Francisco hace un repaso de su viaje a Kazajistán

Papa Francisco Francisco durante la audiencia
|

El Santo Padre ha hecho hoy un parón en su ciclo de catequesis sobre el discernimiento para dedicar la audiencia de hoy a hablar sobre su reciente viaje a Kazajistán.

Francisco ha pedido «poner las religiones en el centro del compromiso para la construcción de un mundo en el que nos escuchamos y nos respetamos en la diversidad». Esta tarea, el Papa se la ha querido reconocer al gobierno kazajo que, «tras haberse liberado del yugo del régimen ateo, propone ahora un camino de civilización que mantiene unidos política y religión, sin confundirlas ni separarlas, condenando claramente fundamentalismos y extremismos. Es una posición equilibrada y de unidad», añadió el Pontífice.

El obispo de Roma, tras su catequesis, quiso señalar «la terrible situación de la martirizada Ucrania. El cardenal Krajewski fue ahí por cuarta vez. Ayer me llamó por teléfono, él está pasando tiempo allí, ayudando en la zona de Odessa, mostrando mucha cercanía. Me ha hablado del dolor de este pueblo, las acciones salvajes, las monstruosidades, los cadáveres torturados que encuentran. Unámonos a este pueblo tan noble y mártir».

A continuación, les ofrecemos la catequesis completa pronunciada por el Papa Francisco:

¡Queridos hermanos y hermanas, buenos días!

La semana pasada, desde el martes hasta el jueves, estuve en Kazajistán, amplísimo país de Asia central, con ocasión del séptimo Congreso de los Líderes de las religiones mundiales y tradicionales. Renuevo al señor presidente de la República, y a las otras autoridades de Kazajistán mi gratitud por la cordial acogida que me ha sido reservada y por el generoso empeño profuso en la organización. Así también doy las gracias de corazón a los obispos y a todos los colaboradores por el gran trabajo que han hecho, y sobre todo por la alegría que me han dado por poder encontrarles y verles a todos juntos.

Como decía, el motivo principal del viaje fue participar en el Congreso de los Líderes de las religiones mundiales y tradicionales. Esta iniciativa se lleva adelante desde hace veinte años por las autoridades del país, que se presenta al mundo como lugar de encuentro y de diálogo, en este caso a nivel religioso, y por tanto como protagonista en la promoción de la paz y de la fraternidad humana. Ha sido la séptima edición de este congreso: un país que tiene 30 años de independencia, ha hecho ya 7 ediciones de estos congresos, uno cada tres años. Esto significa poner las religiones en el centro del compromiso para la construcción de un mundo en el que nos escuchamos y nos respetamos en la diversidad. Y esto no es relativismo, no: es escuchar y respetar. Y esto hay que reconocérselo al gobierno kazajo que, tras haberse liberado del yugo del régimen ateo, propone ahora un camino de civilización que mantiene unidos política y religión, sin confundirlas ni separarlas, condenando claramente fundamentalismos y extremismos. Es una posición equilibrada y de unidad.

El Congreso discutió y aprobó la Declaración final, que va en continuidad con la que se firmó en Abu Dabi en febrero de 2019 sobre la fraternidad humana. Me gusta interpretar este paso adelante como fruto de un camino que parte de lejos: pienso naturalmente en el histórico Encuentro interreligioso por la paz convocado por san Juan Pablo II en Asís en 1986, tan criticado por la gente que no tenía clarividencia; pienso en la mirada clarividente de San Juan XXIII y San Pablo VI; y también a la de grandes almas de otras religiones – me limito a recordar a Mahatma Gandhi. ¿Pero cómo no recordar a tantos mártires, hombres y mujeres de todas las edad, lenguas y naciones, que han pagado con la vida la fidelidad al Dios de la paz y de la fraternidad? Lo sabemos: los momentos solemnes son importantes, pero después está el empeño cotidiano, es el testimonio concreto que construye un mundo mejor para todos.

Además del Congreso, este viaje me ha permitido encontrar a las autoridades de Kazajistán y a la Iglesia que viven en esa tierra.

Después de visitar al señor presidente de la República – a quien todavía agradezco su amabilidad -, nos dirigimos en la nueva Sala de Conciertos, donde pude hablar a los gobernantes, a los representantes de la sociedad civil y al cuerpo diplomático. Destaqué la vocación de Kazajistán de ser país del encuentro: en él, de hecho, conviven cerca de ciento cincuenta grupos étnicos y se hablan más de ochenta lenguas. Esta vocación, que se debe a sus características geográficas y a su historia, – esta vocación de ser país de encuentro, de cultura, de lenguas – fue acogida y abrazada como un camino que merece ser animado y sostenido. Como también deseé que pueda proseguir la construcción de una democracia cada vez más madura, capaz de responder efectivamente a las exigencias de toda la sociedad. Es una tarea ardua, que requiere tiempo, pero ya es necesario reconocer que Kazajistán ha hecho elecciones muy positivas, como la de decir “no” a las armas nucleares y la de buenas políticas energéticas y ambientales. Esto ha sido valiente. En un momento de esta trágica guerra, donde algunos piensan en las armas nucleares – una locura – este país ya desde el principio dice “no” a las armas nucleares.

En lo que se refiere a la Iglesia, me ha alegrado mucho encontrar una comunidad de personas contentas, alegres, con entusiasmo. Los católicos son pocos en ese vasto país. Pero esta condición, si es vivida con fe, puede llevar frutos evangélicos: sobre todo la bienaventuranza de la pequeñez, del ser levadura, sal y luz contando únicamente con el Señor y no en alguna forma de relevancia humana. Además, la escasez numérica invita a desarrollar las relaciones con los cristianos de otras confesiones, y también la fraternidad con todos. Por tanto, pequeño rebaño, sí, pero abierto, no cerrado, no defensivo, abierto y confiado en la acción del Espíritu Santo, que sopla libremente donde y como quiere. Hemos recordado también esa parte gris, los mártires: los mártires de ese Pueblo santo de Dios – porque ha sufrido decenios de opresión atea, hasta la liberación hace 30 años – hombres y mujeres que han sufrido tanto por la fe a lo largo del periodo de la persecución. Asesinados, torturados, presos por la fe.

Con este pequeño pero alegre rebaño celebramos la Eucaristía, también en Nursultán, en la plaza de la Expo 2017, rodeada de arquitecturas muy modernas. Era la fiesta de la Santa Cruz. Y esto nos hace reflexionar. En un mundo en el cual progreso y regreso se cruzan, la Cruz de Cristo permanece el ancla de salvación: signo de la esperanza que no decepciona porque está fundada en el amor de Dios, misericordioso y fiel. A Él va nuestro agradecimiento por este viaje, y nuestra oración para que sea rico de frutos para el futuro de Kazajistán y para la vida de la Iglesia peregrina en esa tierra. Gracias.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
15 comentarios en “Francisco hace un repaso de su viaje a Kazajistán
  1. El Papa contradice la encíclica «Mortalium Animos» de Su Santidad Pío XI, que rechazaba la participación de los católicos en congresos de religiones.
    Cristo no nos ha enviado a dialogar con las otras religiones sin intentar convertir a nadie, como ha hecho Francisco en Kazajistán, sino a hacer proselitismo: «Id y haced discípulos a todas las naciones, bautizándoles en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.» (Mt 28,19)

    1. Contrariamente a lo que dice Francisco, no hay fraternidad con los miembros de las religiones falsas, sino sólo entre los cristianos, ya que como dice la Escritura y define el Concilio de Florencia, el bautismo es el que nos da la filiación divina adoptiva y por tanto nos convierte en hermanos. Dios nos ha “predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad.” (Ef 1,5). Y muchas otras citas lo confirman: Jn 1,12; Gal 3,26-27 Rm 8:14-17, etc.

      1. En una línea opuesta a Francisco, decía Pío XI: «Algunos parecen haber visto esperanza de que no será difícil que los pueblos, aunque disientan unos de otros en materia de religión, convengan fraternalmente en la profesión de algunas doctrinas que sean como fundamento común de la vida espiritual. Con tal fin suelen estos mismos organizar congresos, reuniones y conferencias.
        Tales tentativas no pueden, de ninguna manera obtener la aprobación de los católicos, puesto que están fundadas en la falsa opinión de los que piensan que todas las religiones son, con poca diferencia, buenas y laudables, pues, aunque de distinto modo, todas nos demuestran y significan igualmente el ingénito y nativo sentimiento con que somos llevados hacia Dios y reconocemos obedientemente su imperio…

        1. …Cuantos sustentan esta opinión, no sólo yerran y se engañan, sino también rechazan la verdadera religión, adulterando su concepto esencial, y poco a poco vienen a parar al naturalismo y ateísmo; de donde claramente se sigue que, cuantos se adhieren a tales opiniones y tentativas, se apartan totalmente de la religión revelada por Dios.» (Encíclica «Mortalium Animus» nº 2 y 3).

          1. Por tanto según la doctrina de la Iglesia expresada por Su Santidad Pío XI, en este asunto, Francisco se aparta totalmente de la religión revelada por Dios.

          2. ¿Esa crítica es extensible al resto de papas que han hecho lo mismo o similar?
            Te lo digo por que ru idolatrado veredicto xvi hizo lo mismo y rezó con ellos en Turquía

          3. Probe Migue, tantas veces como usted mienta, tantas veces será refutado: ningún predecesor de Francisco ha creído, y mucho menos dicho, que las religiones falsas son queridas por Dios. Eso es sólo una ocurrencia de Francisco, de nadie más. Y a ver si aprende a escribir, tarugo.

      2. Aunque haya sido un congreso de religiones, cabe discutir si su temática ha sido fundamentalmente religiosa. Pienso que no, que el centro de lo tratado ha sido si las religiones pueden adoptar compromisos para la construcción de un mundo en el que nos escuchemos y nos respetemos en la diversidad. Algo mucho más político que religioso. No sé, pero me parece, y es sólo una opinión, que no se puede aplicar, sin más lo que dice la enciclica Mortalium Animos

        1. Pues a mí me parece perfectamente aplicable. Porque no se comenta el Congreso, sino la intervención del papa Francisco en el mismo. Muy acertado Sacerdote Mariano con su comentario porque es muy ilustrativo de la deriva de la religión católica en general y de Francisco en particular.

  2. Luego el borrico tiene sabañones, está mas claro que el agua. En el cielo habrá diversos departamentos por religiones, sectas, y pachamamas. Los que sacrificaron a millones en Amérindia también estarán allí por que era una religión digna de respeto, religión de paz como el Islam, y Lutero estará en la mismísima corte celestial, el mundo se habrá salvado del cambio climático y del Apocalipsis que al final era un cuento de San Juan Evangelista, y estará flotando en un mundo lleno de monfloritas y por qué no, de diablo encendidos perdonados por la inmensa misericorditis de Dios y por eso cerró el infierno……… Conclusiones del congreso ecuménico por el Observatore Romano press.

  3. Pide el heresiarca la fidelidad al Dios de la paz y de la fraternidad, invento conciliar. Ese Dios es el Dios del universo al que adora la masonería, y muchos piensan que en realidad se refiere al maligno. Antes era Cristo Rey que lo derrocó Pablo VI para echarlo de la sociedad e imponer el liberalismo. Los carlistas seguimos celebrando su festividad. Demasiados sapos nos estamos tragando de este farsante, que se está cargando a la iglesia literalmente. O reaccionamos o nos quedamos sin nuestra Madre iglesia. VIVA CRISTO REY

  4. El viaje de Francisco a Kazajistán, ha confirmado una vez más, que este hombre vive alejado de la doctrina católica y en cambio se dedica a propagar su ideología que está en sintonía con el NOM.
    La buena noticia es que monseñor Schneider (obispo auxiliar de Astaná, Kazajystán), con su habitual diplomacia, le refutó abiertamente.

  5. ACTOS CARLISTAS EN MONTEJURRA Y EN ISUSQUIZA
    El sábado 17 se celebró la subida al sagrado monte de Montejurra, Estella, Navarra. Via Crucis hasta el Cristo negro de Montejurra. Una exitosa convocatoria de la Organización Juvenil Cruz de Borgoña, la Junta Carlista de Navarra y la Hermandad de Caballeros Voluntarios de la Santa Cruz. Y el domingo 18 se celebró el tradicional acto de Isusquiza, Álava, para rezar el Vía Crucis por los requetés que murieron por Dios y por España, subiendo al monte en seguimiento de las cruces tantas veces profanadas a lo largo de los años, pero que han sido restauradas por los carlistas de hoy. Viva Cristo Rey
    Que no se pongan tronos a las premisas y cadalsos a las consecuencias. Vázquez de Mella
    Crónica en Ahorainformación

  6. Tan irrelevante cuanto poco bien recibido… mucha falta de interés en el viaje y la persona de Ber goglio que no atrae, no cuenta ni interesa en un porcentaje mínimo de los católicos del mundo entero. Es como una momia hinchada que huele a formol que para desdicha de muchos todavía le dan una cabida mediocre en algunos medios de información.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles