“Volvamos al Concilio”, exhorta el Papa

Papa Francisco concilio (Vatican Media)
|

En la homilía de la Misa conmemorativa de los sesenta años del Concilio Vaticano II, el Santo Padre nos anima a volver a él, porque eso, de algún modo, no es ‘indietrismo’.

A continuación, las palabras del Papa Francisco en la tarde del martes 11 de octubre, aniversario del inicio del Concilio que impulsó Juan XXIII:

“¿Me amas?”. Es la primera frase que Jesús dirige a Pedro en el Evangelio que hemos escuchado (Jn 21,15). La última, en cambio, es: “Apacienta mis ovejas” (v. 17). En el aniversario de la apertura del Concilio Vaticano II sentimos que el Señor nos dirige estas palabras también a nosotros, a nosotros como Iglesia: ¿Me amas? Apacienta mis ovejas.

En primer lugar: ¿Me amas? Es una interrogación, porque el estilo de Jesús no es tanto el de dar respuestas, como el de hacer preguntas, preguntas que interpelan la vida. Y el Señor, que “habla a los hombres como amigos, movido por su gran amor y mora con ellos” (Dei Verbum, 2), nos pregunta todavía y seguirá preguntando siempre a la Iglesia, su esposa: “¿Me amas?”.

El Concilio Vaticano II fue una gran respuesta a esa pregunta. Fue para reavivar su amor que la Iglesia, por primera vez en la historia, dedicó un Concilio a interrogarse sobre sí misma, a reflexionar sobre su propia naturaleza y su propia misión. Y se redescubrió como misterio de gracia generado por el amor, se redescubrió como Pueblo de Dios, Cuerpo de Cristo, templo vivo del Espíritu Santo.

Esta es la primera mirada que hay que tener sobre la Iglesia, la mirada de lo alto. Sí, hay que mirar la Iglesia ante todo desde lo alto, con los ojos enamorados de Dios. Preguntémonos si en la Iglesia partimos de Dios, de su mirada enamorada sobre nosotros.

Siempre existe la tentación de partir más bien del yo que de Dios, de anteponer nuestras agendas al Evangelio, de dejarnos transportar por el viento de la mundanidad para seguir las modas del tiempo o de rechazar el tiempo que nos da la Providencia de volver atrás.

Pero estemos atentos: ni el progresismo que se adapta al mundo, ni el tradicionalismo que añora un mundo pasado son pruebas de amor, sino de infidelidad. Son egoísmos pelagianos, que anteponen los propios gustos y los propios planes al amor que agrada a Dios, ese amor sencillo, humilde y fiel que Jesús pidió a Pedro.

¿Me amas tú? Redescubramos el Concilio para volver a dar la primacía a Dios, a lo esencial, a una Iglesia que esté loca de amor por su Señor y por todos los hombres que Él ama, a una Iglesia que sea rica de Jesús y pobre de medios, a una Iglesia que sea libre y liberadora.

El Concilio indica a la Iglesia esta ruta: la hace volver, como Pedro en el Evangelio, a Galilea, a las fuentes del primer amor, para redescubrir en sus pobrezas la santidad de Dios (cf. Lumen gentium, 8c; cap. V), para volver a encontrar en la mirada del Señor crucificado y resucitado la alegría perdida, para concentrarse en Jesús.

El Papa Juan XXIII, en sus últimos días, escribía: “Esta vida mía que llega a su fin no podría terminar mejor que concentrándome totalmente en Jesús, Hijo de María… grande y continuada intimidad con Jesús, contemplado en imagen: niño, crucificado, adorado en el Sacramento” (Diario del alma, 977-978). ¡Esta es nuestra mirada alta, nuestra fuente siempre viva! Jesús, la Galilea del amor, Jesús que nos llama, Jesús que nos pregunta: “¿Me amas?”.

Hermanos, hermanas, volvamos a las límpidas fuentes de amor del Concilio. Reencontremos la pasión del Concilio y renovemos la pasión por el Concilio. Abismados en el misterio de la Iglesia madre y esposa, digamos también nosotros, con san Juan XXIII: Gaudet Mater Ecclesia (Discurso en la apertura del Concilio, 11 octubre 1962).

Que en la Iglesia viva la alegría. Si no se alegra se contradice a sí misma, porque olvida el amor que la ha creado. Y, sin embargo, ¿cuántos entre nosotros no logran vivir la fe con alegría, sin murmurar y sin criticar? Una Iglesia enamorada de Jesús no tiene tiempo para conflictos, venenos y polémicas.

Que Dios nos libre de ser críticos e impacientes, amargados e iracundos. No es sólo cuestión de estilo, sino de amor, porque el que ama, como enseña el apóstol Pablo, hace todo sin murmuraciones (cf. Flp 2,14).

Señor, enséñanos a mirar alto, a mirar la Iglesia como la ves Tú. Y cuando seamos críticos y estemos insatisfechos, recuérdanos que ser Iglesia es testimoniar la belleza de tu amor, es vivir respondiendo a tu pregunta: ¿me amas?

¿Me amas? Apacienta mis ovejas. Apacienta: Jesús expresa con este verbo el amor que desea de Pedro. Pensemos precisamente en Pedro: era un pescador de peces y Jesús lo transformó en pescador de hombres (cf. Lc 5,10).

Ahora le asigna un nuevo oficio, el de pastor, que nunca había ejercitado. Y es un cambio, porque mientras el pescador toma para sí, atrae hacia sí, el pastor se ocupa de los otros, apacienta a los otros. Es más, el pastor vive con su rebaño, alimenta a las ovejas, se encariña con ellas. No está arriba, como el pescador, sino en medio.

Esta es la segunda mirada que nos enseña el Concilio, la mirada en el medio, estar en el mundo con los demás y sin sentirnos jamás por encima de los demás, como servidores del Reino de Dios (cf. Lumen gentium, 5); llevar la buena noticia del Evangelio a la vida y en las lenguas de los hombres (cf. Sacrosanctum Concilium, 36), compartiendo sus alegrías y sus esperanzas (cf. Gaudium et spes, 1).

Qué actual es el Concilio, nos ayuda a rechazar la tentación de encerrarnos en los recintos de nuestras comodidades y convicciones, para imitar el estilo de Dios, que nos ha descrito hoy el profeta Ezequiel: “ir en busca de la oveja perdida y hacer volver al rebaño a la descarriada, vendar a la que está herida y curar a la enferma” (cf. Ez 34,16).

Apacienta: la Iglesia no celebró el Concilio para contemplarse, sino para darse. En efecto, nuestra santa Madre jerárquica, que surgió del corazón de la Trinidad, existe para amar. Es un pueblo sacerdotal (cf. Lumen gentium, 10 ss.), no debe sobresalir ante los ojos del mundo, sino servir al mundo.

No lo olvidemos: el Pueblo de Dios nace extrovertido y rejuvenece desgastándose, porque es sacramento de amor, «signo e instrumento de la unión íntima con Dios y de la unidad de todo el género humano» (Lumen gentium, 1).

Hermanos, hermanas, volvamos al Concilio, que ha redescubierto el río vivo de la Tradición sin estancarse en las tradiciones; que ha reencontrado la fuente del amor no para quedarse en el monte, sino para que la Iglesia baje al valle y sea canal de misericordia para todos. Volvamos al Concilio para salir de nosotros mismos y superar la tentación de la autorreferencialidad.

Y pastoreando, superad la nostalgia del pasado, el arrepentimiento de la relevancia, el apego al poder, porque vosotros, Pueblo santo de Dios, sois un pueblo pastoral: no existís para pastorearos a vosotros mismos, para escalar, sino para pastorear a los demás, a todos los demás, con amor.

Apacienta, repite el Señor a su Iglesia; y apacentando, supera las nostalgias del pasado, la añoranza de la relevancia, el apego al poder, porque tú, Pueblo santo de Dios, eres un pueblo pastoral, no existes para apacentarte a ti mismo, para escalar, sino para pastorear a los demás, a todos los demás, con amor.

Y, si es justo tener una atención particular, que sea para los predilectos de Dios, para los pobres y los descartados (cf. Lumen gentium, 8c; Gaudium et spes, 1); para ser, como dijo el Papa Juan, «la Iglesia de todos, en particular la Iglesia de los pobres» (Radiomensaje a los fieles de todo el mundo, un mes antes de la apertura del Concilio Ecuménico Vaticano II, 11 septiembre 1962).

¿Me amas? Apacienta —concluye el Señor— mis ovejas. No piensa sólo en algunas, sino en todas, porque las ama a todas, las llama a todas afectuosamente “mías”. El buen Pastor ve y quiere a su grey unida, bajo la guía de los pastores que le ha dado.

Quiere —tercera mirada— la mirada de conjunto. El Concilio nos recuerda que la Iglesia, a imagen de la Trinidad, es comunión (cf. Lumen gentium, 4.13).

El diablo, en cambio, quiere sembrar la cizaña de la división. No cedamos a sus lisonjas, no cedamos a la tentación de la polarización. Cuántas veces, después del Concilio, los cristianos se empeñaron por elegir una parte en la Iglesia, sin darse cuenta que estaban desgarrando el corazón de su Madre. Cuántas veces se prefirió ser “hinchas del propio grupo” más que servidores de todos, progresistas y conservadores antes que hermanos y hermanas, “de derecha” o “de izquierda” más que de Jesús; erigirse como “custodios de la verdad” o “solistas de la novedad”, en vez de reconocerse hijos humildes y agradecidos de la santa Madre Iglesia.

El Señor no nos quiere así, nosotros somos sus ovejas, su rebaño, y sólo lo somos juntos, unidos. Superemos las polarizaciones y defendamos la comunión, convirtámonos cada vez más en “una sola cosa”, como Jesús suplicó antes de dar la vida por nosotros (cf. Jn 17,21).

Que nos ayude en eso María, Madre de la Iglesia. Que acreciente en nosotros el anhelo de unidad, el deseo de comprometernos por la plena comunión entre todos los creyentes en Cristo. Es hermoso que hoy, como durante el Concilio, estén con nosotros los representantes de otras comunidades cristianas. ¡Gracias por su presencia!

Te damos gracias, Señor, por el don del Concilio. Tú que nos amas, líbranos de la presunción de la autosuficiencia y del espíritu de la crítica mundana.

Tú, que nos apacientas con ternura, condúcenos fuera de los recintos de la autorreferencialidad. Tú, que nos quieres una grey unida, líbranos del engaño diabólico de las polarizaciones. Y nosotros, tu Iglesia, con Pedro y como Pedro te decimos: “Señor, tú lo sabes todo; tú sabes que te amamos” .

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
91 comentarios en ““Volvamos al Concilio”, exhorta el Papa
  1. Yo no entiendo la manía de hablar constantemente sobre el Vaticano II. Este concilio, a la mayoría de católicos, no nos dice nada. No habíamos nacido. Y, si como dicen, querían acercar la Iglesia al mundo moderno y atraer a la gente pues está claro que, cuanto menos, ha sido un fracaso.

    1. Lo que hay que hacer es volver al Concilio de Trento y demás concilios dogmáticos, ya que ahí sí se definió certeramente la verdadera doctrina católica.
      En cambio el Vaticano II (que sólo fue concilio pastoral), en algunos puntos contradijo los concilios predecesores, lo que no tenía precedentes en la Iglesia, y desde luego no puede ser aceptado por los fieles.

      1. Es errático dar tanto bombo al último concilio, hasta el punto de celebrar su aniversario. ¿Por qué no celebran el aniversario de los otros concilios?
        Además, el discurso del Papa está lleno de equivocaciones. Es un disparate que Francisco diga: «El estilo de Jesús no es dar respuestas sino hacer preguntas», cuando precisamente Cristo es la respuesta de nuestra vida.
        Es irónico que el Papa, que ha caído en las erráticas ideologías del mundo, diga que no hay que «Seguir las modas del tiempo.»
        Es cínico que Francisco critique la «autorreferencialidad» cuando en sus textos y discursos siempre se refiere a sí mismo.

      2. Francisco dice erróneamente que el buen sacerdote: «No está arriba como el pescador, sino enmedio.» Y eso es falso, pues Cristo le dijo a San Pedro: «Te haré pescador de hombres» y nos manda navegar mar adentro y «tirar las redes», luego está claro que somos pescadores y el Señor nos manda hacer proselitismo aunque el Papa diga lo contrario.
        Francisco promueve el relativismo al criticar que tengamos «seguridad de nuestras convicciones» y que seamos «custodios de la verdad,» cuando precisamente la fe nos da una convicción segura en la verdad.
        Ademas presenta al Vaticano II como el «redescubrimiento de la santidad», como si antes no se hubiera dado en la Iglesia.
        Y muchos otros errores pero prefiero no seguir.

      3. Me amas? Pregunto Jesús a Pedro tres veces, y este le respondió que sí. Bendito el que oye la palabra de Dios y la cumple, dice Jesús. Pero para oír la palabra de Dios, hay que silenciar la mente. Hay quien no calla ni debajo del agua. El CVII es nuestro faro, que nos ha abierto a todo lo que es bueno. Podemos usar aquello que nos ayude, venga de donde venga. Bendiciones.

        🙏

        1. «Aero», no siempre hay que silenciar la mente para oir a Dios, recuerda lo que tuvo que decirle el Señor a los dirigentes judíos: …»si estos callan, hablaran las piedras». Es tiempo en que Dios quiere que se hable y se difunda el bien, oponiéndose al mal; ser buenista y de todo es bueno, es cómodo pero no bueno. El CVII no sé si será faro, pero ha sido faro de tinieblas. ¿O olvidas también las palabras de Cristo: «por sus frutos los conoceréis»?. Y ya los fieles estamos cansados de que no , que no ha sido el Concilio, sino su interpretación. Como se dice en román paladín: a otro perro con esa longaniza.
          «Y eso de que podemos usar aquello que nos ayude, venga de donde venga», es falso, falta de discernimiento (hoy tan de boga en el vaticano, la palabreja), y pretensión del relativismo, de que todo es igual y que cualquiera lleva razón en cualquier asunto. Y por cierto, si es vd. serio y buscador de la verdad, léase el libro de Mattei, «Vaticano II» y , luego, volvemos a hablar.

        2. El cv2 no es un faro …El faro y luz es Cristo , y pir ello , la palabra que es El mismo ,y de ello mana su iglesia de su costado, columna y fundamento de la verdad que tb es El ,,Y como es cabeza , es iglesia , con todos los que la formamos,,piedras vivas y templos del E…S.,EL CV2 sólo ez una mera guía pastoral mal usada y retorcidamente creada con la participación de herejes,y ramas protestantes desgajadas del tronco único apostólico, ,NO ES ECUMENICO EN ESENCIA ,,HASTA EL NOMBRE ES MENTIROSO , PUES NO TRAE A NADIE A COVERSION SINO A ACUERDOS ERRATICOS MAL ENTENDIDOS SACRIFICANDO LA VERDAD PLENA QUE EXISTE EN LA UNICA Y VERDADERA IGLESIA ,,METIETON LIS LOBOS EN EL REDIL,,y no por la puerta precisamente

        3. ¿Me amas?, y la respuesta del concilio fue engañar a Cristo con todas las religiones y sectas del mundo poniéndolo al mismo nivel.Que es decir, rebajarlo, destronarlo como único rey, apartarlo del centro del universo y dejarlo tirado en un rincón donde sus palabras evangélicas fueron sustituidas por la de los filosofastros de la revolución liberal. Dejó de ser guia en la sociedad y esta se envileció. Dios dejó de ser la verdad, para ser sustituida primero por todas las religiones heréticas del mundo y actualmente para sustituir sus mandamientos por la soberanía popular por encima de la voluntad de Dios. Encima Francisco nos insulta al decir que los tradicionalistas somos unos desleales a Cristo por que solo pensamos en el pasado. Según el debemos renunciar a nuestros mayores, a los santos, y a los mártires. Analizando su discurso solo puede uno llegar a una conclusión, no sabe lo que dice. Es lo único que lo puede salvar.

          1. Si Cristo les hubiera preguntado a los del último concilio: «¿Me amáis?», ellos les hubieran respondido: «Señor, sabes muy bien que te engañamos».

    2. CUANDO en este sitio SE VA A DAR LA NOTICIA del CARDENAL MÜLLER LLAMANDO GOLPE DE ESTADO al sinodo para la SINODALIDAD y llamando A LA RESISTENCIA A BERGOGLIO?

  2. Este artículo podría titularse así: «De como Francisco, con la lucidez que le caracteriza, nos propone apagar un incendio con gasolina»

  3. ¿ Cómo se puede decir volver al concilio, cuando estamos como estamos por culpa del dichoso concilio? De verdad que yo no entiendo nada. Tanta palabrería para crear mayor confusión si cabe. Que la Virgen del Pilar nos asista y nos proteja

    1. Yo no creo que sea culpa del concilio. Yo creo que en los documentos del concilio, existen ambigüedades, tal vez por el pensamiento positivo que se intentaba inculcar. Estás ambigüedades puede que fuesen puestas a propósito por muchos jerarcas con el fin de hacer lo que les diera la gana. Nada más que veamos el rechazo de la Humanae Vitae por parte de la jerarquía desde que se publicó.

  4. ¿Volver al Concilio? ¡Pero si nunca nos hemos ido de él!¡Si toda la descristianización, herejías, impurezas, desviaciones y horrores que vivimos hoy proceden de él!. ¿Fue bueno o malo ese Concilio?. Pues me atengo a lo que dice Nuestro Señor: Los árboles son buenos o malos según sus frutos y los de este malhadado Concilio están a la vista de todo el mundo. Hoy se bendice la sodomía en las iglesias sin que la autoridad eclesiástica ni intervenga, ni tenga la más mínima intención de hacerlo. Así llegamos a aberraciones de tal tipo en la que una misa oficiada por el padre James Martin, donde satánicos sodomitas se besan en el acto de la paz, es lícita y válida y cientos de sacerdotes tienen todo tipo de problemas si intentan celebrar una Misa tradicional. ¿Niego yo con estas afirmaciones la inspiración del Espíritu Santo sobre los concilios?. No, en absoluto, porque el hombre es libre para desobedecerlo, dentro o fuera de un concilio.

      1. Qué ingenuo. ¿Pero qué te crees, que el demonio te va a decir sus maldades claramente para que tú las descubras a la primera?
        La Iglesia enseña que el principal fin del matrimonio es la procreación de los hijos y el amor es lo secundario.
        El Vaticano II del demonio invierte los fines del matrimonio para que lo principal sea el amor. Si lo principal es el amor cualquier cosa con amor es un matrimonio pues cumple con lo principal.
        Cambiar el orden no es una ambigüedad, es una maldad muy bien pensada que no viene de Dios.
        No lo ves porque no te da la gana de verlo.

        1. A ver si es posible que te enteres, AJ:
          los obispos alemanes bendicen gaymonios porque el Vaticano II enseña el error doctrinal de que lo principal en un matrimonio es el amor.
          Los bendicen porque cumplen con lo principal.

          1. En el Vaticano II no se dice en ningún documento que el fin primero sea el amor. Si es así, y estoy equivocado, dígame el documento

          2. Viva el Papa Francisco, Vicario de Cristo en la Tierra….que sus enemigos apóstoles del inicuo , del Ángel Caído sean Anatema….que los que se llamen sacerdotes se vayan a la Sinagoga del Príncipe de la Tiniebla….y que la Iglesia Católica Romana a pesar de los ataques de un lado y de éste….percibirá hasta el Fin del Mundo

          3. «Martillo de Herejes» no: «martillo del español» (vaya forma de destrozar el idioma). Siempre se lo digo: es usted tan iletrado que aunque cambie de nick siempre comete las mismas faltas de ortografía, gramaticales y escribe de lo más deslavazado. Si estudiara un poco más y perdiera menos el tiempo aquí trolleando, otro gallo le cantaría.

      2. ¿En el Vaticano II no pone que hay que descristianizar?
        ¿Te parece poco que se diga que Alá es el mismo Dios cristiano y que fuera de la iglesia hay santidad salvación y Gracia? Si es el mismo Dios en todas las religiones y cualquiera se salva fuera de la iglesia por qué motivo hay que ser católico? Eso es descritianizar, decir que da igual la religión que tengas.

        1. Porque quiere encontrar el punto de encuentro con el Dios de Abraham. Estoy de acuerdo que el documento sobre diálogo interreligioso no hay por donde cogerlo. Pero no es doctrina católica ni es infalible. Así que a otra cosa

  5. Francisco exhorta a volver al último concilio cuando él nunca se ha separado de él. Lamentablemente, la vida de Francisco empieza y acaba en el Vaticano II.

      1. «Los obispos ejercen de forma extraordinaria su magisterio infalible en el concilio universal o ecuménico. En las decisiones del concilio universal es donde se manifiesta de forma más notoria la actividad docente de todo el cuerpo magisterial instituido por Cristo.,»

        Luwig Otto

        Magisterio infalible, hermanos. Cada concilio es infalible, hermanos. Sed católicos, no procueris el cisma. Bendiciones. 🙏

          1. Juan no, pero usted seguro que sí. Será de tanto cambiar de nick y de soltar despropósito tras despropósito.

        1. Declaración del 6 de marzo de 1964 a la que remite la Comisión Doctrinal en las ACTAS DEL CONCILIO VATICANO II. NOTIFICACIÓN hecha por el excelentísimo secretario general del concilio en la congregación general 123, del día 16 de noviembre de 1964 (fuente: página web oficial de la Santa Sede):

          «Teniendo en cuenta la práctica conciliar y el FIN PASTORAL del presente Concilio, este santo Sínodo precisa que en la Iglesia SOLAMENTE han de mantenerse como materias de fe o costumbres aquellas cosas que él DECLARE MANIFIESTAMENTE como tales»

          Lo cual no ocurrió: no se hizo ninguna declaración o definición dogmática en el CVII. Por tanto, y como dice el texto de la misma nota previamente:

          «Como salta a la vista, el texto del Concilio debe interpretarse siempre de acuerdo con las normas generales de todos conocidas».

          Es decir, según la Tradición, como siempre se ha hecho y creído.

          1. Lo siento, troll: el propio CVII dice que no hay magisterio infalible en el CVII, y mucho menos que el CVII lo sea, cosa que sólo ha afirmado usted, no Luwig Otto, que ni siquiera nombra el CVII para nada, sino que habla de los demás concilios, todos ellos doctrinales.

          2. Y según indica la Tradicion, ese concilio pastoral contiene errores doctrinales y solo puede tener autoridad en lo que sea pastoral

        2. Pregunta Aeropagita… si todos los Concilios son infalibles ¿que es lo que tiene de infalible el CVII? Por que no hay ningún anatema en sus textos… ¿que ahora hay que celebrar misa solo en lengua vulgar? Eso contradice uno de los anatemas de Trento. Pero si hasta el Papa anda por la vida contradiciendo a Trento no extraña que los idolatras del concilio penseis que el CVII es infalible y que todo lo que diga anula todo lo demás.

          1. El CVII no pidió que se celebrase Misa en lengua vulgar, sino todo lo contrario: que se mantuviese en latín. La práctica actual es contraria incluso al CVII.

          2. Asi es catholicvs, la Sacrosanctum Concilium declara que la lengua litúrgica del rito romano es el latín y que solo se permite un poco de vernácula en algunas oraciones y cantos… pero los idolatras del CVII pretenden hacernos creer que el CVII mandó a abolir el latín y solo permitir la misa en lengua vulgar, contradiciendo así uno de los cánones de Trento y al mismísimo CVII… ¿quienes son en realidad los anticonciliares?

        3. Euro pajita, eres profundamente ignorante y haces el ridículo.
          Los concilios pastorales no son infalibles por mucho que sean ecuménicos. Lo pastoral no es nunca infalible.
          El magisterio extraordinario son los dogmas de fe, siempre infalibles, salen de concilios dogmáticos o los pone el papa, no salen de concilios pastorales.
          El magisterio ordinario infalible se establece en función de los obispos dispersos por el mundo predicando lo mismo en todo momento y lugar, y no reunidos en concilio ecumenico.
          Estudia un poco.

  6. Francisco está llevando a plenitud el Concilio. Los otros no lo llevaron porque todavía no era tiempo. Había que «preparar» a la gente para que la adoración pachamámica sólo rechinara a unos cuántos «tradicionalistas», fachas y caravinagres. Tan culpable el que siembra la mata como el que recoge la patata.

    1. Creo que tampoco lo han logrado en seguida porque todavía había gente sensata que se hubiera opuesto. Pero a partir de la década del ochenta, muchos prelados ancianos se fueron muriendo, y han sido sucedidos por personas jóvenes, carentes de escrúpulo, que pudieron llevar a la práctica lo que dictaminó el conciliábulo judeo-masónico-comunista.

      1. Sí: en su cabeza. ¿No cree que primero debería estudiar usted un poco de cultura general, antes de meterse en otros fregados que le sobrepasan? Es que dice cada disparate…

      2. Tiene usted razón en parte. Hasta el CV-I así fue: cada Concilio se desarrollaba teniendo en cuenta lo afirmado en los concilios anteriores, pues todos ellos eran dogmáticos, definían verdades de fe.
        El CV-II, por expreso deseo de su convocante, no fue dogmático, sino pastoral. Por tanto no definió ninguna verdad de fe.

        Así que el CV-II NO ES EL ÚNICO QUE CUENTA.
        ¿Pretende usted equiparar los siete primeros grandes concilios en los que se definió la fe que profesamos con el CV-II?
        ¿Afirma usted que Nicea, Calcedonia y Éfeso -solo por poner tres ejemplos- son equiparables doctrinalmente al Vaticano II?

  7. Con lenguaje dulzón y aparentemente piadoso no deja de dar vueltas alrededor de sus pobres conceptos ideológicos y recurrentes. Es una generación perdida que no está dispuesta a asumir humildemente su fracaso.el problema no es tanto los llamados progresistas que están biográfica mente agotados sino los sonrientes trepas conservadurillos que pululan por los palacios episcopales.

    1. Mejor no le respondo, porque me censurarian de por vida……. pero justamente lo que está usted pensando, pues eso mismo pienso yo,….. Creo que a buen entendor etcétera etcétera….

    2. Que es la cara que tiene habitualmente… Hay retratos de papas con cara de bastantes malas pulgas, pero la de Bergoglio es mucho peor; da miedo.

  8. ¡Pero si es que a Aeropagita hay que hacerle lo mismo que le hicieron a S.Pablo en el aerópago! «Te oiremos sobre ésto otra vez».En roman paladino: no hay que hacerle ni puñetero caso.

    1. «En la Iglesia estuvo siempre viva la convicción de que las decisiones del concilio universal eran infalibles. San Atanasio dice del decreto de fe emanado del concilio de Nicea: “La palabra del Señor pronunciada por medio del concilio universal de Nicea permanece para siempre” (Ep. ad afros. 2). San Gregorio Magno reconoce y venera los cuatro primeros concilios universales como los cuatro Evangelios; el quinto lo equipara a los otros (Ep. I 25)». Ludwig Otto

      El CV II fue un concilio ecuménico, hermanos, y sus decisiones son infalibles, como en todos los demás. Podemos debatir si lo deseáis sobre cuáles fueron tales decisiones, pero no sobre la infalibilidad del concilio. Comprendo vuestra frustración, hermanos, pero volver a Cristo. Volved, hermanos.🙏

        1. No se como consienten estos insultos en Infovaticana. A este elemento deberían expulsarle por su falta de educación. Incluso el nick es una provocación.

          1. A ti es el que hay que expulsarte por falta grave neuronal, eres un toll inmundo y despreciable. Lo que tú llamas Nick son mi nombre y mi apellido, porque así me llamo y no me escondo detrás de apodos absurdos como los tuyos : aero pajero y demás, por lo que te exijo respeto a mi nombre y apellido, aunque no sean muy frecuentes. De segundo me llamo Vinagre para tu información, Troll demente y desquiciado.

        1. ¿Tienes un poco de retraso, verdad?
          Los concilios pastorales no son infalibles y no necesitan ser ecumenicos.
          Cuando la iglesia habla de concilios ecuménicos solo se refiere a los dogmaticos.
          Lo ecuménico no hace que algo sea infalible.
          Es lo dogmático lo que lo hace infalible.

  9. Es necesario concéntrarse en el CV2 para acelerar el proceso de demolición de la Iglesia y afianzar el Sínodo sinodal y sus puntales en Alemania, Bélgica y demás, porque el sacro santo CV2 fue hecho para crear la falsa iglesia actual y demoler la de Cristo. Y la solución, como en el Golgota que Dios dejo a los deicidas llegar hasta el final en su locura, así se va culminando el proceso de demolición iniciado por juan 23. La falsa iglesia se muere, dejemosles que se la terminen de cargar.

    1. Tal vez, esto tiene que pasar, porque cuando llegue la gran apostasía, (porque si bien es cierto que se está apostatando, aunque aún no del todo), será el gloriosísimo día en que Dios nos enviará a sus dos testigos, Elías y Enoch, reconstruyan la Santa Iglesia.

  10. Sí, sería muy necesario volver a la enseñanza del Concilio de Trento, » la joya de la corona», la verbalización más perfecta de las verdades de nuestra Fe.
    Porque he leído` por ahí comentarios de algunos que van llamando a Jesús «el hombre de Nazareth», y con de esto da la impresión como si quisieran evitar su carácter sobrenatural, divino, además de decir que no fundó ninguna religión y otras muchas cosas faltando a la verdad con el mayor cinismo del mundo. Poco a poco intentan ir desfigurando Su Imagen, irlo despojando de su naturaleza divina de ser el Hijo del Dios vivo, como dijo Pedro.
    ¿ Acaso pretenden aplicarle ese «aggiornamento» tan modernista él ? Porque no es el único comentario que he leído , incluso los hay en otros sitios más serios que desacralizan Su figura valiéndose del desconcierto actual, que desde luego ahora es como nunca

    1. Los estudiosos objetivos de la religíón siempre ha dicho que una cosa es el Jesús histórico y otra el Cristo de la fé. Sobre el Jeús histórico poquísimos datos y discutibles, tanto es así que algunos historiadores (pocos) opinan que nunca existió y que es un personaje mítico. Sobre el Cristo de la fé, todo los atributos que le devoción le quiera adjudicar…..

      1. La mayoría de los estudiosos creen que Jesús existió, pero de los hechos que se narran en los evangelios, apenas tres son hechos comprobables, a saber, su nacimiento, su bautismo y su crucifixión. El Cristo de la fe es algo completamente distinto.

        1. Sí, porque usted lo diga (como es usted tan culto y está tan bien informado de todo…). A ver si vuelve al presente, que las tesis de Bultmann y el posterior nihilismo histórico (que así es como se denomina), no las sostiene absolutamente ningún estudioso serio desde hace más de 70 años. Deje de leer libelos en internet de gente tan ignorante y sectaria como usted, que da pena leer los disparates que dice (con cualquiera de sus nicks).

  11. Vamos a ver hermanos berzotas, poned atención y centrados. LEED el comienzo de este documento que viene en Vaticana News:

    «Las diversas cuestiones a las que la Congregación para la Doctrina de la Fe quiere contestar con el presente “Responsa”, se encuadran en la visión general de la Iglesia tal como emerge de los documentos de carácter dogmático y ecuménico del Concilio Vaticano II»… Etc etc

    Documentos de carácter DOGMATICO y ECUMENICO, sí. Habéis leído bien. El CVII es dogmático y ecuménico. Ni Trento ni historias. Si sois católicos ESTAIS OBLIGADOS A SEGUIR EL CV II.

    Punto pelota, hermanos. Bendiciones🙏

        1. Díganos un sólo dogma definido en el CVII, hermano troll no-berzotas. Ah, ¿que no encuentra ninguno? Claro: es que no se definió ninguno. Tendrá que escribir a la agencia de noticias que ha citado para aclararles que las agencias de noticias tienen un «poquito» menos de autoridad magisterial y saben un «poquito» menos que el propio CVII, que le contradice tanto a usted, como a esa agencia de noticias. Es más, ante los hechos no caben argumentos: el Papa que convocó ese concilio negó su carácter doctrinal, los propios documentos conciliares también, destacando su carácter exclusivamente pastoral, no definió dogma alguno… pues blanco y en botella. Rabie lo que quiera, pero la realidad es muy tozuda.

          1. Y por cierto, troll: imagino que se debe a que usted no es católico (de hecho, es anticatólico) éso que dice de que los católicos debemos seguir «El Concilio» (imagino que se refiere al último, que es el concilio número 26, el único con carácter sólo pastoral en toda la historia de la Iglesia). Por eso usted defiende que se desobedezca TAMBIÉN a ese concilio (de los anteriores ni hablemos) en lo referente a la liturgia, por ejemplo, ya que decretó conservar el latín y el gregoriano (léase la Constitución Apostólica «Sacrosanctum concilium» y compruébelo usted mismo). ¿Por qué será que todos los que se llenan la boca con «El Concilio, El Concilio», son los primeros que se pasan por el forro dicho concilio y lo desobedecen con todo desparpajo? Como poco, incoherentes (hay mejores y más descriptivos calificativos que por caridad es preferible dejar a la imaginación del lector, que sin duda acertará a la primera).

  12. Bergoglio es uk provocador. Que se rodea y promueve un núcleo de canallas y agitadores. Para estropear la iglesia en todos los lugares que está en pie.

  13. Tremendo leer comentarios, acusaciones, epitetos, condenas, descalificaciones, anatemas y demás improperios contra los demás contertulios. Pedro sigue apacentando sus ovejas. Su palabra es clara, viva y estimulante. Leamos y meditemos. Pero con un poco más de benevolencia hacia lo que piensen los demás.

    1. Para «tremendas», las herejías que usted suele soltar aquí y en otras páginas. Así que, no se ponga estupendo fingiendo un escándalo que el único que provoca es usted y aquellos a quienes públicamente dice admirar. Usted es muy respetable; lo que usted piensa, en cambio, es totalmente reprobable. Sólo faltaba que tuviéramos que ser «benevolentes» con el error, la mentira y la maldad. Los «guays» siempre son muy respetuosos con todos los pensamientos y creencias… siempre que éstos sean malos y/o falsos, naturalmente. Porque a la verdad le tienen más alergia que Drácula al ajo.

  14. La resurrección de Jesús queda demostrada empíricamente con la Santa Sábana y el libro SAN JUAN EVANGELISTA VIO Y CREYÓ ¡Y NOSOTROS TAMBIÉN! de Amazon. No es el Jesús de la fe (de Bultmann y cía.), es el Jesús histórico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles