La profecía de Benedicto

Ratzinger Benedicto XVI Munich cura pederastia
|

En una fecha ya tan lejana como 1968, recién terminado aquel concilio del que se esperaba una ‘primavera eclesial’, cuando aún no era siquiera obispo, Joseph Ratzinger compartió su sorprendente visión sobre el futuro de la Iglesia: “Tendremos sacerdotes reducidos al papel de trabajadores sociales y el mensaje de fe reducido a una visión política. Todo parecerá perdido, pero en la fase más dramática de la crisis, la Iglesia renacerá. Será más pequeña, casi catacumba, pero más santa”.

Es un proceso que ya estamos viviendo, siquiera en sus primeras fases, ocultado en parte por la inercia y la gradualidad del fenómeno. El sueño de la masonería, de la Ilustración y del marxismo está a punto de cumplirse. Pero lo que llegue, me temo, va a ser muy distinto de lo que muchos esperan.

Nunca en la historia hemos vivido algo así, con lo que es imposible calcular sus consecuencias. Occidente fue pagano durante milenios, luego cristiano. Pero el cristianismo cultural, social, no es un paréntesis, no va a volver el paganismo, sino el postcristianismo, que es un vacío.

En su ingenuidad, cuando Voltaire firmaba con su feroz ‘Ecrassez l’infame!”, los ilustrados confiaban que al reinado de la fe le sucedería el triunfo de la razón. Ninguno de ellos, ninguno de los grandes nombres de ese tiempo, llegaron a ver entronizada a una actriz de variedades entronizada en Notre Dame como la Diosa Razón ni el terrible baño de sangre que trajeron ‘las Luces’.

Hoy la influencia social del cristianismo es pequeña y disminuye a toda velocidad, pero resultaría sarcástico concluir que lo que gobierna hoy nuestras sociedades es ‘la Razón’. La naturaleza aborrece el vacío, y al desvanecerse de los principios cristianos le está sucediendo otra dogmática, otro culto, y la más desnuda adoración al puro poder.

Muchos quieren ver en esta paulatina reducción de los cristianos a un ‘pusillus grex’, un rebaño diminuto e insignificante, sin influencia social alguna, el anuncio del final de los tiempos. Es, claro, perfectamente posible. Siempre lo es. Pero si Cristo insistió en que no sabemos “el día ni la hora” y en que el fin llegará como un ladrón debe significar que vamos a equivocarnos muchas veces de fecha.

Puede perfectamente tratarse, como parecen insinuar las palabras de Ratzinger, de un volver a empezar de cero, de una vuelta a las catacumbas, sí, pero recordando que en las catacumbas se forjó una fe que convirtió a todo un imperio.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
26 comentarios en “La profecía de Benedicto
  1. El Papa Benedicto XVI fue muy bueno, aunque falló en su previsión de futuro, ya que no valoró el alcance del desastre que podía provocar su dimisión, como de hecho ha sucedido al llegar Francisco.

    1. No fue la dimisión de Benedicto XVI la que provocó el desastre como usted dice, porque decir eso es como decir que el papa sabía de las consecuencias de su dimisión, o dicho de otra manera, que Benedicto sabía que sería elegido Francisco. No sea usted tan simplista, por favor. Le digo otra cosa: dudo que sea usted sacerdote.

      1. Su Santidad Benedicto XVI no podía saber que su sucesor sería Francisco, pero con lo reñidas que son las elecciones del cónclave, cualquier conocedor de los entresijos vaticanos (y desde luego el Papa Benedicto lo era) podía prever que había alto riesgo de que eligieran a alguien que no fuera conveniente. Por eso coincido con los comentaristas que opinan que Benedicto se equivó al renunciar.

      1. Usted sí que es pesado. Deje ya de perseguir a Sacerdote mariano. Sólo cambia el nick, pero la cantinela es la misma. Qué cansino. Eso sí: mucho quejarse pero no ha podido refutar nada de lo dicho por él (porque es verdad, más que nada).

    2. Joseph:

      Y con el año, te vas. Así como siempre, por la puerta trasera, discreto, silencioso y casi olvidado, en un día ajetreado y sumergido en el barullo de la preparación, la reunión, la fiesta y los abrazos.
      Con el año te vas. Y mientras suenan las campanas, con el Te Deum por el año que se duerme y por el que recién abre los ojos, añadiremos el profundo gracias por tu fe, por tu pensamiento, por tu testimonio y por tu vida.
      Con el año te vas, con la serena certeza de haber corrido la carrera, de haber luchado el combate, de haber conservado la fe.
      Con el año te vas, con la única satisfacción, sencilla y sublime, del siervo fiel y humilde que no hizo sino lo que tenía que hacer.
      Con el año te vas, tú que supiste ser sombra, brisa, relámpago para que se notaran otros, para que inundaran otros, para que otros resonaran.
      Con el año te vas, incómodo cooperador de la Verdad, con el gozo interior de recibir el denario prometido a los trabajadores fieles de la viña del Señor.
      (Recibido)

    3. El capitalismo dejo al Vaticano sin sustento financiero al marginarlo de Swift, y Benedicto les dio su cabeza en lugar de confiar y permitir a ver qué le ocurría a una Iglesia pobre de verdad. De momento Capitalismo 1, Iglesia 0. El partido está empezando recién.

      1. ¿Pero qué dice del sustento de la Iglesia? Espiritualmente la sustenta Dios. Y económicamente los fieles (¿qué Swift ni qué ocho
        cuartos?). ¿O creía que algún organismo internacional lo hace? Usted puede donar todo su patrimonio y bienes a los pobres o a quien le dé la gana, y así prueba en propia carne el «pobrismo» que tanto defienden los bien alimentados progres de toda laya.

  2. Humanamente, era casi imposible seguir el ritmo, porque los lobos, a los que tanto temía, lo matarían.
    Sin embargo, su sangue de mártir traería muchas Bendiciones a la Iglesia, y los traidores podrían ser desenmascarados antes.

  3. Francisco cuando salió elegido Ratzinger, ya estuvo en muy buena posición en las elecciones. Su elección tanto para Ratzinger como para los cardenales no fue ninguna sorpresa. Por otro lado la renuncia de Benedicto fue un acto de cobardía. Todos los papas han sido perseguidos por contrarios dentro de la Ciudad del Vaticano. Alguno. incluso asesinado al mes de ser elegido. Cuando Ratzinger fue elegido era el que mejor conocía todo lo que se cocía dentro del Vaticano, no le pilló de sorpresa después de ser elegido. Lo que tendría que haber hecho es no haber aceptado la elección. Pero es más fácil apartarse después.

    1. Qué barbaridad! No fue un acto de cobardía sino todo lo contrario, fue un sacrificio en defensa de la Iglesia. En primer lugar no existió tal «Renuntiatio» sino simplemente Benedicto pronunció una Declaratio. Pero no voy a seguir este hilo con usted ya que veo que está usted totalmente desinformado.

        1. Juan no confundas la humildad de un gran hombre con la cobardía. La dimisión de Benedicto XVI ha sido una estrategia del Cielo que le ha permitido a Benedicto XVI influir grandemente sobre la Iglesia en estos tiempos de apostasía y minimizar el daño de las malas doctrinas predicadas por Don Jorge y sus camaradas. La oración y donación de Benedicto XVI ha sido una gran fuente de Bendición para toda la Iglesia y el mundo. Un poco como cuando Moisés mantenía los brazos elevados y sus compatriotas ganaban la guerra.
          El poder de la oración y la penitencia es muy grande. Por eso mismo la Virgen en sus variadas apariciones lo pide constantemente.

      1. Fuera Declaratio o Renuntio dejó de ser Papa y por lo tanto dejó de estar asistido por el Espíritu Santo en la Misión de Gobernar la Iglesia. Priodos más difícles de la Historia les ha tocado vivir a otros Pontifices y no renunciaron. Renunció por que quiso, libremente, con voluntad. Y dejo la Iglesia empantanada, con el tema de los abusos. En cuanto a su legado literario y teológico nada que alegar, genial. Pero su renuncia al Papado fue una huída hacia adelante.

        1. JUAN… Ser Papa es estar asistido por el Espíritu Santo y dejar de serlo, ya no? Me parece que ud. Está confundido. Sólo cuando un Pontífice habla ex-cathedra es asistido por el Espíritu Santo

      2. De acuerdo con usted. No fue una cobardía, sino un acto de valor oculto que ni siquiera tenía la apariencia de gallardía. Una cruz sobre otras muchas cruces

  4. La decisión de renunciar fue PERSONAL por parte de Ratzinger, un muy bien preparado Teutón que dejaría sentado a cualquier contrincante racionalista.
    Tuvo una misión inequiparable en la Historia de la Iglesia y del mundo.
    Se fue… antes de terminar el 2022. Qué legado deja y cómo habrá sido su Juicio? Todos pasaremos por él.
    Algo es cierto, si es que cometió lapsos, confusiones, errores, se le acabó el tiempo de las penitencias, enmiendas, o arrepentimientos. No sólo en lo personal sino en lo más importante: su papel en cuanto cabeza de la Santa Iglesia. Su «Testamento», una gratitud humana y buenas intenciones. Del resto nada…
    Lo bueno que hizo, sin duda es muy encomiable. Pero… Santo Padre, dejaste muchas incógnitas y perplejidades, sobretodo en lo que Pedro tenía como Misión en la Tierra, guiar esa Barca de Cristo que está mancillada por una banda mafiosa de mal nacidos sinedritas como nunca en la Historia. Y tu silencio deja mucho que desear.

  5. Creo, que le alaban demasiado, a el hombre que cooperó en la situacion en la que se encuentra la iglesia….con el falso ecumenismo y el silencio que mantuvo después de dimitir del cargo de papa el cuál siempre consideraré que fue un total error….cuántos papás en la antigüedad dieron su vida por defender la iglesia…
    Duró más de emérito que de papa…..eso dice mucho….pero no le juzgo..Dios te ha piedad de su alma y le salve…eso es lo importante…bendiciones.

  6. es.aleteia.org/2023/01/02/el-asesinato-de-benedicto-xvi-su-falsa-muerte-y-otras-fake-news-que-circulan-estos-dias/?utm_campaign=EM-ES-Newsletter-Daily-&utm_content=Newsletter&utm_medium=email&utm_source=sendgrid&utm_term=20230102

  7. la épica de las catacumbas no es real, ni la persecución de los cristianos por los leones en los circos romanos, el cristianismo fue una religión creada por el imperio o por la élites globalistas de aquel momento, pero adoptada por el imperio romano del cual sincretizó toda su simbología sin problemas y de forma descarada

    1. CRISMON, deje de leer ciencia ficción, no beba ni fume, haga ejercicio y vida sana… Ah! Ud podría presenta V MILENIO O VI y hablar de ufologia, o sea, marcianos… Los Tebeos de antaño eran muy buenos. Ahora hay basura como las revistuchas tipo «muy interesante»,… pero qué leches cuenta?

  8. «¿Empezar de cero»? Vana e inútil pretensión. Somos herederos de una gran fortuna que no podemos dilapidar en predicciones apolípticas de cartón piedra. Hay mucha gente buena trabajando, pensando, avanzando, creando. El mundo siempre ha sido lo que hoy es: lucha por el poder y el dinero. No hay novedad…, señora baronesa. Pero el mensaje del Evangelio sigue fresco y pujante. Falta que le hagamos caso y dejemos en manos de Dios el cumplimiento de sus profecías.

    1. Lo de hacerle caso al evangelio, ¿no va con usted o qué? ¿Cuándo se va a convertir usted a la fe católica? El único «avance» de esas buenas piezas es hacia el precipicio, ante el que cualquier persona sensata frenaría en seco. En lo único que no hay novedad es en sus deposiciones (a ver si cambia el disco).

  9. CRISMON, deje de leer ciencia ficción, no beba ni fume, haga ejercicio y vida sana… Ah! Ud podría presenta V MILENIO O VI y hablar de ufologia, o sea, marcianos… Los Tebeos de antaño eran muy buenos. Ahora hay basura como las revistuchas tipo «muy interesante»,… pero qué leches cuenta?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles