Víctor Manuel Fernández descarta que se vaya a aprobar el sacerdocio femenino o la revalorización de los actos homosexuales

Víctor Manuel Fernández Víctor Manuel Fernández
|

El cardenal Víctor Manuel Fernández ha concedido una entrevista para el diario alemán Die Tagespot y que será publicada íntegramente por la revista alemana en su próximo número.

En su página web, han hecho un adelanto de algunas de las preguntas y respuestas que ha dado el prefecto del Dicasterio para la Doctrina de la Fe.

El purpurado argentino ha descartado que el sacerdocio femenino y la revalorización de los actos homosexuales puedan ser un tema en las conversaciones con los obispos alemanes en el Vaticano previstas para 2024 sobre los resultados del Camino Sinodal. En la entrevista concedida al Tagespost, Tucho Fernández se refirió a la carta del cardenal secretario de Estado Pietro Parolín a la Conferencia Episcopal Alemana del pasado 25 de octubre.

La “nota” adjunta a esta carta, escrita por su dicasterio, tenía la intención de “no perder el tiempo en dos temas sobre los que no podemos ir más lejos. El primer tema fue el sacerdocio de las mujeres”. Cuando el Papa dijo sobre la ordenación de mujeres que se trataba de «un tema que se cerraría con una declaración final», no descartó la posibilidad de que pudiera ser investigado más a fondo, pero no «por un comité nombrado por los obispos».

El Cardenal Fernández afirmó en la entrevista con el diario alemán que “cuando escuchas algunas de las consideraciones que se hicieron en el contexto del Camino Sinodal alemán, a veces parece como si una parte del mundo está particularmente «ilustrada» para comprender lo que los otros pobres idiotas no pueden entender porque son cerrados o medievales». Víctor Manuel Fernández descarta que la crisis que vive la Iglesia provocada por los abusos sexuales pueda resolverse tomando decisiones que contradicen la enseñanza de la Iglesia universal.

Sobe la controvertida Fiducia supplicans, el prefecto del Dicasterio de la Fe insiste en que las bendiciones para las “parejas irregulares” es “una respuesta clara que lleva la firma del Papa. No es la respuesta que a dos o tres países les gustaría tener. Más bien es una respuesta pastoral que todos podrían aceptar”.

El cardenal Fernández sostiene que «algunos obispos alemanes no parecen comprender del todo que un Papa liberal no pueda garantizar esta comunidad entre alemanes, africanos, asiáticos, latinoamericanos, rusos, etc». Sin embargo, dice Fernández, “un Papa que preserva la enseñanza que la Iglesia ha desarrollado y enriquecido a lo largo de los siglos con la escucha del Evangelio eterno, pero que también es capaz de ponerlo en diálogo con la Iglesia para hacer realidad las realidades concretas”.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
19 comentarios en “Víctor Manuel Fernández descarta que se vaya a aprobar el sacerdocio femenino o la revalorización de los actos homosexuales
  1. Perfectamente: no serían llamadas «sacerdotisas», no llevarían casulla, la estola sería formalmente diferente, recibirían el sacramento del orden sacerdotal en un contexto no-liturgico, por un obispo que no llevara ornamentos sagrado, y fuera de un templo, para que así se evitara formalmente que se confundiera con las ordenaciones sacerdotales, y así estas «no-sacerdotisas pastorales» podrían conferir los mismos sacramentos que los sacerdotes, pero SIEMPRE EN CONTEXTOS PASTORALES, no-litúrgicos.

    Con lo que la doctrina de «sacerdocio exclusivamente masculino», no se tocaría ni cambiaría, en absoluto. La declaración se llamará «Fiducia Supplicans 2, el eterno regreso» o «Ordinationis Laetitia», o «Ordinationis Supplicans», o «Fiducia Laetitia», o «Laudato Supplicans», o «Ordinationis Sii», lo que diga el dado…..

  2. No se debe creer no que diz Victor Fernandéz en lo que dice Víctor Fernandes. Está en la naturaleza del escorpión atornillar. Es un mentiroso.

  3. Lo que tenemos es una confusión con F.S., como dice monseñor Munilla:»No es herética, es caótica.».

    Estas últimas palabras del cardenal Fernández, ponen un poco de luz y tranquilidad en estos momentos.

    1. Gárgola, me debes un detector de ironía.

      Cuando lo he aplicado a tu frase «Estas últimas palabras del cardenal Fernández, ponen un poco de luz y tranquilidad en estos momentos.» se ha hecho tapioca, literalmente.

  4. Como ya conocemos a los zurdos de m… como Sánchez y demás, en este caso por parte de la Iglesia, que dicen que no y al final es que sí, entonces es casi seguro que tarde o temprano se aprobará. De que esto, Sr. Fernández, se produzca, se encargará satanás, por medio de sus lacayos infiltrados en el Vaticano y en otros lugares, sobre todo en Alemania.

  5. Con lo que miente esta gente, es para echarse a temblar.
    Es un decir, lo de echarse a temblar: porque estamos ya habituados a barbaridades sin cuento.
    Sorprende que no tengan temor de Dios.

  6. No habra sacerdotisas ahora pero si mujeres en liturgia de la palabra dando «homilias» y creyendo q eso es una misa ,,diciendole a otra ministra q traiga el copon con las formas consagradas x quien sabe quien y dando la bendicion a todos …asi de poco a poco sera una realidad…

    1. Creo que las homilías de una misa siempre las dice un sacerdote y las formas Sagradas siempre son bendecidas por un sacerdote.

      Creo que ahora en muchos lugares, donde no llega el sacerdote, hay ciudades o pueblos donde sólo se da una misa anual, se están desarrollando una especie de «predicación de la Palabra» con toma de la Eucaristía ya bendecida por un sacerdote, que predican y dan la eucaristía mujeres que ya han sido designadas por el sacerdote para poder hacer tal fin. Pero en ningún momento sustituyen la labor del sacerdote dentro de una misa.

      Estas «predicaciones de la Palabra» no son misas, ni sustituyen el sentido de una misa, con lo cual cualquier «ministro extraordinario», sea hombre o mujer la pueden realizar.

      1. «El papa Francisco ha autorizado que las mujeres puedan leer la Palabra de Dios, ayudar en el altar durante las misas y distribuir la comunión, pero, por el momento, no abre al sacerdocio, en un «motu proprio» (documento pontificio) que introduce cambios en el actual código de Derecho Canónico. En este «motu proprio» se revista el documento de San Pablo VI «Ministeria quedam» (1972) que sólo permitía a los varones recibir los ministerios del Lectorado y el Acolitado.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles