Países Bajos son ahora el país más secularizado del mundo. Sólo hubo un obispo que resistió. Realmente se preocupaba por las almas de los creyentes. El resto guardó silencio. La asignatura de «teología pastoral» se inventó en los Países Bajos. Pero no es ciencia. Se utiliza para poner en perspectiva la ciencia real. Eso es exactamente lo que hace el Papa Francisco, eso es exactamente lo que hace el cardenal Fernández, eso es exactamente lo que hace Fiducia Supplicans. La moralidad se contrasta con la dogmática. Eso es exactamente lo que hizo Amoris Laetitia.

Se olvida una cosa. Todas estas concesiones a la cultura secular no atraen a los jóvenes. Los seminarios y congregaciones progresistas agonizan. Son precisamente los seminarios y congregaciones tradicionales los que prosperan. Mientras la Iglesia en los Países Bajos se agosta (la edad promedio de los asistentes a la iglesia supera los 70 años), veo crecer las reuniones de grupos de jóvenes. A menudo provienen de entornos ateos, pero buscan la verdad. Acaban en la Iglesia católica por conversaciones, por pastores simplemente católicos, que no predican teorías vagas, sino que se mantienen fieles a la Tradición. Cuál es el deseo de estos jóvenes: la Eucaristía, la adoración, profundizar en la fe, redescubriendo el sacramento de la confesión.

Quizás los acontecimientos actuales en el Vaticano sean una bendición. Ahora está quedando claro cuál es la situación en Roma, por lo que también es posible un cambio de rumbo. Miren a aquellos de quienes se rodea el Papa. Con James Martín. Francisco promueve a McElroy, el hombre que cree que la Iglesia debe cambiar su enseñanza sobre la sodomía (llamémosla simplemente por su nombre). Promueve a Hollerich a cardenal, un Hollerich que cree que la moral de la Iglesia en materia de sexualidad está en contradicción con la ciencia y la sociología. Le escribe a la hermana Jeannine Gramick diciéndole que apoya su Ministerio New Ways. Promueve a su amigo argentino Fernández a cardenal y jefe del Dicasterio de la Doctrina de la Fe. Este Fernández ha escrito un libro pornográfico en el que describe, entre otras cosas, cómo una joven de 16 años tiene una experiencia sexual con Jesús. También elucubra extensamente sobre los orgasmos. Y es este Fernández quien debe juzgar los abusos sexuales en la Iglesia. Cualquier obispo que descubriera que uno de sus sacerdotes había escrito un libro tan desagradable lo suspendería inmediatamente. No el Papa Francisco. Él no ve ningún problema. Por cierto, no es el único libro pornográfico que ha escrito. Ya no lo volvería a hacer, dice. Pero en ningún caso se distancia de ello. Y este hombre es el autor de Amoris Laetitia.

Hasta hace poco, “¿es el Papa católico?” era una pregunta retórica. Hoy en día es una verdadera pregunta. ¿Qué hacer? Este pontificado llegará a su fin por sí solo. ¿Es un Papa válido? Sí. ¿Debes obedecerlo? No. ¡Permaneced en la Iglesia! ¡No abandonéis la Iglesia! Es la Iglesia de Cristo. Esa Iglesia es santa. No su personal.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
17 comentarios en “Obispo holandés insta a los católicos a no abandonar la Iglesia por Fiducia supplicans
  1. Robert Mutsaerts suscribo cada una de sus palabras y apreciaciones. Cuánta verdad encierran.

    Y no, no debemos abandonar la Iglesia de nuestro Señor Jesucristo, es la única y verdadera Iglesia, no hay otra. Y no debemos abandonarla por el simple hecho de que tengamos un Papa y un prefecto que no entendamos y nos escandalicen, como usted dice: esto está tocando a su fin, ya vendrán otros. Confiemos y oremos.

    1. Es imposible no abandonar por fin este caserón inerte y frío, regentado por maquinadores que van en camisón, hábito de monja o largas bufandas a ‘hacer lío’ a los platós y provocar a los creyentes en Jesús. Entre esto y nuestros pecados, ya sólo diciendo «Adiós a todo eso» –como en el libro de Graves– es posible mantener hasta morir aunque sea un hilo suplicante de amistad con Dios.

      1. No olvides hemano lector que es la Iglesia de nuestro Señor Jesucristo, permanezcamos firmes y fieles a su enseñanza, otra cosa es que algún día nos echen por infiles y cismáticos, entonces nos iremos, porque entonces claramente la Iglesia se habrá convertido en otra cosa, ya no será la Iglesia verdadera que nuestro Señor Jesucristo fundó, ya será una falsa iglesia.

        La esperanza es lo último que se pierde.

    2. Gracias, Monseñor Mutsaerts! Dios lo bendiga! Y nadie nos hará abandonar nuestra amada Iglesia Católica, Apostólica y Romana!

  2. Muy en su trabajo de obispo. Yo soy católico apostólico, romano, no-fiduciario dosmilventiunista. Alguien está conmigo?

  3. Nosotros, los católicos que rechazamos Fiducia Supplicans, lo hacemos precísamente por preservar la unidad de la Iglesia en la verdad. Los que se separan con actitud cismática, son el Papa, el cardenal Fernandez, y cuantos como ellos rechazan el Magisterio Pontificio para secundar las ideologías del nuevo orden mundial.

  4. Inteligente y contundente todo lo que dice este obispo holandés en este artículo dedicado a Fiducia supplicans.
    Efectivamente no debemos de abandonar esta Iglesia que es la de Cristo (por sus obras los conoceréis).

    Lo que intentan imponer, desde arriba, los reformistas (obedecer al mundo en vez de a Dios, trivialización del aborto, bendiciones a relaciones de pareja pecaminosas, abolición del celibato sacerdotal, mujeres sacerdotes, misas sin alma,…) ya existe en varias confesiones protestantes que, debido a ello, se han vaciado de fieles.

  5. Una cosa es la Iglesia, que persevera en la verdad y la fe católica, y otra cosa es el pontífice, que resulta heresiarca en AL, que coló, y en FS, de menor aceptación.

  6. Es absurdo abandonar la Iglesia de Jesucristo porque un papa haga y diga estas cosas. No se echan 2000 años a la basura porque alguien, Dios sabrá por qué, nos induzca a ello. ¡Por amor de Dios, hermanos, mantened la cabeza en su sitio y el corazón en Jesús!

    1. Nos vamos de un turbio tinglado, precisamente por no renegar de Jesucristo. Yo soy mental y hasta físicamente incapaz de encender una vela a Dios y otra al Diablo en el mismo candelero de la fe. Bastante tengo ya con sucumbir a pasiones y pecados.

        1. Sólo piso las iglesias por turismo y para misa dominical, si es que no hay una tradicional cerca. En las suyas ni siquiera puedo mantener la atención conforme veo lo que han hecho con la fe. Me he borrado de Cáritas y Manos Unidas y tan sólo permanezco en AIN. Seguramente tampoco volveré a poner la equis (porque de cruz no tiene nada, y son ellos los primeros que se avergüenzan de la Señal del cristiano). Y nunca coopero en iniciativa alguna que provenga del estamento eclesiástico.

          1. Me habías asustado pensando que te ibas a otra iglesia, por ejemplo la ortodoxa. Te comprendo, a veces te cansas al ver tanta aberración y decides alejarte de todo.
            Yo tambien ayudo a AIN, creo que es la más fiable. Pero permanezco en Cáritas , procuro ir a misa diariamente, doy catequesis a los niños, también en grupos de vida ascendente, colaboro en lo que puedo con el sacerdote de mi parroquia que es de recta doctrina, y bueno, lo que se tercie, aunque creo que podría hacer más.
            Mi deseo es que todo el mundo conozca a Dios y a la Virgen María y los amen, no tengo otro afán, bueno, mi salvación por supuesto, progresando en el camino de la santidad.

  7. Querido Lector. Hemos coincidido algunas veces por aquí. Eres un hermano mío en Cristo y en la fe y, por ello, me entristecería que abandonaras esta Iglesia que tanto nos apena y nos confunde. La iglesia de Jesucristo vive ahora horas tan oscuras como las que Él vivió, horas de confusión, de traición y de agonía. Resiste la tentacion de irte (porque es una tentación). Aguanta. No nos abandones. Cristo vive en la Iglesia. Por Él, ésta es Santa. Él es quien gobierna la nave, no Francisco, y Quién toma o tomará la iniciativa, pese a toda apariencia. Resiste. Aprendamos del Apocalipsis 11, 1-2 dónde está
    ahora nuestro lugar: en el Santuario junto al altar, adorando, adorando… No fuera del altar, en el patio. Cristo no tardará en auxiliarnos. Bendiciones

  8. Si un catòlico abandona su Iglesia Católica es porque nunca lo ha sido de corazón , sino de “boca”. La “roca viva” del catolicismo es Jesús, el Cristo! Todos los demás somos imperfectos pecadores, sin excluir a ningún clérigo! Mejoremos nuestra Iglesua desde adentro, no huyamos!

    1. Una cosa es huir y otra muy distinta lo de ahora: que te echan sin palos ni piedras porque te crees la Biblia y ves que han abolido los mandamientos y hasta adoran literalmente a los demonios. Tú sabrás, yo elijo a Dios y a Cristo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles