El Papa llama a no tolerar ni esconder los casos de abusos

Papa Francisco abusos Francia Francisco durante la audiencia de hoy, 6 de octubre de 2021 (Vatican Media)
|

(Vatican News)-El Papa recibió en audiencia a los participantes en los Capítulos Generales de la Orden de la Madre de Dios, de la Orden Basiliana de San Josafat y de la Congregación de la Misión, a quienes dirigió un extenso discurso en el que, entre otros, abordó dos temas de actualidad: la guerra en Ucrania y la lucha contra la pederastia.

Romper el “ayuno” de julio (ndr: por las habituales vacaciones de verano): esto fue lo que hizo el Obispo de Roma en la mañana del jueves 14 de julio, como lo dijo él mismo, para encontrarse con los participantes en los Capítulos Generales de tres congregaciones religiosas en la Sala Clementina del Palacio Apostólico. Se trata de Orden de la Madre de Dios, la Orden Basiliana de San Josafat y la Congregación de la Misión.

Francisco devolvió los saludos de los tres superiores y les agradeció la presentación de las trayectorias y perspectivas de sus respectivos Institutos. “También yo deseo, en primer lugar, expresarles la gratitud de la Iglesia por el testimonio que dan como personas consagradas y por la actividad apostólica que desarrollan allí donde están presentes”, les manifestó.

Luego, recordó que, en estos días, las tres familias religiosas se dedican a trabajar en el Capítulo General. Precisó que los clérigos de la Madre de Dios y los sacerdotes de la Misión están llegando al final de estos espacios, mientras que los basilianos “no han hecho más que empezar”, acotó. El Papa extendió sus mejores deseos a los que han sido elegidos para el servicio del gobierno y se unió a su gratitud por los que han terminado.

El Capítulo, tiempo del discernimiento comunitario

Tras el “período de distanciamiento forzado por la pandemia”, así lo describió el Pontífice, consideró que “esto también debería ayudarles a no dar por sentado el hecho de poder encontrarse, de poder mirarse a los ojos y, sobre todo, de poder rezar juntos, escuchar la Palabra juntos y compartir la Eucaristía”.

Citando un pasaje del Evangelio según San Juan, capítulo 15, versículo 5 (“Yo soy la vid, ustedes los sarmientos. Si no permanecen en mí, no pueden dar fruto”), Francisco aseveró que “los miembros del Capítulo tienen esta experiencia de primera mano, pero espiritualmente se transmite a todos los hermanos, a toda la familia religiosa, mucho más allá de lo que podemos conocer y experimentar”.

Refiriéndose a la instancia del Capítulo como propicia para el discernimiento, el Sucesor de Pedro sostvo que, “con la ayuda del Espíritu Santo, tratamos de ver si hemos sido fieles al carisma y hasta qué punto, en lo que el Espíritu nos impulsa a seguir adelante y en lo que, en cambio, nos pide que cambiemos”.

La evangelización

Francisco también aprovechó la ocasión para reiterar “el criterio de la evangelización”, al que calificó como “esencial” en el discernimiento. Explicó que, “cuando nos cuestionamos sobre nuestra fidelidad creativa al carisma original, debemos preguntarnos si nuestro modo de interpretarlo y ponerlo en práctica es ‘evangelizador’, es decir, si las opciones que hacemos –en cuanto a contenidos, métodos, instrumentos, estilo de vida- están orientadas al testimonio y al anuncio del Evangelio”.

Ampliando su reflexión, el Papa aclaró que “los carismas, como enseña San Pablo, son todos para la edificación de la Iglesia, y como la Iglesia no es un fin en sí misma, sino que su finalidad es evangelizar, se deduce que todos los carismas, sin excepción, pueden y deben cooperar en la evangelización. Y esto hay que tenerlo bien presente a la hora de discernir”.

Prosiguió diciendo que, “teniendo en cuenta este principio, no es necesario detenerse en teorías abstractas, sino que es mejor aprender de los santos: en su caso, San Juan Leonardi, San Josafat y San Vicente de Paúl”. En concreto, Francisco se detuvo en el aspecto de su diversidad, pues, según él, estos santos muestran lo que significa ser “evangelizadores con el Espíritu”, es decir, “evangelizadores que rezan y trabajan”.

Retomando el punto 262 de la Evangelii gaudiumel Sucesor de Pedro afirmó que “desde el punto de vista de la evangelización, no sirven las propuestas místicas sin un fuerte compromiso social y misionero, ni los discursos y las prácticas sociales y pastorales sin una espiritualidad que transforme el corazón”.

Por una fraternidad libre y una alegría real

A su vez, el Santo Padre habló sobre cómo, “en el crisol de las relaciones, donde se tamizan nuestros corazones y donde, con el compromiso de cada uno, puede tomar forma un hermoso testimonio de hermanos”. “No una cursilería, no una concordia de fachada, no una homogeneidad aplanada por la personalidad del superior o de algún líder. No. Una fraternidad libre, con gusto por la diversidad y en busca de una armonía cada vez más evangélica. Como en una orquesta con muchos instrumentos, donde lo esencial no es la habilidad de los solistas, sino la capacidad de cada uno de ellos de escuchar a todos los demás para crear la mejor armonía posible”, aseguró.

Según Francisco, “de ahí viene la alegría. Una alegría real, no formal, no una sonrisa artificial. La alegría de ser de Cristo y estar juntos, con nuestras limitaciones y nuestros pecados”, la alegría «de ser perdonados por Dios y de compartir este perdón con nuestros hermanos y hermanas», «la alegría que no se puede ocultar, ¡brilla!».

«Toda la Iglesia está cerca de ustedes»

Antes de concluir su alocución con los habituales saludos y la bendición, el Papa Francisco se explayó sobre dos cruciales temas de actualidad: extendió un pensamiento especial a los basilianos ucranianos, «en en este momento de dolor, en este momento de martirio de vuestra patria».

«Me gustaría decirles que estoy cerca de ustedes, toda la Iglesia está cerca, todos ustedes. Los acompañamos como podemos en su dolor», manifestó el Pontífice.

El Papa manifestó que a menudo piensa que «uno de los mayores peligros actuales es olvidar el drama de Ucrania». «Uno se acostumbra, se acostumbra… y luego no es tan importante y se habla». Comentó que, en los últimos días, vio en el periódico que las noticias sobre el conflicto estaban en la página 9: «No es un problema de interés, no está bien esto, no está bien», subrayó.

Por eso, renovó su cercanía con el pueblo ucraniano: «Por eso estamos cerca de ustedes y todos tenemos que mirarlos porque están en el martirio ahora mismo. Están en el martirio. Y les deseo que el Señor tenga compasión de ustedes y que de otro modo esté cerca de ustedes con la paz y el don de la paz».

Tolerancia cero con los abusos

El segundo asunto que el Pontífice abordó fue el flagelo de los abusos a menores cometidos por clérigos. «Por favor, recuerden bien esto: tolerancia cero en los abusos a menores o personas en discapacidad, tolerancia cero. Por favor, no escondan esta realidad. Nosotros somos religiosos, somos sacerdotes para llevar a la gente hacia Jesús, no para ‘comer’ a la gente con nuestra concupiscencia. Y el abusador destruye, ‘come’, al abusado con su concupiscencia. Tolerancia cero», enfatizó.

Francisco exhortó a «no tener vergüenza de denunciar: ‘Este hizo esto, este otro…'», «Te acompaño, eres un pecador,  «Te acompaño, eres un enfermo, pero tengo que proteger a los demás», dijo el Papa.

«Por favor, les solicito esto, tolerancia cero. No se resuelve esto con una mudanza (ndr: traslado de comunidad): ‘Ah, en este continente, lo mando al otro continente…’ No», instó el Pontífice.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
46 comentarios en “El Papa llama a no tolerar ni esconder los casos de abusos
  1. Francisco siempre se apunta al discurso políticamente correcto. Y como está de moda difamar a la Iglesia por algún abuso, ya está el argentino echando leña al fuego.
    Pero en cambio Francisco no ha dicho que no hay que tolerar el aborto ni el lgtbi. De esto ni una palabra de cŕitica, no vaya a ser que sus líderes del NOM se enfaden con él.

    1. Ni siquiera pide ÉL perdón por haber consagrado por capricho al obispo abusador Zanchetta (al que conocía perfectamente) y haberle proporcionado luego un puestazo en el Vaticano para sustraerlo a la indignación de sus fieles y a la acción de la justicia argentina.

    2. El dejar de decir algo no es afirmarlo positivamente; el suyo es un argumento arriesgado que puede volverse en contra de quien lo maneje con sólo recordar, con ocasión de cualquier intervención u homilía, que dejó de decir esto y lo otro. Creo que es mejor centrarse en la cuestión, como regla de principio.
      En este caso estimo que el papa Francisco es excesivamente indulgente con los abusadores; creo que no hace ya falta recordar los textos evangélicos -de Mateo, Marcos y Lucas- donde queda recogido lo que Nuestro Señor Jesucristo deseaba a los abusadores: la muerte.
      Por mi parte no le deseo la muerte a los abusadores -reconozco así mi incoherencia en este punto- pero sí me gustaría una reacción mucho más vigorosa de la Iglesia contra los abusadores, como podrían ser la imprescriptibilidad de la falta o la prisión perpetua.

      1. «El dejar de decir algo no es afirmarlo positivamente»

        Se habrá quedado usted calvo pensando primero, y luego exponiendo, tal verdad, oculta hasta ahora para todo el mundo, ¿no?

        Me pregunto por qué distinguirá la Iglesia entre pecar de pensamiento, palabra, obra y omisión… Igual es porque cuando existe obligación moral de hacer o decir algo, y no se hace, uno incurre en el pecado de omisión. Efectivamente, no es lo mismo no hacer algo que hacerlo, pero es igual de pecado no hacerlo o decirlo cuando sí hay que hacerlo o decirlo.

        «…o la prisión perpetua»

        ¡Nada menos! ¿Y por qué no la castración? Pero no química, sino a tijera o cuchilla. Luego los «misericordiosos», contra la doctrina de la Iglesia, braman contra de la pena de muerte para los culpables de crímenes atroces… Son las típicas incoherencias de los «misericordiosos» (Dios nos libre de la «misericordia» de los «misericordiosos»).

        1. Según usted entonces cada vez que una homilía no subraye -al menos- todos los pecados capitales sería incurrir en pecado de omisión. Eso es ridículo. Por ejemplo, que toca hablar de la avaricia y no se menciona la lujuria; que se habla de la ira sin mencionar la pereza, en fin, para qué seguir. Todos los sacerdotes a quienes he oído pronunciar su homilía en la santa misa resulta que han pecado al decirla.
          Y lo de la castración física lo dice usted: yo apuesto por la prisión perpetua y la imprescriptibilidad de los delitos de abusos a menores. Pero subrayo que es el único pecado para el que Nuestro Señor Jesucristo de manera explícita y por tres evangelistas habla de acabar con la vida física del pecador; en cambio, no habla de pena de muerte para nadie más, cosa que usted aquí ha defendido, separándose así de la letra del evangelio.

          1. «cada vez que una homilía no subraye -al menos- todos los pecados capitales sería incurrir en pecado de omisión»

            Cuando una homilía, no: cuando el conjunto de las charletas, declaraciones, documentos, etc. obvien aspectos básicos de la moral católica, y, por el contrario, se digan o insinúen cosas contrarias a ésta, es un clarísimo pecado de omisión, si no algo peor.

            «Eso es ridículo»

            Y lo que usted dice es inmoral y escandaloso. Mejor ser ridículo.

            «que toca hablar de la avaricia y no se menciona la lujuria»

            A otro perro con ese hueso: hay temas que no se tocan desde hace medio siglo, y otros repetidos «ad nauseam» (y encima con un enfoque contrario al que siempre le ha dado la Iglesia).

          2. «Y lo de la castración física lo dice usted: yo apuesto por la prisión perpetua»

            De ahí mi pregunta retória: ¿por qué no la castración a cuchillo? Y Cristo no habla de matar a quien escandalice, sino que más le valiera tirarse él al agua. Y la licitud de la pena de muerte, doctrina enseñada siempre por la Iglesia, no se deriva de ese pasaje sobre el escándalo, por lo que difícilmente alguien puede apartarse de ninguna letra.

          3. ¿Que edición de la Biblia maneja usted al afirmar que “más le valiera tirarse él al agua”? Se lo digo porque usted niega sin matices que NSJ ordenara la muerte del pecador que escandalice, sino que sólo aconsejara su suicidio. La edición que yo manejo, de la CEE, en Lc 17, 2 afirma literalmente esto: “Al que escandaliza a uno de estos pequeños, más le valdría que le ataran al cuello una piedra de molino y lo arrojasen al mar”. Y en Mt 18, 6 dice: “Al que escandalice a uno de estos pequeños que creen en mí, más le valdría que le colgasen una piedra de molino al cuello y lo arrojasen al fondo del mar”. Marcos 9, 42 dice lo mismo. Esto es: en los tres textos se dice que terceras personas acaben con la vida del pecador, luego estamos ante la pena capital. Por eso por favor le pido que revele la edición que maneja para afirmar con tanto convencimiento lo que ha dicho y poder así contrastarlo.

          4. No tiene nada que ver con ninguna versión: cuando transcribo algo de las Sagradas Escrituras lo entrecomillo, como corresponde. ¿Ve usted alguna comilla? Evidentemente uno no se puede colocar solo una piedra de molino al cuello y, una vez atada, tirarse al agua, pues el peso se lo impediría. Pero puede ver usted mismo, en la versión que quiera, que previamente Cristo ha ido enunciando lo que UNO MISMO sí podría y debería hacer antes que escandalizar: cortarse una mano, sacarse un ojo… no dice que se la corte otro o que le deje tuerto un tercero, ni establece con eso que las autoridades civiles deban imponer esas penas. En vez de quedarse en la superficie, lo que tiene que hacer es entender ese pasaje como siempre ha hecho la Iglesia, en el que Cristo declara la gravedad del ESCÁNDALO.

          5. ¿O cree que el Evangelio es como el Corán, en el que el «profeta» ha establecido las leyes penales por las que debe regirse la sociedad? Como ya le he dicho, la doctrina de la licitud de la pena de muerte NO deriva de ese pasaje evangélico. Y como hay miles de libros, tratados, encíclicas, catecismos, etc. que lo enseñan, deje de fingir desconocimiento (si fuera tal, sería ignorancia culpable en todo caso), que además se aleja del tema original.

  2. El Papa es incoherente. Del aborto o de la ideología de género no dice tolerancia cero, y en cambio de los abusos sí lo dice.
    El aborto provoca centenares de millones de muertos cada año, mientras que los casos de abusos en la Iglesia son algo excepcionalísimo, y no suponen ni el 0,1% del total de casos que se dan en la sociedad. Sin embargo, hacia los abortistas, Francisco siempre se muestra benevolente, les dice que lo deja a su conciencia, que hablen con su pastor, les permite comulgar, etc. Y si un obispo censura la comunión de los pro abortistas, Francisco se enfada y dice que eso es falta de conciencia pastoral y crea un problema político.

    1. Respecto a los honosexuales el Papa dice «¿quién soy yo para juzgar?», y en cambio sobre los pederastas dice que hay que denunciar, a pesar de que la Biblia dice que no hay que llevar a tribunales del mundo sino al juicio de la Iglesia (1Cor 6, 6).
      Con unos se pasa de misericordia y con otros no llega. Y esto no debe ser así. Nuestra tolerancia hacia cualquier pecado ha de ser cero, pero hacia los pecadores debemos mostrar conmiseración.

      1. Por eso la anterior ley canónica, que estaba libre de prejuicios y era imparcial, establecía la prrscripción del delito, mientras Francisco, que está absorto en la ideología del mundo, fomenta la denuncia y el castigo indiscriminados para este tipo de pecados.
        Porque hay casos y casos, y el derecho debe tener previsión de la diversidad de circunstancias. Pongo un ejemplo inventado. Si una joven de 17 años, 11 meses y 29 días, se presentó con minifalda y un top, y se mostró insinuante ante un sacerdote, que en un momento de debilidad le rozó de pasada durante un segundo. Y después el sacerdote se confesó. Y han pasado 40 años sin que el sacerdote haya vuelto a reincidir. ¿Hay que denunciar a este hombre arrepentido? Y si su obispo supo algo, y por caridad cristiana lo trasladó a un convento de monjas ¿hay que acusarle de encubrimiento?

    2. Vuelves a la carga contra el Santo Padre una y otra vez, ni siquiera lees el artículo, lo tuyo es difamar al Santo Padre, eso qué haces es verdaderamente diabólico. Si en verdad eres sacerdote recapacita sobre lo que estás haciendo y trata de ser luz, no tinieblas.

      1. Ya está aquí el PEDU….. Ayer no apareció, gracias a Dios, pero hoy viene con energía renovada para seguir atufando con sus ventosidades, es decir con sus opiniones….. PEDU eres un mamarracho, piérdete de una vez

      2. Ya vuelve el PEDU con energía renovada para seguir atufandonos con sus ventosidades, es decir con sus comentarios, ayer no lo vimos gracias a Dios. PEDU piérdete de una vez para siempre, mamarracho

      3. Edu,

        Ni caso al de abajo. Tú opina sin insultar como estás haciendo en las últimas entradas.

        Eso siempre estará a tu favor.

        Esta es una página en la cual se critica al Papa continuamente, tienes razón 🤷‍♀️ y a quienes no lo hacemos…

        Bendiciones

        1. «Esta es una página en la cual se critica al Papa continuamente…»

          Naturalmente: proteger a un abusador convicto como Zanchetta y hacer obstrucción a la justicia no es críticable para usted. Para los católicos, en cambio, es totalmente reprobable. Con su moral elástica (inmoralidad, en español castizo), y tras perjurar varias veces hoy mismo, esta actitud suya de alineamiento con cualquier troll vulgar, soez y anticatólico, que llama «rata» a un sacerdote, «puta» a Spes y «perros y perras rígidos» a todos los demás comentaristas, es «peccata minuta». Pero, dime con quién andas y te diré quién eres (la cabra siempre tira al monte).

          1. Catholicus

            He dicho:

            «Esta es una página en la cual se critica al Papa al Papa continuamente»

            Si he dicho alguna mentira dímelo y si no ¿ por qué me pegas?

          2. Ha dicho más de una mentira. Menudo día lleva hoy. En este comentario, concretamente, ha dicho que el troll anticatólico Edu tiene razón, lo cual es otra mentira más: no la lleva. Poner de manifiesto los errores de Francisco, que sin continuos y que afectan a millones de personas, no es difamarle, sino justo lo contrario, además de tratar paliar el escándalo. Ejercer las obras de misericordia no es «diabólico», como dice el troll que llama «puta» a Spes (con quien usted parecía llevarse bien y a quien no ha defendido, sino que se alinea con quien se lo ha llamado). Diabólico es callar ante el pecado y el escándalo, o calumniar, o mentir, o dejar por mentiroso repetidamente a Francisco (como el troll Edu) y luego fingir que es su «defensor»… Menuda defensa. No quiero pensar qué haría si le odiase… Realmente cada uno elige a sus amigos, y con su elección se retrata.

          3. OTRA VEZ???????????

            Sigue acusándome de mentirosa porque le he dicho que USTED ME LLAMÓ HIJA DE P – – – con bonitas palabras?

            Ya he jurado por Dios q digo la verdad y es usted quien miente.

            Yo no apruebo q Edu insultara a Spes pero q se lo diga usted cuando también me llamó hija de p- – – ? Mire hijo…

            Ahora Edu no insulta y usted sigue atacándole por un insulto anterior cuando yo le perdoné a usted el suyo. Tiene mucha memoria para el pecado ajeno eh??????? Cae en la parábola del pecador perdonado que no perdona.

            Le invito a retirar su calumnia de que miento y a jurar por Dios que es usted quien dice la verdad!

            Yo he jurado por Dios que digo la verdad. Usted no puede jurarlo porque es usted quien miente.

            No hay más…

          4. Catolicvs,

            Bueno ,ya le he respondido en la entrada:
            «El papa asegura que benedicto XVI sostiene a la Iglesia con su bondad y su retiro»

            Que es en la q me acusa de mentir, y perjurar y me llama embustera por decir que usted un dia me llamó hija de p – – -.

            Así q ya me he hartado de cubrirle .

            Usted me dijo esto:

            «Se lo dije entonces y se lo repito ahora: cismático o protestante quizás sea su padre, así que cuando le conozca se lo pregunta para cerciorarse (lo que explicaría su caso, ya que de casta le viene al galgo).»

            En la entrada que cito más arriba he pegado su comentario completo.

            Queda claro pues quien miente y quien no. Me ha vuelto a calumniar con el descaro que le caracteriza.

          5. «Sigue acusándome de mentirosa porque le he dicho que USTED ME LLAMÓ HIJA DE P – – – con bonitas palabras?»

            Usted es mentirosa porque dice mentiras. Como esta misma: yo jamás le he llamado tal cosa. Usted miente, lo que le convierte en una mentirosa.

            «Ya he jurado por Dios q digo la verdad y es usted quien miente»

            Además de mentirosa es usted una perjura. Eso ya lo había dejado claro ayer.

            «Yo no apruebo q Edu insultara a Spes pero q se lo diga usted cuando también me llamó hija de p- – – ? Mire hijo…»

            Usted es una mentirosa: yo no le he llamado tal cosa jamás. Y usted no ha salido a defender a Spes (aunque no lo apruebe), pero sí defiende activamente a cada troll anticatólico que aparece. Y a este que insulta a todo el mundo (no sólo a Spes) también.

          6. «Ahora Edu no insulta»

            Sigue sin disculparse. Usted, que tanta lata da con el perdón, la misericordia y bla, bla, bla, debería saber que es requisito imprescindible para obtener el perdón: 1) arrepentirse; 2) pedir perdón; 3) reparar. Tanto él como usted no lo han hecho, así que pueden esperar la misericordia sentados hasta que les salgan telarañas: de Dios nadie se burla.

            «yo le perdoné a usted el suyo»

            Usted es una mentirosa: yo nunca le he insultado.

            «Tiene mucha memoria para el pecado ajeno eh???????»

            Tengo mucha memoria en general: por eso no me las puede dar con queso; sé perfectamente cuando usted miente.

            «Le invito a retirar su calumnia de que miento y a jurar por Dios que es usted quien dice la verdad!»

            Usted miente, porque dice que yo calumnio y miento, lo cual es, en sí, una mentira. Y no insista con los juramentos: tiene que aportar pruebas. ¿Sabe por qué no lo hace?

          7. Porque no existen, ya que es mentira; en cambio, se da el lugo de jurar en falso (perjurar), que es mucho más fácil que demostrar lo inexistente.

            «Yo he jurado por Dios que digo la verdad. Usted no puede jurarlo porque es usted quien miente»

            Usted ha jurado en falso (ha perjurado) y es una desobediente, pues Cristo le ordena que no jure, el Decálogo le dice lo mismo… pero usted no sólo perjura sino que está empeñada en sembrar duda con ese truco infantil que ya le he desmontado: ¡si hasta le he puesto comentarios que demuestran que usted mentía! Claro, usted no puede hacer lo mismo: no hay comentarios míos con insultos hacia usted, por lo que no puede transcribirlos y de ahí su pataleta. Problema suyo.

            «Que es en la q me acusa de mentir, y perjurar y me llama embustera por decir que usted un dia me llamó hija de p – – -»

            Usted es una mentirosa, una perjura y una calumniadora, porque esa afirmación, que repite sin parar, es falsa.

          8. No es que yo le llame estas cosas: usted se empeña en demostrar públicamente que lo es.

            «Se lo dije entonces y se lo repito ahora: cismático o protestante quizás sea su padre, así que cuando le conozca se lo pregunta para cerciorarse (lo que explicaría su caso, ya que de casta le viene al galgo)»

            En ese comentario yo no le llamo ni puta, ni hija de puta, ni ninguna de sus invenciones. ¿O es que no sabe leer? ¿Dónde pone ahí tal cosa? Si usted tiene la mente enferma es problema suyo.

            «En la entrada que cito más arriba he pegado su comentario completo»

            Pues estupende. Yo no tengo nada que ocultar. Usted sí tiene mucho de lo que disculparse.

            «Queda claro pues quien miente y quien no. Me ha vuelto a calumniar con el descaro que le caracteriza»

            Usted miente, claro (como acaba de demostrar usted misma).

          9. Ahi va otra vez su comentario:

            CATHOLICVS

            19 enero, 2022 a las 6:32 pm

            Además de mentirosa, cínica. Aquí tiene:

            Noticia: Francisco: «¡No puede existir una Iglesia de Jesucristo si no es a través de la misericordia!»
            Comentario: ACS 18 enero, 2022 a las 8:25 pm

            «Entonces usted es de esos cristianos q no aceptan q la Iglesia postconciliar es Iglesia de Cristo? Uff…un protestante […] Disculpe, no sabía q era un cismático»

            Y estas «perlas» son la respuesta a que yo dijera que las notas de las biblias católicas editadas después del concilio vaticano II habían cambiado para no ofender a los herejes y hacerlas más ecuménicas (hecho objetivo y comprobable). Usted no tiene vergüenza, además de ser una hereje. Se lo dije entonces y se lo repito ahora: cismático o protestante quizás sea su padre, así que cuando le conozca se lo pregunta para cerciorarse (lo que explicaría su caso, ya que de casta le viene al galgo

          10. DE SEN MAS CA RADO,..,desenmascarado.

            Lo siento, le he dado oportunidades.

            Pero es usted quien mentía.

            Dios me ha hecho justicia

          11. DE SEN MAS CA RADA,..,desenmascarada: ACS, mintiendo y perjurando, me ha acusado de llamarle «puta» e «hija de puta». Y la muy SINVERGÜENZA ha puesto ya varias veces un comentario mío… donde no aparece tal cosa por ninguna parte.

            Lo siento, le he dado oportunidades, porque sabía perfectamente lo que había escrito, como le he demostrado muchas veces. Su obsesión con la prostitución y su asociación con su familia me temo que sólo está en su imaginación. En mi comentario no hay nada parecido remotamente a lo que dice: usted, que es una FARSANTE que va insultando a todo el que la corrige, llamó PROSTITUTAS a todos los católicos y a mí CISMÁTICO (adjetivo calificativo masculino), por lo que si tengo que indicar lo MALEDUCADA o HEREJE que es usted por no haber conocido a sus padres y no haber sido educada, lo normal es cite a su PADRE, no con su madre.

            ¿Ve? Obsesa, mentirosa y perjura. Usted mentía. Ya hará Dios justicia (a Él no le engaña).

          12. Entiendo que esté enfadado pero no puede negar q afirmar q no conozco a mi padre de la forma que lo ha hecho es sinónimo de llamarme hija de p – – –

            Y lo de llamar prostituta a todos los católicos fue en otra entrada q no tenía nada que ver con esta y hablaba de prostitución espiritual, lo cual sabe perfectamente ya que usted mismo hizo alusión a ese sentido espiritual de la palabra. Es decir prostituta en cuanto a pecadores.Y usted me trató de prostituta física.

            Así que me acusa de lo q usted hace.Ve en mi lo q es usted.

            Ha sido DESENMASCARADO porque Dios está conmigo ya que digo la verdad.

          13. Deje de dar la paliza, «Yo, Mi, Me, Conmigo». ¿No cree que ya se han dedicado a su persona muchos comentarios?

            Entiendo que esté enfadada, pero no puede negar que decir que si hay algún cismático lo será su padre, al que puede preguntárselo para confirmarlo el dia que le conozca, no es sinónimo de llamarle hija de p – – – ni Cristo que lo fundó. Todo es fruto de su obsesión por la prostitución. De ahí que de forma desvergonzada llamara «prostitutas» a todos los miembros de la Iglesia (de la que Cristo forma parte como Cabeza) y luego fingiera «escándalo» al decirle que hable por usted, porque los católicos no somos prostitutas. Sólo una mente enferma dice que esas palabras son llamarle «prostituta física» (sin hablar de su cinismo, porque la única persona que ha empleado tal palabra ha sido usted).

            Ha sido DESENMASCARADA como una MENTIROSA y una PERJURA que toma el nombre de Dios en vano y jura en falso, porque le tiene alergia a la verdad.

          14. cATOLICVS,

            si hombre! ¿a quien quiere engañar? 😂😂😂

            váyale con ese rollo a Dios nuestro Señor, ande…

            En fin, ya se ha visto quien es el falso. Podrá engañar a todos pero amí, nanai de la china, majo! Y a Dios menos, evidentemente!

            Ala ! ahí se queda con sus manipulaciones y su impotencia .

          15. «¿a quien quiere engañar?»

            A nadie: quien dice la verdad no pretende engañar. Responda usted, que es quien miente, a su propia pregunta. Ignoro la intención, pero es evidente que consigue lo contrario.

            «En fin, ya se ha visto quien es el falso»

            Sí: usted, que miente y perjura. Y como ya le he transcrito los comentarios que lo prueban e incluso me ha ayudado poniendo algunos otros que demuestran la falsedad de sus afirmaciones, ahora tiene que hacer mutis por el foro de mala manera. Es lo que pasa por meterse en charcos, como le había pronosticado. Ha quedado usted retratada.

  3. Y además «uno de los mayores peligros es olvidar la guerra de Ucrania».????
    Cuando desde febrero ya en las misas no se pide por los difuntos en general o por la paz en general, sino por los de Ucrania Ucrsnia Ucrania. (Nada de cristianos en Nigeria, ni de nadie. Solo Ucrania).
    ¿Qué le dan de comer a este hombre?

  4. Por el bien de su alma espero que esté loco, o sea, irresponsable. Hace pocos días un cristiano pakistaní fue condenado a la horca por delito islámico de blasfemia. Y hay más 20 en la cárcel pakistaní por acusaciones parecidas y Francisco blanqueando el Islam y fomentando la inmigración islámica. ¡Ten piedad, Señor, de tu Iglesia y líbrala de este azote!

  5. «El Papa llama a no tolerar ni esconder los casos de abusos»

    Salvo que el abusador sea su amigo personal, en cuyo caso sí lo tolera y esconde. Ejemplo práctico (hay que predicar con el ejemplo y el «testimonio de vida», ¿no?): Zanchetta, abusador convicto (más de un año escondido por Francisco en el hotel de 5 estrellas «Santa Marta» del Vaticano, incurriendo además en obstrucción a la justicia, ya no sólo no entregándole para ser juzgado, sino incluso al negarse a colaborar con las autoridades judiciales argentinas que le reclamaban documentación al respecto, que no mandó). Como reza el dicho: «Consejos vendo, que para mí no tengo».

  6. “desde el punto de vista de la evangelización, no sirven las propuestas místicas sin un fuerte compromiso social y misionero, ni los discursos y las prácticas sociales y pastorales sin una espiritualidad que transforme el corazón”.

    Marta y María! Así es!

    Gracias

    1. «Así es!»

      No, no es así: la evangelización no tiene nada que ver con ningún compromiso social; ni fuerte, ni débil, ni mediopensionista. Esa no fue la orden que Cristo dio a sus apóstoles, sino el rollo zurdo de cuando Francisco estudiaba en el seminario y de sus primeros años de cura, época en la que parece haberse quedado anclado. Si en vez de salvar almas su interés es meramente mundano, debería haberse dedicado a ser voluntario en ONGs como la abortista «Amnistía Internacional», o como la abortista «Oxfam», etc. La misión de la Iglesia no es hacer pozos, ni dar de comer a inmigrantes ilegales (muchos de los cuales mueren por culpa de quienes fomentan la inmigración ilegal), ni hacer campaña por el siniestro (y abortista) Partido Demócrata estadounidense, ni congraciarse con pecadores públicos para confirmarles en su pecado (en vez de reconvenirles), ni hacer seguidismo de organismos inmorales y anticatólicos, etc.

      1. Eso de que la “evangelización no tiene que ver con ningún compromiso social” dígaselo a los jesuitas, franciscanos, salesianos…y sus incontables misioneros/as que desde hace siglos han predicado el evangelio en tierras remotas y apostado por la promoción humana de las gentes del lugar al mismo tiempo edificando escuelas, hospitales, cavando pozos, etc, sirviendo de ejemplo vivificador en la Fe de todos católicos del mundo y dando mártires y santos a la Iglesia. Ahora va a resultar que estaban todos equivocados.

        1. No ha entendido bien lo que he escrito, ni lo que ocurre: jesuitas, franciscanos, salesianos… no estaban equivocados. Los equivocados son los modernistas actuales y usted. La Iglesia ha predicado el evangelio y tratado de hacer el mayor número de prosélitos, como Cristo ordenó, hasta hace medio siglo, lo cual no le impidió, ADEMÁS, ayudar a las personas que lo necesitaban, aunque no fuera su misión, sino consecuencia de la fe y la caridad. Ahora, en cambio, SÓLO se hace lo segundo, por lo cual, sin evangelización, no sirve para nada en lo que respecta a la misión de la Iglesia. Para éso ya hay muchas ONGs, incapaces de salvar almas pero sí de hacer todo lo demás. El ejemplo paradigmático es Cáritas, ONG mundana en la que los voluntarios tienen P`ROHIBIDO evangelizar. Es decir, caridad cero. Sólo hacen labor filantrópica, como tantas otras, incluyendo un montón de asociaciones dependientes de la masonería, que también son filantrópicas.

          1. ¿Que ahora “SOLO se hace lo segundo”, esto es, compromiso social y no evangelizar? Le repito que hay miles de misioneros – muchos de ellos españoles; nos cabe el orgullo de ser la nación con más misioneros del mundo- en los cinco continentes, cuya labor evangelizadora está continuamente transida de actos de compromiso por la promoción humana de las comunidades en las que viven. También están las organizaciones no gubernamentales, desde luego, pero en ellas el compromiso no es de por vida ni la opción radical de vida que llevan a cabo los misioneros.

          2. «¿Que ahora “SOLO se hace lo segundo”, esto es, compromiso social y no evangelizar?»

            Sí. Salvo honrosas excepciones, así es. Y no es algo que se oculte: presumen de ello.

            «Le repito que hay miles de misioneros»

            ¿Y cuántas conversiones han realizado? Ah, calle: que ni siquiera lo intentan (sólo hacen pozos).

            «…cuya labor evangelizadora está continuamente transida de actos de compromiso por la promoción humana de las comunidades en las que viven»

            La única promoción humana que debe hacer un misionero es sacar a la gente del pecado y tratar de salvar su alma. Para rollos sociales que se encarguen los gobiernos, que para eso cobran del contribuyente. Y allí donde no lleguen, que lo hagan las ONGs, que no salvan almas pero para llenar el buche a inmigrantes sirve cualquiera. ¿A cuántos inmigrantes musulmanes ha convertido Cáritas? Ya le respondo yo: a ninguno. Pues entonces no sirve para nada, salvo para hacer propaganda electoral zurda.

    1. ¿Pero de qué habla usted? Esta noticia habla sobre los abusos, como el de Zanchetta. Nadie abusó de sus primas Marta y María; puede estar usted tranquila.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles