Cardenal Brandmüller: “Las decisiones del camino sinodal alemán son una apostasía masiva”

Brandmüller Traditionis Custodes
|

Walter Brandmüller, cardenal alemán y uno de los dos supervivientes de los firmantes de los Dubia nunca respondidos sobre Amoris laetitia, ha calificado las decisiones adoptadas por sus compatriotas en el episcopado de “apostasía en masa”.

En declaraciones públicas recogidas por LifeSiteNews, el anciano cardenal alerta sobre las decisiones que se han adoptado recientemente en la asamblea sinodal alemana, que ha aprobado ha aprobado la homosexualidad , la ordenación de mujeres y la fluidez de género, calificándolas directamente de apostasía.

En su declaración, Brandmüller señala que las decisiones de los obispos alemanes, la mayoría de los cuales apoyaban las declaraciones heréticas, “contradicen diametralmente las enseñanzas de las Sagradas Escrituras y la Tradición Apostólica”. Se pregunta si se han olvidado de los juramentos que hicieron en su ordenación sacerdotal y luego en su consagración episcopal. Las recientes decisiones de la asamblea alemana revelan para él “una concepción de la Iglesia, de la doctrina de la fe y la moral, que está a años luz de la auténtica proclamación de la fe de la Iglesia”.

El Camino Sinodal alemán parece pensar que puede adaptarse al zeitgeist de su tiempo, olvidando la revelación de Dios.

Al Cardenal Brandmüller, esta actitud le recuerda a “esa rebelión del hombre contra su Creador, como la toma fatal del fruto del Árbol Prohibido, que en el curso de la historia humana se ha repetido una y otra vez, y en formas siempre nuevas, y ha resultado en ríos de sangre y lágrimas.”

Como historiador de la iglesia, el prelado de 93 años también ve un paralelo con las luchas de los siglos IV y V d.C. , “cuando la mayoría de los obispos orientales de la herejía arriana negaban la divinidad de Jesús, mientras que San Atanasio , perseguido por ellos, fue expulsado varias veces de su sede episcopal o tuvo que huir”. Pero también advierte a los obispos alemanes y a los laicos de las consecuencias de la herejía cuando agrega: “Pronto, los ejércitos del profeta de La Meca cayeron sobre estas iglesias, dejándolas en humo y ruinas…”.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
11 comentarios en “Cardenal Brandmüller: “Las decisiones del camino sinodal alemán son una apostasía masiva”
  1. Una apostasía masiva auspiciada por Francisco, que está ganando muchos puntos para que cuando venga un pontífice fiel, declare a Francisco a n t i p a p a.

    1. Tanto si es papa como si no, es merecedor de la condena al papa Honorio, que por muchísimo menos (sólo no atajó la difusión del monotelismo; con Fco. no se sabe ni por dónde empezar para enumerarlos) fue excomulgado póstumamente por no haberse aplicado en su deber: confirmar en la Fe. Tres Concilios y un papa (León II) avalan esta decisión. Resultado: TODOS sus actos de gobierno fueron declarados NULOS. Como se ve, dejar propagar la herejía o herejía, en un papa, es equivalente a la herejía, aunque no se profese.

  2. El Papa ha convocado un sínodo en el que se están diciendo disparates y Francisco no corrige esos dislates, por lo que podemos concluir que el Papa está fomentando la confusión en la Iglesia. Él esconde la mano, pero es quien tira la piedra.
    Y esto se confirma por muchas pruebas, como por citar un ejemplo, por el hecho de que sigue contando entre sus cargos de confianza, con el cardenal Marx y con el arzobispo Paglia, que son demoledores de la doctrina católica.

  3. Dios abandonó en la cruz a su Hijo para la salvación del mundo, mucho antes el santo Job le había gritado esas mismas palabras, Dios mío por qué me has abandonado del salmo 22. Muchos han sido aparentemente abandonados como prueba para al final ser rescatados. Yo me siento abandonado por muchos motivos, pero eso no importa, leyendo el libro de Job en la prueba y en la tribulación basta. No renegaré de Él ni aunque me mate. Pero lo que me está superando es que aparentemente Dios está abandonando a su iglesia, y está dejando caer a su pueblo en el abismo en un proceso que veo ya como irreversible, y eso si me está provocando tristeza y hasta depresión. Esto no lo entiendo y nadie me lo explica con argumentos convincentes. Nunca pensé que moriría fuera de mi iglesia, por que este engendro ya es obra del maligno. Moriré con Cristo, eso sí, eso no me lo quitará nadie.

    1. Caradeplata, coincido plenamente. La terrible situación que estamos viviendo en la Iglesia no ofrece explicaciones convincentes. Si acaso, ¿la eterna lucha entre el bien y el mal, enquistada ahora en una Iglesia cercana a los últimos tiempos, donde la Buena Mujer, vestida de Sol, preñada de Nuestro Señor, ha de huir al desierto ante la amenaza del Dragón que quiere devorar al Hijo (Ap. 12)? No sé…. Cuando parece prevalecer el mal con el poder de luchar con los santos y vencerlos, el Apocalipsis se nos ofrece como un texto cierto y consolador, pleno de esperanza para los que queremos, indignamente, seguir a Jesucristo. Al fondo, espera la victoria lograda ya por el Señor. La Jerusalén celeste ya está enjoyada, preparada para los que lavan sus vestiduras en la sangre del Cordero. ¡Bendito sea Jesucristo!

  4. El cardenal acierta plenamente: se trata de una concepción de la Iglesia, de la doctrina de la fe y la moral, que está a años luz de las de la Iglesia que hemos conocido: es otra iglesia, no es católica, no salva

  5. Ese viejo amargado y venenoso parece los falsos “ sacerdotes” que comentan acá, no saben decir nada bueno, viejos solterones que no son felices en su ministerio.

  6. «El Espíritu Santo abandonará quizá este cuerpo social histórico, llamado Cristiandad, arrebatando consigo a la soledad más total a los suyos, dándoles dos alas de águila para volar al desierto. Y entonces la estructura temporal de la Iglesia existente será presa del Anticristo, fornicará con los reyes de la tierra -al menos una parte ostensible de ella, como pasó ya en su historia-, y la abominación de la desolación entrará en el lugar santo. “Cuando veáis la desolación abominable entrar adonde no debe, entonces ya es.”» P. Leonardo Castellani SJ Argentina. 1899 – 1981

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles