Más del 80% de los obispos alemanes, partidario de la ordenación de las mujeres

sínodo Alemania 03-02-2022 03 February 2022, Hessen, Frankfurt: Georg Batzing, Bishop of Limburg and President of the Synodal Way and Chairman of the German Bishops' Conference, walks across the stage during a press statement at the start of the Third Synodal Assembly of German Catholics. At the synodal assembly, German Catholics addressed structures that may have contributed to the sexual abuse of children and adolescents going unnoticed for so long. Photo: Sebastian Gollnow/dpa SOCIEDAD INTERNACIONAL Sebastian Gollnow/dpa
|

La victoria de la doctrina moral sobre la homosexualidad en la asamblea sinodal ha eclipsado la noticia, más alarmante, de que una amplia mayoría de los obispos defiende la aceptación de las prácticas sodomitas, y en cuanto al tema, presuntamente cerrado, de la ordenación de las mujeres la proporción asciende más del 80% de los prelados.

Es difícil no concluir que lo que pasa por catolicismo en Alemania es, en realidad, una religión distinta. Los miembros de la Asamblea Sinodal han aprobado un documento que pide al Papa Francisco que permita la ordenación de mujeres. Casi el 82% de los obispos presentes votaron a favor del documento.

El texto herético pide una reevaluación del documento magisterial del Papa San Juan Pablo II “ Ordinatio sacerdotalis ” de 1994 en el que el Papa confirmó la constante enseñanza bimilenaria de la Iglesia de un sacerdocio exclusivamente masculino. En su carta apostólica, Juan Pablo II citó al Papa Pablo VI en su afirmación de la enseñanza de la Iglesia al respecto: “[La Iglesia Católica] sostiene que no es admisible ordenar mujeres al sacerdocio, por razones muy fundamentales. Estas razones incluyen: el ejemplo registrado en las Sagradas Escrituras de Cristo eligiendo a sus Apóstoles sólo entre los hombres; la práctica constante de la Iglesia, que ha imitado a Cristo escogiendo sólo a los hombres; y su magisterio vivo que ha sostenido consistentemente que la exclusión de las mujeres del sacerdocio está de acuerdo con el plan de Dios para su Iglesia”. Y concluye: “Por tanto, para que toda duda quede disipada sobre un asunto de gran importancia, que atañe a la misma constitución divina de la Iglesia, en virtud de mi ministerio de confirmación de los hermanos (cf. Lc 22, 32) declaro que la Iglesia no tiene autoridad alguna para conferir la ordenación sacerdotal a mujeres y que este juicio debe ser sostenido definitivamente por todos los fieles de la Iglesia”.

Pero nada está cerrado si los renovadores deciden que no lo está. Los obispos alemanes que votaron en contra del llamado a la ordenación de mujeres fueron el cardenal Rainer Maria Woelki y los obispos Josef Graf, Gregor Maria Hanke, Matthias Heinrich, Wolfgang Ipolt, Stefan Oster, Dominikus Schwaderlapp, Rupert Stolberg y Florian Wörner. Se abstuvieron Stephan Burger, Herwig Gössl, Thomas Löhr, Ansgar Puff y Stefan Zekorn.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
12 comentarios en “Más del 80% de los obispos alemanes, partidario de la ordenación de las mujeres
  1. Esa debacle doctrinal alemana está auspiciada por el Papa Francisco, que incluso mantiene en cargos de confianza a heterodoxos como el cardenal Marx.

  2. Lo más grave no es lo que dicen esos obispos, sino que el Vaticano no intervenga. Pero es que Francisco sólo persigue a los que él llama rígidos (los fieles), pero a los que se separan de la doctrina católica no les pasa nada, pues siguen en sus cargos y encima los promocionan.

    1. Es que no creo que Bergoglio este muy preocupado por la ordenación de mujeres o por el blanqueamiento de la sodomía. La única conclusión es que el tambien esta de acuerdo y estos corruptos le hacen el trabajo sucio y nunca mejor dicho.

    2. ¿Quién ha elegido a estos obispos? ¿Donde han estudiado? ¿Por qué se permite la herejía en los seminarios y universidades católicas? ¿Por qué Pablo VI quitó el juramento Antimodernista y el Índice de Libros Prohibidos?

  3. Es irrelevante lo que opinen, presionando con ello de forma descarada, las mayorías episcopales germánicas. Hay doctrina clara y presuntamente irrevocable (aunque pocas cosas lo son con el paso del tiempo) del papa al respecto. Uno a uno, pueden pensar, decir o hablar con el papa, pero por mera obediencia no tienen derecho a disentir utilizando como ariete un presunto consenso mayoritario, porque eso es violencia. Y además, mutatis mutandis, un obispo o una facción de Conferencia Episcopal, tampoco tendría ningún efecto práctico sobre la orientación o praxis de los fieles que presuntamente pastorean (de pastoral, no de pastoril). Actúan con la frivolidad de quienes no asumen que su toma de postura acaba por destituirles a ellos de facto. Si realmente creen en el soplo del Espíritu Santo, no corran tanto, que cuando al fin el argentino se encuentre cara a cara con el Padre, vendrá otro papa y ya se verá. Practican la incoherencia demagógica mientras se apuntan al autoritarismo.

  4. Pues si, ya no me extrañaría nada ver a mujeres oficiando misa, bueno de hecho creo que en algún pa´ís, ya lo hacen y creo que en un pueblo de Galicia, también hay una. Menuda herejía!
    Si eso se llega a generalizar, habrá que dejar de ir a misa.

  5. Aprovechando la confusión reinante, está emergiendo en la Iglesia todo ese pandemónium que estaba larvado desde hace tiempo, y no sólo en Alemania, punta de lanza, sino en numerosos países, sobre todo «occidentales». Se está sustituyendo la espiritualidad por la carnalidad, y la obediencia por el «empoderamiento». Cada vez son menos los que quieren ir al cielo para vivir como ángeles, y más los que prefieren vivir en la tierra, para darle gusto al cuerpo, y sin importar como. Cada vez son menos en la Iglesia los que quieren someterse a la totalidad de su magisterio, incluido el Evangelio inmutable; laicos ambicionan funciones propias de clérigos, mujeres ambicionan funciones propias de varones, mientras muchos consagrados hacen dejación de sus funciones, y corrompen la doctrina y la moral cristiana, siguiendo los dictados del mundo. Se presentan tiempos convulsos.

  6. Si ésto se permite en Alemania, va a hacer un efecto cascada en otros países. Puede suceder como con la comunión en la mano que se impuso. Y es sacrilegio.
    Me quedo pensando en la frase de un comentario anterior que dice «habrá que dejar de ir a misa».

  7. Yo soy católico, sigo las Santas Escrituras y la Santa Tradición.

    No puedo estar en comunión con esos «Obispos» y este «papa», que ya se han apartado voluntariamente y con contumacia, de la Iglesia católica después de haber sido advertidos de sus herejías. Sus burlas y su persecución de todo lo católico, sus artimañas sacrílegas para pisotear el Cuerpo de Cristo son evidentes.

    El que quiera seguir en comunión con esos señores hacen una gravísima opción por el mundo en lugar de Dios, y darán cuenta ante Él.

    Excluyo a las almas consagradas que tienen deber de obediencia, hasta el momento en que esos herejes destruyan definitivamente el Sacramento de la Eucaristia, que lo harán pronto.

  8. Una y otra vez los fieles, con un punto de ingenuidad, nos preguntamos: y si tanto anhelan hacerse protestantes, ¿por qué no fundan su propia secta protestante y nos dejan tranquilos a los católicos?

    Pero claro, es que como hijos predilectos del demonio, su objetivo es precisamente sembrar la confusión y división dentro de la Iglesia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles