Los obispos españoles afirman que quienes saltan las fronteras de España ilegalmente «no son invasores»

Asalto inmigrantes Melilla
|

La Subcomisión Episcopal para las Migraciones y la Movilidad Humana, que preside el obispo de Vitoria, Juan Carlos Elizalde, ha emitido una nota a raíz del asalto del pasado viernes en territorio español.

«18 personas perdieron la vida en el lado marroquí de la valla de Melilla, 76 resultaron heridas, 13 de gravedad. También hay heridos entre las fuerzas de seguridad marroquíes y españolas. Al menos 133 personas, la mayoría sudaneses huyendo de la guerra y la hambruna, llegaron al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de la ciudad autónoma. Donde 49 agentes y 57 inmigrantes también resultaron heridos, según datos oficiales, en el lado español», afirma la nota de la subcomisión de la CEE encargada de migraciones.

Ante este suceso, los obispos «lamentamos profundamente las pérdidas de vidas humanas y confiamos en el pronto restablecimiento de todas las personas heridas. Al mismo tiempo, expresamos nuestra solidaridad y cercanía, a sus familiares y compañeros. Nos solidarizamos con la preocupación de los habitantes en las ciudades fronterizas, y agradecemos a la Iglesia diocesana de Málaga su labor de acompañamiento a los migrantes y refugiados, haciendo nuestro el comunicado emitido por su delegación de migraciones», se lee en el comunicado emitido por la subcomisión.

Además, piden que «las autoridades competentes contribuyan al esclarecimiento de los hechos y a tomar las medidas oportunas para que no vuelvan a suceder».

Sobre «estos hechos violentos, invitamos a contextualizarlos con una mirada humanitaria donde, al tiempo que entendemos la necesaria regulación de flujos migratorios, debemos considerar la situación crítica y de miseria, en la que se encuentran miles de migrantes subsaharianos hacinados al otro lado de la frontera de España», agregan los obispos.

En esa misma línea, aseguran que quienes asaltan las fronteras de manera ilegal «no son invasores, solo son seres humanos que buscan llegar a Europa huyendo de guerras activas (57 en el mundo, 30 en África) y hambrunas, agravadas por las consecuencias de la guerra en Ucrania, y la sequía y las plagas provocadas por el cambio climático».

La CEE sostiene que «ante este drama humanitario pedimos evitar un uso partidista y demagógico del complejo desafío de las migraciones, y analizar este drama humanitario desde las claves que nos ofrece la Doctrina Social de la Iglesia».

Por ello, recuerdan que «la Iglesia aboga en todos los continentes por contribuir a salvar vidas, acoger y proteger a las personas migradas. Necesitamos una migración ordenada a través de vías legales y seguras, así como fomentar la colaboración al desarrollo con los países que sufren guerras, conflictos y hambrunas».

Al mismo tiempo argumentan que «la externalización y militarización de las fronteras por sí solo, no terminará con los problemas y las causas que provocan la movilidad de millones de personas migradas, refugiadas o desplazadas en el mundo. Invitamos, por tanto, a dar pasos de humanización, a analizar y afrontar esta nueva crisis dese la necesidad de protección de todo ser humano y el empeño por establecer con urgencia vías de acceso legales y seguras».

¿Efecto llamada?

Quizá hay un matiz que se haya pasado por alto en Añastro al poner al mismo nivel a los refugiados que llegan de Ucrania y los que vienen por el sur de España.

En el caso de los refugiados ucranianos, hasta este momento, la llegada de ellos ha sido mayoritariamente de mujeres y niños que huyen de la guerra en su país, haciéndolo de manera ordenada y pacífica.

Bien distinto es lo que sucede con quienes llegan saltando las vallas de Ceuta y Melilla. Todos son hombres jóvenes. En sus asaltos, tanto la Policía como la Guardia Civil han insistido en numerosas ocasiones en la violencia que emplean contra los agentes para lograr su objetivo de entrar de manera irregular en territorio español.

Además, esa sabido y conocido el papel que juegan las mafias en el norte de África quienes utilizan a estas personas para mandarlas de forma irregular a España a cambio de cuantiosas cantidades de dinero.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
29 comentarios en “Los obispos españoles afirman que quienes saltan las fronteras de España ilegalmente «no son invasores»
  1. Buenos días, estos señores obispos, ¿en qué mundo viven? ¿qué realidad observan? ¿dónde se creen que están? No lo entiendo, no les entiendo cómo dicen estas cosas, estas sinfustadas, estas g……s.. ¿qué se creen que puede pasar con esta inmigración ilegal, invasora, extraña, disruptiva, abusiva, acaparadora…? ¿No ven lo que pasa ya en Francia, cada 31 de diciembre, el día de la final de la Copa de Europa, en la banlieu? ¿No han oído a ningún cargo público de Alemania, Suecia, Dinamarca decir nada sobre esta concesión continua a los invasores africanos, musulmanes…? ¿No han oído nada sobre las consecuencias de dárselo todo a esta gente que ha pagado su pasaje, que luego se trae a la familia, que después vaga por las calles, que se chupa toda ayuda social -como el senegalés del millón de euros en el paraíso vasco a costa de los demás españoles, por ejemplos…- todo ilegalmente, todo invasivamente, agrediendo a la policía, ocupando territorio español, abusando en definitiva?

    1. El cinismo de los obispos empieza a ser clamoroso. ¿Si no son invasores, porque atacan a la Guardia Civil con armas y de manera organizada? Si no son invasores, ¿porque no vienen legalmente? porque dinero tienen, porque han pagado para llegar allí. Ellos no son pobres, los mas pobres son los que no tienen dinero ni para hacer el viaje hasta ceuta o melilla.
      Resulta curiosisismo que los obispos españoles que deberían hablar ante tantas cosas, callan como perros mudos y luego se exhiben en este postureo para que quedar bien ¿con quien?, ¿con Bergoglio, al que le da igual juana que su hermana? ¿o con el que diran? y resulta mas curioso au´n que estos obispos inutiles que tienen sus diocesis hechas un solar en lo económico y en lo espiritual, de repente se ponen a dar soluciones a la inmigración ilegal. Por favor en la siguiente nota que nos arreglen la crisis energética. En la proxima renta estos listos ya me han visto.

  2. Los inmigrantes ilegales son invasores y muchas veces violentos.
    Debemos reprobar a estos obispos que, igual que el Papa, están cegados por su ideología y no procuran el bien y la verdad, sino que están fomentando la invasión musulmana de España y Europa, haciéndole el juego al NOM

    1. Al menos a ellos no les ciega el odio y el desprecio que es lo único que trasmites en cada comentario.
      Mejor que nos ciega el amor al prójimo que tu desprecio.

      1. Sí Probe Migue sí, eres bueníiiiiiiiiiiiiiiiiiisimooooooooo, pero estoy casi seguro que no te vas a llevar a ninguno a tu casa, verdad????? y es que el discurso de los descerebrados es siempre el mismo, ya que tal y como te dije antes tú ni eres rojo, ni izquierdoso ni progre ni nada de eso, eres tan solo un pobre diablo desquiciado y ridículo que no haces más que vomitar aquí tus sandeces buenistas, ya que aparte eres tontiiiiiiiiiiiiiiiisimoooooooooooo

      2. VIGIA CIEGO
        ¿De que amor al prójimo hablas? tu quieres a esos que asaltan la verja atacando a los guardias civiles que te protegen. ¿Acaso quieres a tus compatriotas con los que vives? tu amor al projimo es el de Judas. Tu lo que quieres es que entren todos los que quieran, para que esto termine de irse a pique, como los países de donde vienen. Tu el oso amoroso al projimo lo que quieres es que se destroze la sanidad y nuestra menguada properidad. Hay amores que matan y el tuyo es asesino. Tu lo que quieres es que esto se convierta en una teocracia islámica y que de paso se cuele algún terrorista. Eso si cuando alguno de esos se cuele y vaya a acuchillar a alguien, tu en tu imenso amor al prójimo no le pondras solo la mejilla, sino el cuello para que te lo corte a ti, en vez de a otro, ya que tu estas a favor de la inmigración ilegal. Por cierto tontin, supongo que en tu casa no hay puerta ni cerradura, porque si no eres un cinico miserable. Ya esta bien de meapilas majaderos.

      3. Vigía, denunciar la inmigración ilegal y la agresión marroquí contra la soberanía española no es odiar a nadie.

        Creo que usted proyecta su propio odio sobre otros.

    2. Segun la regla de los obispos si yo le parto la cara al licenciado vidriera no soy un agresor, curioso. Entonces es que no tendría ni que confesarme.

    3. Maldito!!!!! Y mil veces maldito!!!! ¿Como te atreves a decir que eres sacerdote? Tú realmente eres un ser despreciable, incapaz de conmoverte ante miles y miles de migrantes que han muerto en él mediterráneo y en Melilla. Das asco sabandija repugnante y todos los basuras que, ciegos por su estúpida ideología son incapaces de conmoverse ante el sufrimiento de los más pobres.

      1. Edu,migrantes NO.
        I N M I G R A N T E S.
        Le queda claro?
        Pobrecillos que huyen del hambre?
        No.
        Son hombre jóvenes,bien nutridos con móvil y oiga,importante también, sin Covid.Porque esos, oiga vienen todos sin vacuna,sin gel y sin mascarilla y nadie los obliga ni les dice ni mu.
        Sin embargo el español que cobra 1000 e y sano,tiene que ponerse 8 horas mascarilla mientras trabaja,no puede acceder a ciertos lugares sin ella,no puede viajar y te obligan a pincharte,y éstos se saltan las leyes,las fronteras y la sanidad y aquí paz y después gloria.
        Estos no producen » olas» pero el español triple dosis que visita a la abuela sin mascarilla y sin gel puede matar a todo el geriátrico.
        Por favor….

  3. Los señores obispos españoles se han cubierto de indignidad y cobardía por su clamorosa ausencia en la manifestación contra las leyes que asesinan a los más débiles.

    Y sí, son invasores. Pero no sólo invasores, muchos involuntarios desde luego, sino, y mucho peor víctimas de las mafias de trata de seres humanos y ustedes, señores obispos, que han demostrado una postración al NOM más clara que la que deben a Jesucristo no tienen ni idea de la realidad del mundo.

  4. La desvergüenza de los obispos no conoce límite:

    «…son seres humanos que buscan llegar a Europa huyendo de guerras activas»

    Un porcentaje enorme de esos inmigrantes (no migrantes, que no son pájaros) son varones en edad militar. ¿Están fomentando los obispos la deserción, y, por tanto, el incumplimiento del 4º Mandamiento del Decálogo, que exige la defensa de la patria?

    1. «…sequía y las plagas provocadas por el cambio climático»

      ¿Qué cambio climático? ¿Hay obispos que niegan el infierno pero creen en un «cambio climático» indemostrado (salvo el normal, pues una de las características del clima es precisamente «cambiar»)? Y la mención a Ucrania es de aurora boreal. Va a ser por la guerra de Ucrania por lo que llevan invadiéndonos años y años (es que vieron lo que iba a ocurrir en una bola de cristal y algunos se adelantaron).

      Espero que a esos obispos les remuerda la conciencia por fomentar la inmigración ilegal que sólo beneficia y enriquece a las mafias que trafican con seres humanos y a los explotadores laborales que contratan a los pocos inmigrantes que puede absorber el mercado laboral, condenando al resto a la mendicidad o a la delincuencia (pues tienen que comer), y mata a tantos inmigrantes (no sólo en la valla de Marruecos, sino en las pateras que se hunden o por la vida que llevan aquí.

  5. Es una verdad estadística incontestable, que al ritmo actual, antes de que acabe el siglo XXI, España y la mayoría de Europa serán musulmanas, y previsiblemente los cristianos serán perseguidos. Entonces la minoría no islámica se lamentará de la falta de visión que tuvieron Francisco y sus obispos, promoviendo la invasión musulmana mediante la inmigración.

    1. Huari Bumedian, Presidente de Argelia, dijo en un discurso pronunciado en 1.974 en la ONU:
      «Un día, millones de hombres abandonarán el hemisferio sur para irrumpir en el hemisferio norte. Y no lo harán precisamente como amigos. Porque irrumpirán para conquistarlo. Y lo conquistarán poblándolo con sus hijos. Será el vientre de nuestras mujeres el que nos dé la victoria. Al igual que los bárbaros acabaron con el Imperio Romano desde dentro, así los hijos del Islam, utilizando el vientre de sus mujeres, colonizarán y someterán a toda Europa.»
      Muammar el Gadafi dijo: «Hay signos de que Alá garantizará la victoria islámica sobre Europa sin espadas, sin pistolas, sin conquistas. No necesitamos terroristas, no necesitamos suicidas, los más de 50 millones de musulmanes en Europa la convertirán en un continente musulmán en pocas décadas». Esto lo ve cualquiera, salvo que sea obispo.

    1. Como son paupérrimos pero con móvil, que busquen los palacios en el gugle mapas, que se está viendo que los van a acojer.
      Qué buenos son los opispos.

  6. Es muy triste ver a nuestros Obispos actuando de cómplices de las mafias de la inmigración ilegal y de cooperadores necesarios de una agresión injusta del monarca alauita contra el pueblo español. Eso tiene un nombre y es traición.

    Los obispos pretenden que ignoremos que estos ataques a la valla fronteriza no son acciones improvisadas por un puñado de personas hambrientas, sino un ataque planificado y diseñado como un recurso más dentro de un escenario de guerra híbrida.

    Al pintar una agresión brutal como si fuera un gesto desesperado los obispos cooperan al mal, alimentan las mafias que se nutren de la miseria de otros, y engañan miserablemente a los fieles. Que Dios les perdone por su cobardía y vileza.

  7. Pues nada, señores obispos, ustedes invitan a no cumplir las leyes. Según este criterio moral, no se debe pagar a Hacienda, pagar las multas, cumplir las sentencias judiciales, etc. No sé en qué piensan los señores obispos. Quizá en la crucecita de la declaración de la renta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles