Francisco afirma que los «migrantes y refugiados» nos ayudan a descubrir «la riqueza que encierran religiones y espiritualidades desconocidas para nosotros»

Papa Francisco inmigrantes
|

El próximo 25 de septiembre, se celebra la 108º Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado.

La Santa Sede ha hecho público el mensaje escrito por el Papa Francisco para dicho encuentro, que compartimos a continuación:

«No tenemos aquí abajo una ciudad permanente, sino que buscamos la futura» (Hb 13,14).

Queridos hermanos y hermanas:

El sentido último de nuestro “viaje” en este mundo es la búsqueda de la verdadera patria, el Reino de Dios inaugurado por Jesucristo, que encontrará su plena realización cuando Él vuelva en su gloria. Su Reino aún no se ha cumplido, pero ya está presente en aquellos que han acogido la salvación. «El Reino de Dios está en nosotros. Aunque todavía sea escatológico, sea el futuro del mundo, de la humanidad, se encuentra al mismo tiempo en nosotros». [1]

La ciudad futura es una «ciudad de sólidos cimientos, cuyo arquitecto y constructor es Dios» (Hb 11,10). Su proyecto prevé una intensa obra de edificación, en la que todos debemos sentirnos comprometidos personalmente. Se trata de un trabajo minucioso de conversión personal y de transformación de la realidad, para que se adapte cada vez más al plan divino. Los dramas de la historia nos recuerdan cuán lejos estamos todavía de alcanzar nuestra meta, la Nueva Jerusalén, «morada de Dios entre los hombres» (Ap 21,3). Pero no por eso debemos desanimarnos. A la luz de lo que hemos aprendido en las tribulaciones de los últimos tiempos, estamos llamados a renovar nuestro compromiso para la construcción de un futuro más acorde con el plan de Dios, de un mundo donde todos podamos vivir dignamente en paz.

«Pero nosotros, de acuerdo con la promesa del Señor, esperamos un cielo nuevo y una tierra nueva donde habitará la justicia» (2 P 3,13). La justicia es uno de los elementos constitutivos del Reino de Dios. En la búsqueda cotidiana de su voluntad, ésta debe edificarse con paciencia, sacrificio y determinación, para que todos los que tienen hambre y sed de ella sean saciados (cf. Mt 5,6). La justicia del Reino debe entenderse como la realización del orden divino, de su armonioso designio, según el cual, en Cristo muerto y resucitado, toda la creación vuelve a ser “buena” y la humanidad “muy buena” (cf. Gn 1,1-31). Sin embargo, para que reine esta maravillosa armonía, es necesario acoger la salvación de Cristo, su Evangelio de amor, para que se eliminen las desigualdades y las discriminaciones del mundo presente.

Nadie debe ser excluido. Su proyecto es esencialmente inclusivo y sitúa en el centro a los habitantes de las periferias existenciales. Entre ellos hay muchos migrantes y refugiados, desplazados y víctimas de la trata. Es con ellos que Dios quiere edificar su Reino, porque sin ellos no sería el Reino que Dios quiere. La inclusión de las personas más vulnerables es una condición necesaria para obtener la plena ciudadanía. De hecho, dice el Señor: «Vengan, benditos de mi Padre, y reciban en herencia el Reino que les fue preparado desde el comienzo del mundo, porque tuve hambre, y ustedes me dieron de comer; tuve sed, y me dieron de beber; estaba de paso, y me alojaron; desnudo, y me vistieron; enfermo, y me visitaron; preso, y me vinieron a ver» (Mt 25,34-36).

Construir el futuro con los migrantes y los refugiados significa también reconocer y valorar lo que cada uno de ellos puede aportar al proceso de edificación. Me gusta ver este enfoque del fenómeno migratorio en una visión profética de Isaías, en la que los extranjeros no figuran como invasores y destructores, sino como trabajadores bien dispuestos que reconstruyen las murallas de la Nueva Jerusalén, la Jerusalén abierta a todos los pueblos (cf. Is 60,10-11).

En la misma profecía, la llegada de los extranjeros se presenta como fuente de enriquecimiento: «Se volcarán sobre ti los tesoros del mar y las riquezas de las naciones llegarán hasta ti» (60,5). De hecho, la historia nos enseña que la aportación de los migrantes y refugiados ha sido fundamental para el crecimiento social y económico de nuestras sociedades. Y lo sigue siendo también hoy. Su trabajo, su capacidad de sacrificio, su juventud y su entusiasmo enriquecen a las comunidades que los acogen. Pero esta aportación podría ser mucho mayor si se valorara y se apoyara mediante programas específicos. Se trata de un enorme potencial, pronto a manifestarse, si se le ofrece la oportunidad.

Los habitantes de la Nueva Jerusalén —sigue profetizando Isaías— mantienen siempre las puertas de la ciudad abiertas de par en par, para que puedan entrar los extranjeros con sus dones: «Tus puertas estarán siempre abiertas, no se cerrarán ni de día ni de noche, para que te traigan las riquezas de las naciones» (60,11). La presencia de los migrantes y los refugiados representa un enorme reto, pero también una oportunidad de crecimiento cultural y espiritual para todos. Gracias a ellos tenemos la oportunidad de conocer mejor el mundo y la belleza de su diversidad. Podemos madurar en humanidad y construir juntos un “nosotros” más grande. En la disponibilidad recíproca se generan espacios de confrontación fecunda entre visiones y tradiciones diferentes, que abren la mente a perspectivas nuevas. Descubrimos también la riqueza que encierran religiones y espiritualidades desconocidas para nosotros, y esto nos estimula a profundizar nuestras propias convicciones.

En la Jerusalén de las gentes, el templo del Señor se embellece cada vez más gracias a las ofrendas que llegan de tierras extranjeras: «En ti se congregarán todos los rebaños de Quedar, los carneros de Nebaiot estarán a tu servicio: subirán como ofrenda aceptable sobre mi altar y yo glorificaré mi Casa gloriosa» (60,7). En esta perspectiva, la llegada de migrantes y refugiados católicos ofrece energía nueva a la vida eclesial de las comunidades que los acogen. Ellos son a menudo portadores de dinámicas revitalizantes y animadores de celebraciones vibrantes. Compartir expresiones de fe y devociones diferentes representa una ocasión privilegiada para vivir con mayor plenitud la catolicidad del pueblo de Dios.

Queridos hermanos y hermanas, y especialmente ustedes, jóvenes, si queremos cooperar con nuestro Padre celestial en la construcción del futuro, hagámoslo junto con nuestros hermanos y hermanas migrantes y refugiados. ¡Construyámoslo hoy! Porque el futuro empieza hoy, y empieza por cada uno de nosotros. No podemos dejar a las próximas generaciones la responsabilidad de decisiones que es necesario tomar ahora, para que el proyecto de Dios sobre el mundo pueda realizarse y venga su Reino de justicia, de fraternidad y de paz.

Oración

Señor, haznos portadores de esperanza,
para que donde haya oscuridad reine tu luz,
y donde haya resignación renazca la confianza en el futuro.

Señor, haznos instrumentos de tu justicia,
para que donde haya exclusión, florezca la fraternidad,
y donde haya codicia, florezca la comunión.

Señor, haznos constructores de tu Reino
junto con los migrantes y los refugiados
y con todos los habitantes de las periferias.

Señor, haz que aprendamos cuán bello es
vivir como hermanos y hermanas. Amén.

Roma, San Juan de Letrán, 9 de mayo de 2022

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
46 comentarios en “Francisco afirma que los «migrantes y refugiados» nos ayudan a descubrir «la riqueza que encierran religiones y espiritualidades desconocidas para nosotros»
  1. la «riqueza» que encierran ciertas religiones y espiritualidades la conocemos sobradamente: decapitación, lapidación, ahorcamiento o quema de cristianos y violación y conversión con matrimonio forzoso de jóvenes cristianas por parte de musulmanes, «religión» mayoritaria de tanto inmigrante descontrolado como nos está invadiendo.
    Santidad, con el debido respeto, léase las prédicas de sus predecesores en la época de las cruzadas, porque desgraciadamente llevamos camino de repetir aquellos tiempos. Va a llegar un momento en que no podamos vivir en paz en nuestras propias ciudades con tanta escoria que vamos a tener. La verdad de lo que estoy diciendo ya la están padeciendo en muchos lugares de Europa donde la integración, por más medios que se han puesto, ha sido un rotundo fracaso.

    1. Espiritualidad desconocida para él, que ni siquiera sabe lo que es eso. Ataca a la espiritualidad de la verdadera liturgia y quiere aprenderla en otros sitios… Este hombre no es el Papa de la Iglesia Católica, pues ni ejerce como tal, ni llegó a serlo de una manera legítima, sino tras un silenciado golpe de estado, al más puro estilo que llevó al poder a tantos totalitarios…
      Basta ya! Si seguimos llamándole Papa estamos colaborando con el NOM que lo puso allí, o lo que es lo mismo con el MAL.

    2. Esa profecía de Isaías, se refiere a los extranjeros que se convertirán a la fe verdadera. Y la Jerusalén celestial del Apocalipsis, no tiene nada que ver con las estupideces que dice.
      Yo, católico, no necesito enriquecerme con «espiritualidades» y otras yerbas, porque la verdad está en Cristo.
      Lo otro es vanidad de vanidades.

  2. Que no son MIGRANTES que son INMIGRANTES.Que cambiando el lenguaje pretenden cambiar el pensamiento de la gente que no piensa y blanquear sus verdaderos propósitos.
    Hombres jóvenes con móvil y dinero para pagarse el billete en patera,que les sale más caro que un billete de avión.Todavía no he visto a ninguno desnutrido.
    Vienen a invadirnos ,a destruir la civilización cristiana.
    La solución al problema es clara, enviarles la ayuda a su tierra y que dedicaran sus esfuerzos y energías en levantar sus propios países..

    1. Señora Maria la civilización cristiana está muerta, ya se ha encargado de ello el concilio. La civilización actual es el triunfo de la masonería. No hay que descartar que Dios permita otra invasión islámica o no, no lo sé, un buen castigo nos espera, no nos merecemos otra cosa.

    2. Así tendría que ser, ayudarles en sus lugares de origen. Pero hay muchos interesados en que no sea así. Por ejemplo, el papa nunca ha hablado de esto. ¿No se lo permiten los masones del NOM?

  3. La universitaria nigeriana quemada viva por sus compañeros por blasfemar contra Mahoma nos da una idea de la insondable locura de Bergoglio. Téngase en cuenta, además, qué es lo que los musulmanes califican de «blasfemia contra Mahoma». Simplemente negar su condición de profeta. Y Bergoglio empeñado desde el minuto uno de su ascenso al trono de Pedro en blanquear este horror. ¡Ten piedad Señor de tu Iglesia. Líbrala de este azote!

  4. Este Papa no sirve al bien de la Iglesia, sino a su errática ideología.
    Las otras religiones son falsas, y su aportación es, además de en muchos casos persecución contra los cristianos, el riesgo de condenación para sus seguidores.

    1. ¿Se refiere que el budista por el mero hecho de ser budista, se condena, así, sin más, ipso facto, después de morirse?
      Usted sabe bien que el CVII no dice eso. Usted, que va de frente, seguro que lo reconoce.

      1. Manuel David.
        Le doy mi opinion.

        Reflexione un poco, y se va a dar cuenta que lo que se propaga es una promocion de religiones no de las personas que las profesan.

        Lo que veo es que se propaga una promocion de todas las religiones, con el fin de hacer que el cristianismo parezca ser una mas entre tantas, y con eso, que la figura de Jesucristo aparezca disminuida ante los demas, y eso no es ayudarlos, por que asi como usted o yo, ellos tambien necesitan a Jesucristo. Al fin el triunfo va a ser de Dios Padre, de Jesucristo y del Espíritu Santo.

        Los budistas por ejemplo. o cualquier otro, tienen derecho a conocer a Jesucristo, y obviamente, en Él, al Padre, en su dimensión bíblica, y tiene derecho por que Jesucristo cuando dijo «Id y haced discípulos a todas las gentes», le dio a la Iglesia la obligación de llevar el evangelio (o sea a Jesucristo)y al mismo tiempo a los otros el derecho de conocerlo y luego decidir.

        Es lo que creo, y lo comento.

        1. Mi mensaje no es una reflexión, me limito en mi anterior mensaje a hacer una pregunta. Por otro lado sólo informo que en la Nostra Aetate, L Gentium – cuyo párrafo del numeral 847 es paradigma – se afirman cuestiones que están en contra de la Tradición y así lo reconoce Sacerdote mariano por ejemplo, al comentar la frase de la L.Gentium que cita el numeral 847 del catecismo de San JPII el Magno.
          Sólo indico eso. Ahora mi reflexión:
          Si se condenan o se salvan es por la Norma moral objetiva que es Cristo. Cristo salva y fuera de la Iglesia no hay salvación. Ciertamente, puesto que se salvan por Cristo y por la Iglesia, su pueblo sacerdotal.

          1. Todo ser humano se salva – si procede – por Cristo y a través de la Iglesias, como su Cuerpo Místico y pueblo sacerdotal (sacerdocio común, ciertamente)

          2. Si pero el fondo de esto y lo claro, es que se estan promoviendo religiones.

            Sobre su comentarios «Todo ser humano se salva – si procede – por Cristo y a través de la Iglesias, como su Cuerpo Místico y pueblo sacerdotal (sacerdocio común, ciertamente)».

            Eso no esta en discusion, el punto es que SE ESTAN PROMOVIENDO RELIGIONES Y SE ESTA DEJANDO AL CRISTIANISMO COMO UNO MAS, como si fuera una «tradicion religiosa» folcklorica.

            No le cambie, no se salga por la tangente.

            Se promueven otras «espiritualidades».

            Ese es el punto.

          3. Entonces, en ese punto, estoy totalmente de acuerdo con usted.

            La religión verdadera es el cristianismo y la que puede blasonar que es la instituida por JHS-Dios es la católica, las otras son heréticas y cismáticas.

        2. La mafia del NOM está buscando una religión sincrética en que sean los políticos (o sea, ellos) los que la dirijan. Y Bergoglio les está ayudando.

      2. Yo solo sé que Jesucristo nos mandó a anunciar su Reino a todo el mundo para darle a conocer y que no anduviesen sumidos en el error, no que les ayudásemos a persistir en él.

  5. Solo Cristo es riqueza espiritual. Solo Él es el Camino, la Verdad y la Vida. Lo que dice Bergoglio me revuelve el hígado, el estómago y el páncreas…PUAH!!! ¡¿HASTA CUÁNDO SE VAN A CONVENCER QUE ESTE SEÑOR ES UN APÓSTATA DISFRAZADO DE PASTOR…?!

  6. Lo que dice el concilio es un contra Dios, promover la práctica de todas las religiones o sectas como medio seguro de ir al cielo, es una locura herética que ha cubierto de gloria aquel nefasto concilio, la mayor estafa de la historia de la iglesia. Eso no significa y era válido antes del concilio que la persona que sin culpa practique otra religión distinta al cristianismo se condene. Pero toda la humanidad se salvará o condenará en Cristo, eso es lo que niega aquel concilio nefario.

    1. Caradeplata

      Que es eso de «Pero toda la humanidad se salvará o condenará en Cristo».

      Nadie se condena en Cristo, el que esta en Cristo se salva.

    2. Sobre su ultima frase de «toda la humanidad», donde dice en la biblia eso?
      Muestrelo.

      Si toda se va a salvar, quiere decir que no hay ninguna alma humana en el infierno (que ha nadie se lo deseo) puesto que se dice que de ahi nadie sale, y si toda se va a condenar quiere decir que ahorita no hay salvados en el cielo.
      O estoy equivocado? si lo estoy acepto la correccion.

      Si Jesucristo ya le dijo al ladron arrepentido «hoy estarás conmigo en el paraiso», entonces segun lo que usted dice toda la humanidad ya esta salvada, sin tomar en cuenta si quiera la libre decision.

    3. Es un tema muy difícil. Existen personas que jamás oyeron hablar de Cristo, porque nadie les predicó el Evangelio, pero es probable que sin conocer la existencia del Decálogo, y lo practica, Dios no será tan cruel de mandar a personas buenas, y sin culpa alguna, lo desconocían.
      En todas partes existen personas justas.
      Pero sin embargo, nosotros, católicos, que conociendo la verdad, se nos recuerde que fuera de la Iglesia, no existe salvación posible.
      El concilio y sus vaguedades, confunde a todo el mundo.
      Si yo voy a predicar el Evangelio a dos millones de km de Pekín, y comienzo a decir que fuera de la Iglesia no existe salvación posible, empecé mal, porque primero debo explicar en qué consiste la Iglesia, y luego, las personas conversas se darán cuenta de lo que significa salvarse o condenarse.

    1. Pues no dijo eso, pusto que su frase fue » TODA la humanidad se salvará o condenará en Cristo».

      Eso fue lo que dijo, muy diferente suena a lo que dice ahora.

      Ahora dice que cada persona, en la anterior dice «TODA LA HUMANIDAD».

      Primero «TODA LA HUMANIDAD» y ahora si diferencia.

      Le sugiero que se ponga usted mismo de acuerdo antes de opinar.

      1. Vamos a ver, toda la humanidad pasará por Cristo, bautizados o no, eso lo mantengo, para bien o para mal, según se haya portado en la tierra. Yo me inclino en que predominará la misericordia divina, creo que poca gente se condenará. La sangre de Cristo tiene una capacidad de redención enorme. En todo caso no soy teólogo y su opinión es tan válida como la mía. Dios le guarde.

        1. No es de que usted lo mantenga, asi es, ni es su opinion, es la biblia.

          Lo que le estoy tratando de decir es que su frase original parece que va haber una decision sobre toda la humanidad.

          Por que usted fue el que lo dijo no yo: «Pero toda la humanidad se salvará o condenará en Cristo», asi dijo usted.

          Luego ya entro en detalle.

          1. El origen de mi respuesta fue que su frase me parecia que iba haber una decision sobre toda la humanidad, en conjunto, sobre salvacion o condenacion.

            Al decir que todos vamos a ser juzgados por Cristo, y que a eso se referia, el sentido cambia, en eso estoy de acuerdo.

            Su frase al prinicipio me parecia lo que le digo, de ahi vino me respuesta, estamos de acuerdo en el poder salvador de Jesucristo, en la misericordia y bondad de Dios Padre.

            Saludos.

  7. No hay cosa mas necia que un español racista, en eso tiene razón Francisco, hay que estar con todo el corazón con los inmigrantes, sin perjuicio de los efectos llamadas, las mafias y demás zarandajas, lo primero es lo primero. Si rechazamos a un inmigrante estamos rechazando a Cristo. Menos golpes de pecho y mas caridad señora Maria.

    1. SANTA BOBADA
      Por favor no mancilles el nombre de la Cruz poniendo ese nick a tus majaderías. Si rechazamos la inmigración ilegal no estamos rechazando a Cristo sino defendiendo la libertad y la prosperidad nuestra y de nuestra y de nuestros compatriotas. Hasta un retrasado mental que lea un poco se da cuenta de que no podemos acoger a toda Asia o a toda Africa, ni siquiera a una pequeña parte. Solo los idiotas con balcones a la calle compran las mamarrachadas de Bergoglio. Pero ¿que va a saber Bergoglio de Inmigración si no tiene ni p idea de lo suyo, que es lo que se supone que ha estudiado? Bergoglio afirma que se puede comulgar en pecado, y solo los corruptos o los bobos se lo compran. Supongo que a ti te tira mas esto.

      1. En el nombre de Cristo me honro. O= sea que te has dado por aludido y eres un racista, allá tú, nada que ver con el cristianismo, es de las pocas cosas buenas que está haciendo la iglesia de hoy. Dados los antecedentes históricos de España el español racista es de juzgado de guardia, mas que nada por ignorante. Yo a Bergoglio ni le compro ni le dejo de comprar nada, pero vayamos a que después de tanto nos preceda en el Reino de los Cielos, mucho cuidado, que a muchos ciudadanos que no compatriotas os ha picado el virus del WASP y vais por la calle como pollos sin cabeza y eso es muy lamentable, es lo único que le faltaba a España el ir por ahí persiguiendo a extranjeros, una auténtica verguenza a parte de cobardía manifiesta. Eso en mis tiempos no pasaba. Soy el cura Santa Cruz Loidi, que he vuelto.

        1. PERDONA SANTA BOBADA
          En el primer post tuyo parecía algo serio, luego ya en el segundo se aprecia que vives en el mundo mágico de tu imaginación. No se de donde te has escapado, pero por favor no hagas perder el tiempo.
          Se puede ser racista en cualquier sitio, incluido España, no es una cuestión racional.
          Y por cierto yo soy racional, por tanto no soy racista. No tengo nada en contra de un chino por serlo o de un negro por serlo, ni me creo superior. Tu ataque es la tipica tonter´ia para salir del paso. Si no apoyas la inmigracion ilegal y la destrucción de tu país eres racista. Vale campeon tomate un azucarillo y descansa. Santo Tomas a tu lado o Aristóteles eran aprendices.
          Hay gente que suelta mamarrachadas pero muy graciosas. Algunos son graciosos hasta a su pesar. Uno de tus problemas es que tus ocurrencias no tienen ninguna gracia, no tienes ese don, lo siento. Haztelo mirar donde te hayas escapado, y no dejes las pastillas, no es bueno.

  8. Bergoglio el desnortado, hablando como si no supiéramos que muchos de los INmigrantes son de la religión más violenta que existe, el ISLAM. Y si me ponen otras religiones, pongamos, la Hindú ¿Qué de bueno tiene eso de que despreciar a otras personas por ser de la «casta de los intocables»? ¿O qué, vamos ahora a comparar aBuda con Jesús, como hizo algún tarado de estos que siguen siendo obispos porque a Bergoglio le parecen bien las sandeces? La Iglesia católica está siendo destruida DESDE DENTRO. Es profético y está sucediendo.

    1. No me preocupo mucho de saber quien se salvará y quien no. Eso no es cosa mia. Tampoco me interesa conocer otras espiritualidades. La nuestra es un tesoro de espiritualidad q jamás se agota y es una maravilla. Me interesa crecer en la mia.Y en cuanto al prójimo me interesa llevarle a Jesús para q le conozcan y le amen.

      No se perdera ninguno de los q el Padre le de a Jesús.
      Así q creo q nuestro interés debe centrarse en llevar a Cristo a todos aquellos q podamos, con nuestro testimonio de vida y con nuestras palabras, según nos dicte el Esp.Santo.

      Hoy por hoy no siento ningún interés por conocer otras espiritualidades, la verdad. Lo único q me interesa es Cristo.Crecer en Él.

      1. Dice Jesucristo «Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida», «“el que persevere hasta el fin, este será salvo” »

        Por que sabe que esta hablando de personas no de cosas, y esas personas deciden por eso Él las anima, continuamente.

  9. En vez de impulsar la evangelización de los inmigrantes, ya que en sus países de origen suele estar prohibido y duramente perseguido por su religión, este extraño personaje nos anima a descubrir «la riqueza que encierran religiones y espiritualidades desconocidas»; desconocidas serán para él, que ni siquiera parece conocer la propia.
    Para este, no solo «la unidad es superior al conflicto», sino que la paz también es superior a la verdad.

  10. Este es uno de los grandes errores del Vaticano II, no de Francisco.
    Francisco no dice cosas raras, simplemente se remite a predicar lo que pone en vuestro sacrosanto y ecuménico Vaticano II igual que hizo Benedicto, Juan Pablo y los demás.
    Un concilio que según su Papa inventor era solo pastoral, no establece dogmas y no pretende enseñar nueva doctrina sino explicar la que ya está.
    El valor doctrinal de una doctrina inventada que no pretende estar ahí puesta, es simplemente nulo.

    1. Según el modernismo, como cada Papa habla para su época, lo unico importante es la chorrada que se predique ahora sea o no sea verdadera, porque si no, estás en comunión imperfecta.
      Donde está Pedro está la Iglesia incluso si la doctrina ahora es el budismo.
      ¿Pero el Pedro de ahora tiene obligación de estar en lo mismo que los Pedros de antes o no?

  11. Una de las cruces más pesadas que nos ha tocado cargar a los católicos de nuestro tiempo es la visión de un Papa que frecuentemente contradice al magisterio redentor, por ejemplo, pregonando un sincretismo religioso nítidamente contrario a la Palabra del Señor. Que el Señor nos asista en este camino doloroso, y no permita que más almas queden descarriadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles