Fieles de la diócesis de Tyler, Texas, ruegan al Papa que no cese al obispo Strickland

Joseph E. Strickland, obispo de Tyler (EE.UU) Joseph E. Strickland, obispo de Tyler (EE.UU)
|

Un grupo de fieles de la diócesis texana de Tyler han remitido al Papa a través del nuncio en Estados Unidos, arzobispo Christoph Pierre, una carta en la que ruegan a Roma que no destituya ni remueva a su obispo, Joseph Strickland, objeto reciente de una visitación apostólica y siempre en el punto de mira de los ‘renovadores’.

A continuación exponemos una traducción del contenido de la carta:

Esta carta se ofrece en fidelidad a Cristo y Su Iglesia en nombre de los fieles católicos de la Diócesis de Tyler, Texas. Abordamos respetuosamente este asunto de manera consistente con nuestros derechos y en obediencia a nuestras obligaciones bajo el Derecho Canónico de la Iglesia Católica, particularmente los Cánones 208-223, que establecen que “los fieles cristianos son libres de hacer conocer a los pastores de la Iglesia sus necesidades, especialmente las espirituales, y sus deseos”, y tienen el “derecho y hasta a veces el deber de manifestar a los sagrados pastores su opinión sobre las cosas que atañen al bien de la Iglesia y de hacerla conocer al resto de la Iglesia”. fieles cristianos” (Can. 212, §§ 2-3).

Deseamos expresar nuestra grave preocupación por la reciente visita apostólica al obispo Joseph E. Strickland y la Diócesis de Tyler por parte de representantes papales. Hay dos motivos para nuestra preocupación. Primero, no existen circunstancias especiales en la Diócesis de Tyler, ya sean espirituales o administrativas, que justifiquen una visita apostólica. En segundo lugar, la visita a una diócesis sin tales circunstancias especiales cuando existen circunstancias públicas y demostrablemente graves de heterodoxia y fracaso moral en otras diócesis no visitadas en todo el mundo plantea preguntas legítimas sobre la justicia y la caridad del proceso, así como potencialmente da lugar a un escándalo entre los fieles.

La existencia y el contenido de esta carta son completamente desconocidos para el obispo Strickland (o para cualquier otro clérigo dentro o fuera de la diócesis). Probablemente no aprobaría tal acción por parte de los fieles. Pero nuestras preocupaciones sólo tienen una relación secundaria con el obispo Strickland y la diócesis de Tyler. Esta comunicación se refiere a nuestra obligación superior hacia la verdad, la justicia, la caridad y nuestro amor por la Iglesia Católica.

Nadie conoce mejor el carácter y el ministerio del obispo Joseph E. Strickland que los fieles católicos de esta diócesis. Nuestra diócesis es pequeña y el obispo Strickland ha servido como nuestro pastor durante más de una década, ministrando como sacerdote en nuestra diócesis antes de eso y, de hecho, se crió entre nosotros en el este de Texas. Ha estado en nuestros hogares, nos predicó fielmente el evangelio, bautizó a nuestros hijos, nos corrigió cuando fue necesario y enterró a nuestros muertos desde que muchos tienen uso de razón. En todos los aspectos es un obispo fiel e hijo de la Santa Madre Iglesia.

Expresamos nuestro amor filial por el Santo Padre y respeto por los visitadores asignados para realizar la reciente visita canónica, y no reclamamos todos los hechos que rodearon la reciente visita apostólica. Sin embargo, poseemos información relevante sobre nuestro obispo y el funcionamiento de la diócesis. Humildemente afirmamos que es razonable concluir que el conocimiento de los fieles católicos de la diócesis sobre el obispo y el funcionamiento espiritual y administrativo de la diócesis es, en muchos aspectos, mayor que el de los visitantes externos con una misión de investigación transitoria de duración extremadamente corta. .
Por esta razón, solicitamos que, en aras de la justicia y la verdad, se le dé gran importancia al apoyo generalizado y a las opiniones de los fieles de la Diócesis de Tyler, quienes tienen más razones para conocer al Obispo Strickland que quizás cualquier otra persona.

Es bien sabido que las visitas canónicas son realizadas por representantes papales con una misión transitoria de corta duración para investigar circunstancias especiales en una diócesis y presentar un informe a la Santa Sede después de la investigación.
Aunque sin duda quejas y/o acusaciones específicas desencadenaron la visita apostólica a la Diócesis de Tyler, nosotros, que conocemos bien la diócesis y al obispo, afirmamos que no existen circunstancias especiales en nuestra diócesis que justifiquen una visita apostólica. La diócesis está espiritualmente sana; no hay heterodoxia, ni mal manejo de los casos de abuso sexual, ni corrupción interna, ni fallas morales públicas por parte del obispo o de los miembros del clero.

Durante décadas, las predicaciones y declaraciones públicas del obispo Strickland han afirmado y defendido el depósito de fe que se encuentra en los libros canónicos de la Sagrada Escritura y la Sagrada Tradición y preservados indefectiblemente por el Magisterio ordinario y extraordinario de la Iglesia Católica. Esto es ampliamente conocido y apreciado en nuestra diócesis.
Incluso cuando el obispo Strickland consideró que era su deber oponerse públicamente al error, siempre lo hizo con caridad, distinguiendo entre personas u oficios y errores. Esto se espera de todos los sucesores de los apóstoles, quienes tienen el encargo de enseñar con la autoridad de Jesucristo.

Si se han planteado objeciones a la muy infrecuente oposición del obispo Strickland a las acciones o enseñanzas de un miembro del clero o incluso de un miembro de la jerarquía, esa crítica en sí misma no es una base automática o suficiente para la acción canónica. Como lo dejan claro la Sagrada Escritura, la Sagrada Tradición, San Agustín y Santo Tomás de Aquino, la corrección fraterna es una obra de misericordia y puede ser públicamente necesaria cuando es la única o más segura manera de proteger el bien común.

Si se cree que las declaraciones del obispo Strickland han sido imprudentes y contrarias a la regla de la prudencia, la justicia exige que las declaraciones concretas sean sometidas al escrutinio riguroso y transparente de la verdad, dado que las declaraciones destinadas a ser un ejercicio de la obra de misericordia son sólo contra la regla de la prudencia cuando se forman sin suficiente certeza.

Finalmente, si existen, las deficiencias administrativas son corregibles a menos que alcancen el nivel de corrupción demostrable, constituyan mala gestión intencional o revelen incompetencia administrativa que perjudique de manera demostrable la misión y el trabajo de la diócesis. No es el caso aquí. Si bien existen algunas deficiencias administrativas en prácticamente todas las organizaciones, la Diócesis de Tyler no tiene problemas aparentes que constituyan circunstancias especiales que justifiquen una visita apostólica.

La visita a una diócesis sin circunstancias especiales que justifiquen una visita canónica, mientras que algunas diócesis son públicamente conocidas por tener problemas administrativos y algunos obispos hacen declaraciones públicas heterodoxas sin tal visita, parece injusta y da lugar a escándalo. Ni la Diócesis de Tyler ni su obispo están libres de imperfecciones y debilidades. Sin embargo, es una diócesis saludable, y el obispo Strickland es un obispo ortodoxo y pastoral cuando la Iglesia católica mundial necesita pastores así debido a las graves crisis que enfrenta.

Hay innegables y numerosos escándalos morales entre el clero. No es el caso en la Diócesis de Tyler. La asistencia a misa semanal ha disminuido drásticamente en casi todas partes, pero no en la Diócesis de Tyler. Se informa que el número de personas que abandonaron la práctica de la fe católica aumentó de menos de 2 millones en 1975 a más de 30 millones en la actualidad, pero la Diócesis de Tyler está creciendo. Los clérigos e incluso miembros de la jerarquía hacen declaraciones contrarias a la fe en toda la Iglesia, pero no en la Diócesis de Tyler. Aún así, la Diócesis de Tyler recibe una visita apostólica, mientras que otros con “circunstancias especiales” obvias no son visitados ni corregidos.

Esta realidad no puede evitar plantear serias dudas sobre la justicia de la reciente visita apostólica a Tyler, Texas. Peor aún, podría conducir al mal espiritual del escándalo. No estamos sugiriendo que la visita apostólica a la Diócesis de Tyler fuera mala. Para los fieles, afirmarlo podría ser en sí mismo un gran mal. Pero Santo Tomás de Aquino señaló que se dice que las personas se escandalizan cuando son llevadas al pecado debido a un acto de otra persona que no es del todo correcto. Nos preocupa especialmente lo que la Sagrada Escritura llama el escándalo de “los pequeños” (Mateo 18,6), cuando la gente se escandaliza por su debilidad.

Estamos profundamente preocupados de que no sea del todo correcto que una diócesis como la Diócesis de Tyler y un obispo como el obispo Joseph Strickland reciban una visita apostólica de investigación mientras decenas de errores graves en otras diócesis no se investigan. Después de todo, sólo somos fieles laicos y somos débiles. Pero conocemos a nuestro obispo, nuestra diócesis, y estamos preocupados por un proceso que parece no estar suficientemente respaldado por evidencia del tipo y alcance que justificaría una investigación apostólica en comparación con las decenas de cosas públicas en la Iglesia mundial que nos rompen el corazón.

Excelencia, le dirigimos esta carta porque usted es el representante personal y oficial del Santo Padre ante la Iglesia en los Estados Unidos. Le solicitamos respetuosamente dos cosas. Primero, le solicitamos que tome las medidas necesarias para comunicar al Santo Padre la profundidad de las preocupaciones de los fieles católicos en la Diócesis de Tyler. En segundo lugar, le solicitamos que comunique al Santo Padre el filial llamamiento para que no nos quedemos sin el pastor local que tan en serio ha tomado su llamamiento a ser un pastor con “olor a oveja”.

Solicitamos humildemente vuestra bendición y os aseguramos nuestras oraciones, nuestra devoción filial al Vicario de Cristo y nuestra fidelidad a todo el depósito de la fe indefectiblemente preservado por el Magisterio ordinario y extraordinario de la Iglesia.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
81 comentarios en “Fieles de la diócesis de Tyler, Texas, ruegan al Papa que no cese al obispo Strickland
  1. Es inaudito que un Obispo sin ninguna razón, por el simple hecho de guardar fidelidad a su deber de estado vaya a ser “visitado” y posteriormente cesado.
    A lo largo de este pontificado han caído en desgracia ordenes, obispos, cardenales por el simple hecho de ser fieles a Dios y al evangelio, y en contrario sensu, en este pontificado se han nombrado, premiado y promovido lo mas heterodoxo dentro y fuera de la Iglesia. Dios Bendiga al Obispo Strickland!
    Y pensar que este Papa acaba de nombrar a jueces hispanoaméricanos abortistas!

    1. ¡Fantástica esta iniciativa de los fieles, con la ley canónica en la mano!!! Los aplaudo de todo corazón. 🙂
      Ojalá fuéramos capaces los laicos en España, en Europa, de unirnos de tal manera para ponernos pacíficamente enfrente de los malvados en el poder temporal de la Iglesia…
      ¡Bravo!!! Son el fruto maduro de una excelente predicación y ejemplo: el del obispo Strickland y su equipo diocesano.
      A ver como contestan desde Roma, a ver si siquiera les contestan….
      Oración y penitencia

  2. Defender el depósito de la fe, pero dar anti testimonio de fe atacando al Santo Padre públicamente es grave. Los obispos al aceptar el cargo prometen permanecer en la unidad con el sucesor de Padre y prometen obediencia al Sucesor de Pedro. Este Obispo es un gran pastor, su atención a los pobres y especialmente a los migrantes es impresionante; sin embargo tendrá que cuidar de no atacar al Papa públicamente. El escándalo es pecado y más cuando se incita a otros a rechazar al Sucesor de Pedro.

      1. La primera obediencia debida e ineludible es a Dios! Si el “sucesor de San Pedro” contraría a Dios deliberada y sistemáticamente , y a consecuencia de lo anterior llevándose con él en su error pecaminoso a millones de almas al infierno, cual es la obligación del Obispo?

      2. «dar anti testimonio de fe atacando al Santo Padre públicamente»

        Menudo troll más mentiroso: transcriba aquí ese presunto «ataque público», y así vemos en qué consiste.

        «Los obispos al aceptar el cargo prometen permanecer en la unidad»

        Lo primero que prometen es guardar la fe. Sin ella, ¿qué unidad?

        «su atención a los pobres y especialmente a los migrantes es impresionante»

        Y tan impresionante: impresiona que Francisco, en vez de defender a los inmigrantes (a quienes no acoge en el Estado del que él es jefe, dicho sea de paso) se ponga del lado de las mafias que trafican con seres humanos y producen tantos muertos en el mar (y que condena a los supervivientes a la mendicidad o la delincuencia), promocionando la inmigración ilegal y haciéndoles propaganda gratis a las mafias. Y cuando ya han llegado a Occidente, se niega a evangelizar a esas personas. Sí que impresiona, sí.

        «El escándalo es pecado»

        Pues usted tiene ya una ristra.

    1. Apreciado Kiko: La obediencia debida al Papa es en todo lo que no se oponga a Dios y es a todos los pontífices. Por eso, cuando un Papa con sus actitudes y enseñanzas sr opone a Dios, y cuando se separa de la doctrina definida por sus predecesores, ese pontífice no debe ser secundado sino reprobado.
      Por eso, y porque Francisco incurre reiteradamente en posiciones contrarias a la doctrina divinamente revelada y definida por sus predecesores, tenemos la grave obligación de refutar a Francisco.

      1. No conozco el Derecho Canónico, pero o se obedece o no se obedece. No hay un pero si… Ni un sin perjuicio de… Dios sabe como cuidar a su Iglesia y si hay un Papa inconveniente, Dios lo tiene muy fácil, con llamarlo a Su presencia, solucionado y que el nuevo papa proceda.

        Así que hay que obedecer y un obispo no puede decir nada en contra. Puede y de hecho en la Iglesia se hado desde siempre, discernir y elucubrar, pero desobediencia, nunca.

        Y no me digan nada al respecto, estoy al 110 % en contra de lo que dice, pero me aguanto, porque al Papa se le obedece.

        Claro que en la España, de cuando era España, las leyes que no gustaban, se acataban y no se cumplían.

        1. ¿Nos puede usted aclarar en qué consiste la «desobediencia» de este obispo? Y, por otro lado, ¿de dónde se ha sacado usted que la obediencia (sea a un sacerdote, obispo o Papa) sea absoluta? Tal idea no es católica, desde luego.

          Se lo explica Santo Tomás de Aquino, Doctor de la Iglesia, en la Suma Teológica (q. 104, art. 5):

          2. El hombre está sometido sin restricción alguna a Dios en todo, en lo interior y en lo exterior; y, por consiguiente, debe obedecerle en todo. Los súbditos, en cambio, con respecto a sus superiores, no lo están en todo, sino en determinadas materias, y en éstas los superiores son intermedios entre Dios y sus súbditos. En las otras cosas, sin embargo, están sometidos inmediatamente a Dios, que los instruye por la ley natural o por la escrita.

          3. Los religiosos hacen profesión de obediencia en cuanto a las observancias regulares, y de acuerdo con su regla se someten a sus superiores. Por lo tanto, están obligados…

          1. …a obedecer sólo en aquello que puede pertenecer a la vida regular. Tal es la obediencia suficiente para conseguir la salvación eterna. Mas, si quieren obedecerles en otras materias, pertenecerá en este caso a un grado superior de perfección, siempre que no sean contrarias a Dios o contra la regla profesada; porque tal obediencia sería ilícita.

            Así, pues, cabe distinguir tres clases de obediencia: una, la obediencia suficiente para la salvación eterna, que obedece en lo que está mandado; otra, la obediencia perfecta, que obedece en todo lo que es lícito; otra, la obediencia indiscreta, la que obedece incluso en las cosas ilícitas. (FIN DE LA CITA).

            Por tanto, a su frase: «No hay un pero si… Ni un sin perjuicio de…», sólo cabe responder: ya lo creo que lo hay. Y bien gordo ese «pero»: obediencia absoluta se debe sólo a Dios; a cualquier ser humano… asegún.

      2. Señor Sacerdote Mariano: ¿y quien define la pureza de la doctrina? ¿Usted? Le recuerdo que así como Su Santidad el Papa Francisco se puede equivocar también se pudieron equivocar los pontífices anteriores a él. El Papa no está contra la doctrina, el Papa está con el Evangelio de Jesús y por eso se acerca a los pescadores, va en busca de las ovejas descarriadas, entra en los nuevos areópagos del mundo de hoy. Deje de preocuparse tanto por la exactitud de dogmas y doctrinas y recuerde que el mensaje de Jesús es luz que ilumina las tinieblas del mundo.

          1. «va en busca de las ovejas descarriadas»

            Usted bromea, ¿verdad? Porque no se entiende que trate de enmendar la plana a Francisco, cuando él dice lo contrario de lo que le atribuye: que no hay que hacer proselitismo, que no hay que convertir a nadie, que hay que acompañar a los pecadores en su pecado (no llamarles al arrepentimiento), etc. Y no sólo lo dice, sino que lo pone por obra: de todos los impíos y enemigos de la Iglesia que recibe, ¿a cuántos ha intentado convertir? Porque «ir en busca de las ovejas descarriadas» es para salvarlas, no para ayudarlas a caer por el precipicio dándoles un empujoncito. Y que no lo ha hecho en privado queda demostrado cuando, tras esas audiencias fuera de cámara, se pone a a alabarlos o les da algún carguito (véase el caso de Biden «El Católico» o de James Martín, etc.). No es culpa del corrector, son los hechos: acerca a los pecadores… al abismo (como cree que se van a salvar «todos, todos todos»).

        1. ¿En qué parte del Evangelio encaja la Pachamama?…Nada más con eso y con lo de que «entre los que viven sin casarse hay ejemplos de verdadera fidelidad» ( Amoris Laetitia por si usted no se acuerda) tenemos para no obedecer a este señor dizque sentado en el trono de Pedro…

          1. Y dale con lo mismo. Lee Jn 5,2-24 esa piscina de Bethesda o piscina “probatica” era realmente un lugar pagano, allí llega Jesús y sana a un hombre que buscaba ser curado. Te cuento que esta piscina también atendía a creencias populares paganas, de que Esculapio, dios de la medicina y la salud, que curaba a la gente mientras dormía después de haberse bañado, era el que actuaba sobre estas aguas. Y qué me dices de San Pablo en el areópago? Si te das cuenta, ni Jesús ni San Pablo asumen una actitud de rechazo a lo pagano, sino que evangelizan lo pagano dándole un nuevo significado. Criticar mordazmente por criticar es pecado, es mejor usar las neuronas y encontrar el significado de los gestos del Santo Padre.

          2. «…era realmente un lugar pagano […] esta piscina también atendía a creencias populares paganas, de que Esculapio»

            O es usted un auténtico ignorante (cosa que ya ha demostrado sobradamente) o bien un mentiroso. Me inclino por ambas cosas (no son incompatibles, como usted ya ha demostrado varias veces). Tales piscinas (no era una, sino dos) eran única y exclusivamente judías. Lo más parecido que le podría a usted sonar, y lo dudo mucho por su incultura, es que existía un asclepeion, ciertamente pagano, que nada tiene que ver con las piscinas de Bethesda del relato evangélico (el asclepeion estaba fuera de las murallas de la ciudad en tiempos de Cristo). No sé cómo lo logra, pero cada vez que usted habla sube el pan.

            «ni Jesús ni San Pablo asumen una actitud de rechazo a lo pagano»

            ¿En serio? Vamos a comprobar lo que Nuestro Señor Jesucristo (no su primo «Chechu») y el apóstol San Pablo, decían sobre impíos, descreídos, idólatras…

          3. …y paganos (de sus propios labios). Le responde, pues, la PALABRA DE DIOS (llevando la contraria tanto a usted como a su ídolo, como no podía ser menos). Va a ser largo, pero le va a encantar:

            «Si no os reciben o NO ESCUCHAN vuestras palabras, saliendo de aquella casa o de aquella ciudad, sacudid el polvo de vuestros pies. En verdad os digo que más tolerable suerte tendrán la tierra de Sodoma y Gomorra en el DÍA DEL JUICIO que aquella ciudad […] Pues todo el que me confesare delante de los hombres, yo también le confesaré delante de mi Padre, que está en los cielos; pero a todo EL QUE ME NEGARE delante de los hombres, yo LE NEGARÉ también delante de mi Padre, que está en los cielos. No penséis que he venido a poner paz en la tierra; no vine a poner paz, sino ESPADA» (Mt 10, 14-15; 32-34).

            «¿No sabéis que los injustos no poseerán el reino de Dios? No os engañéis: ni los fornicarios, ni los IDÓLATRAS, ni los adúlteros, ni los…

          4. …afeminados, ni los sodomitas, ni los ladrones, ni los avaros, ni los ebrios, ni los maldicientes, ni los rapaces poseerán el reino de Dios» (I Cor 6, 9-10)

            «Basta ya de hacer, como en otro tiempo, la voluntad de los gentiles, viviendo en desenfreno, en liviandades, en crápula, en comilonas y embriagueces y en ABOMINABLES IDOLATRÍAS» (I Pedro 4,3).

            Predicación por la palabra (proselitismo puro y duro) de San Pablo en el Areópago (sin diálogo alguno con los paganos):

            «Dios, disimulando los tiempos de la ignorancia, intima ahora en todas partes a los hombres que todos SE ARREPlENTAN, por cuanto tiene fijado el día en que JUZGARÁ a la tierra con justicia, por medio de un Hombre, a quien ha constituido JUEZ, acreditándole ante todos por su resurrección de entre los muertos» (Hch 17, 30-31).

            Al principio del mismo capítulo tenemos a San Pablo haciendo proselitismo (que coincide exactamente con lo que el Diccionario de la Real Academia…

          5. …Española define como tal):

            «Pasando por Anfípolis y Apolonia, llegaron a Tesalónica, donde había una sinagoga de judíos. Según su costumbre, Pablo entró en ella, y por tres sábados DISCUTIÓ con ellos sobre las Escrituras, explicándoselas y probando cómo era preciso que el Mesías padeciese y resucitase de entre los muertos, y que este Mesías es Jesús, a quien yo os anuncio. Algunos de ellos se dejaron CONVENCER, se INCORPORARON a Pablo y a Silas, y asimismo una gran muchedumbre de PROSÉLITOS griegos y no pocas mujeres principales» (Hch 17, 1-4).

            San Pablo sobre los paganos:

            «En efecto, la IRA DE DIOS se manifiesta desde el cielo sobre toda IMPIEDAD e injusticia de los hombres, que aprisionan la verdad con la injusticia. Pues lo cognoscible de Dios es manifiesto entre ellos, ya que Dios se lo manifestó; porque desde la creación del mundo los atributos invisibles de Dios, tanto su eterno poder como su divinidad, se dejan ver a la…

          6. …inteligencia a través de las criaturas. De manera que SON INEXCUSABLES, por cuanto, conociendo a Dios, no le glorificaron como a Dios ni le dieron gracias, sino que se entontecieron en sus razonamientos, viniendo a oscurecerse SU INSENSATO CORAZÓN; y alardeando de sabios, se hicieron NECIOS, y cambiaron la gloria del Dios incorruptible por la semejanza de la imagen del humano corruptible, y de aves, cuadrúpedos y reptiles. Por esto los entregó Dios a los deseos de su corazón, a la impureza, conque deshonran sus propios cuerpos, pues CAMBIARON LA VERDAD DE DIOS POR LA MENTIRA, y adoraron y sirvieron a la criatura en lugar del Criador, que es bendito por los siglos, amén» (Rom 1,18-25).

            Nuestro Señor Jesucristo sobre los paganos:

            «Id por todo el mundo y predicad el Evangelio a toda criatura. El que creyere y fuere bautizado, se salvará; mas EL QUE NO CREYERE, SE CONDENARÁ» (Mc 16, 15-16).

          7. Ahora, si quiere, nos repite el despropósito del Prepósito General jesuita de que «en aquel tiempo no había grabadoras», a ver si cuela.

            «Criticar mordazmente por criticar es pecado»

            O sea, lo que hace usted. Pues vale. ¿Y para qué nos lo cuenta? Arrepiéntase y cuénteselo un confesor.

            «es mejor usar las neuronas y encontrar el significado de los gestos del Santo Padre»

            No se aprecia demasiada actividad neuronal en sus deposiciones, la verdad. Tampoco sé qué hace dando consejos y justificando lo injustificable, y no se los aplica usted mismo.

    2. Oye Kiko,
      Bergo santo no es, padre, hasta donde se , tampoco.

      Por tus dichos no eres Catolico, eres solo un sumiso seguidor de un Apostata Homosexual y Abusador.

      1. Cobarde, escríbele una carta al Santo Padre en esos términos difamatórios, firmando con nombre y apellidos, a ver si tienes valor, cobarde. Esos insultos gratuitos ocultándose detrás de un nick y una pantalla es de lo más rastrero y luciferino. ¿Y presumes de ser cristiano, de ser católico? Eres igualito a tu «padre» espiritual…

        Aún hay esperanza para ti y otros como tú, y por lo tanto te reto a que reces diariamente la siguiente oración:

        Sancta Maria, Mater Salvatoris, ora pro nobis ut Deus nos sanctificet in Spiritu suo amoris.

        Ubi caritas et amor Deus ibi est.

        Conviértete al Amor de Dios y deja de comportarte como un hijo del padre del odio, de la rebelión y de la difamación, el Diablo. Vade retro Satana!

        1. «firmando con nombre y apellidos»

          Sí: con los mismos «nombre y apellidos» con los que firma usted sus deposiciones de troll anticatólico de cuarta regional. Un cobarde dando lecciones de valentía: ver para creer.

          «Esos insultos gratuitos ocultándose detrás de un nick y una pantalla es de lo más rastrero y luciferino»

          Es un sacerdote a quien le tiene que confesar sus pecados, en vez de pasarse aquí la vida trolleando.

          Y no sea histriónico: quien necesita oraciones a través de un exorcismo es usted, farsante.

          1. Se está viendo claramente quien es el farsante o farsantes, todos los catholicus pharisaeus que viven en el odio, rencor, rebelión, insulto, difamación, fanatismo, prejuicio, etc, y no se convierten al Amor de Dios.

            Te escribe un servidor de nombre y apellido Joao Pires, de la diócesis de Tui-Vigo. Un humilde («ignorante y analfabeto») zapatero amado por Dios en Cristo Jesús. Saludo a su eminencia muy ortodoxa Catholicus apostolicus romanus.

          2. Naturalmente que es Joao Pires, como todo el mundo puede ver en la foto del DNI que acompaña su afirmación. Ah, calle: que se le ha olvidado adjuntarla; qué pena. Pues sea usted Joao Pires (uno de tantos, porque hay más de uno), o Caperucita Roja, cosa indemostrable en ambos casos, el papelón que hace aquí es el mismo. Así que, le tomo la palabra y le recomiendo lo que dice el dicho: «zapatero a tus zapatos», que está claro que el «medidor de odios» que ha comprado de segunda mano no funciona: le han timado. Y sí: se está viendo quién es un farsante; tiene toda la razón. Ya puede parar de esforzarse, pues.

          3. Qué difícil es satisfacer tu alta exigencia artificial de una seguridad auto referencial, y evidente altanería que te hace tener ese omnipresente sarcasmo. Yo al menos he dado mi nombre, apellido y mi diócesis, desmontando así tu falsa acusación de que me escondo detrás de un nick y una pantalla, cuando saliste en defensa de «Chester Ton», el cual ha difamado gravemente al Papa Francisco escondiéndose detrás de una pantalla y un nick.

            Te lo digo con amor, ese sarcasmo, esa aparente seguridad y superioridad moral e intelectual no nacen en lo más profundo de tu alma, sino que son una máscara forjada por tu ego inflado y autosuficiente, una fachada detrás de la cual se refugia tu «yo» autocomplaciente, replegado en sí mismo y fijado rigidamente como un monolito en sus propias fanáticas convicciones y juicios, tendiente a la auto justificación, la proyección y el ataque al que piensa y cree diferente.

          4. Así funcionan las mentes de los fanáticos religiosos de todos los tiempos y religiones, ya sean fariseos, ya sean católicos, ya sean protestantes, no importa. Solo cambia el tiempo y el contenido de sus ideas y creencias. Las actitudes, la forma de hablar, el legalismo, el perfeccionismo moral, la rigidez mental y espiritual, son similares en todos. En clave evangélica decimos que es el «fermento de los fariseos».

          5. «Qué difícil es satisfacer tu alta exigencia artificial de una seguridad auto referencial»

            Demasiado epíteto y mucha chorrada: a mí no tiene que satisfacerme. Limitese a no decir disparates por su propio bien y para no escandalizar. Por otro lado, me parece a mí que, aunque repita como un loro los bergoglemas (como ese «autorreferencial») no los ha captado usted del todo: según la definición pontificia, «autorreferencial» es, por ejemplo, citarse tropecientas veces a sí mismo en sus propios documentos, ignorando, o peor aún, tergiversando o diciéndolo lo contrario de lo que dijeron todos sus predecesores, Vamos, que se refiere a él mismo, aunque lo proyecte en los demás (como suele hacer con todas sus neuras).

            «Yo al menos he dado mi nombre, apellido y mi diócesis, desmontando así tu falsa acusación de que me escondo detrás de un nick y una pantalla»

            No mienta: cuando yo he puesto en evidencia que usted no había firmado ninguno de…

          6. …sus comentarios con ningún nombre ni apellido, yo no mentía: no lo había hecho nunca. Así que, ¿cómo va a «desmontar» algo que era cierto en el momento en que yo lo he dicho? Para eso tendría que haberlo hecho antes, no después. Y, como ya le he dicho, su palabra vale cero patatero, porque también puede decir que se llama Caperucita Pérez y que es de la diócesis de Barbastro (además de que no le interesa a nadie su identidad: con sus deposiciones es suficiente).

            «…esa aparente seguridad y superioridad moral e intelectual no nacen en lo más profundo de tu alma, sino que son una máscara forjada por tu ego inflado y autosuficiente…»

            Muchas gracias por el psicoanálisis, pero ni se lo he pedido, ni se lo voy a pagar. Y como pretenda ganarse la vida con ello, ya le auguro que se va a morir de hambre. Hágame caso y tire a la basura su «medidor de superioridades morales» (y otros medidores que suele utilizar), porque obviamente no…

          7. …le funcionan.

            «…fijado rigidamente como un monolito en sus propias fanáticas convicciones…»

            Se lo ha explicado muchas veces, pero usted sigue sin enterarse: se llama «fe católica» y es tan rígida como el fundador de la Iglesia Católica: Nuestro Señor Jesucristo, por lo que, lo que opinen los herejes o impíos, o como la llamen, me trae al bies. En cuanto a «fanatismo», a mí me suena mucho a «fan»; y fan me suena mucho a los mariachis, o la cla, de su ídolo (Francisco), de la que usted forma parte (o lo finge). Sospecho que no era tan fan de sus predecesores. Más que nada, porque no se puede soplar y sorber al mismo tiempo, ni defender a quien dice una cosa y al mismo tiempo defender a quien dice la contraria (aunque los modernistas parecen creer que el principio de no-contradicción con ellos no rige).

            «Así funcionan las mentes de los fanáticos religiosos de todos los tiempos y religiones, ya sean fariseos, ya sean católicos, ya…

          8. …sean protestantes, no importa»

            Diciendo esas paridas, repetidas hasta la náusea por todos los enemigos de la Iglesia, lo que queda claro es cómo funciona la mente de un troll como usted: mal. Y lo hipócrita que es: reprocha a otros aquello en lo que incurre.

            «fermento de los fariseos»

            Fermento de fariseos es su falsa humildad y su constante pose de «Gracias, Señor, por hacerme puro y no como esos malvados publicanos de infovaticana, tan rigoristas y legalistas» (sólo hay que ser rigorista y legalista en la heterodoxia y la laxitud moral, naturalmente). Disfrute del momento, en su maldad, porque se les acaba: los progresaurios heterodoxos y destructores se mueren inexorablemente (y sin reemplazo generacional). De ahí que, ante su evidente fracaso, su única y compulsiva obsesión sea morir matando. Pero de Dios nadie se ríe. No les arriendo la ganancia.

        2. La carta de estos fieles adeptos de Strickland es comprensible y además está muy bien escrita. Muy correcta en sus formas, pero lo que se está investigando es el fondo del pozo de donde sale el agua que afirman ser muy saludable, a ver si está contaminado… por causa de los indicios de posible contaminación para la sagrada unidad de la Iglesia.

          Por otra parte, no es verdad que no se hagan visitas apostólicas a diócesis heterodoxas (el caso especial de Alemania no sirve de ejemplo, porque el procedimiento ya fue abierto y está siendo trabajado), y además es un error pretender que la verdadera ortodoxia es exclusiva del tradicionalismo y un tradicionalismo rebelde.

          1. «es un error pretender que la verdadera ortodoxia es exclusiva del tradicionalismo»

            Lo que es un error en llamar «tradicionalismo» a la fe católica y decir que quien no es heterodoxo «está contaminado». Pues bendita contaminación. Yo que usted pararía de repetir como un loro lo de la «unidad», porque la única unidad defendible es la unidad en la verdad, no la unidad en el error. De nada le va a servir a usted condenarse muy «unido» a otros heterodoxos, por no permanecer en la unidad de la fe católica y seguir de forma fanática a quien se aparta de ella.

            Por cierto, díganos: ¿qué «visitas apostólicas a diócesis heterodoxas» alemanas están en curso? Porque motivos hay unos cuantos… ¿Y alguna destitución de los obispos que bendicen relaciones entre personas del mismo sexo? Cite un solo caso.

          2. Cuando a ese oscuro personaje autodenominado catholicvs ke agarra la diarrea verbal, lo mejor es ignorarlo. Yo jamás leo sus respuestas irrespetuosas y llenas de repugnante arrogancia.

          3. No mienta, «luminoso personaje» (iluminado por las llamas del infierno, será) y responda a las preguntas. No lo va a hacer, claro. Se coge antes a un mentiroso, que a un cojo.

            Menudo troll tan ignorante e incompetente, que solamente puede recurrir al «habla chucho, que no te escucho» de los niños pequeños, cuando le han pillado con el carrito del helado. Sus ataques y calumnias contra sacerdotes y obispos buenos y ortodoxos, es lo único «repugnante» en este caso. Y luego se preguntarán algunos por qué les recomiendo someterse a un exorcismo,.. Pues para sacarlos de ese pozo de inmundicia espiritual en el que el demonio los tiene presos (no sin su previa y voluntaria ayuda y asentimiento). Y aprenda a escribir bien, que siempre comete las mismas faltas de ortografía, farsante.

        1. Usted diciendo que si alguien no tiene argumentos, que se calle, es una auténtica broma. En cuanto a sus «rezos», no profesando usted la fe católica, que es la única verdadera, no sé de qué pueden servir. Pero, como a usted le gusta tanto perder el tiempo (por eso se pasa aquí la vida trolleando), pues a saber. Tampoco se entiende muy bien en qué cosa quiere «convertir» a otros… ¿En calabaza, tal vez, como la carroza de Cenicienta tras la medianoche? ¿En botijo? Porque, si se refiere a que los católicos apostaten y comiencen a creer en lo que usted, me temo que pierde el tiempo: usted solamente tiene capacidad de convencer a los «ya convencidos» (vamos, que no va a hacer apostatar a nadie, y que solamente le van a dar la razón quienes ya han apostatado previamente).

    3. Pero si es el Papa quien está apartando de la Iglesia a los sacerdotes «rígidos». ¿Es que hay que echarles la culpa a otros? No me sea hipócrita. Es el sucesor de Pedro quien la está liando.

    4. KIKIPOLLAS
      Lo que es un escandalo es ver a un sujeto como tu, haciendo los coros a los corruptos y asquerosos herejes en la Iglesia, y atacando a los obispos rectos e integros. Tu eres una excrecencia de gato diarreico al lado de este obispo bueno. Por tus comentarios se aprecia que tienes una vida tristisima, y que estas deseando que la Iglesia te diga que la sodomía no es pecado. Pero lo es, por mucho que tu o muchos otros fatigas os emepeñeis. Es pecado y lo sabes. Ademas si a ti no te hace caso nadie. Pasate a la virtud. Si tu si no es pagando no vas a pillar nada. Si nadie te hace ni p caso.
      Y lo que es otro escandalo es ver a un indocumentado como tu dando lecciones. Para ser sucesor de San Pedro hay que estar en comunión con San Pedro y ni tu ni Bergoglio lo estais. Estais a otra cosa. El a demoler la Iglesia y tu a hacer de cheerleader de sus corrupciones. Pero eres tan cutre que hasta Bergoglio debe de preferir que no le defiendas.

  3. Kiko: usted no es nada más que un activista que habla por boca de ganso y no sabe ni lo que habla ni dice. Pone usted de los nervios al más templado. Si el obispo guarda perfectamente el legado de la fe, malamente puede ofender al Papa. La obediencia dentro de la Iglesia está correcta si se mantiene firme en la obediencia, respeto, amor y profesión en el amor de Dios; pero nunca jamás a los caprichos de una persona tenga el rango que sea, cuando arbitrariamente intenta gobernar la nave de Pedro, el cual clama hace tiempo: «Señor, sálvanos».

  4. Todo muy hermoso. Pero pedirle algo a un , o sea, a alguien que no lo quiere dar, es aumentar su soberbia. Su poder.
    La inocencia es algo bueno en sí. Jesús nos pide astucia porque el otro lado chorrea astucia.

    La forma es primero pararse y luego decir ésto es católico, ésto no es católico, y actuar en consecuencia.

    1. Como hayan recabado información que releve la insubordinación y quiebra de la colegialidad por parte del obispo Strickland, los más seguro es que sea cesado de su cargo al frente de la diócesis. Si el propio obispo rompe claramente la colegialidad con el Sucesor de Pedro, es como si se excluyera a sí mismo de la comunión con todo el colégio apostólico unido al Primado de Roma, cabeza visible de unidad de la Iglesia en Cristo. El obispo Strickland sabe bien como todo funciona, y no debe caer en la rebelión, sino mantenerse en la caridad y subordinación al Papa, como hace el buen cardenal Robert Sarah, que escribe y dice cosas tan interesantes y ortodoxas. Bendito sea Dios.

          1. Todo lo que dices en relación a mí es poco. Se ve que no me conoces. Este hombrecillo que te escribe es realmente un cerdo, perezoso como nadie, impaciente, fantasioso, flaco de fe, poco devoto, pobre de ambición, fuerte en procrastinar y un sin fin de defectos. Gracias por recordarme lo imperfecto que soy y lo cuánto necesito crecer en inteligencia, sabiduría, humanidad y santidad. Gracias. Dios te bendiga!

          2. «Gracias por recordarme lo imperfecto que soy y lo cuánto necesito…»

            Y también «lo cuánto necesita» ir a un logopeda a que le trate la dislexia, de la que, visto lo visto, parece haber una plaga en esta página: hay que ver la cantidad de comentaristas «diferentes» (al menos los nicks son diferentes) que la padecen. Aunque parece ser una plaga muy selectiva, porque solamente afecta a los trolls anticatólicos que ejercen de cla de Francisco.

  5. Estimado, el «exceso de inocencia» que mencionas en este contexto no es bíblico ni es patrístico. Al contrario, es una excelente virtud de los fieles que escribieron la carta, desde el respeto, la educación, la humildad y la «devoción filial al Vicario de Cristo», tal y como escribieron en su carta. Este es el modo cristiano de dirigirse a los pastores de la Iglesia, sucesores de los Apóstoles, en temas tan importantes como el que nos ocupa. Ya sé que Rapunzel y otros conocidos «bocazas» insultantes y difamadores de este foro no serían capaces de escribir tan excelente y cristiana carta.

    1. ¿Sabe cuántas educadas y «filiales» cartas se han mandado al Vicario de Cristo a cuenta de los disparates y errores doctrinales que suelta, desde cardenales a docentes universitarios, miembros de la judicatura, periodistas, religiosos, etc.? Tropecientas. Con miles de firmas. ¿Sabe cuántas se ha dignado a responder, pese a que sea su obligación hacerlo? Ninguna. A él sólo le interesan los impíos; pero no para convertirlos, sino para alabarlos, como hemos visto tantas veces. Así que, a otro perro con ese hueso. Y lo del «conocido bocazas» lo dirá por usted, que es un bocachancla digno de ser fan de su verborreico ídolo, que también comparte con usted su tirria por todo lo que huela a católico.

  6. Si lo cesan, lo recibimos encantados en lo que queda de la Iglesia Católica (FSSPX) y que Babilonia se termine de hundir sola.
    PD: Gracias querido Papa Francisco por favor concedido de hundir, de una buena vez, lo que queda de la nefasta religión concliar (Opus, Legionarios de Clinton, Kikos, Jesuitas, cristianos LGBT, grupo Ariztía, Mocedades y demases).

  7. Dios protejerà al buen obispo Strickland, incluso si es cesado por las autoridades eclesiàsticas… Recemos por èl, y por todos los cristianos perseguidos por su fidelidad al Evangelio, la Tradiciòn y el Magisterio bimilenario…

    1. Los monjes benedictinos de Le Barroux que celebran la liturgia antigua no están siendo «perseguidos», los miembros de la FSSP tampoco están siendo «perseguidos», entre muchos otros. Pero los obispos que rompen la colegialidad y entran en un peligroso camino de rebelión, pues se atienen a las consecuencias.

      Dice el cardenal Robert Sarah: «La obediencia al Papa no es sólo una necesidad humana, es el medio para obedecer a Cristo que puso al Apóstol Pedro y a sus sucesores a la cabeza de la Iglesia.»

      1. «…obispos que rompen la colegialidad»

        Pero, ¿de qué está hablando usted? Lo primero, ¿qué es «romper la colegialidad»? Lo segundo, ¿en qué «rompe la colegialidad» éste y otros obispos a los que usted ataca continuamente por el mero hecho de profesar la fe católica íntegramente y no soltar herejías? ¿Es que acaso hay algún «colegio de herejías» que usted teme que se rompa? Y no sé para qué, echando mano de otra falacia de troll de cuarta regional (en este caso la «falacia de autoridad», aunque no tenga nada que ver con el tema), empleando la cita de otro cardenal al que usted también odia por ser ortodoxo, para soltar la chorrada de la «obediencia»: ¿en qué ha «desobedecido» este obispo? ¿Le han dado alguna orden que pueda ser incumplida? ¿Cuál? Como no se arrepienta usted, su maldad y sus calumnias le van a pasar factura más pronto que tarde. De Dios nadie se ríe.

  8. Nadie está destituyendo al Obispo, seguramente ya fue amonestado y él seguirá pastoreando su Diócesis. Realmente es un buen Obispo, padre y pastor, solo debe ser más moderado en lo que escribe y hacer las correcciones fraternas al Santo Padre por los canales adecuados.

    1. «seguramente ya fue amonestado»

      Pero, ¿nos quiere explicar de una vez en qué consiste el delito por el que según usted ha sido o debe ser amonestado? Es que nos tiene usted el ascuas: nadie lo sabe, salvo usted. Ilumínenos, no sea tímido.

      Y en cuanto a «correcciones fraternas», las Sagradas Escrituras son muy claras al respecto: si el error, la falta o la ofensa ha sido secreta, la corrección se hace en secreto; si ha sido pública, se hace en público (Palabra de Dios).

        1. Naturalmente, «persona sana»: ¿cómo va usted a «perder el tiempo» en otra cosa que no sea trollear para atacar y calumniar a los católicos coherentes con su fe, sean laicos o clérigos? ¡Menudo pájaro! Cambie ya el disco, que se le ha rayado, troll infame. Y sométase a un exorcismo, farsante.

        2. No diria que es una persona enferma, pero es muy impertinente, arrogante y obsesionado, y va de abogado de defensa de los que son como él o peor. Será muy difícil que baje del pedestal y deje de creerse el único verdaderamente catholicus junto con su grupito de la élite «ortodoxa». Para ellos, nadie es católico si no ataca al Papa y al CVII y no es fanático de la liturgia antigua. No permitas que individuos como él te quiten la paz. Allá ellos en sus difamaciones, insultos, insinuaciones, acusaciones, juicios, sarcasmos, etc. Recemos por ellos y por todos, pidiendo bendición para ellos y no maldición ni caigamos en la trampa del insulto fácil, la arrogancia y los ataques ad hominem que suelen ellos usar y abusar. Un saludo y Dios te bendiga.

          1. Agios: Te agradezco mucho el consejo,?seguiré expresando mis puntos de vista y no caeré en las provocaciones de esas personas.

          2. «Para ellos, nadie es católico si no ataca al Papa y al CVII»

            ¿En serio? Señale usted mi presunto «ataque» al Papa y al CVII. No busque, porque no lo va a encontrar. Que a usted le parezca un ataque que se corrijan sus disparates públicamente (pues públicamente los suelta), y confunda el ejercicio de una obra de misericordia espiritual como es la de «corregir al que yerra» con un ataque a la persona, el problema es de usted.

            Para ser usted tan fanático, le gusta mucho llamárselo a los demás. Será precisamente por ello: cree el ladrón…

            Y ya puede dejar de hacer teatro, o trasladar el campamento troll a otro lugar, porque aquí no va a convencer a nadie (y ahí están de muestra a todas sus deposiciones para el que tenga mala memoria).

  9. Hermanos, no podemos convertir la Sagrada Tradición en tradicionalismo, en un tradicionalismo fanático. Recuerden que es la Iglesia que hace la Tradición, en su autoridad apostólica, no es la Tradición – o una tradición – que hace a la Iglesia. Es muy importante entender esto. La Iglesia nació de Cristo y vive del Espíritu de Cristo, desde el Pentecostés y hasta la Eternidad. Si nos encerramos rigidamente en una tradición, podemos fácilmente perder la novedad del Espíritu del Señor, Quien siempre está renovando a su Iglesia y crea en ella realidades nuevas, una renovada fuerza y un horizonte despejado y libre del humo mundano que ciega y confunde. El Espíritu Santo está y estará en y con su Iglesia, con el amor y la esperanza ardiendo como fuego en nuestros corazones. Y los corazones fríos, sin el calor del Amor que Dios es, se congelan y se quedan rígidos. No dejemos morir en nosotros la esperanza y la confianza en el amor de Dios y en la acción de su Espíritu.

    1. Hermana PlAgio: no puede usted convertir su infame trolleo en modernismo; en un modernismo fanático. Recuerde que la Tradición no la hace la Iglesia, sino que proviene de Dios, constituyendo una de las dos únicas fuentes de la Revelación, que terminó con la muerte del último apóstol, y que la única autoridad apostólica concedida por Cristo a la Iglesia por Él fundada era sólo para conservarla y difundirla tal y como la ha recibido. Lo demás, cuentos de Calleja que los malvados emplean para engañar a los ignorantes.

      Es muy importante entender esto. Si se encierra usted rígidamente en el modernismo, puede usted acabar en el infierno si no se arrepiente, con el agravante del escándalo provocado. El Espíritu Santo está y estará en y con su Iglesia, guiándola para que no se aparte de la fe verdadera, mal que les pese a los demoladores. Cielo y tierra pasarán, pero su Palabra, que no necesita «renovación» alguna, no pasará.

  10. y yo como puedo pedir al papa que no cese ni visite al obispo stricland, porque vi una entrevista de dicho obispo en youtube y me parece que tiene mas razon que un santo en lo que dice, como puedo apoyar al obispo?
    contesteme señor esteban

    1. Usted vive por y para trollear en una página web (porque esto no es un blog, troll cegato). Así que, aplíquese el cuento e ingrese usted mismo, voluntariamente, en el frenopático (lo de sus cambios de nick les va a encantar). Y si le molesta que le ponga en evidencia, pues le va a tocar aguantarse, «cuerdo» que no dedica nada de tiempo a este «blog», sino que pasaba por aquí. Así que, vaya acostumbrándose, porque solo le queda a usted el derecho al pataleo (con su correspondiente réplica, claro).

  11. Catholicus, de verdad, se da cuanta la cantidad de posteos que tiene por tema? Es tan ridículo que incluso postea varios a continuación uno de otro, ni siquiera como respuesta. Si esto es lo único que tiene en la vida, de verdad es necesario que se interne, porque necesita hacer algo con su vida. Ha pensado en trabajar?

    1. «se da cuanta la cantidad de posteos que tiene por tema?»

      No sea pesado, céntrese en el tema y deje de analizarme, que yo no soy el tema de la noticia.

      «de verdad es necesario que se interne»

      Muchas gracias por su «preocupación», pero ocúpese de lo suyo: que decida usted internarse, o bien recibir tratamiento ambulatorio, es cosa suya. Pero no nos lo cuente, que no nos interesa.

      «Ha pensado en trabajar?»

      ¿Lo ha pensado usted? ¿O es que lleva mal la jubilación? Más de lo mismo: preocúpese por su vida y, a ser posible, deje de trollear, o recibirá las correspondientes réplicas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles