Nuevas excavaciones en el Santo Sepulcro permiten profundizar más sobre su apariencia original e historia

Excavaciones sepulcro
|

Los trabajos de excavación realizados frente al Edículo, en el Santo Sepulcro, Jerusalén, dentro del programa de restauración del suelo de la Basílica, han finalizado. Las investigaciones arqueológicas de esta área han sido realizadas por el Departamento de Ciencias de la Antigüedad de Sapienza Università di Roma y dirigidos por la profesora Francesca Romana Stasolla.

El acceso al Edículo ha estado cerrado temporalmente durante tan solo 7 días y 7 noches ya que se ha trabajado intensamente durante las 24 horas de cada uno de esos días.

La excavación, ha permitido redescubrir la coyuntura paleocristiana del arreglo del Edículo, al que se accedía por dos escalones de mármol blanco. Frente a él, se extendía un pavimento de losa lítica, del que se han encontrado restos del mortero de preparación; gracias a éste es posible reconstruir las medidas de la zona. El pavimento continuaba aproximadamente 6 metros hacia el este, hasta unirse a una zona plana de grandes bloques líticos blancos, bien alisados, dispuestos en dirección norte-sur.

Este arreglo representa el aspecto final de la Rotonda de finales del siglo IV, según la fecha del tesoro de monedas encontrado debajo de la preparación del suelo en losas líticas y que tiene las monedas del emperador Valente (364-378) como últimos números.

El descubrimiento de secciones de mampostería de antes de finales del siglo IV confirma la presencia de formas de organización de la Rotonda durante el trascurso de siglo, aún por reconstruir en su totalidad.

También han salido a la luz los restos de la base de la balaustrada del recinto litúrgico del siglo XVI, que permanecieron en uso hasta las renovaciones del siglo XIX. Entre los artefactos, se encuentra un significativo fragmento de revestimiento de paredes, muy probablemente del Edículo, de una fase anterior a la reconstrucción del siglo XIX, rica en pintadas que datan del siglo XVIII en varios idiomas, entre los que se encuentran el griego, latín y armenio.

La restauración del suelo en el interior del Edículo ha permitido realizar una limpieza arqueológica bajo las losas. En la Capilla del Ángel, en el borde de la roca descansaban directamente las losas de mármol gris, de las cuales quedan muy pocos restos debajo del pedestal del edículo actual. Asimismo, también quedan fragmentos de muros bajos que iban de norte a sur y que debían formar los cimientos de los cercos litúrgicos también citados por la peregrina Egeria a finales del siglo IV; un poco más hacia el centro, cortes en la roca marcan la posición del pequeño altar que soportaba parte de la piedra que cierra el sepulcro.

Entre la Capilla del Ángel y el Sepulcro, el tallado de la roca y muy pocos restos de revestimiento de paredes de mármol han permitido reconstruir la configuración superficial de la sala, ligeramente absidal hacia la propia capilla.

En el interior del sepulcro, en sección, se puede ver un pavimento marmóreo anterior de la época medieval, lo cual indica el trabajo de la propia roca, con rastros de una intensa ocupación que lo ha vuelto extremadamente liso. Se ha localizado y documentado parte del fondo de una cámara funeraria similar a las encontradas en la porción norte de la Rotonda, rellenada y dispuesta para favorecer la visita de los peregrinos desde el periodo paleocristiano.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
2 comentarios en “Nuevas excavaciones en el Santo Sepulcro permiten profundizar más sobre su apariencia original e historia
  1. Es conmovedor leer estas noticias y comprobar que confirman vivencias de la fe cristiana que remontan al siglo IV AC. ¡Qué sólida es nuestra fe aún en lo que revela aspectos de un pasado litúrgico que no es fundamental para creer !

    1. «un pasado litúrgico que no es fundamental para creer»

      No sé muy bien qué significa esa frase, porque la liturgia, instituida por el propio Cristo, es inseparable de la fe y la refleja.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles