Francisco confiesa: “Sí, hago política”

Nicaragua Papa
|

…Y todos los cristianos deberían hacer política por el bien común. Lo cuenta el Papa en ‘El Pastor’, de los periodistas Francesca Ambrogetti y Sergio Rubín, que sale a la luz estos días en Argentina, resultado de varias conversaciones con el Papa sobre las cuestiones más importantes y urgentes de la Iglesia.

“Cuando leemos lo que dijo Jesús, vemos que estaba involucrado en la política”, responde el Papa a quienes le acusan de hacer política en el libro El Pastor. “¿Y qué es la política? Un estilo de vida para la polis, para la ciudad. Lo que no hago, ni debería hacer la Iglesia, es política de partidos”.

“Mi programa de gobierno es llevar a cabo lo declarado por los cardenales en las congregaciones generales en vísperas del cónclave”, y por tanto revitalizar el anuncio del Evangelio, reducir el centralismo vaticano, prohibir la pederastia…”Y combatir la corrupción económica… Pido disculpas si alguien no se dio cuenta de cómo habría terminado”, explica el Papa en el texto

Respecto a sus críticas al capitalismo, “primero que nada especifico que todo lo que digo está en la doctrina social de la Iglesia”, comienza. “Yo no condeno el capitalismo. Tampoco estoy en contra del mercado, sino a favor de lo que Juan Pablo II ha definido como una ‘economía social de mercado'». Luego, «me centro preferentemente en los pobres porque eso es lo que hizo Jesús y lo que dice el Evangelio». uno en el que creo que todos podemos estar de acuerdo es que la concentración de la riqueza y la desigualdad han aumentado. Y que hay mucha gente que se muere de hambre”.

En definitiva, la riqueza “debe ser siempre participativa. Si se cierra sobre sí mismo, duele, o por lo menos es estéril, no fructifica”.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
53 comentarios en “Francisco confiesa: “Sí, hago política”
  1. «Mi Reino no es de este mundo», dice el Señor (Jn 18,36) Cristo pudo haber denunciado, por ejemplo, la injusticia de la invasión romana sobre Israel o sobre el pago de impuestos, pero se mantuvo al margen en esas cuestiones y dijo: «Dad a Dios lo que es de Dios y al césar lo que es del césar» (Cfr. Lc 20,25).
    Por tanto Cristo no intervino en política.

    1. En cambio el Papa Francisco, en contra del estilo de Dios, hace política, y encima una política anticatólica de izquierdas secundado los postuados del NOM, porque Francisco fomenta (por acción y omisión) la gobernanza mundial, la obediencia a la ONU, el aborto, la ideología de género, la invasión musulmana, el gran reinicio económico, etc.

      1. Además, Francisco también hace mala política de partidos cuando apoya a Biden, Obama, y a similares líderes europeos, y en cambio critica a Trump, a Víctor Orban, y a otros de esta línea.

          1. No diga memeces troll: el fascismo es un movimiento de los años 30 del siglo pasado. Si lo que usted quiere decir es «totalitario», tendrá que aludir a socialistas y comunistas, ya presentes en aquel tiempo y, por desgracia, hoy desgobernando España. Para anticatólicos, ellos (y usted, por votarles).

  2. Francisco debería evitar conceder entrevistas a periodistas, pues no tiene capacidad para ceñirse a lo correcto, y en el formato de esos medios, la improvisación es habitual, ya que se responde al momento, y entonces emerge el auténtico pensamiento del argentino, que es catastrófico.
    Los errores en este caso son múltiples, y me centraré en seis:

    1. 1- Contrariamente a lo que dice Francisco, Jesús no estaba involucrado en política, sino que su mensaje era espiritual y moral.
      2- Es un disparate que Francisco afirme: “Mi programa de gobierno es llevar a cabo lo declarado por los cardenales en las congregaciones generales en vísperas del cónclave.” Esta frase parece la de un político que ha sido elegido para llevar a cabo el programa de gobierno que deciden sus electores, cuando el papa lo que tiene que llevar a cabo, es lo mandado por Cristo, no lo que le pidan los hombres.

      1. 4- Es ridículo que su programa sea “prohibir la pederastia”, como si la pederastia no estuviera prohibida en la Iglesia, y además no constituye el gran problema de hoy, sino tan solo un problema aislado con una incidencia escasísima.
        5- Es lamentable que si el Papa enumera cuáles son sus propósitos, no hable del gran desafío del aborto y de la ideología de género, y en cambio se entretenga en cuestiones secundarias, y encima desde una perspectiva errática.
        6- Es falso que diga “No condeno el capitalismo. Tampoco estoy en contra del mercado”, cuando leyendo sus textos y discursos, vemos que Francisco se ha sumado a las tesis del “reset” económico que proponen las élites globalistas.

        1. En fin… Yo creo que quien tiene alguna inquietud social no puede ser de izquierdas, pues la izquierda es la que ha creado más miseria y resentimiento en la historia. Hasta ahora la izquierda hacía de los pobres su divisa y era fácil dejarse engañar, eso explica la caída en el marxismo de los llamados teólogos de la liberación o la ambigüedad de los personalistas, pero con la izquierda de hoy, el globalismo, el obrero no tiene la menor relevancia. Me pregunto qué debe de pensar un obrero que tiene que salir en coche todas las mañanas y le obligan a cambiar de modelo por motivos ecológicos o que deba oír que comer carne es malo y que mejor se coma bichos o que lo principal son los carriles bici o que la agenda LGTBI sea lo prioritario. Es una mamarracahd más que siniestra. Y encima con el silencio del Papa y, en algunos casos, incluso con su bendición.

          1. ¡La gallina!

            Ya me dirá si he resuelto el acertijo. Porque… su comentario es éso, ¿no?

  3. Francisco debería evitar conceder entrevistas a periodistas, pues no tiene capacidad para ceñirse a lo correcto, y en el formato de esos medios, la improvisación es habitual, ya que se responde al momento, y entonces emerge el auténtico pensamiento del argentino, que es catastrófico.
    Los errores en este caso son múltiples, y me centraré en seis:
    1- Contrariamente a lo que dice Francisco, Jesús no estaba involucrado en política, sino que su mensaje era espiritual y moral.
    2- Es un disparate que Francisco afirme: “Mi programa de gobierno es llevar a cabo lo declarado por los cardenales en las congregaciones generales en vísperas del cónclave.” Esta frase parece la de un político que ha sido elegido para llevar a cabo el programa de gobierno que deciden sus electores, cuando el papa lo que tiene que llevar a cabo, es lo mandado por Cristo, no lo que le pidan los hombres.

    1. «Hay mucha gente que se muere de hambre». Y muchísima «muere por falta de pastores que enseñen la Verdad, que no la retuerzan y tergiversen». Eso no importa, al contrario vamos a llevarlos al precipicio y a una eternidad de condenación.

      No voy a decir nada, cada vez que habla, se retrata. Al principio trataba de «entenderle». Nunca pude, no es la voz del Buen Pastor.

      Ahora me recuerda a los impresionistas. Pincelada aquí, allá, y después de 10 años el cuadro aparece nítido. No es un pastor, y menos PP.

      Esperpentico. El retrato del pastor necio de Zacarias le va como anillo al dedo.

      Después, cuando hablas con no creyentes, o bautizados que no practican, hacen unas calificaciones de su persona que te dejan ojiplatica:son terribles, pero certeras.

      Tiene amigos en la élite globalistas,
      promueve esa agenda, promueve el
      «capitalismo inclusivo», más no denuncia la explotación de estos amiguetes en el tercer mundo, con mano infantil incluida. Bah!. Este
      hombre es un fake.

  4. Sí, mi reino no es de este mundo, pero en este mundo se juega la partida del futuro de nuestra vida eterna. No quiero sacar aquí la cara a nadie, pero a menudo no se entiende una cosa: todo acto humano es primaria o secundariamente político. Este comentario es un acto político, porque si es bueno, mejora (aunque sea minúsculamente) a la polis, y si es malo, lo contrario. Todo acto, hasta el más íntimo de nuestros pensamientos repercute sobre los demás, es decir, sobre la comunidad, sobre la polis. También, obviamente, las acciones religiosas. Una misa o una buena predicación, mejora la polis. Entonces, aunque primariamente un acto religioso (o educativo, o deportivo, o cultural, etc.) sea religioso, secundariamente es un acto político. No existe separación entre lo íntimo y lo público y entre las distintas esferas de acción en la polis, sino distinción. Critíquese de Francisco si primariamente hace mala política, pero obviamente, su pontificado religioso es secundariamente político.

    1. «su pontificado religioso es secundariamente político»

      ¿Pontificado religioso? ¡Qué inventiva! Su pontificado no es religioso: es solo político. Y escorado a babor, sin disimulos.

  5. Así todo pontificado es secundariamente político. Y, primariamente también, cuando toca. ¿Acaso no fueron ‘políticos’ los pontificados de San Juan Pablo II o el de San Pío X en contra del las herejías del comunismo o del liberalismo?

    1. Una cosa es denunciar y oponerse a ideologías intrínsecamente perversas como es el comunismo, o a actos contrarios a Ley de Dios y a la moral, sea cual sea el régimen político; o defender que las leyes humanas deben tener como referente la Ley de Dios, que Cristo es Rey por naturaleza y por derecho de conquista (Encíclica Quas Prima, Pío XI) y debe reinar también en las sociedades; y otra cosa es meter la narices en el caldo de la asquerosa política mundana, o identificase con regímenes e ideologías, estableciendo, en algunos casos, límites más que difusos entre la política y la religión; véanse, por ejemplo, determinadas beatificaciones en Sudamérica.

    2. En efecto, el hombre como ser social es necesariamente político. Incluso la actitud de quien dice no meterse en política a su vez es política también…Por otra parte, que la Iglesia nunca puede ser ajena a la promoción humana, ni ahora ni nunca, lo demuestra el Magisterio de los Papas y en especial el que desde León XIII ha venido conformando la Doctrina Social de la Iglesia. Y, además, el testimonio de decenas de miles de hombres y mujeres -y nos cabe el orgullo de que en buena parte han sido españoles- que han gastado y siguen gastando sus vidas en misiones, al servicio de la Palabra de Dios en estrecha imbricación con las comunidades que acompañan, tomando parte en la política de aquellas al colaborar en la gestión cotidiana de sus asuntos.

      1. ¡Cómo les gusta a los zurdos citar a León XIII, a quien no han leído, creyendo que propugnaba un socialismo (o hasta comunismo) «a la católica»! Se parece Francisco a León XIII como un hueco a una castaña. Y nombrar a los «misioneros» actuales, que hacen de todo menos convertir a la fe católica a las personas de las tierras de misión a las que van, para así salvar sus almas inmortales (que es su primera y principal misión), es de chiste.

  6. Todo el Sistema criticando a una eminencia intelectual y moral como es D. Ramón Tamames por liderar la moción de censura propuesta por VOX, con la excusa de su edad, y el porteño este que no llega ni al primer milímetro de la suela de su zapato con su torpeza y vulgaridad se le permite regir la Iglesia universal en la que no cree siendo tan sólo un poco más joven que e´l.

  7. ¿Jesús involucrado en política? Este hombre ha perdido la razón, si es que alguna vez la tuvo. ¿Por qué dijo entonces «Dad al césar lo que es del césar y a Dios lo que es de Dios? Y no veo que haya nada en su comportamiento que indicara que hacía política…

  8. Del Papa Francisco se leen sólo críticas al sistema capitalista liberal. Y está en su pleno derecho tener su propio modelo mental. Pero, ¿la política socialcomunista no merece crítica alguna de su parte?

  9. Pues lo deja claro… Antes del cónclave la mafia de S. Galo le dijo lo que tenía que hacer si quería ser nombrado Papa. Por lo tanto está usurpando la cátedra de S. Pedro. Eso está totalmente prohibido. El Papa Benedicto (verdadero Sumo Pontífice), se lo dejó muy claro en latín cuando se fue… Benedicto XVI hizo una renuncia al ministerium, no al munus. El oficio que recibió de los Cardenales, en el Cónclave, es gobernar la Iglesia, en el cual va a ejercer el munus, el oficio papal. Los Cardenales no le dan el munus, el Primado de Jurisdicción. El oficio eclesiástico o el munus, y el ministerio que le sigue en acción son dos cosas distintas.

    El munus no viene de los Cardenales, ni de la Iglesia, ni de los Apóstoles, ni de los hombres, ni de la historia, sino de la Boca de Dios vivo y encarnado

  10. Solamente hace política. Política «politiqueira peronista» Todo para Francisco tien un fin político, nada más. Así los intenden los argentinos.

  11. Una vez mas Bergoglio miente hasta cuando dice algo de verdad. Miente por omisión.
    Para ser completamente veraz debería decir, hago política de mierda, soy el Rey Mirdas. Hago política basura, canalla y corrupta. Soy amigo de todo dictadorzuelo de izquierdas, cuanto mas de izquierdas y mas asesino mejor. Me encanta recibir a esos tiranos rojos o neorojos que masacran a su pueblo, y lo empobrecen y por supuesto aplastan su libertad. Me licuo en su presencia, como Helder Camara con las botas de Castro.

  12. » Sí, hago.política».

    Pues nada. Si te mandan a donde no quieres, o te parten la boca como a Clemente VII, por hacer política, luego no te ampares en que eres el Papa y los católicos te deben obediencia. Como bien dijeron los teólogos de Salamanca: cuando el Papa se pone el casco se quita la tiara.

  13. «El Papa es pecador como hombre privado, y por eso tiene confesor y se arrodilla ante él cada semana; pero es infalible cuando habla ex cathedra. Esta expresión técnica de los teólogos (hablar desde lo alto de la cátedra de Pedro) expresa las condiciones y límites de la promesa divina, que son tres: 1) cuando habla como Doctor público y cabeza de la Universal Iglesia, no como hombre, no como teólogo, no como obispo de Roma, precisamente; 2) cuando habla acerca de cosas de la fe y de la moral, es decir, acerca del depósito de la revelación pública hecha por Cristo y clausurada por los Apóstoles; 3) cuando define, es decir, pronuncia juicio solemne, auténtico y definitivo acerca de si una verdad está o no contenida en ese depósito inmutable, no cuando aconseja, exhorta, insinúa o administra». P. Leonardo Castellani

    1. ¿Qué ocurriría si un Papa enseñara doctrinas claramente condenadas por el Magisterio de la Iglesia? Aquí es donde el demonio entra en juego, puesto que se suele decir que la Iglesia no se ha pronunciado al respecto; lo cual no es cierto (Gálatas 1:8). Se ha pronunciado también cuando el Papa se ha alejado de la verdadera fe o ha caído en herejía antes de ser elegido (Paulo IV. Bula Cum ex Apostolatus Officio). Algunos teólogos como San Roberto Bellarmino y San Francisco de Sales sostuvieron la opinión común a partir de la Alta Edad Media hasta el siglo XX, de que el Papa herético ipso facto pierde su cargo. San Pablo declara excomunión para cualquiera que enseñe un evangelio distinto sea él o ángel bajado del cielo (Gálatas 1:8).
      En ocasiones parece que el mismo demonio inspirara ciertos actos.
      Sigue …

      1. En carta del Ratzinger a Lefebvre (28/07/87), tratando de evitar la ordenación de obispos de la FFSPX, dice: «Dándole su interpretación personal a los textos del Magisterio estaría usted cayendo en el mismo liberalismo que pretende combatir… Asegurado en la promesa de Cristo, EL PAPA NUNCA SERÁ CAPAZ DE OPONERSE A LA SANTA TRADICIÓN Y AL MAGISTERIO AUTÉNTICO». 1º Su afirmación no es correcta, la propia historia de la Iglesia lo demuestra (que se lo pregunten a San Atanasio o al Papa Honorio I). 2º Lefebvre no daba su interpretación personal a los textos, que él mismo en sus libros reconoce que van contra el Magisterio anterior; además, no cabe la interpretación cuando el texto es claro y preciso. Recurrir al Reglamento para modificar la Ley es más viejo que el mear.
        ¿Qué le susurra Satanás a Lefebvre al oído, por boca de Ratzinger?: 1) El Magisterio de la Iglesia es infalible. 2) La Iglesia ya ha condenado determinados errores.
        Sigue…

        1. 3) Esta claro que el CVII tiene pronunciamientos que van en contra del Magisterio ya definido por los últimos papas (de lo que presume el que me manda la carta en sus libros). 4) Puesto que una cosa no puede ser algo y al mismo tiempo su contrario, y dado que creo firmemente que el Magisterio de la Iglesia es infalible… Solo queda una solución: el que trata de enmendar la plana al Magisterio anterior no puede formar del Magisterio, ya que si formara parte del Magisterio no dictaminaría lo contrario. Y así asoma las orejitas el sedevacantismo, que nunca fue defendido por Lefebvre, pero sí fue asumido por no pocos de sus partidarios.

          1. Conclusión: Francisco hace política y sólo política (y solo de izquierdas), porque Lefebvre, que lleva muerto casi cuatro décadas, no defendía el sedevacantismo. Me quedo mucho más tranquilo.

      2. QUIEN COMO DIOS
        Si mal no recuerdo San Pablo dice textualmente sea anatema. Pregunta. Un anatema sea evangelico como este o de Trento supone la excomunión latae sententiae. Los de Trento normalmente si, porque especifican mucho y tienen una fuerza legal reconocida que surte efecto inmediato, pero el de San Pablo también?

        1. No soy canonista, pero, en mi humilde opinión, está claro. Magisterio eclesiástico es la función de enseñar que, por institución del mismo Cristo, corresponde al Papa, y al colegio episcopal o a cada uno de los obispos en comunión jerárquica con él. San Pablo, en cuanto obispo, formaba parte del Magisterio, con el añadido de ser apóstol (“El paralelismo entre Pedro y los demás Apóstoles, por una parte, y el Sumo Pontífice y los Obispos, por otra, no implica la transmisión de la potestad extraordinaria de los Apóstoles a sus sucesores» – (nota explicativa previa, adjunta a Lumen Gentium), y gozar sus palabras de la infalibilidad de las Sagradas Escrituras.
          El concepto de excomunión es un concepto del derecho positivo de la Iglesia que regula su organización, derechos y obligaciones de los fieles, jerarquía, etc…
          Sigue…

          1. Es un tipo de pena que conlleva la prohibición de “cualquier participación ministerial en la celebración del Sacrificio Eucarístico o en cualesquiera otras ceremonias de culto; celebrar los sacramentos o sacramentales y recibir los sacramentos; desempeñar oficios, ministerios o cargos eclesiásticos, o realizar actos de régimen” (CDC, canon 1331). Es el derecho de la Iglesia el que establece la excomunión y sus tipos: declarada o ferendae sententiae (se impone por la autoridad tras un procedimiento), o no declarada, latae sententiae (se incurre en ella por el hecho mismo de cometer el ilícito). La expresión de Pablo “sea anatema” no puede pues entenderse en el sentido de la pena contemplada en el CDC, que ni existía ni podría imponerse a un ángel (la mención al ángel, y a sí mismo, implica la generalidad del anatema sin excepciones) si bien lo abarca…

          2. Pablo, como judío, entiende el anatema como algo mucho más grave: una condena al exterminio de las personas o cosas afectadas por la maldición atribuida a Dios. ««Si entregas a ese pueblo en mi mano, consagraré al anatema sus ciudades.» (Números, 21:2), «La ciudad será consagrada como anatema a Yahveh con todo lo que haya en ella; únicamente, Rajab, la prostituta, quedará con vida…» (Josué, 6:17).

          3. Con lo fácil que era decir: las Cartas Paulinas forman parte de la Palabra de Dios. Y sobraba tanta explicación.

          4. CATHOLICUS.
            Tiene usted razón pero, como uno ya es zorro viejo, no faltaría quien dijera que las Escrituras las interpreta al Magisterio de la Iglesia, o que el concepto de anatema viene a ser solo un improperio sin mayor alcance.

  14. Psiquiátricamente, Francisco no está, si lo ha estado alguna vez. Quizá, como habla por los codos, ya no sabe lo que dice o ha dicho o ha hecho. Pero sus contradicciones están a la vista de todo el mundo. ¡Es un verdadero despropósito!
    Dice : “Mi programa de gobierno es llevar a cabo lo declarado por los cardenales en las congregaciones generales en vísperas del cónclave”, y por tanto “revitalizar el anuncio del Evangelio, reducir el centralismo vaticano, prohibir la pederastia…”.
    -¿revitalizar el evangelio? ¡Pero si las iglesias se están vaciando de fieles! ¡Si a las audiencias en el Vaticano no acuden ni los parados!
    -¿reducir el centralismo Vaticano? ¿Y el último rescripto, degradando a los obispos, al privarles de la potestad de decidir en sus diócesis sobre la misa rso, ¿no está prohibido por el sexto mandamiento, desde el Antiguo Testamento(y más allá)?
    Pero este hombre ¿está bien?

  15. Psiquiátricamente, Francisco no está, si lo ha estado alguna vez. Quizá, como habla por los codos, ya no sabe lo que dice o ha dicho o ha hecho. Pero sus contradicciones están a la vista de todo el mundo. ¡Es un verdadero despropósito!
    Dice : “Mi programa de gobierno es llevar a cabo lo declarado por los cardenales en las congregaciones generales en vísperas del cónclave”, y por tanto “revitalizar el anuncio del Evangelio, reducir el centralismo vaticano, prohibir la pederastia…”.
    -¿revitalizar el evangelio? ¡Pero si las iglesias se están vaciando de fieles! ¡Si a las audiencias en el Vaticano no acuden ni los parados!
    -¿reducir el centralismo Vaticano? ¿Y el último rescripto, degradando a los obispos, al privarles de la potestad de decidir en sus diócesis sobre la misa rso, ¿no está prohibido por el sexto mandamiento, desde el Antiguo Testamento(y más allá)?
    Pero este hombre ¿está bien?

  16. El mensaje de la Iglesia que durará por siempre es el mensaje de los Santos, y de los Papas sólo si son santos.
    ¿Y qué nos dicen los santos sobre que los curas se metan en política?, ¿o que los cristianos no hagan apostolado?, ¿o que la confesión para ser válida presupone el arrepentimiento de todos los pecados graves de los que uno sea consciente?…
    ¿Quién se acuerda de los escritos de los Papas Papa Esteban VI, Bonificaio VIII, Urbano VI, Juan XII, Benedicto IX, Sergio III…?
    Y quién en cambio se acuerda de los escritos de Santa Teresa, de San Ignacio, de San Josemaría, etc, etc

  17. El Papa Francisco es un hombre lleno de Dios, un verdadero Santo, que vive el Evangelio de Jesús, especialmente Mateo 25. Es un gran ejemplo de cristiano lleno de Cristo.

    1. ¿En serio? Y díganos, ¿por qué este «verdadero santo» («santo» se escribe con minúscula, por cierto; los turiferarios no tienen bula para cometer faltas ortográficas) contradice a TODOS sus predecesores (265, nada menos) y le tiene tanta querencia a enmendar la plana al mismísimo Jesucristo, Nuestro Señor? Bueno, igual es porque en aquel tiempo «no había grabadoras» y a saber lo que dijo, ¿no? Y sea un poquito más original: el trolleo de Mateo 25 ya está repetido (sólo se permite uno por noticia).

  18. Todo lo que hacéis por uno de estos hermanos míos más pequeños, por mi lo hacéis. Mateo 25
    Si hacer política, es trabajar por el bien de los más pobres, bienvenida sea la política

    1. ¿Escandalizar a los «pequeños», fomentar la inmigración ilegal que beneficia a las mafias que trafican con seres humanos y a oligarcas europeos que buscan mano de obra esclava, y lamentarse por la lenta implementación de la abortista Agenda 2030 (que pretende acabar con la pobreza eliminando, literalmente, a los pobres), es «trabajar por el bien de los más pobres»? Hay que ser un auténtico inmoral para hacer tal afirmación.

  19. El Bergoglio político es falible las más de las veces, y por ello, criticable ipso facto.

    Que los papólatras asuman las consecuencias, no se puede pretender ser político y acto seguido ser inmune a la crítica política. Hay que ser coherentes hasta el final.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles