A Francisco no le gusta que los cristianos consideren «la llamada recibida como un privilegio»

Francisco audiencia
|

En su catequesis en italiano el Papa ha continuado con su ciclo de catequesis sobre La pasión por la evangelización: El celo apostólico del creyente, y centró su meditación en el tema:” El anuncio es para todos”. (Lectura:Mt 28,18-20).

El Santo Padre ha puesto hoy especial énfasis en la idea de que el «Evangelio sea para todos» ya que «Cristo ha nacido, muerto y resucitado por todos. Por todos, nadie excluido».

«Los cristianos tienen el deber de anunciarlo sin excluir a nadie, no como quien impone una nueva obligación, sino como quien comparte una alegría», ha defendido el Pontífice.

Bergoglio ha animado a los cristianos a ser «abiertos, expansivos y extrovertidos”, ya que «este carácter suyo proviene de Jesús».

Hablando sobre la llamada de Dios, el Obispo de Roma ha advertido que «la tentación quizá más grande es la de considerar la llamada recibida como un privilegio, por favor no, la llamada no es un privilegio, nunca. Nosotros no podemos decir que somos privilegiados en relación con los otros, no. La llamada es para un servicio. Y Dios elige uno para amar a todos, para llegar a todos».

Les ofrecemos las palabras completas del Papa en la catequesis:

Catequesis. La pasión por la evangelización: el celo apostólico del creyente. 27. El anuncio es para todos.

¡Queridos hermanos y hermanas!

Después de haber visto, la vez pasada, que el anuncio cristiano es alegría, detengámonos hoy en un segundo aspecto: es para todos, el anuncio cristiano es alegría para todosCuando encontramos verdaderamente al Señor Jesús, el estupor de este encuentro impregna nuestra vida y pide ser llevado más allá de nosotros. Él desea esto, que su Evangelio sea para todos. En él, de hecho, hay un “poder humanizador”, una plenitud de vida que está destinada a todo hombre y a toda mujer, porque Cristo ha nacido, muerto y resucitado por todos. Por todos, nadie excluido.

En Evangelii gaudium se lee: «Todos tienen el derecho de recibir el Evangelio. Los cristianos tienen el deber de anunciarlo sin excluir a nadie, no como quien impone una nueva obligación, sino como quien comparte una alegría, señala un horizonte bello, ofrece un banquete deseable. La Iglesia no crece por proselitismo sino “por atracción”» (n. 14). Hermanos, hermanas, sintámonos al servicio de la destinación universal del Evangelio, es para todos; y distingámonos por la capacidad de salir de nosotros mismos – un anuncio para ser verdadero anuncio debe salir del propio egoísmo – y tener también la capacidad de superar todo confín. Los cristianos se encuentran en el atrio más que en la sacristía, y van por «las plazas y calles de la ciudad» (Lc 14,21). Deben ser abiertos y expansivos, los cristianos deben ser “extrovertidos”, y este carácter suyo proviene de Jesús, que ha hecho de su presencia en el mundo un camino continuo, dirigido a alcanzar a todos, incluso aprendiendo de ciertos encuentros suyos.

En este sentido, el Evangelio narra el sorprendente encuentro de Jesús con una mujer extranjera, una cananea que le suplica que sane a la hija enferma (cfr Mt 15,21-28). Jesús se niega, diciendo que ha sido enviado solo «a las ovejas perdidas de la casa de Israel» y que «no está bien tomar el pan de los hijos y echárselo a los perritos» (vv. 24.26). Pero la mujer, con la insistencia típica de los sencillos, replica que también «los perritos comen de las migajas que caen de la mesa de sus amos» (v. 27). Jesús se quedó impresionado y le dice: «Mujer, grande es tu fe; que te suceda como deseas» (v. 28). Este encuentro con esta mujer tiene algo único. No solo alguien hace cambiar de idea a Jesús, y se trata de una mujer, extranjera y pagana; sino que el Señor mismo encuentra confirmación al hecho de que su predicación no debe limitarse al pueblo al que pertenece, sino abrirse a todos.

La Biblia nos muestra que cuando Dios llama a una persona y hace un pacto con algunos el criterio siempre es este: elige a alguno para alcanzar a otros, este es el criterio de Dios, de la llamada de Dios. Todos los amigos del Señor han experimentado la belleza, pero también la responsabilidad y el peso de ser “elegidos” por Él. Y todos han sentido el desánimo ante las propias debilidades o la pérdida de sus seguridades. Pero la tentación quizá más grande es la de considerar la llamada recibida como un privilegio, por favor no, la llamada no es un privilegio, nunca. Nosotros no podemos decir que somos privilegiados en relación con los otros, no. La llamada es para un servicio. Y Dios elige uno para amar a todos, para llegar a todos.

También para prevenir la tentación de identificar el cristianismo con una cultura, con una etnia, con un sistema. Así, más bien, pierde su naturaleza verdaderamente católica, es decir para todos, universal:  no es un grupito de elegidos de primera clase. No lo olvidemos: Dios elige a alguien para amar a todos. Este horizonte de universalidad. El Evangelio no es solo para mí, es para todos, no lo olvidemos. Gracias.

_______________________

Saludos

Saludo cordialmente a los peregrinos de lengua española. El próximo domingo celebraremos la solemnidad de Jesucristo Rey del universo. Pidamos a Jesús que reine en nuestras vidas y conceda a nuestros jóvenes ser testigos generosos de la alegría del Evangelio que Dios nos ha dado como don. Que Jesús los bendiga y la Virgen Santa los cuide. Muchas gracias.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
16 comentarios en “A Francisco no le gusta que los cristianos consideren «la llamada recibida como un privilegio»
  1. Y bueno, Jorgihto. Deciles a los judíos que no deben creerse los privilegiados en el mundo entero, y que no desprecien a los que no pertenecen a su «etnia», porque parece que decir raza es de oscurantistas o algo parecido.
    Todos los cristianos somo privilegiados, porque al bautizarnos se puede uno salvar, y porque tenemos la verdad absoluta que Cristo nos enseñó, al decir «yo soy el camino, la verdad y la vida».
    Lamentable tu discursito de décima, que ya va siendo hora de que te calles.

  2. Todo lo que predica es burda mentira como él mismo. Lo envuelve en beatadas para alimento de supersticiosos y demás babeantes sin cerebro ni fe. Pero son embustes que desafían las enseñanzas, el testimonio y el sacrificio de Jesús.

    1. Por lo visto es que, para el personaje, es poco privilegio ser escogido por el Señor…

      «Además, el reino de los cielos es semejante a un tesoro escondido en un campo, el cual un hombre halla, y lo esconde de nuevo; y gozoso por ello va y vende todo lo que tiene, y compra aquel campo. También el reino de los cielos es semejante a un mercader que busca buenas perlas, que habiendo hallado una perla preciosa, fue y vendió todo lo que tenía, y la compró…»

      (Mateo 13, 44 ss.)

  3. Muchos son los llamados y pocos los elegidos (Mt 22,14).
    ‭‭Así que todo depende de lo que Dios decida hacer: él se compadece de quien quiere, y a quien quiere lo vuelve terco (Rom 9,18).
    ‭‭Padre, tú me los diste, y quiero que estén conmigo donde yo voy a estar, para que vean mi gloria, la gloria que me has dado; porque me has amado desde antes que el mundo fuera hecho (Jn 17,24).
    ¿No esto un privilegio inmerecido?

  4. A estas alturas la sensación de ser un privilegiado por ser cristiano no me la quita ni la madre que me parió.
    Cuando era pagano veia el cristianismo o ser cristiano como algo lejano e imposible..ahora que tengo a Dios cerca…madre mia , que PRIVILEGIO!

  5. Te doy gracias, Dios mìo, por haberme hecho cristiana catòlica, apostòlica romana. Ante esa enorme bendiciòn, son secundarias todas las otras que me has regalado, educaciòn, salud, buena familia, buen colegio, buen paìs… Nada puede compararse con la maravilla de ser catòlica! ! !

  6. Supongo que no tendrá importancia alguna, pero me importa un ácaro lo que diga este mamífero y creo que este sentimiento es cada vez mas común en la cristiandad.

  7. Los comunistas hablan de “privilegio” como una palabra mala, pues todo su intelecto es invertido. Solo en ese contexto se entienden las expresiones dichas por el Papa.
    En una mente sana, ser llamado por Dios, tener el bautismo, es un privilegio, una dicha.
    Ciertamente Nuestro Señor murió por todos, pero no todos se convierten a Dios. No a todos les alcanza la dicha de la salvación.

  8. El Papa se equivoca al criticar el proselitismo, y se opone a la enseñanza de Cristo que mandó hacer proselitismo.
    Oremos para que el Señor nos libre pronto de este pontificado calamitoso.

  9. Bergoglio siempre desprecia todo lo que signifique el amor a Jesucristo y la fidelidad a Él.
    Es normal que le fastidien tanto los católicos firmes y seguros en su fe, los tradicionalistas que gritan ¡Viva Cristo Rey!… Le sale humo por las orejas saber que todavía hay este tipo de católico defensor de la fe…

  10. Cada vez que Bergoglio habla surge la polémica , parece que busca escandalizar con sus palabras. A mi me da la sensación que interpreta la Escritura como le viene en gana y que piensa muy poco lo que dice. Desde luego no busca la unidad de la Iglesia , sino » hacer lío» y eso se le da extraordinariamente bien.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles