El Papa: «La secularización es un desafío a nuestra imaginación pastoral»

Papa Canadá secularismo
|

El Papa Francisco mantuvo un encuentro con los obispos, sacerdotes, diáconos, consagrados, seminaristas y agentes pastorales en la Catedral Notre-Dame de Quebec.

El Santo Padre centró buena parte de su discurso en hablar sobre la alegría. «Si nosotros lo miramos a Él, Buen Pastor, antes que a nosotros mismos, descubriremos que estamos custodiados con ternura y sentiremos la cercanía de Dios. De aquí nace la alegría del ministerio y, antes aún, la alegría de la fe», les dijo Francisco.

El Pontífice reflexionó sobre la verdadera alegría, que «no es una alegría fácil, esa que a menudo nos propone el mundo, ilusionándonos con fuegos artificiales; esta alegría no está ligada a riquezas y seguridades; tampoco está ligada a la persuasión de que en la vida nos irá siempre bien, sin cruces ni problemas».

Por el contrario, Francisco señaló que «la alegría cristiana, está unida a una experiencia de paz que permanece en el corazón incluso cuando estamos rodeados de pruebas y aflicciones, porque sabemos que no estamos solos, sino acompañados de un Dios que no es indiferente a nuestra suerte».

El problema de la secularización

El Obispo de Roma quiso entrar también a valorar el problema de la secularización «que desde hace tiempo ha transformado el estilo de vida de las mujeres y de los hombres de hoy, dejando a Dios casi en el trasfondo, como desaparecido del horizonte».

Francisco hizo un inciso y remarcó que «es necesario estar atentos a no quedar prisioneros del pesimismo y del resentimiento, dejándonos llevar por juicios negativos o nostalgias inútiles. Hay, en efecto, dos miradas posibles respecto al mundo en que vivimos: una la llamaría “mirada negativa” y la otra “mirada que discierne”.

Sobre la mirada negativa, el Santo Padre subrayó que «nace con frecuencia de una fe que, sintiéndose atacada, se concibe como una especie de “armadura” para defenderse del mundo. Acusa la realidad con amargura, diciendo: “el mundo es malo, reina el pecado”, y así corre el peligro de revestirse de un “espíritu de cruzada”. Prestemos atención a esto, porque no es cristiano; de hecho, no es el modo de obrar de Dios».

«En cambio, estamos llamados a tener una mirada semejante a la de Dios, que sabe distinguir el bien y se obstina en buscarlo, en verlo y en alimentarlo. No es una mirada ingenua, sino una mirada que discierne la realidad», agregó.

El Sucesor de Pedro advirtió a los presentes que «si cedemos a la mirada negativa y juzgamos de modo superficial, corremos el riesgo de transmitir un mensaje equivocado, como si detrás de la crítica sobre la secularización estuviera, por parte nuestra, la nostalgia de un mundo sacralizado, de una sociedad de otros tiempos en la que la Iglesia y sus ministros tenían más poder y relevancia social. Y esta es una perspectiva equivocada».

En cuanto al problema de la secularización, Francisco dijo que «para nosotros cristianos, no debe ser la menor relevancia social de la Iglesia o la pérdida de riquezas materiales y privilegios; más bien, esta nos pide que reflexionemos sobre los cambios de la sociedad, que han influido en el modo en el que las personas piensan y organizan la vida. Si nos detenemos en este aspecto, nos damos cuenta de que no es la fe la que está en crisis, sino ciertas formas y modos con los que anunciamos».

Por último, el Papa Francisco propuso tres desafíos: «dar a conocer a Jesús, el testimonio y la fraternidad».

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
40 comentarios en “El Papa: «La secularización es un desafío a nuestra imaginación pastoral»
  1. El Papa se contradice, pues no puede denostar la secularización cuando él es el primero que la fomenta con su anticristiana idea de que no hay que hacer proselitismo.

  2. La secularización es la consecuencia de la ridiculización de la Iglesia que impulsas y fomentas con tus torpezas y arrebatos, bergoglio.

  3. El Papa se contradice al afirmar que no hay que hacer p r o s e
    l i t i s m o y luego quejarse de la s e c u l a r i
    z a c i ó n.
    Es mejor escuchar a Cristo que nos ha mandado : «Id y haced discípulos.»

    1. Todo este viaje a Canadá está mal enfocado, pues el Papa ha asumido las mentiras difamatorias contra la Iglesia, en vez de destacar la grandeza de la labor que allí hicieron miles de misioneros. No es momento de pedir perdón de nada, sino de dar gracias a Dios por el trabajo de aquellos buenos católicos, y de exhortar a la conversión a los canadienses de hoy.

      1. Y si alguien tuviera que pedir perdón, que sean los indígenas, que asesinaron a numerosos mártires (San Juan de Brebeuf, San Isaac Jogues, etc.)

      2. Si pues, nadie tan perfecto como tú, te entra el modo de maestra de escuela y te da por calificarlo todo, porque tú lo sabes todo… ¿por qué los cardenales no te eligieron a ti, el ombiciente y el omnipresente? Todo lo sabes, todo lo conoces… un poquitín de humildad no te vendría mal, si en verdad eres sacerdote has de ser de esos curas insufribles que creen que todo lo saben y todo lo pueden. Menos mal esa especie de curitas rígidos está encaminada a la extinción, gracias a Dios hoy en día hay más pastores con olor a oveja y no a naftalina.

        1. ¿»ombiciente»?

          ¿Y éso qué es? El Probe Edu siempre inventando. Como tiene un léxico tan limitado y tanta inventiva…

          «gracias a Dios hoy en día hay más pastores con olor a oveja y no a naftalina»

          Claro hombre: y la primavera primaveral ya muestra los brotes verdes tras 60 años esperándolos. Cualquier día se dará un golpe morrocotudo cuando se caiga de la cama y descubra que estaba usted soñando. Siento mucho que no pueda sufrir que quienes más vocaciones tienen actualmente en la Iglesia sean los institutos tradicionalistas, frente al erial modernista. Eso sí que es rigidez: están más secos que la pata de Perico, sin vocaciones, sin jóvenes y sin reemplazo generacional. Se mueren sin remedio. Es lo que tiene el disfraz de oveja que usan los lobos: ése sí que huele a naftalina, tras más de medio siglo usándolo y tratando de conservarlo. Para nada realmente: ya llega a su fin y nadie para heredar el disfraz. Que lo digiera bien, farsante.

          1. Gracias Catholicvs y demás comentaristas que están del lado de la verdad. Quien en ella persevere, recibirá el premio eterno.

        2. Sin embargo tú el PEDU dado tu nombre y las ventosidades que cada día expeles por aquí, no hace falta decir cuál es tu olor. No obstante te agradeceríamos que dejaras de atufarnos diariamente con dicho olor, porque vaya hartura de PEDU

      3. En el magnífico editorial de hoy, José Luis Restán dice al respecto de los criticones sin oficio ni beneficio como este dis que cura: “ Papa está realizando en Canadá lo propio de su oficio, y eso no reporta la gloria mundana ni el reconocimiento, a veces ni siquiera el de los suyos, sus hijos. Pero Francisco escucha, como sus predecesores, esa misma palabra de Jesús: “a ti, ¿qué?, Tú sígueme”.
        Así que convéncete de una vez por todas curete: el Papa no lee tus impertinencias y si una vez las leyera, pues ni caso, tú eres nadie.

        1. Y claro, usted, que sí que es «alguien», no se dio por aludido con lo de «criticones» (usted llama mentiroso a Francisco cuando dice algo que no coincide con su anticatolicismo militante, sin ir más lejos). ¿También recomienda Restán en su «magnífico» editorial llamar «rata», «subnormal» o «puta» (como hace usted) a aquellos que no hacen la ola a Francisco y no aplauden sus disparates y ocurrencias?

          Además, no es cierta la afirmación de que el «Papa está realizando en Canadá lo propio de su oficio», que es conservar lo recibido y transmitirlo fielmente, y, por tanto, confirmar a sus hermanos en la fe (cosa que no hace, ni en Canadá, ni desde el hotel de 5 estrellas Santa Marta del Vaticano, donde vive), para mayor gloria de Dios y salvación de las almas, no hacer politiqueo barato, meterse en jardines mundanos o pedir perdón por hechos pasados inexistentes de los que, de haber existido, sólo podían disculparse quienes los hubieran hecho.

    2. La secularizacion ha sido fomentada con su ominoso silencio por toda la jerarquía católica negándose desde hace 50 años a defender la fe de los ataques de la izquierda y ofreciendo una formación religiosa a sus alumnos ridícula.

      1. No intentes proyectar contra toda la Iglesia, las torpezas y ocurrencias del pachapapa bergoglio. Eso es lo que el susodicho pretende, y no hay que hacerle el juego.

  4. En resumen, la secularización mola, y si no nos gusta es nuestra culpa por no querer perder privilegios sociales de la Iglesia, y no es un problema de fe sino de entender otras formas de vivir
    Disculpar, creo que el informe psicológico que dio el prefecto general de los jesuitas contra el nombramiento de Bergoglio como obispo, está más vigente que nunca

    1. Peter Hans Kolvenbach fue el último prepósito general de la Compañia de Jes´us. A partir de ese momento, lo que ha tenido la Compañía son despropósitos generales.

  5. 1. Que sepa, la sola imaginación humana personal es pelagianismo, creer en las propias fuerzas sin contar con Dios.

    2. El problema no sólo está en el mundo, que es el enemigo permanente, es que ahora se suma Bergoglio, apartado de la plena comunión con la Iglesia, por aprobar la comunión y absolución de los adúlteros impenitentes en Amoris laetitia, y además, por haber permitido la recepción de muchos documentos presinodales apostáticos, como el de España del 11 de junio.

    3. La única solución pasa o bien porque Bergoglio se convierta y derogue Amoris laetitia y Traditionis custodes, o bien dimita y cese.

    1. «Que sepa, la sola imaginación humana personal es PELAGIANISMO, creer en las propias fuerzas sin contar con Dios»

      Exactamente, esa es la clave. Ese sinvergüenza de Bergoglio no hace una frase sin deslizar una herejía.
      Además sabe perfectamente lo que ocurrió en Canada.

      Solo hace lo que puede para destruir la Iglesia

  6. Como él tiene mirada que discierne permite sacrilegios con la Sagrada Comunión, pone a los chinos fieles al borde del martirio, sabe que todo el mundo se salva, no confirma en la fe, no responde a las Dubia, llama «grandes de la cultura» a las abortistas, decreta que ya no haya actos intrínsecamente malos, da manotazos con saña en público, adora a la pachamama y pide su restitución a los altares, es connivente con los masones -quienes lo alaban-, «misericordia» a sacerdotes, obispos y carismas, acaba con la Misa Tradicional, omite condenar el aborto, la sodomía, el tinglado del género,…

    Mirada que discierne!!! Qué gran caradura, la de este…, este…

  7. Primero promueve la apostasia. Ahora se ¿queja? de su existencia. Y encima nos amenaza con una pastoral imaginativa…¡válganos el cielo y todos los santos!…
    ¡,,Estamos de pastoral y de malos pastores hasta los mismísimos c………s!!!

  8. Lo UNICO que puede salvar este desastre en la Iglesia es la SANTIDAD de sus miembros en cantidad y calidad. Y la jerarquía que dirige la misma es mayoritariamente modernista. El modernismo es la antítesis de la santidad, pues es el conjunto de todas las herejías que ha habido en la Iglesia a lo largo de su historia, y que ya han sido condenadas. Por tanto, no tienen la gracia santificante, pues esa persistencia en el error es debida a un principio muy fuerte de soberbia…
    Por tanto, es necesario que el modernismo sea combatido y desaparezca de la Iglesia…si no, es como querer prender un fuego con la leña empapada de agua…está claro que así no puede arder. A lo sumo, soltará mucho humo (apariencia de actividad), pero no arderá.
    “ Sine me nihil potestis facere”. Si el sarmiento no está unido a la vid, no dará fruto y se secará…por muchas reuniones y pastorales que se organicen…

    1. Éste me parece el comentario más sensato de los de aquí, junto con la forma de termjnar de otro con las palabras de Jesús de «id y haced discípulos…»

      Me parece ingenuo que sólo con el ejemplo de vida cristiana de vaya a convertir la sociedad, aunque algo así es lo que pasó el el Imperio. Que las personas deseen hacerse cristianas «por envidia» de lo felices que son los cristianos. Me parece que este punto es el que suele resaltar Francisco. Cómo un cuerpo doctrinal tan profundo como el que tiene la Iglesia puede conformar una vida plena es el misterio que el mundo necesita palpar; me temo que mientras tanto, mucho daño ha de venir todavía. Quizás llegue el día en que haya que volver a celebrar misa en casa.

      Y sin venir a cuento, ¿tenéis algún santo «favorito»? A mí me viene a la cabeza y al corazón varias veces a la semana Tersa de Lisieux.

  9. Por mucho que nos duela, parece que el Papa Francisco tiene un trauma contra la evangelización.
    Quizás, porque es de un País también evangelizado por católicos europeos. Por lo tanto, tenemos la sensación de que «odia» a los católicos…
    El Sacerdote mariano tiene razón.

  10. Mirada que discierne. Esa es la que debemos tener y aplicar a la realidad que estamos viviendo. La tentaciòn de los buenos es acabar con la cizaña de una vez, con las hoces bien afiladas. Pero el amo de las tierras se opone: dejad que crezcan juntos el trigo y la cizaña, que a la hora de la siega quedaràn separados. Pero es el amo el que hace la criba, no nosotros. En cambio, abundan los voluntariosos segadores, intrèpidos y justicieros, que querrìan de una vez acabar con todo el mal del mundo, quemando herejes, expulsando impìos, repartiendo baculazos a diestra y siniestra. Discernir, es decir, como querìa San Pablo, probàndolo todo y quedàndonos con lo bueno. Y la medida de lo bueno està en el Evangelio y sus bienaventuranzas.

    1. Usted es la prueba viviente de que se deja crecer la cizaña junto al trigo (usted es la cizaña, claro). La tentación de los malos es creerse buenos sin serlo, de tanto «discernimiento».

      «quemando herejes, expulsando impìos, repartiendo baculazos a diestra y siniestra»

      Deje de repetir el mismo mantra de siempre (y tan falso como siempre): los únicos que queman «herejes» de la «verdad» zurda, han sido ésos: los zurdos, que han provocado más mártires en pocas décadas del siglo XX, que en los últimos dos milenios juntos. Usted es un impío y no veo que nadie le dé baculazos. De hecho, seguro que es usted el porta-báculo de algún obispo modernista (si no, debería postularse, porque méritos hace).

      «´la medida de lo bueno està en el Evangelio y sus bienaventuranzas»

      En el Evangelio hay muchas cosas más aparte de las bienaventuranzas. Pero las que no coinciden con sus ideas se las salta, pese a que el Evangelio es un todo. Mal negocio el suyo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles