Asaltan en México a un grupo de fieles en medio de un bautizo

Iglesia México
|

El arzobispo de Tijuana, Francisco Moreno Barrón, ha exigido una mayor seguridad en lugares donde se congrega la gente, tras el asalto ocurrido en la iglesia Santa Teresa de Ávila, en la colonia Gabilondo durante el pasado fin de semana.

El sábado 10 de septiembre dos sujetos con casco entraron en la iglesia antes mencionada en donde estaba teniendo lugar un bautizo, y asaltaron a tres personas, para luego darse a la fuga a bordo de una motocicleta.

“Los asaltantes, con arma en mano, ciertamente, amedrentaron allí a algunas personas en la parte posterior del templo, cuando se dieron cuenta las demás personas e hicieron exclamaciones, alguien gritó, seguramente, y entonces ellos salieron… fueron dos o tres personas las que fueron, de alguna manera, amedrentadas, no sé más detalles, como qué se llevaron, en fin”, dijo Moreno Barrón en una entrevista a medios locales.

El arzobispo consideró lo ocurrido como un «hecho lamentable y triste, porque es una expresión de otros hechos que están sucediendo en diversos ámbitos de la ciudad, como el comercio, en las calles, o al interior de las casas».

Asimismo, lo tomó como una oportunidad para levantar la voz como sociedad en un doble sentido, “primero, seguir demandando a las autoridades competentes, seguridad en todos los lugares donde se congrega la gente.

“Pero también donde la gente camina sola, porque todos tenemos derecho a que se garantice nuestra seguridad. Y en segundo lugar, comprometernos a ser nosotros constructores de paz y tender puentes y ayudarnos en la seguridad de unos por otros”, mencionó.

Por su parte, Manuel Valencia, párroco de la iglesia Santa Teresa de Ávila reconoció que la colonia es tranquila y que es común ver a patrullas de la Policía Municipal, así como de la Guardia Nacional dar vueltas por la zona.

Agregó que a pesar de lo ocurrido, las actividades y la agenda de la iglesia han continuado de manera normal, sin ningún tipo de irregularidades, sólo una ceremonia se realizó a puerta cerrada, por el movimiento policial que se activó.

Por desgracia, muchos feligreses del país están acostumbrados a estos episodios de terror debido al gran poder e influencia con el que gozan los grupos de narcotraficantes.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles