Francisco a los indígenas de Canadá: «Pido perdón por la manera en la que muchos cristianos adoptaron la mentalidad colonialista”

Francisco Canadá
|

(Vatican News/Infovaticana)-El Santo Padre se reunió con las poblaciones indígenas First Nations («Primeras Naciones»), Métis (mestizos) e Inuit en Maskwacis, en Canadá. Con este acontecimiento comenzaron sus encuentros públicos en la primera etapa de su «peregrinación penitencial».

Tal y como se esperaba, el Papa Francisco ha reiterado de nuevo sus disculpas a los indígenas “en particular, por el modo en el que muchos miembros de la Iglesia y de las comunidades religiosas cooperaron, también por medio de la indiferencia, en esos proyectos de destrucción cultural y asimilación forzada de los gobiernos de la época, que finalizaron en el sistema de las escuelas residenciales”, destacó el Pontífice.

“Esperaba que llegara este momento para estar entre ustedes. Desde aquí, desde este lugar tristemente evocativo, quisiera comenzar lo que deseo en mi interior: una peregrinación penitencial. Llego hasta sus tierras nativas para decirles personalmente que estoy dolido, para implorar a Dios el perdón, la sanación y la reconciliación, para manifestarles mi cercanía, para rezar con ustedes y por ustedes”.

Estas palabras abren el sentido discurso del Papa Francisco a los pueblos indígenas First Nations, Métis e Inuit, con quienes se encontró en la mañana de este lunes 25 de julio en Maskwacis, Canadá. Este sitio, también conocido como “Colinas de Osos”, en lengua cree, ubicado a unos 70 kilómetros al sur de la ciudad de Edmonton, en el estado de Alberta, es la primera parada en la “peregrinación penitencial” al país, que comenzó ayer, domingo 24 de julio.

El Pontífice, quien se detuvo en oración silenciosa durante dos momentos de su trayecto hacia el escenario montado en el lugar del evento, fue recibido con sonido de tambores y saludó a los representantes indígenas. Wilton Littlechild, jefe de una de las comunidades, pronunció unas palabras de bienvenida.

El Obispo de Roma recordó los encuentros que tuvieron en Roma hace cuatro meses y narró que, en ese momento, le entregaron dos pares de mocasines, “signo del sufrimiento padecido por los niños indígenas, en particular de los que lamentablemente no volvieron más a casa de las escuelas residenciales”, dijo. Le pidieron que los devolviera cuando estuviera en Canadá y anticipó que lo haría al concluir sus palabras. El Papa se inspiró precisamente en ese símbolo que “reavivó en mí el dolor, la indignación y la vergüenza”, enfatizó.

“Caminar juntos”

El Sucesor de Pedro sostuvo que “el recuerdo de esos niños provoca aflicción y exhorta a actuar para que todos los niños sean tratados con amor, honor y respeto”.

“Pero esos mocasines, continuó, también nos hablan de un camino, de un recorrido que deseamos hacer juntos. Caminar juntos, rezar juntos, trabajar juntos, para que los sufrimientos del pasado dejen el lugar a un futuro de justicia, de sanación y de reconciliación”. Este es, explicó el Papa, el motivo por el que la primera etapa de su peregrinación entre ellos se lleva a cabo en la región que ha visto, desde tiempos inmemoriales, la presencia de los pueblos indígenas. “Es un territorio que nos habla, que nos permite hacer memoria”, dijo.

Hacer memoria

Francisco se detuvo en la importancia de hacer memoria: “Ustedes han vivido en esta tierra durante miles de años con estilos de vida que respetaban la misma tierra, heredada de las generaciones pasadas y protegida para las futuras”, destacó. Refiriéndose a uno de los tantos valores que transmiten las comunidades indígenas, el cuidado de la tierra, comentó: “La trataron como un don del Creador para compartir con los demás y amar en armonía con todo lo que existe, en una viva interconexión entre todos los seres vivos”.

“Así aprendieron a nutrir un sentido de familia y de comunidad, y desarrollaron vínculos fuertes entre las generaciones, honrando a los ancianos y cuidando de los pequeños. ¡Cuántas buenas tradiciones y enseñanzas basadas en la atención a los otros y al amor por la verdad, en la valentía y el respeto, en la humildad, en la honestidad y en la sabiduría de vida!”

“Un grito de dolor”

Siguiendo su reflexión, la mirada de Bergoglio se dirigió hacia los sucesos dolorosos: “El lugar en el que nos encontramos hace resonar en mí un grito de dolor, un clamor sofocado que me acompañó durante estos meses”. Aludió “al drama sufrido por tantos de ustedes, por sus familias, por sus comunidades, en lo que ustedes compartieron conmigo sobre los sufrimientos padecidos en las escuelas residenciales”.

“Son traumas que, en cierto modo, reviven cada vez que se recuerdan y soy consciente de que también nuestro encuentro de hoy puede despertar recuerdos y heridas, y que muchos de ustedes podrían sentirse mal mientras hablo.. Pero es justo hacer memoria, porque el olvido lleva a la indiferencia y, como se ha dicho, «lo opuesto al amor no es el odio, es la indiferencia… lo opuesto a la vida no es la muerte, es la indiferencia a la vida o a la muerte» (E. Wiesel). Hacer memoria de las devastadoras experiencias que ocurrieron en las escuelas residenciales nos golpea, nos indigna, nos entristece, pero es necesario.”

Políticas de asimilación y desvinculación fueron nefastas

“Es necesario recordar cómo las políticas de asimilación y desvinculación, que también incluían el sistema de las escuelas residenciales, fueron nefastas para la gente de estas tierras”, declaró el Papa.

“Cuando los colonos europeos llegaron aquí por primera vez, hubo una gran oportunidad de desarrollar un encuentro fecundo entre las culturas, las tradiciones y la espiritualidad. Pero en gran parte esto no sucedió”, añadió. “Y me vuelve a la mente lo que ustedes me contaron, de cómo las políticas de asimilación terminaron por marginar sistemáticamente a los pueblos indígenas; de cómo, también por medio del sistema de escuelas residenciales, sus lenguas y culturas fueron denigradas y suprimidas; de cómo los niños sufrieron abusos físicos y verbales, psicológicos y espirituales; de cómo se los llevaron de sus casas cuando eran chiquitos y de cómo esto marcó de manera indeleble la relación entre padres e hijos, entre abuelos y nietos”, subrayó.

Francisco renueva el pedido de perdón

El Santo Padre agradeció a los indígenas “por haber expresado el peso que llevaban dentro, por haber compartido conmigo esta memoria sangrante”.

“Hoy estoy aquí, en esta tierra que, junto a una memoria antigua, custodia las cicatrices de heridas todavía abiertas. Me encuentro entre ustedes porque el primer paso de esta peregrinación penitencial es el de renovar mi pedido de perdón y decirles, de todo corazón, que estoy profundamente dolido: pido perdón por la manera en la que, lamentablemente, muchos cristianos adoptaron la mentalidad colonialista de las potencias que oprimieron a los pueblos indígenas”, manifestó.

“Estoy dolido”, reiteró, y pidió perdón, “en particular, por el modo en el que muchos miembros de la Iglesia y de las comunidades religiosas cooperaron, también por medio de la indiferencia, en esos proyectos de destrucción cultural y asimilación forzada de los gobiernos de la época, que finalizaron en el sistema de las escuelas residenciales”.

Las disculpas, un punto de partida

Ante lo que muchos de los indígenas afirmaron (“que las disculpas no son un punto de llegada”), Francisco admitió que concuerda plenamente: “Constituyen sólo el primer paso, el punto de partida”.

““También soy consciente de que «mirando hacia el pasado nunca será suficiente lo que se haga para pedir perdón y buscar reparar el daño causado» y «mirando hacia el futuro nunca será poco todo lo que se haga para generar una cultura capaz de evitar que estas situaciones no sólo no se repitan, sino que no encuentren espacios» (Carta al Pueblo de Dios, 20 agosto 2018)»”

Francisco reafirmó que “una parte importante de este proceso es hacer una seria búsqueda de la verdad acerca del pasado y ayudar a los supervivientes de las escuelas residenciales a realizar procesos de sanación de los traumas sufridos”.

“Rezo y espero que los cristianos y la sociedad de esta tierra crezcan en la capacidad de acoger y respetar la identidad y la experiencia de los pueblos indígenas”, expresó el Pontífice.

Francisco compartió su esperanza de que “se encuentren caminos concretos para conocerlos y valorarlos, aprendiendo a caminar todos juntos”. Por su parte, reconoció que seguirá animando el compromiso de todos los católicos respecto de los pueblos indígenas, como lo ha hecho en varias ocasiones, en varios lugares, a través de encuentros, llamamientos y también por medio de una exhortación apostólica (ndr: Querida Amazonía).

“Sé que todo esto requiere tiempo y paciencia, se trata de procesos que tienen que entrar en los corazones, y mi presencia aquí y el compromiso de los obispos canadienses son testimonio de la voluntad de avanzar en este camino.”

El Papa reveló que esta peregrinación se extiende durante algunos días y lo llevará a lugares distintos entre sí: “Sin embargo, no me permitirá responder a muchas invitaciones y visitar centros como Kamloops, Winnipeg, varios lugares en Saskatchewan, en Yukón y en los Territorios del Noroeste. Aunque eso no sea posible, sepan que están todos en mi recuerdo y en mi oración”.

“Sepan que conozco el sufrimiento, los traumas y los desafíos de los pueblos indígenas en todas las regiones de este país. Las palabras que pronunciaré a lo largo de este camino penitencial están dirigidas a todas las comunidades y a los indígenas, que abrazo de corazón”, les dijo.

La memoria y el silencio

Hacia el final de su alocución, el Obispo de Roma retomó el elemento principal de la primera etapa de su viaje, “un espacio a la memoria”: “Hoy estoy aquí para recordar el pasado, para llorar con ustedes, para mirar la tierra en silencio, para rezar junto a las tumbas”.

“Dejemos que el silencio nos ayude a todos a interiorizar el dolor. Silencio y oración”, agregó.

Es necesaria la gracia de Dios para sanar y reconciliar

“No bastan nuestros esfuerzos para sanar y reconciliar, es necesaria su gracia, es necesaria la sabiduría afable y fuerte del Espíritu, la ternura del Consolador. Que Él colme las esperanzas de los corazones. Que Él nos tome de la mano. Que Él nos haga caminar juntos”, concluyó Francisco.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
76 comentarios en “Francisco a los indígenas de Canadá: «Pido perdón por la manera en la que muchos cristianos adoptaron la mentalidad colonialista”
  1. El Estado de Israel no ha pedido perdón por la crucifixión de Cristo; Italia no ha pedido perdón por el martirio al que el Imperio Romano sometió a millones de cristianos; y por razones obvias, los Papas no han de pedir perdón por presuntos fallos del pasado.
    Además que en este caso, lo que ha hecho Francisco es sumarse a una falacia que ha sido desmentida por historiadores de prestigio.

    1. ¿Con qué credibilidad los sacerdotes, obispos y cardenales que hacen piña con este tipo, que lleva diez años extendiendo la difamación, van a seguir recordando en sus misas a quienes «nos han precedido en el signo de la fe y duermen el sueño de la paz»?
      Siento pena y compasión por los católicos muertos del pasado, objetivo primordial de la labor sucia de este Bergoglio, que Dios confunda.

    2. El estado de Israel no existía cuando la crucifixión de Cristo, aparte que la condena a muerte se hizo bajo jurisdicción romana. Por otro lado, Italia no es la heredera del imperio romano, lo fue el imperio romano de oriente, al desaparecer éste, se acabó para siempre. Sobre el resto del comentario no opino.

      1. No sé para que explica lo que ya sabe todo el mundo, como si no entendiera lo que quiere decir Sacerdote mariano, que además lo ha resumido así: «los Papas no han de pedir perdón por presuntos fallos del pasado». El Estado de israel no existía en el pasado, lo mismo que los presuntos culpables de las calumnias presentes tampoco existen hoy, así que no pueden pedír perdón (por estar muertos y por ser hechos falsos).

          1. JOSÉ, CATHOLICUS tiene que aparecer porque se pasa Vd varios pueblos con aclaraciones que no vienen a cuento.

    3. Los judíos NO mataron a Jesucristo. Esa es la principal enseñanza del Concilio Vativano II que los negacionistas no aceptan, teniendo además las manos manchadas de sangre de más de 6.000.000 de judios.

      1. ¿Se ha dado cuenta de que la noticia habla de Francisco en Canadá? ¿A quién le interesan las chorradas que dice usted? Igual cree que cambiando de nick puede seguir dando la matraca… Ciertamente puede, pero no le va a hacer ni caso nadie. Las obsesiones, al especialista.

      2. Ja, ja, ja,.. no haga el ridículo hablando de lo que desconoce. Es el pueblo judío el que llevó a la muerte a Nuestro Señor Jesucristo; además, tenía que ser as´´i para que se cumplieran las Escrituras. Las autoridades judias secundadas y alentadas por el pueblo llano condenaron a Jesucristo a la muerte más cruel.

        Y quien ordenó el exterminio de posiblemente 6.000.000 de judíos no fuimos los negacionistas; a mí me faltaban más de 20 años para nacer, no sea torpe, sino el Partido nacional Socialista Alemán, aliado del Partido Demócrata de los EEUU. La Iglesia Católica fue la única institución que plantó cara a esa chusma y cuando había que hacerlo, en los años 30. Si el sr. Bergoglio hubiera vivido en esos años ya me lo veo liándose a abrazos con Hitler, al ser el lider progresista de la época, al mismo tiempo que soltando rapapolvos a los obispos alemanes que le plantaron cara.

  2. Si esto es lo que le explicaron los indígenas cuando estuvieron aquí, si aquellos cristianos actuaron de la forma impostiva que dicen, si generaron heridas profundas en los supervivientes, como dicen, entonces creo que sí es necesario pedir perdón ya que el odio que generan las heridas se transmite de generación en generación y es necesario contrarestarlo.Sólo el amor y la humildad puede detener este proceso de transmisión generacional de odio a la Iglesia.

    1. ¿Y para cuándo dejar de una vez que los mortales abandonen este mundo y que sean juzgados por el único Juez justo?
      ¡Piedad para los muertos, hasta los paganos griegos respetaban las almas y los cuerpos de sus enemigos en cuanto caían en el combate!

      1. Esas personas vivían un momento histórico – cultural distinto en el cual se actuaba de esa manera, no les juzgo, Sólo Dios puede juzgar.Por ellos podemos rezar.

        Por estos, ademàs de rezar, podemos iluminar con nuestro ejemplo y nuestro amor y respeto.Podemos suavizar sus heridas y así borrar una imagen negativa de la Iglesia que quedó impresa en ellos.

        1. Les ha juzgado y condenado en el post de arriba, merced a la influencia infernal de Bergoglio. Pido que halle usted mayor misericordia.

          1. No sé donde ve que les he juzgado…

            Para nada! Ni siquiera he dicho que actuaran mal sino que «si es cierto q lo hicieron «hay q pedir perdón por ellos»

            Así que ni les he juzgado ni les he condenado.No invente

          2. «Sólo el amor y la humildad puede detener este proceso de transmisión generacional de odio a la Iglesia».
            (ACS)

            Al principio disimula con los condicionales, pero en la conclusión da por hecho que hay un proceso objetivo de transmisión del odio. Cuando todo es una vieja invención maligna de los marxistas y demás enemigos jurados de la fe junto con su punta de lanza Bergoglio.

          3. Todo mi comentario se refiere al condicional del principio puesto que no hay punto y a parte sino punto y seguido.

            Siento que lo haya interpretado mal.

          4. El odio, que es condenable siempre, cuando está basado en falsedades, con mayor motivo. Lo que lo «cura» no es ningún «amor» ni «humildad», sino la educación y la información veraz. E incluso aunque hubiese sido verdad (que no lo fue), es falso que haya que «pedir perdón por ellos». La única persona capacitada para pedir perdón por algo malo que ha realizado, es ésa persona y sólo ella (y una vez muerta ya es imposible). Nadie puede pedir perdón por lo que no ha hecho (puede, porque hablar es gratis; pero es absurdo). ¿De qué me sirve a mí que un hijo suyo me pida perdón por las ofensas de usted, si usted jamás se ha arrepentido de ellas? ¿El perdón de su hijo va a hacer que usted se arrepienta una vez muerta? No. ¿El pasado cambia por los perdones pedidos en el presente? Tampoco. Pues menos teatrillo, que para lo único que sirve es para atacar a la Iglesia, como siempre.

    2. ACS: También Nerón acusó a los cristianos de haber incendiado Roma como excusa para masacrarlos. Los anticatólicos suelen basarse en mentiras para justificar sus ataques contra la Iglesia. Lo de Canadá es una falacia, como bien argumentaba el artículo del historiador Rouillard que ayer publicó Infovaticana.
      Por eso debemos reprobar que Francisco se haya puesto del lado de los que mienten.

      1. Es inadmisible que Francisco llame a su viaje «peregrinación penitencial.» Es deplorable que se sume a un discurso que pretende acusar a la Iglesia de ser responsable de muertes de niños que fueron fortuitas. Es honeroso que pida perdón por una labor de evangelización que nos debe llenar de orgullo. Es lamentable que predique un mensaje ecologicista y ni una palabra para intentar convertir a esos indígenas paganos. Es impropio que exalte presuntos valores de esas religiones falsas que en realidad desconocen la verdad.
        Es anacrónico que con criterios actuales juzgue peyorativamente los métodos de «asimilación cultural» del colonialismo, que en realidad eran una forma bien intencionada de civilizar.

        1. Estoy de acuerdo en que juzgar el pasado -más allá de casos objetivamente graves que ayer y hoy constituirían delitos- con criterios del presente constituye un anacronismo que mistifica y desenfoca a la vez un tema complejo y que presenta un balance histórico positivo. La sola referencia a lo que otros cristianos no católicos hicieron allí abochornaría a cualquier analista de buena fe.

      2. El hecho concreto puede ser falso, pero es histórico el hecho de que muchas veces la iglesia se impuso por la fuerza, al igual que muchas otras ideologías, otra cosa es que haya que pedir perdón, pues es evidente que eran otros tiempos y
        mentalidades y que las personas que actualmente forman parte de la iglesia no tienen nada que ver, es un tema opinable, pero lo grave es que la iglesia tiene un fondo totalitario como cualquier religión que afirme ser revelada, si se parte de esa premisa es inevitable convertirse en una ideología totalitaria, ¿quien le va discutir a Dios?

        1. «es histórico el hecho de que muchas veces la iglesia se impuso por la fuerza»

          Así que, ¿la Iglesia es una ideología? ¿Y cómo es éso? ¿Usted también cree que ser europeo es una ideología? ¿Francia es una ideología? ¿El gazpacho es una ideología? Es que no me queda muy claro qué entiende usted por «ideología», y no sé cómo se puede imponer por la fuerza ser europeo, el gazpacho, Francia o la Iglesia.

          «la iglesia tiene un fondo totalitario como cualquier religión que afirme ser revelada»

          Teniendo en cuenta que «totalitario» significa «perteneciente al totalitarismo», que el diccionario de la Real Academia Española define como «Doctrina y regímenes POLÍTICOS, desarrollados durante el SIGLO XX, en los que el ESTADO concentra todos los poderes en un PARTIDO ÚNICO y controla coactivamente las relaciones sociales bajo una sola ideología OFICIAL», ¿nos puede explicar cómo puede serl totalitaria la Iglesia?

          1. Ni puñetero caso al troll, resultan tan irritantes que le quitan a uno la paz, que los zurzan……

          2. Ideología viene de idea, una ideología es una colección de ideas. Ser europeo es una condición no una ideología, Francis es un territorio no una ideología, el gazpacho es el na mezcla de materia vegetal, no es una ideología. El catolicismo es una colección de ideas, como el liberalismo, el marxismo, el protestantismo, la cábala, el tacismo, el pacifismo, todo esto son ideologías

          3. Entiendo muy bien lo que leo. El problema es que usted no entiende muy bien lo que escribe. Así se explican disparates de este calibre:

            «El catolicismo es una colección de ideas»

            No, no lo es. Su anticatolicismo es una colección de ideas (falsas, viejunas y ajenas; porque créame que usted no ha inventado nada, ni dicho una sola cosa que no lleve refutada siglos). Siento tener que informarle de que hay más «ideas» en el gazpacho que en el catolicismo. Pero como no voy a explicarle la fe católica en los comentarios de una página web, ni le voy a transcribir el diccionario de la RAE cada vez que diga un despropósito, créaselo y ahorrémonos tiempo y espacio; ya sabe que lleva las de perder, y por muy ignorante y sectario que sea usted, no le gustará quedar en evidencia constantemente. ¿O sí? Hay gente tan rara…

    3. ACS, ¿qué es actuar de forma impositiva? Eso y nada es lo mismo.

      Si el Papa va a pedir perdón por cada «herida» que un católico haya ocasionado a otra persona, entonces caemos en la desesperación como Judas, y eso está expresamente desaconsejado por la Iglesia.

      ¿Debo yo odiar al Magreb y a los países árabes por siglos de vejación y esclavitud de los españoles? No, no les odio, pese a que en el pasado causaron heridas enormes y sangrantes.

      Absurdo, es de todo punto absurdo.

    4. Podías haberte molestado en mirar lo que realmente paso, que no tiene nada que ver con lo que dice Bergogolio. Pero a tu la verdad te da igual, alimentas tu narcisismo viendo cómo te leen tus chorradas diarias

        1. Muy buena esta Óscar, el narcisismo patológico del tal ACS es sólo comparable a la repelencia maloliente del PEDU, son tal para cual, si es que no son el mismo, la misma o el misme

    5. El odio a la Iglesia, si se mantiene en el tiempo no es simplemente humano, se alimenta del odio a la fe, aunque haya casos de ignorancia invencible . Estas peticiones de perdón -de los que no han hecho nada malo actualmente – no sirve para acercar sino para engordar el odio actual .

      1. Gran parte del odio a la iglesia se alimenta de la pasión católica por imponer sus principios a todo el mundo como sea, otra es por maldad, pero en muchos casos la falta de respeto a los demás es la base.

        1. No hace falta que nos describa por qué le odian a usted, porque no es aplicable a la Iglesia, que jamás ha impuesto sus creencias a nadie, más que nada porque es imposible (no se puede obligar a alguien a creer lo que no cree). Quien realmente impone sus ‘principios’ (falsos) es el lobby gay, por ejemplo, persiguiendo hasta penalmente a quien no pase por el aro. Más bien el odio a la Iglesia se debe a la maldad de quienes la odian, la mayoría de las veces por condenar formas de vida inmorales incompatibles con la fe católica, única verdadera. No es que se obligue a nadie a que comparta la moral católica, sino que los inmorales pretenden que les digan que lo que hacen está bien, no soportando crítica alguna aunque puedan seguir haciendo lo que les dé la gana.

          1. ¿No era usted el que me ha acusado, algún mensaje más arriba, de no entender lo que leo? Debe de tratarse de un virus muy contagioso, porque usted parece haberlo contraído:

            «Algo es imposible hacerlo pero el lobby gay lo hace, un gran argumento, si señor»

            ¿No he dicho yo que es imposible imponer que alguien crea lo que no cree? El lobby gay no impone que se crea nada, ¿o sí lo hace? ¿Existe una fe gay? Mejor deje de disparatar cuando se quede sin argumentos, haciéndose el ingenioso, porque no lo es, pese a que se crea Sherlock.

        2. JOSÉ, que no sabe ni de qué habla, dice la siguiente sandez: «Gran parte del odio a la iglesia se alimenta de la pasión católica por imponer sus principios a todo el mundo como sea» ¿A que no eres capaz de dar argumentos que justifiquen esa afirmación gratuita.

    6. Amor y humildad, dos palabras que condensan en si mismas el Evangelio, pero a la mayoría de la gente que pulula por esta página el Evangelio les suena a chino; ellos siguen en su tradición de condenar y quemar en la hoguera al que piensa distinto, para ellos el mismísimo Jesús de Nazaret sería como mínimo un blandengue, cuando no un hereje; son los fariseos de nuestro tiempo, que no difieren en nada de los que mandaron crucificar al Señor.

      1. Pero por qué no vas a verter tus comentarios a Religión Digital??? Son los tuyos…….progres, abiertos de mente, buena gente como todos los izquierdistas, eso siempre según ellos mismos……. pero sobretodo: fransisquistas al máximo. Allí estarás como pez en el agua. Pero no, es mejor y más enfermizo estar día si día también torturando a los lectores con tus flatulencias, verdad PEDU????

      2. «ellos siguen en su tradición de condenar y quemar en la hoguera al que piensa distinto»

        Quien sigue con su tradición de decir idioteces es usted: la Iglesia jamás ha quemado en la hoguera a nadie. Quienes lo han hecho han sido precismante los anticatólicos (ateos, protestantes…). A ver cuándo muestra usted un poco de huildad y reconoce que es un ignorante y un sectario. Que un hipócrita como usted llame fariseo a otros es, como poco, un chiste. Y como siempre le he dicho: si no le gusta esta página, ¿qué hace aquí? Ejerza su derecho a no visitarla, que nadie le va a coartar ese derecho.

    7. ¿Cuándo dejarás de decir tonterías?
      Bergoglio es un grandísimo bellaco que repite todo lo que dicen los enemigos de la Iglesia.
      ¿Le has oído hablar de la Santísima Virgen, de fray Juníparo Serra o de algún otro santo?

  3. Y que pasa con los numerosos mártires católicos a manos de los nativos americanos ¿alguien se acuerda de ellos, alguien pedirá perdón? Y. ¿Quién se acuerda de los numerosos consagrados que dedicaron sus vidas a Evangelizar Canadá y a educar a los nativos? ¿Nos venden la moto de que era mejor dejarlos en sus ídolos paganos, la Pachamama, o no transmitirles cultura y educación?
    Hoy que es obligatorio llevar los hijos al colegio, ¿nos quieren hacer creer que hace 100 años era un pecado?

    Todo está payasada es una afrenta a nuestros mártires y misioneros.

  4. Sr. Bergoglio, ¿los católicos de otros tiempos le han dado permiso para que hable en nombre de ellos?. ¿Si ellos actuaron en conciencia, quién es Vd. para juzgar?. Además de difamar contra los hijos de la Iglesia, lo hace a quien no puede defenderse ni nadie los puede defender. Es Vd. un perfecto sinvergüenza.

  5. Es cierto que los hugonotes franceses fueron allí a esquilmar a los indios, lo contrario que los católicos. Lo tomo como que Francisco pide perdón por los cristianos protestantes
    Pero miremos la foto, entra en un país que está perpetrando un genocidio de no nacidos y cuyo presidente que se dice católico se volvió loco con la revocación de la Sentencia Roe v Wade, pero Francisco va a pedir perdón por la entrega desmedida de congregaciones católicas en escuelas que hay testimonios indios de profundo agradecimiento
    No es esto una tomadura de pelo monumental? No es esto una denigración monumental de la Iglesia de Cristo?

    1. Este gran empeño que tiene Bergoglio en denigrar a la Iglesia Católica y ponerla al mismo nivel, si no más bajo, de las demás religiones, es uno de los fines que esperan alcanzar las mal llamadas élites para establecer el gran reinicio. Bergoglio, capellán del NOM.
      No lo van a conseguir, ellos no conocen a Dios y además no saben nada del tema, pero me extraña que el papa crea que va a sacar algo de todo esto.

    1. Es cierto, no eran colonias, sino provincias o virreinatos con el mismo estatuto jurídico que los reinos peninsulares, pero no espere a que el sr. Bergoglio asimile estos conceptos. Llega hasta donde llega.

  6. Pues no, las reparaciones a toro pasado no existen porque todo el mundo las pediría ya que no existe pueblo alguno en la Tierra que no haya sido invadido o colonizado. El Reino Unido no va a pedir perdón a China por haber provocado las Guerras del Opio y habernos hecho creer que los chinos fueron adictos a esa droga, cuando lo cierto es que fue introducida por la Compañía Británica de las Indias Orientales desde La India. Antes de eso el opio no se conocía en China porque los centros de producción estaban en La India. La China todavía está esperando las disculpas pero éstas no vendrán, ni siquiera la información la tiene cualquiera, hay que currársela porque la mayoría de la gente no relaciona para nada Gran Bretaña con China. Las heridas tienen que cerrarse por comprensión de las situaciones, no por venganzas ni humillaciones.

    1. Los países protestantes han sembrado de muerte, explotación, genocidio, hambrunas allá donde han puesto el pie, lo del opio es solo un ejemplo. Pero pedir perdón por algo bueno, tiene la intencionalidad de denigrar la Iglesia de Cristo, mártir y evangelizadora, contra la iglesia del CV2, ecumaniaca, estéril, de la pipa de la paz de Asís

  7. Pero de los asesinatos de los indios patagones en la República Argentina el gran jefe Caballo Loco no pide perdón. Como decía Beato de Liebana de Elipando, se cree el cojón del Anticristo

  8. Que Dios me perdone, pero no creo an la sinceridad del Papa Francisco, ni en su sentido común.
    A veces, parece que odia a la Iglesia y siempre busca formas de denigrarla aún más, inventando argumentos, para quienes que quieren destruirla.
    Cuando usted fue Provincial de los Jesuítas en la Argentina, defendió a sus colegas, cercanos a los pobres, contra lo Governo dictatorial, que los perseguía?
    NO! Se quedo del lado del verdugo gubernamental…y muchos fueron asesinados o arrastados sin sua ayuda.

  9. Es como si yo dijera: «Si es cierto lo que dicen, pido perdón por los terribles abusos sexuales de bebés varones cometidos por Bergoglio durante toda su vida, y que seguirá cometiendo en el futuro». (Bergoglio por lo menos está vivo y podría defenderse, no como los evangelizadores del Nuevo Mundo, muchos de ellos mártires).

  10. Pero, estos son «rígidos», fundamentalistas, como alguien ya escucho en Fátima, en una homilia: el fundamentalismo lleva al martírio….

  11. Hace unos años felicitó a los colombianos por haberse independizado de la opresión española, lo que no dijo es que, los separatistas eran criollos blanquitos españoles, traidores y masones la mayor parte de ellos, y los que estuvieron luchando con España eran los mestizos, negros, los zambos, los indios y los militares leales a su patria y la iglesia americana en bloque. Este ignaro estulto habla de colonización, cuando en su tierra hubo Virreinato del Rio de la Plata, tan española como Madrid. Este tipejo es para romperle las relaciones diplomáticas, cuando no la guerra, claro en el caso de que tuviéramos un gobierno digno y decente y no una escoria.

    1. Totalmente de acuerdo.
      Hace algo más de treinta años, leí una novela venezolana llamada «Las lanzas coloradas», de Arturo Uslar Pietri, que se desarrolla en tiempos de la independencia. Y me sorprendió que los indios hayan tomado partido por España.

  12. Ha dicho Paco: «Mientras Dios se presenta sencilla y humildemente, nosotros tenemos la tentación de imponerlo». Se incluye, con el «nosotros», entre los yihadistas; entre los que asesinaron a Jacques Hamel??

  13. Una pregunta .

    ¿ Cuanto rezamos para las almas del purgatorio , no es un forma de pedir perdón para los pecados causados contra su prójimo por estas almas .???

    1. La mascota trisexual llamado Jose, ha dicho que la doctrina de la iglesia es un ideología como otra cualquiera. Tamaña barbaridad no puede quedar sin contestación. La doctrina católica proviene directamente de la palabra de Dios, es por lo tanto la Verdad lo contrario a cualquier ideología creada por los hombres al sublevarse contra Dios en la Revolución Francesa.

    2. «Cuanto rezamos para las almas del purgatorio , no es un forma de pedir perdón para los pecados causados contra su prójimo por estas almas?»

      No (además de que hay más pecados que los «causados contra el prójimo»). Pero este no es el espacio para explicarle conceptos como culpa, pena, satisfacción de los pecados, penitencia, Comunión de los Santos y otros cuantos más relacionados con ello. Hay muchos documentos, libros, catecismos, accesibles en la red, que se lo explicarán a usted de maravilla.

    3. No, no estamos pidiendo perdón por sus pecados. Estos ya fueron perdonados. Pedimos satisfacción por las reliquias de sus pecados, que lo son esencialmente por ofender a Dios y accidentalmente por ofender al prójimo en la medida que tal acto ofende a Dios. El pecado es tal por ofender a Dios.
      Se satisface la reliquia del pecado con una pena temporal denominada satispasión.

  14. ¿Canadá no fue colonizada por los Ingleses?¿No fueron los anglicanos quienes llevaron su religión a Canadá?¿El papa ahora es portavoz de la Reina de Inglaterra?¿A cuenta de qué pide perdón por pecados, en todo caso, no cometidos por católicos sino por anglicanos?

    1. Un Arzobispo argentino acaba de publicar una carta denunciando que «el Vaticano ahora es una cueva de mas_ones».

      Quizás eso explique las cosas extrañas que suceden.

  15. Sinvergúenza. Pide tu perdón por ser amigo de pedófilos, por tu vida al servicio de proxenetas judios antes de entrar en el seminario, por tus cultos judios sincréticos, por adorar a la Pachamama, por tu hijo oculto, por ser comunista, masón, criptojudio, sionista, por odiar a los ca´tólicos publica y ostentosamente, por tratar de dividir a la iglesia, por intentar destruir los sacramentos con todos los medios a tu alcance. Por liquidar a dos de los cuatro cardenales de la Dubia. Por tu apoyo a la inoculación mundial. Por apoyar o ponerte de lado ante todas y cada una de las medidas anticristianas del Nuevo Orden Mundial, por tu falta de caridad, por tu falsa modestia, por tu falsa misericordia, por destrozar una a una todas las congregaciones y organizaciones católicas donde se vive la fe y se reza a Dios. Porque TU ERES EL ENVIADO DEL DIABLO, la bestia de la tierra. El Falso Profeta

    1. Yo te acuso Bergoglio, de todo esto y de más que todos conocen y rezo para que los católicos se den cuenta de la abominación que está ocurriendo en el seno de la Iglesia, para que te reconozcan por lo que eres, un destructor impío, la oveja con cuernos que habla como dragón, que anuncia la llegada del anticristo. Y si no eres eso, te queda poco tiempo para arrepentirte. No se que te ha prometido el diablo, no se lo que crees, pero estás equivocado. Que terrible será ver, cuando mueras, como no soportarás de la luz de Cristo y correrás hacia la oscuridad. Cuando veas no el cielo que Lucifer te prometió, sino la mirada condescendiente y horrible del diablo que te aguarda y se relame de odio y finalmente comprendas que eres suyo por la eternidad. Te darás cuenta demasiado tarde con un grito de horror. Nadie, ni siquiera Dios podrá hacer nada por ti, porque TU eres el que hizo libremente tu elección.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles