Trabajadores de la Iglesia de Alemania piden al Papa que cambie el Catecismo y acepte la homosexualidad

Sodomía Papa Iglesia homosexuales LGTB
|

El lobby alemán pro LGTB «#OutInChurch» ha pedido al Papa Francisco que cambie varios puntos del Catecismo.

La web feinschwarz.net ha hecho pública una carta que este grupo envió al Santo Padre el pasado mes de septiembre. Ahora, la ahcen pública porque se quejan de no haber obtenido respuesta por parte de Francisco.

La carta está firmada por Michael Brinkschröder, profesor de religión, Jens Ehebrecht-Zumsande, también profesor de religión y por Bernd Mönkebüscher, sacerdote que en 2019 se declaró abiertamente gay.

En la misiva al Pontífice, le explican que «muchos de nosotros estamos familiarizados con los pensamientos suicidas debido a nuestra rareza» y que «no se sienten aceptados en la Iglesia, ya que la enseñanza de la iglesia todavía hace que la homosexualidad y la transexualidad parezcan deficientes».

Afirman en la carta que «no hay condenación de la homosexualidad en la Biblia».  Además defienden que «en vista de los cambios sociales, el conocimiento científico de la medicina, la psicología y la teología, es lógico que la Iglesia enseñe a la luz del evangelio que la homosexualidad, como la diversidad de identidades de género y orientaciones sexuales en la antropología teológica, es querida por Dios y por eso la Iglesia está trabajando en todo el mundo contra la exclusión y la violencia contra las personas LGBTIQ+».

Piden al Papa una reformulación del Catecismo de la Iglesia Católica como «paso importante hacia la reducción de la injusticia, la opresión, la violencia y las dificultades internas de las personas LGBTIQ».

Solicitan a Francisco «en cuanto a la condena de las relaciones homosexuales: ante las nuevas investigaciones científicas, teológicas y humanas, que ya no permiten la interpretación anterior de la homosexualidad como una mala aberración, es necesario valorar positivamente la homosexualidad como variante de la creación (núm. 2357). Por lo tanto, una condena de las relaciones homosexuales es inadmisible porque viola la inviolabilidad y la dignidad de la persona».

Es por ello que defiende «la eliminación del número 2358 y el número 2359 porque no resisten la investigación y tampoco reconocen que Dios creó personas con diversas identidades de género y orientaciones sexuales y no pudo haber errado en su creación».

De igual modo añaden que «la homosexualidad y la identidad trans no son una enfermedad. Por lo tanto, deben rechazarse las llamadas “terapias de conversión”. No están médicamente indicados. En la pastoral se debe respetar la autodeterminación y favorecer la integración de la sexualidad en la persona. Nadie debe ser persuadido de que su orientación homosexual o identidad transgénero y su realización biográfica son inherentemente pecaminosas».

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
13 comentarios en “Trabajadores de la Iglesia de Alemania piden al Papa que cambie el Catecismo y acepte la homosexualidad
  1. «Trabajadores de la Iglesia de Alemania piden al Papa que cambie el Catecismo y acepte la homosexualidad»

    ¿La homosexualidad no se puede cambiar pero la Verdad sí se puede? Pero, ¿qué se piensan, que Francisco es un chamán que hace magia? ¿Y a qué se refieren con que Francisco «acepte la homosexualidad»? ¿Que acepte que existe? ¿O que salga del armario?

    1. No esperaba menos de esa secta alemana! Y ese es solo el comienzo de su autodestrucción! La historia se repite en espiral! Que se miren en el espejo de los arrianos!

  2. Un cura gay y como tantos otros, no les obligan a dimitir de su estado clerical… SODOMA Y GOMORRA, para estos… infelices será una metáfora, una forma de explicar que hubo pueblos cuyos ciudadanos no cuidaron la «casa común» o sea el planeta, la ecología… Sóloles falta terminar conque Jesús era de género fluído…argumentan que la voluntad de Dios es «la diversidad de géneros»… O sea, tampoco estos profesores de religión no asistieron a las clases de Biblia, el Genesis debe sonarles a Genesis, si, de los mil pares de géneros que han inventado… Esto es el principio del «acabóse», con Alemania, Bélgica, Suiza a la cabeza… Lutero, mariquita, dónde estás? Y Roma entretenida en la metamorfosis de los calamares enanos

  3. El papa, de hecho, ya ha aceptado la homosexualidad. Sus discursos silencios, notas a pie de página, nombramientos y apoyos, confirman que Francisco es un promotor de la ideología lgtbi.

  4. ¿Y qué hacer con las cartas de San Pablo, entre otros textos bíblicos? Las arrancamos.
    No voy a entrar en el tema de si la homosexualidad es pecado o no. No hace falta. Pero sí que voy a entrar en que NO SE PUEDE OBVIAR TODO LO QUE PONE EN LA ESCRITURA sobre esta práctica. El asunto es sencillo: vete de la iglesia si no estás de acuerdo en lo que en ella se enseña. Usa tus orificios del cuerpo como te plazca, pero lárgate que tu no tienes nada que ver con la fe cristiana. Y los obispos calladitos. A este paso, en unos años será obligatoria la practica pastoral de relaciones carnales con el mismo sexo Y el papa jejejeje…el papa es simpático el tío.

    1. No mucho mejor, la única solución es hacer un Auto de Fe y quemar públicamente todos los documentos del entuerto conciliar al completo,y todos los posteriores incluidas las conclusiones sinodales. Son el origen de la brutal deriva herética que los papas conciliares no supieron atajar, y que Francisco, trolo de libro, los está impulsando hasta cotas revolucionarias que han dejado atrás los ya de por si documentos heréticos del concilio. A partir de ahí, borrón y cuenta nueva y empezar con la Tradición como base de la nueva iglesia de Cristo. Ah se me olvidaba una depuración afondo, y si nos quedamos la mitad mejor que mejor. A ESTO SE LE LLAMA LA REACCIÓN TRADICIONALISTA CONTRA LA CANALLA MODERNISTA.

      1. ¿Y usted cree que quemando públicamente los documentos de un concilio del milenio pasado, del que ya nadie menor de 80 años se acuerda, va a hacer que los jóvenes trabajadores homosexuales de la simoníaca «iglesia» alemana dejen de pedir el disparate de que la Iglesia «acepte» un pecado como algo bueno? Me parece a mí que no.

  5. Hay que distinguir entre Fe y Cultura. La Revelación se hace en un medio cultural concreto, con ideas previas. Y cuando lo que transmiten es lo sucedido siglos antes, como pasa con los pasajes de Sodoma y Gomorra, que no sucedieron cuando Moisés escribió el Pentateuco, sino mucho antes, basado en tradiciones orales con todas sus condicionantes. Y cuando las leyes son copias de otras leyes primitivas, como el Código Hammburabi de los sumerios… Se hace necesario distinguir.
    De Dios mismo sólo es en toda plenitud lo que Dios mismo dijo en el Sinaí, con las Tablas de la Ley; y en los Evangelios, por boca de Jesús, que es Dios, Hijo de Dios Padre.
    Por tanto, la condena de la homosexualidad no procede de Dios, sino de las construcciones culturales de aquellos hombres primitivos.
    La interpretación literal de la Sagrada Escritura no es católica, es propia de Testigos de Jehová y otros similares. Si no, el resto de la Escritura debería interpretarse literalmente también. Y es absurdo.

    1. Ya ha repetido los mismos disparates, con las palabras exactas, con anterioridad. Transcribo tan sólo un par de ellos (de los muchos que ha escrito usted utilizando diferentes nicks):

      Jonathan
      17 julio, 2020 a las 1:40 pm

      «La homosexualidad no la condena Dios, sino la construcción cultural que hizo el pueblo judío. Este Cardenal, como muchos, saben que HAY QUE DISTINGUIR ENTRE FE Y CULTURA, entra la inspiración de la Escritura y la Revelación del mismísimo Dios que es Dogma de Fe, entre un Dios que se comunica al pueblo elegido y las vicisitudes y mentalidad de ese pueblo».

      Juan David
      31 marzo, 2022 a las 5:52 pm

      «eso no es Palabra de Dios, sino CULTURA de los hombres PRIMITIVOS»

      Si lo dicho por usted era mentira antes, también ahora. Y si se le refutó entonces, también vale para este caso, ya que no dice nada nuevo, sino lo mismo que ya se le refutó. Use el nick que use. No sea cansino.

      1. Hay que distinguir Fe, que es creer a Dios y fiarse de Él, obedecerle a Él; y Cultura, que es el conjunto de creencias y saberes humanos de un tiempo, falibles, inexactos. Pero la Fe viene envuelta en una Cultura, como la perla en la ostra, como el agua por la cañería, como la mena en la ganga.
        Para hacer ese discernimiento nos podemos dejar iluminar por la propia Naturaleza, la Creación de Dios, a través de la cual se conoce al Creador. Y de las ciencias históricas y particularmente de las bíblicas, para conocer mejor el contexto en el que fueron escritas las Sagradas Escrituras.
        En ese ámbito se inscribe la valoración de la homosexualidad, que a través de un atento estudio, no es un mal, sino un bien, jamás condenada por Dios mismo, ni en el Antiguo ni en el Nuevo Testamento, sino por la mentalidad arcaica de los hombres, que ha perdurado desgraciadamente por demasiado tiempo. Hora es de subsanar esa trágica confusión entre Fe y Cultura.

        1. Que no sea plasta: si no le gusta la fe católica ni la moral que de ella se deriva, no se haga católico, que nadie le obliga. Y no nos castigue, de nuevo, con sus disparatadas elucubraciones de exégeta de baratillo y sociólogo de feria. Tiene todas las respuestas a sus repetidas majaderías en numerosos comentarios: emplee el buscador y se los relee.

  6. Francisco no puede cambiar el catecismo, y cuando lo hace, incurre en grave error y no debemos secundarle.
    Aunque Francisco defiende la homosexualidad, Dios la reprueba, y nosotros a quien debemos seguir es a Dios.

  7. Hay que ver el poder del rodillo LGBT: hasta hace poco la religión era el último bastión de resistencia contra esos trastornos-vicios-perversiones, pero hoy ya hace aguas por todos lados………Yo diría que empieza a tener la batalla perdida…..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles