Un obispo francés se retira seis meses por cansancio

Monseñor Thierry Brac de la Perrière, Monseñor Thierry Brac de la Perrière
|

Suma y sigue el número de obispos que se jubilan antes de la edad prevista o piden hacer un parón por cansancio físico o interior.

Monseñor Thierry Brac de la Perrière, obispo de Nevers, anunció que se retiraba de su ministerio por un período de seis meses, en una entrevista concedida al diario Le Journal du Centre el miércoles 28 de diciembre.

“Estoy en un estado de fatiga que significa que no soy completamente capaz de realizar correctamente mi tarea”, revela Thierry Brac de La Perrière. Se espera que el Vaticano nombre un administrador apostólico a partir del 2 de enero.

Al considerar su misión «compleja y expuesta», el obispo Brac de la Perrière, destinado en Nevers desde hace once años, justifica también su decisión por el ambiente pesado, desde hace varios meses, en el seno de la Conferencia de obispos de Francia sacudida por varios escándalos que involucran a obispos eméritos y casos de abuso sexual del clero.

El obispo Thierry Brac de la Perrière anuncia que aunque abandona la diócesis durante seis meses, seguirá en contacto con el administrador diocesano “para ciertas decisiones». Monseñor Thierry Brac de la Perrière, de 64 años, fue ordenado sacerdote en 1988. Obispo auxiliar de Lyon durante ocho años, se convirtió en obispo de Nevers en 2011.

De todos modos, ante este retiro de seis meses, el obispo de Nevers ha querido dejar claro que «en el contexto convulso de nuestra Iglesia en Francia, sé que este tiempo de retiro corre el riesgo de ser visto por los fieles y los medios de comunicación como el comienzo de una nuevo escándalo. Sin embargo, no lo es. No hay culpa detrás de esto condenable por la Iglesia o por la justicia”.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
3 comentarios en “Un obispo francés se retira seis meses por cansancio
  1. ¡Uyyyy… que pena de hombre, qué cansado está! Le vendría bien un balneario con masajistas tailandesas. San Pablo a su lado es una zapatilla rusa: «¡Yo más que ellos! Más en trabajos; más en cárceles; muchísimo más en azotes; en peligros de muerte, muchas veces. Cinco veces recibí de los judíos cuarenta azotes menos uno. Tres veces fui azotado con varas; una vez apedreado; tres veces naufragué; un día y una noche pasé en el abismo. Viajes frecuentes; peligros de ríos; peligros de salteadores; peligros de los de mi raza; peligros de los gentiles; peligros en ciudad; peligros en despoblado; peligros por mar; peligros entre falsos hermanos;
    trabajo y fatiga; noches sin dormir, muchas veces; hambre y sed; muchos días sin comer; frío y desnudez…». ¡Haberte metido albañil y verías lo que es trabajar con un pico en una zanja a cuarenta grados en verano, ¡sin vergüenza!»

  2. Algún día sabremos los detalles de la batalla que está ocurriendo dentro de la Iglesia entre la masonería eclesiástica ayudada por gangsters mundialistas y la verdadera iglesia, con chantajes, asesinatos, amenazas, sobornos. Los hijos del diablo se est´án empleando a fondo en ésta la batalla final, mientras muchos católicos duermen y aparentan que todo va de maravilla.

  3. Tanta renuncia, es tan sospechoso. La nueva Iglesia (hereje) sinodal se está gestando y necesitan sólo obispos progres y masones ( o la gran mayoría) y así todos acatarán con gusto. En España yo creo que ya todos están apuntados a la Iglesia Hereje, ni Munilla (muy adulador de Bergoglio, por cierto) escapa (en Alicante los coles católicos potencian las aberraciones de la masónica-satánica Agenda 2030 y nadie dice nada). la Iglesia en Canarias (con su obispo hiper-progre) está sumida en este terrible camino sinodal, a cada rato nombrándolo en las homilías, es terrible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles