Científicos disidentes alertan de que no hay alerta climática

Cambio climático
|

Hubert Crescenti, profesor emérito de Geología Aplicada y expresidente de la Sociedad Geológica Italiana, y Alberto restinzi, Profesor de Geología Aplicada de La Sapienza, firman una carta pública titulada ‘No hay emergencia climática’. Ambos forman parte de Clintel (Climate Intelligence), un grupo de científicos que cuestiona el dogma climático imperante.

El grupo, como la carta, no duda la alta probabilidad de que estemos en los inicios de un cambio climático significativo, pero sí otros dos artículos esenciales del dogma: que suponga una catástrofe y que sea culpa de la actividad humana. También alertan del peligro de las medidas que se están aplicando y proponiendo para combatir la presunta emergencia, remedios que pueden ser mucho peores que la hipotética enfermedad.

“Esta alarma injustificada está contaminando las conciencias incluso de los líderes políticos de alto nivel, circunstancia que los lleva a enfrentar problemas reales de riesgo, no con prevención, sino con medidas que, de hecho, ni siquiera abordan los problemas”, dicen en la carta.

Y siguen: “La emergencia climática que genera pánico y más preocupación se refiere a que la temperatura media global sería alrededor de 1 grado más alta que hace más de un siglo. Este fenómeno, que es natural y no necesariamente desagradable, se está atribuyendo, sin ninguna razón científica, a todos los eventos meteorológicos severos y, con ellos, a todos los daños que hasta la década de 1980 se incluían en las actividades de prevención y se estudiaban a través del análisis de riesgo. , donde la vulnerabilidad humana era el elemento esencial. Por ejemplo, las muertes por olas de calor, fenómenos de sequía, fenómenos de inundaciones y más se atribuyen a este grado de temperatura superior al valor de hace más de un siglo”.

Concluyen condenando “la ilusión de la transición energética que está encandilando a la opinión pública y a algunos políticos al más alto nivel. Estigmatizamos la desinformación difundida por todos los medios de prensa y medios de comunicación masiva, que evitan cualquier confrontación sobre cuál es el verdadero problema que afecta a la humanidad, especialmente en sus componentes más débiles: la disponibilidad de energía abundante y asequible. Estigmatizamos la negativa de quienes manejan el terror de la falsa alarma climática a discutir los aspectos técnico-científicos de la supuesta alarma que han lanzado y las falsas soluciones que proponen”.

Con independencia de que la visión de Clintel tenga más o menos probabilidades de ser cierta -y no hay modo de descartarla sin más con ‘datos duros’-, para los católicos las dudas sobre la certeza del dogma climático tiene un significado particular, debido a que el Papa Francisco ha dedicado una energía y un tiempo desmedidos a predicar la ‘versión estándar’ del fenómeno, tan alejado de las cuestiones de la fe católica.

Desde hace muchos años, uno de los temas centrales del Papa Francisco ha sido emitir firmes advertencias sobre catástrofes inminentes si no se toman medidas en materia climática. Tales argumentos se han hecho regularmente en sus muchas reuniones o mensajes a varias organizaciones internacionales y, por supuesto, aparecen en gran medida en su encíclica Laudato Si de 2015.

A principios de este año, el Dicasterio para la Promoción del Desarrollo Humano Integral (DPIHD) del Vaticano, dirigido por el cardenal Michael Czerny SJ, incluso se asoció con un grupo sueco de «sostenibilidad» climática para imprimir medio millón de copias de un folleto que se enviará a las parroquias de todo el mundo. . El texto trata sobre “cambio climático, biodiversidad, agua, producción de alimentos, contaminación del aire, consumo sostenible y vínculos entre sostenibilidad y justicia social”.

Sin embargo, mientras el Papa continúa emitiendo mensajes alarmistas sobre el clima y el calentamiento global, sus declaraciones no quedan sin respuesta. Ya se han señalado los temas centrales contra la vida de las agendas climáticas que promueve, pero su apoyo continúa sin cesar.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
30 comentarios en “Científicos disidentes alertan de que no hay alerta climática
  1. La religión cristiana ha mutado a religion climática.
    Como decia Chesterton «el que no cree en Dios acaba creyendo en cualquier cosa». Como Occidente ya no es cristiano, la religion climática ha sustituido al cristianismo.

  2. Francisco ha sucumbido ante la ideología medioambientalista y nos quiere someter a sus opiniones controvertidas.
    Debemos resistir frente a semejante error, ya que es la excusa para empobrecer a la población, perjudicando gravemente la calidad de vida de los hombres, mientras se fomenta el totalitario nuevo orden mundial.

  3. No me gusta la palabra “dogma” para aludir al cambio climático, pues si la constatación de este se basa en datos empíricos verificables y contrastables, es por tanto una hipótesis falsable como toda proposición científica. No hace falta llegar a la certeza de una demostración matemática; hay evidencias de que el clima está cambiando a mayor velocidad que la que se constata en el registro fósil y de que es posible que algo de ese cambio pueda depender de nosotros. Me conformo con lo anterior para, según la virtud de la prudencia, ser consciente de que el amor al prójimo -presente y futuro- exige cuidar la Creación (Gn 2, 15), mandato divino que está en la base de la preocupación católica por el medio ambiente.

    1. «si la constatación de este se basa en datos empíricos verificables y contrastables»

      Un gran «si». La respuesta es negativa: no, no lo es, ni lo podrá ser mientras no se disponga de un registro detallado de datos de la atmósfera que se prolongue durante una escala de tiempo comparable a la de la evolución natural del clima. No estamos hablando de un par de siglos, sino de 20 o más.

      Además, está demostrado que no se puede modelar la atmósfera terrestre a largo plazo, debido al carácter caótico de las ecuaciones de Navier-Stokes.

      Los datos empíricos vienen de la experimentación, pero es imposible hacer experimentos con el clima terrestre. Ya, pueden realizarse observaciones, pero entonces debe tenerse en cuenta que la correlación no implica necesariamente causalidad. Por ejemplo, ¿Causa el incremento de CO2 un aumento de temperatura, o bien al subir la temperatura del mar aumenta el CO2? En favor de la segunda hipótesis ya existe un modelo matemático que lo explicaría, por ejemplo.

    2. Enrique, lo único empíricamente demostrado es que la comunidad científica está dividida y hay controversia creciente.

      Algunos científicos sostienen esas evidencias que usted cita, y otros las cuestionan o desmienten.

      Seamos prudentes con ciertas variantes de la prudencia, que casualmente siempre acaban en asaltos fiscales.

    3. HENRIQUE
      Usted debe de ser de letras, pero muy de letras, deje esas cuestiones a los de ciencias, pero de verdad. Le quedan muy grandes. Usted siga leyendo la prensa y pensando que sabe, por leer titulares.
      Me temo que es usted de esos ecologistas que no sabe ni lo que es un ecosistema, no digo ya uno abierto o cerrado.
      Y por supuesto no sabría distinguir un meloncillo de un geosinclinal.

    4. «hay evidencias de que el clima está cambiando a mayor velocidad que la que se constata en el registro fósil y de que es posible que algo de ese cambio pueda depender de nosotros»

      No, no las hay. Y ahí radica el problema: la ecolatría calentóloga actual es pura ideología que no está basada en evidencia alguna. No que no cambie el clima, que lo ha hecho siempre, sino en que el cambio tenga origen antrópico. De hecho, cambios climáticos mayores se han dado en momentos de la historia en que no había emisiones de CO2 a la atmósfera (de la industria, de los automóviles, de los aviones, ni había plástico, etc.). Y algo que puede comprobar todo el mundo: cada vez que termina el verano, al que actualmente llaman «ola de calor» (antes era una estación), dicen que ha sido el verano más caluroso que se conoce. Pero lo de «9 meses de invierno y 3 de infierno» pasó a la historia hace tiempo, y los 3 meses a 40 grados ha quedado en un solo mes a 35.

    5. Es asumido que el Espíritu Santo no puede equivocarse, así que debemos concluir que la elección de este Pastor que no hace más que confundir a sus ovejas es una dura prueba de Fe para la Iglesia. Que la Inmaculada Madre de Nuestro Señor nos ampare en este trance.

  4. Ahora va a resultar que el cuidado de la Creación, que Dios ordena en el Génesis, como hace constar un comentarista posterior, es ideología. Curioso.
    En cambio, afirmar que el nuevo orden mundial es totalitario no es algo ideológico para usted. ¿Cuál de los 17 objetivos de la agenda 2030 de la ONU es totalitario en su opinión?

    1. José, todos, todos los objetivos de la Agenda 2030 son totalitarios, sin excepción.

      La Creación se cuida… porque es obra de Dios, pero no es Dios en sí misma.

      1. ¿Acabar con la pobreza es totalitario? ¿terminar con el hambre en el mundo lo es también? ¿procurar un trabajo decente para todos merece la misma consideración? ¿promover la paz y la terminación de las guerras, etc? Ahora va a resultar que las peticiones que desde tiempo inmemorial se formulan en la santa misa y que muy frecuentemente incluyen los objetivos anteriores son totalitarias y yo -ni nadie- sin darme cuenta.
        Esos objetivos no son totalitarios sino que están en el Evangelio y son un mandato divino realizarlos; cuestión distinta serán las diferentes políticas que se implementen para llevarlos a cabo. En nuestra mano estará conseguir que las políticas concretas sean acordes con dichos objetivos.

          1. «el cuidado de la Creación, que Dios ordena en el Génesis»

            ¿DÓNDE ordena tal cosa el Génesis? Aparte de que el Génesis es un libro de la Biblia (y los libros no ordenan nada), esto es lo que ordenó Dios y recoge el Génesis:

            «…henchid la tierra; SOMETEDLA y DOMINAD sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo y sobre los ganados, y sobre todo cuanto vive y se mueve sobre la tierra» (Gen 1,28).

        1. JOSE MARTIN
          Hay muchisimas cosas de las que usted no se da cuenta. Seguro que no ha leido nunca el pasaje es del Evangelio en el que Cristo nos alecciona para que seamos astutos como serpientes, porque los hijos del mal lo son.
          Por desgracia hay muchisima gente como usted que no se entera de nada y lo que es peor que creen que saben. Antes la gente era ignorante, pero al menos sabía que no sabía.
          Le pongo un ejemplo para que piense un poco pero sin romperse demasiado la cabeza no sea que le de algo con el calor.
          Todos esos millonarios y asociados (politicastros que ya no se bajan del coche oficial o subvencionado nunca) se reunen un día en la Isla de Man para hacer una cumbre sobre el clima y movilizan sesenta o setenta reactores privados pagados con nuestros impuestos muchos de ellos, que contaminan mas que usted o yo en muchisimas vidas. ¿De verdad que nos dice usted que es tan idiota para creerse que estos tipos tienen el mas minimo interes en el clima o que se lo creen?

        2. «¿Acabar con la pobreza es totalitario? ¿terminar con el hambre en el mundo lo es también? ¿procurar un trabajo decente para todos merece la misma consideración? ¿promover la paz y la terminación de las guerras, etc?»

          Según cómo se haga, sí, es totalitario. Aparte de que algunas de esas preguntas son utópicas, como el acabar con la pobreza, ya que Jesús dijo que los pobres siempre estarán con nosotros (Mt 26:11, Jn 12:8).

          O lo del trabajo decente: ¿Quién y cómo decide que un trabajo dado es decente?

          Acabar con las guerras… Desde la SGM no ha habido ninguna otra guerra abierta entre grandes potencias, pero por la presencia de armas nucleares, no por bondad.

          Que la Santa Madre Iglesia condene el comunismo y la teología de la liberación no quiere decir que renuncie a la opción preferencial por los pobres. Quiere decir, entre otras cosas, que el fin no justifica los medios. Menos aún cuando el fin proclamado no es más que una excusa para aplicar medios que llevan al totalitarismo.

        3. «¿Acabar con la pobreza es totalitario? ¿terminar con el hambre en el mundo lo es también?»

          ¿Se refiere, en línea con lo propugnado en la Agenda 2030, a acabar con la pobreza acabando, literalmente, con los pobres, mediante el aborto y la negación de ayudas económicas a los países pobres si no implementan el aborto en sus políticas? Pues sí: es totalitario. ¿Eso es lo «evangélico» y lo que se pide en misa «desde tiempo inmemorial»? ¡A otro perro con ese hueso!

          1. Si echa usted un vistazo a Gn 2, 15 verá que dice «El Señor Dios tomó al hombre y lo colocó en el jardín de Edén, para que lo GUARDARA y lo cultivara.»
            Y sí, los objetivos de la agenda 2030 son completamente evangélicos; las políticas o los caminos para alcanzarlos no se explicitan y son otra cosa, de ahí que los católicos estemos llamados a participar en la vida pública para adaptarlos al Evangelio y un partido como VOX sea una excelente plataforma para ello y buscar la cordura en la realización de aquellos.
            Pero claro que son evangélicos y claro que desde siempre se ha orado en la misa por su realización. Me da que si confunde tan groseramente los objetivos con las políticas es que quizá no ha ido usted nunca a misa; le supongo mayor de edad; en su parroquia posiblemente haya grupos de catequesis de adultos y en unos meses podrá estar en condiciones de recibir su primera comunión. Es el encuentro con Cristo, sobrenatural y maravilloso, se lo aconsejo vivamente.

          2. «Y sí, los objetivos de la agenda 2030 son completamente evangélicos; las políticas o los caminos para alcanzarlos no se explicitan y son otra cosa»

            Ambas afirmaciones son MENTIRA. Lo tiene muy bien explicado en esta misma página en la noticia siguiente (del verano de 2017):

            «El aborto y la anticoncepción en los Objetivos de Desarrollo Sostenible»

            En vez de recomendarme chorradas, aprenda usted a leer y a no decir con tanta caradura que el aborto es evangélico (y el aborto no es la única aberración que aparece en la Agenda 2030).

    2. VOX está claramente en contra de la agenda 2030.Por otra parte,no sé si es usted un propagandista o simplemente otro buenista superficial que intenta blanquear y despistar.

  5. Qué raro que hayan salido a la luz estos científicos, porque la chusma del NOM los tiene vetados en todos los medios de comunicación. Se sabe a ciencia cierta que los cambios del clima los producen las manchas solares y el cambio en la dirección del eje magnético de la tierra. Ni el hombre tiene la culpa ni puede hacer nada por cambiarlo.
    Esto del clima es otra jugada de los judeo-masones que quieren hacerse con el poder del mundo para tenernos asustados, que así somos más manejables. Como la faena del coronavirus y sus terroríficas vacunas, que fueron peores que el virus que nos echaron. No paran de intrigar, veremos cual es la próxima.

  6. El premio Nobel John Clauster iba a presentar un seminario ante el FMI y ha sido censurado por cuestionar el dogma climático. Ha dicho que no cree que haya una crisis climática, que el mundo está lleno de desinformación y que cada uno debe ser su propio juez, distinguiendo la verdad de la falsedad.
    Nos obligan a creer lo que dicen los «expertos» fichados por la ONU. Pues me parece que cada vez la gente espabila más y no hace ni caso a estos perversos de la agenda masónica.

  7. Primero fue una gripe, con protocolos eutanasicos y un veneno experimental que no inmunizaba ni evitaba el contagio, ahora el
    Cambio climatico, segundo intento de la satanica AGENDA 2030 para esclavizarnos y si no cuaja, pasaremos a los extraterrestres.

    Basta comprobar algunas de sus previsiones:
    AP (1989): «Naciones enteras podrían ser borradas de la faz de la tierra por el aumento del nivel del mar… para el año 2000».

    The Guardian (2004): «Las principales ciudades europeas se hundirán bajo los mares crecientes a medida que Gran Bretaña se sumerja.

    Al Gore (2006): «El polo norte estará libre de hielo en el verano de 2013 debido al calentamiento global provocado por el hombre».

    Por cierto, cuando empezó este cuento, Al Gore tenia 1.7 millones de dolares, ahora su fortuna personal esta en 300 millones.

    Por desgracia, esto es posible por la pérdida de valores y fe de nuestra sociedad que han convertido a la gran mayoría en simples borregos, el fin de los tiempos está próximo.

    1. Y usted muy corto, porque la alerta no es climática, sino de peligro de manipulación: «Alerta, que les engañan, pues no hay ninguna alerta climática». El título es apropiadísimo y ajustado a la realidad.

      1. Y usted muy listo, perdone. Pero en mi colegio enseñaban a redactar mejor que en el suyo. Si eso le parece un titular apropiadísimo… Ah, y usted es con frecuencia agresico y maleducado, por no decir…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles