El auge de la Misa Tradicional en Miami

Misa tradicional traición alegría
|

Traditionis custodes, lejos de conseguir su objetivo de unificar la Misa bajo el ‘Novus Ordo’, ha despertado curiosidad en muchos católicos que desconocían la existencia de la Misa Tradicional.

El diario El Nuevo Herald de Miami abordó recientemente en sus páginas el auge de la Misa ‘Vetus Ordo’ entre la comunidad católica de Miami.En la capilla de Nuestra Señora de Belén, en West Miami, unas 350 personas, jóvenes y mayores.

La Misa Tradicional en latín, también llamada la forma extraordinaria del rito romano o la Misa Tridentina, se ha celebrado en la Archidiócesis de Miami durante los últimos 40 años, empezando bajo el mandato del arzobispo Edward McCarthy. En los últimos años, la comunidad de Miami ha crecido constantemente, trasladándose a cinco capillas en los últimos 10 años para acomodar el crecimiento.

«La comunidad de la misa en latín en Miami ha aumentado más del doble en los últimos cinco años —de un promedio de 112 feligreses en 2017 a 320 en 2023—, según los registros tomados por Frank Andollo, quien asiste a los servicios desde hace 10 años. La gente conduce desde lugares tan al norte como el Condado Palm Beach y tan al sur como los Cayos para llegar a la misa en latín en Belén los domingos», afirma el citado medio.

En declaraciones a El Nuevo Herald, Josñe Ballon, director del coro afirmó que el auge de la Misa Tradicional se debe a que “atrae a la gente por la autenticidad”. “No quieren algo diluido o comprometido”.

“Hay paz, hay tranquilidad, hay momentos de silencio”, dijo Ballon. “Mientras que, en otras iglesias, y no quiero presumir, se trata más bien de que todo el mundo cante o de que todo sea un gran espectáculo para mantenerse despierto. Creen que es necesario seguir las tendencias del momento… Me encanta la música pop rock, pero no me gustaría en la iglesia”.

En Miami, la arquidiócesis la misa tridentina un sábado al mes en la iglesia católica de Nuestra Señora de Lourdes, pero para la floreciente comunidad esto no era lo suficientemente frecuente: como resultado, el grupo organizó una misa en latín semanal en la capilla de Belén bajo la bendición del arzobispo de Miami Thomas Wenski, quien dijo comprender el atractivo del tradicionalismo católico en una época de creciente secularismo.

“Lo que creo que atrae a algunas personas a la forma tradicional de la misa es el hecho de que es una apelación a la tradición”, dijo Wenski. “Hoy en día, vivimos en una época de cambios rápidos y a veces ese cambio rápido puede ser un poco desconcertante o desorientador, por eso la tradición parece una forma de anclarse”.

En resumidas cuentas, el Tradicionalismo está en auge siguiendo los consejos del Papa Francisco: «crecer por atracción», como tantas veces repite el Pontífice para a renglón seguido remarcar que la Iglesia no debe hacer proselitismo.

 

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
16 comentarios en “El auge de la Misa Tradicional en Miami
    1. ¿Por qué motivo? Francisco estipuló en «Tradiciones custodes» que la Santa Misa en el Rito Romano tradicional (que nadie ha prohibido; él tampoco), siempre que sea posible no debe oficiarse en iglesias parroquiales. Por ese motivo la Misa tradicional en Miami se ha trasladado a esta capilla, en perfecta obediencia a lo decretado por Francisco. Y no es un caso único: ocurre lo mismo en todo el mundo.

      1. Francisco no la prohibe, la asfixia. Jamás la podrá prohibir nadie y cada vez seremos más porque esa asfixia no podrá llegar a las catacumbas.

  1. El artículo presume de que en Miami asisten a las misas por el modo extraordinario del rito romano gente que llega desde Palm Beach County hasta Los Cayos. Hagamos las cuentas.

    En el área metropolitana de Miami viven 6,2 millones de personas. Según el estudio del Pew Research, en esa zona hay un 27% de católicos, de los cuales asisten a misa una o más veces por semana el 45%. Eso supone más de 750.000 participantes en la misa semanal (sin contar los que participan con menos frecuencia). Los 320 tradicionalistas equivalen a CUATRO de cada DIEZ MIL (0,04%) asistentes a la misa dominical.

    Si considerásemos exclusivamente la población de la ciudad de Miami (440.000 habitantes), y conservando la misma proporción de asistencia dominical, estaríamos hablando de SEIS personas de cada MIL (0.6%) que participan del modo extraordinario. Pero el artículo afirma que se reúnen fieles de toda el área metropolitana.

    Gran aumento relativo de una mínima parte de los practicantes. Y no hay más.

    1. Y?
      ….es un comienzo…..acaso importa… más vale un buen católicos Tradicional fiel a la perenne y sana doctrina que un millón y medio de jóvenes danzando en torno a un DJ que dícese ser sacerdote…..

    2. RMNO5, gracias por su información, objetiva y bien concreta. Dado que un comentario mío, enviado dos veces, ha sido censurado por el proselitista del Vetus Ordo que escribió este artículo insulso y no firmado (es decir, no escrito ni por Specola ni por Carlos Alberto), me limito a darle las gracias! Un cordial saludo.

    3. O un crecimiento del 200% en seis años, a pesar de que la mayoría de católicos lo desconocen. Además, no es lo mismo tener la misa al lado de tu casa, que moverse en coche 30 minutos para ir, que quiere que le diga

    4. El tema que pareces obviat es que se ha duplicado la asistencia mientras la tendencia de las parroquias normales es que disminuya. Lo cierto es que el Novus Ordo en su estado actual es insostenible. Teoligicamente el alma de las personas busca lo eterno y la gente está recibiendo catequesis sobre ecologia y cosas del aquí y ahora. Eso no satisface al alma. Por eso las sectas se llenan de miles de católicos en exodo masivo.

  2. Muchas gracias por la información que proporciona, objetiva y muy concreta en los números. De ese 0.6 % sería interesante averiguar si realmente participa en la Misa «Vetus Ordo» porque necesita de más silencio en la oración, o porque no quiere participar en una Misa con música pseudolitúrtica «pop rock», o bien… porque les llenaron la cabeza con el «Novus Ordo» con la «leyenda litúrgica» (el «Vetus Ordo lo celebraba san Pedro, san Pablo, san Juan, y parece que en Compostela también Santiago Apóstol!), o tal vez por una cuestión de gusto estético litúrgico (no digo «elitista»). Me encantaría saber si realmente se sienten vinculados por «atracción» o por «estado de fuerza mayor», y si cree que el Vetus Ordo suscita más santos que el Novus Ordo; si piensa que santa Teresa de Calcuta y sus religiosas son menos santas porque participan del Novus Ordo, si sor Lucía de Fátima se equivocó cuando escribió a un ex sacerdote lefevbrista que el «novus ordo» no tiene nada de herético, etc., etc.

  3. A lo ya tan bien dicho por RAMÓN y AJ yo añadiría que las estadísticas de los oficialmente católicos son de muy escaso valor porque si se investiga qué es lo que creen esos sedicentes católicos suelen manifestar que ni en en Infierno, ni en la resurrección de la carne, ni en la Presencia real, et, etc… En cambio esa minoría da una respuestas mucho más acordes con el Credo, con frecuencia la integran familias numerosas y de ella brotan vocaciones. Así que RMNO5 entérese de una vez que los números, además de contarlos, hay que pesarlos.

  4. Ridículo ese aferramiento a una forma -forma nada más- de aferrarse a un rito que, si bien puede ser entrañable para la devoción de algunos, crea un capillismo sin sentido para una Iglesia universal. Si les gusta el latín, lean a Virgilio. Pero la misa es para que todos participen y esa participación comienza en la lengua empleada.

    1. «Pero la misa es para que todos participen y esa participación comienza en la lengua empleada»

      La Misa es el Sacrificio del Calvario, en el que Cristo se ofrece en holocausto a Dios Padre, y es indiferente si hay fieles o no. Y le aseguro que Dios sabe latín, que además es la lengua oficial de la Iglesia. Como usted no es católico y ya no le afecta, aquí le dejo la excomunión respectiva para que se enteren otros:

      «Can. 9. Si alguno dijere que el rito de la Iglesia Romana por el que parte del canon y las palabras de la consagración se pronuncian en voz baja, debe ser condenado; o que sólo debe celebrarse la Misa en LENGUA VULGAR, o que no debe mezclarse agua con el vino en el cáliz que ha de ofrecerse, por razón de ser contra la institución de Cristo, sea ANATEMA [excomulgado]»

      (Cánones del Sacrosanto y Ecuménico Concilio de Trento sobre el Santo Sacrificio de la Misa).

  5. Con Bergoglio y sus secuaces , es mejor que este tipo de noticias no se difundan mucho, porque llegan de vote pronto las misericordiosas sanciones y las intervenciones.

    Saludos Cordiales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles