Jerzy Popiełuszko: el beato sacerdote polaco asesinado por los comunistas

Jerzy Popiełuszko Jerzy Popiełuszko, sacerdote polaco asesinado por los comunistas
|

Hoy se cumplen 38 años de la muerte del beato Jerzy Popiełuszko, un sacerdote polaco que fue asesinado por la inteligencia comunista en 1984.

En sus misas llegaba a congregar cada semana a 30.000 personas por lo que pasó a ser enemigo público del régimen comunista. El 19 de octubre de 1984 fue secuestrado y asesinado por tres oficiales del régimen con tan solo 37 años. Aún estando con vida fue lanzado al interior del Reservorio del río Vístula, cerca de Włocławek, atándole un saco con piedras en su interior para que su cuerpo no flotara. Finalmente, sus restos fueron recuperados el 30 de octubre de 1984.

El funeral fue oficiado por el cardenal primado de Polonia, Jozef Glemp en la iglesia de San Estanislao de Kostka el 3 de noviembre de 1984. Se estima que a su funeral​ asistieron cerca de 300 000 personas.

Su proceso de beatificación lo inició San Juan Pablo II en 1997. En 2008 se le concedió el estatus de Siervo de Dios. El 6 de junio de 2010 bajo el papado de Benedicto VXI, fue declarado beato en una ceremonia celebrada en la Plaza Pilsudski de Varsovia, en presencia de su madre, Marianna Popiełuszka, que había cumplido 100 años en los días previos a la ceremonia.​ Actualmente, su proceso de canonización sigue abierto.

En 2014 el obispo de la diócesis de Créteil, sufragánea de la arquidiócesis de París, Michel Santier, anunció oficialmente la apertura de la investigación para la canonización del padre Popieluszko. Se reportó un presunto milagro atribuido a su intercesión en Francia.

Jerzy Popiełuszko

Durante su etapa de sacerdocio, el beato polaco estuvo ligado al sindicato anticomunista Solidaridad. Durante esos años se convirtió en baluarte y apoyo moral para miles de obreros. Impulsó las catequesis para los obreros y atendió a todos los obreros, que no tragaban con el comunismo, tanto espiritual como materialmente.

En algunas de sus homilías llegó a decir que «gracias al cristianismo, estamos conectados con la cultura de Occidente y, por lo tanto, hemos podido resistir a todas las demás culturas de pueblos bárbaros a lo largo de la historia. Podríamos resistir las culturas que nos imponen nuestros enemigos o amigos».

Fue férreo defensor de la libertad y en la lucha contra la dictadura comunista, por eso el beato polaco aseguró que «hoy necesitamos defender valientemente a la nación por el derecho a Dios, al amor, a la libertad de conciencia, a la cultura y el patrimonio nativos.

No se puede crear historia sin historia, no se puede olvidar el camino cristiano de nuestra Nación, no se puede cortar las raíces de nuestro pasado milenario, porque habrá un árbol sin raíces». Actualmente es patrón del sindicato polaco Solidaridad, que es actualmente el más grande de Polonia.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
4 comentarios en “Jerzy Popiełuszko: el beato sacerdote polaco asesinado por los comunistas
  1. Creo que se metía demasiado en política de partidos en contra del Comunismo. Lo ideal es que en vez de nombrar «comunismo» hubiera dicho «ateísmo». Al fin y al cabo, en este momento el Comunismo Soviético es el primer defensor de la Cristiandad Europea y esta es la paradoja que contemplamos en las noticias: Putín contra lgtbsxx y hablando de Dios. Ser parte del Sindicato Solidaridad no le correspondía como sacerdote, esto es política partidista pura y dura. Por esto congregaba tantas multitudes, por la política del Sindicato. Que Dios lo bendiga, pero lo hubiera podido hacer mejor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles