Obispo chino amenaza con suspender los sacramentos si los fieles no se inscriben en la ‘Iglesia Patriótica’

Francis An Shuxin
|

El obispo chino de Baoding, Francisco An Shuxin, ha amenazado en una carta pastoral con la suspensión de los sacramentos si los sacerdotes y fieles de sus diócesis no se apuntan a la asociación patriótica, controlada por el Partido Comunista, informa AsiaNews.

El 15 de julio, el obispo oficial de Baoding, mons. Francis An Shuxin, publicó una «Carta pastoral sobre el registro civil del clero en la diócesis de Baoding». En el texto, informa que más de 30 sacerdotes han concelebrado con él en los últimos meses. Y cita el Acuerdo Sino-Vaticano de 2018, la Guía Pastoral sobre el Registro Civil del Clero en China (junio de 2019) y otras declaraciones papales para animar a todo el clero a registrarse oficialmente y a todos los fieles de la diócesis a aceptar al clero registrado, para fomentar la unidad de la diócesis. Y amenaza: de lo contrario, se procederá a la suspensión de los sacramentos. Además, subrayó que los privilegios especiales concedidos por la Santa Sede en junio de 1978 a los clérigos no registrados han sido suprimidos, por lo que las autoridades civiles tratarán a los infractores de acuerdo con la ley y los reglamentos.

En el momento de su promulgación, la Guía Pastoral sobre el registro civil del clero en China había atraído cierta atención especialmente en Fujian. Según algunos, a ella iba dirigida («la diócesis de Mindong es el ‘campo de pruebas’ del Acuerdo sino-vaticano», se decía), pero no así a la Iglesia china en general, ya que se publicó sin ninguna firma. Sin embargo, este año ha estado en el punto de mira, especialmente en la región de Hebei, pues las autoridades gubernamentales pretenden llevar a cabo una «transformación forzada» sin precedentes del clero no oficial de la zona. Esto ocurrió especialmente en Baoding en marzo y abril.

Un comentarista de China escribe: «Además de que se restringen totalmente las libertades personales (con la supervisión y encarcelamiento) del clero no oficial y el abuso de las autoridades chinas que ejercen presión física y mental para su «transformación», otro medio importante ha sido el uso de la Guía Pastoral de la Santa Sede como amenaza. Así, este documento se ha convertido en el arma más poderosa del gobierno para «transformar» al clero clandestino bajo la bandera del Vaticano».

La instrumentalización de la Guía Pastoral ha provocado muchas reacciones. Algunos estudiosos han publicado artículos en los que se analiza y refuta desde una perspectiva teológica y pastoral, señalando su ambigüedad y el desconocimiento de la forma de actuar de las autoridades chinas. Otros han tratado de aclarar su significado objetivo, pero han hecho hincapié en el abuso que las autoridades chinas han hecho de ella, especialmente al no respetar la libertad de conciencia que la Guía pone de relieve.

«Esta vez», escribe el comentarista chino, «bajo una presión sin precedentes, la Guía Pastoral desempeñó un papel «decisivo». Los sacerdotes de Baoding, por ejemplo, conocidos desde hace décadas por su lealtad, firmaron en apenas dos o tres meses lo que antes consideraban «contrario» a su fe y compartieron la eucaristía con el obispo An, que ya se había unido a la Asociación Patriótica. Por ello, hay quien dice que la orientación pastoral es un arma muy poderosa en manos del gobierno, ya que incluso la Iglesia fiel de Baoding se ha derrumbado en masa. Pero el dolor no termina ahí. Muchos sacerdotes nunca habían visto este documento y cuando las autoridades gubernamentales se lo leyeron, lo firmaron aceptando las condiciones, siguiendo el espíritu de la Guía Pastoral. Pensaron que esa era la voluntad de la Santa Sede. Pero esto no alivió la confusión y los escrúpulos de su conciencia. Algunos sacerdotes sufrieron una crisis nerviosa después de firmar; otros se arrepintieron y luego se sintieron muy apenados. Otros sacerdotes, tras hacerse oficiales, fueron rechazados por sus propios feligreses y tuvieron que volver a casa y aislarse. La consecuencia es que se ha creado un caos sin precedentes en la diócesis de Baoding”, concluye el testimonio.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
11 comentarios en “Obispo chino amenaza con suspender los sacramentos si los fieles no se inscriben en la ‘Iglesia Patriótica’
  1. Este Papa ha entregado las ovejas confiadas a él por Dios a los lobos rapaces, a los enemigos de Dios, ES EL PAPA FRANCISCO CATOLICO?

  2. En la Revolución Francesa los sacerdotes juramentados eran los que juraban los principios de la Revolución a pesar de la condena de la Iglesia, son esos mismos principios de la Revolución que hacen firmar a los de «ecclesia dei» si quieren tener misa tradicional.
    La revolución comunista es hija y consecuencia de la revolución liberal Francesa.
    En la mentalidad de un Papa progresista, ¿Dónde estaría el problema? Tan condenado está lo uno como lo otro.

    1. Según un Papa que yo me sé y que no es Francisco: «la iglesia tenía que asumir como propios los principios de la Revolución francesa y dos siglos de liberalismo a través del concilio pastoral, que ha sido nuestro Anti Syllabus»
      ¿Por qué no va a venir ahora un Papa que diga que «la iglesia debía asumir como propios los principios comunistas del mundialismo»?
      Si el primero es considerado un santo conservador de la ortodoxia, a pesar de su barbaridad, el segundo también lo es. Si un Papa puede proclamar el anti Syllabus, otro Papa también puede proclamar el anti Humanae Vitae. Pues la primera barbaridad está tan condenada como la segunda y no una sí y la otra no.

  3. Durante la inicua revolución francesa, los sacerdotes fieles que se negaban a jurar gozaban del apoyo del Papa. En cambio ahora, los fieles que no juran fidelidad a la dictadura comunista, no gozan del apoyo de Francisco.

    1. Pero es que Pío VI era un buen Papa, mientras que Francisco es probablemente el peor Papa de la Historia de la Iglesia. (Y hasta tal vez un pontífice posterior declarará a Francisco «a n t i p a p a.»)

    2. Los sacerdotes fieles que siguen sin querer jurar la inicua revolución francesa dentro de la Iglesia ya no tienen el apoyo de ningún Papa desde Pablo VI, pues desde entonces todos los papas han estado de acuerdo con esa misma revolución. Benedicto XVI lo explica perfectamente: «hemos asumido la revolucion con nuestro cvii anti syllabus»

  4. Qué horror, qué dolor. Es una versión contemporánea del clero juramentado de la Revolución Francesa. Aunque aquí en occidente tenemos también nuestras propias versioncillas de “clero juramentado”, véase por ejemplo las iglesias en las que se ha exigido estar vacunado o cumplir con ciertos requisitos sanitarios para recibir los sacramentos.

  5. Es la Iglesia de Satanás, que pide apuntarse a una iglesia cismatica, para recibir los sacramentos.
    Es una barbaridad similar a Alemania, que no puedes recibir los sacramentos, si no pagas el impuesto religioso.

  6. Aunque Benedicto XVI diga claramente en sus libros que el cvii es la misma revolución francesa pero dentro de la iglesia y que está muy bien, algunos siguen pensando que ellos no están igual de juramentados por aceptar sus principios por obediencia.
    Esto demuestra que sólo basta con que pongan un Papa de la iglesia patriótica china para que la mayoría del clero acepte el mundialismo igualmente por obediencia. Si tragaron con lo primero tragaran con lo segundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles