Una profesora de la Universidad Loyola escribe un artículo en defensa del aborto

Universidad Loyola
|

Marta Pérez Escolar es profesora de Teoría de la Comunicación en la Universidad Loyola, de los jesuitas. Esta profesora ha escrito una tribuna en el Diario de Sevilla llamado «El derecho a la vida más allá del útero».

Marta Pérez-Escolar es profesora, en el Grado de Comunicación, de la Universidad Loyola Andalucía (Sevilla), donde imparte asignaturas como Opinión pública, Teoría de la Comunicación, Comunicación oral y escrita y Habilidades Comunicativas. Anteriormente, desde 2013 a 2017, fue profesora en el Grado de Periodismo en la Universidad Católica de Murcia, la misma donde hizo la carrera de periodismo.

«Confieso que me consternó que el estado de Mississippi quisiera prohibir a las mujeres abortar a partir de las 15 semanas de gestación. No solo porque se insista en rescatar leyes que quedaron obsoletas hace medio siglo, sino porque cinco jueces -Brett Kavanaugh, Neil Gorsuch, Amy Coney Barrett, Samuel Alito y Clarence Thomas- se lucren del sistema legislativo para sepultar la libertad individual de las mujeres y dictaminarles qué deben hacer con su cuerpo», comienza diciendo la profesora.

Marta Pérez, profesora de la Universidad Loyola afirma que «si ponemos todo esto en perspectiva, nos deberíamos dar cuenta de que estamos aceptando que, en un estado supuestamente democrático, cinco jueces prostituyan las leyes para imponer su propia ideología ultrareligiosa, en lugar de actuar en representación de la sociedad».

Esta profesora llega a asegurar que «los embarazos no deseados son, precisamente, no deseados por múltiples motivos».

Para la profesora de la Loyola, que una mujer quiera acabar con la vida de su hijo es «una decisión honesta y respetable». «Otro de los motivos por los que una mujer podría querer interrumpir su embarazo es porque no quiere ser madre. No todas las mujeres sueñan con ser madres o no están preparadas para serlo porque prefieren prosperar en su futuro laboral o quieren seguir disfrutando de su vida tal y como la conocen. No es egoísta, de hecho, es una decisión honesta y responsable y aceptar esta realidad es, de nuevo, un ejercicio de respeto a la libertad individual de la mujer», afirma en su artículo Marta Pérez.

¿Mantendrá la Universidad de Loyola a una profesora que defiende el aborto como una decisión honesta y respetable? Parece que sí. La propia Universidad ha salido al paso de la polémica en redes sociales y ha puesto el siguiente tuit: «La Universidad Loyola respeta la libertad de expresión de las opiniones que, a título particular, exprese cualquier miembro de la comunidad universitaria. No obstante, la Universidad Loyola quiere aclarar que este artículo no refleja su postura como institución sobre este tema».

Universidad Loyola y Agenda 2030

Un vistazo rápido a la web de la universidad jesuita ya nos sirve para hacernos una idea de sus objetivos.

En su portada aparece en grande el logo de la Agenda 2030. La Universidad afirma que «como institución jesuita, la Universidad Loyola se alinea así con la misión de reconciliación y de justicia de la Compañía de Jesús en su triple dimensión de reconciliación con Dios, de unos con otros y de los seres humanos con la creación. Y hace suyas también las Preferencias Apostólicas Universales de la compañía para el decenio 2019-2029, especialmente dos de ellas: en primer lugar, la de caminar junto a los pobres, descartados del mundo y vulnerados en su dignidad; y, además, la de colaborar en el cuidado de la Casa Común».

Por otra parte, «la Universidad Loyola pone su ya dilatada experiencia al servicio de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, recogidos en la Agenda 2030, aprobada en septiembre de 2015 por la Asamblea General de Naciones Unidas. Los ODS, por su relevancia y su alcance mundial, se convierten en marco de referencia para toda la actividad en desarrollo que se lleva a cabo en nuestra universidad, al tiempo que enriquecen y abren nuevos horizontes a nuestro compromiso por un mundo más justo y humano».

Además, aseguran que «dentro de estas coordenadas, la Universidad Loyola aspira a convertirse a medio y largo plazo en un referente nacional e internacional en el campo del desarrollo humano e integral, solidario e inclusivo, sostenible (DHISIS), en sus distintas vertientes: investigación, docencia, cooperación, sensibilización, voluntariado y extensión en general».

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
19 comentarios en “Una profesora de la Universidad Loyola escribe un artículo en defensa del aborto
    1. En «Religión Digital», «Vida Nueva» o «Revista 21» llevan así años sin cuento. Pero eso sí: como saltando entre ascuas, no sea que algún monseñor tema de pronto por su digna reputación y les corte el grifo que da verdadero sentido a sus vidas.

    2. A ver, la persona humana en situación de feto y embrión SÍ es TITULAR de los derechos humanos a la VIDA, la INTEGRIDA física, la SALUD y el libre DESARROLLO biológico, además de nacer teniendo un padre y una madre, con una madre que coincidan en ella los aspectos genéticos, de embarazo y educativo. Nada más, y sólo esto ha de decidir el TC, y negarlo lo va a tener difícil.

  1. Repugnante el artículo como corresponde a una feminista descerebrada. Artículo anticientífico y antihumano propio de las mensajeras del odio que por odiar se odian hasta ellas mismas. No esperaba menos de esta energúmena. Tampoco de los jesuitas que si Dios no lo remedia desaparecerán más pronto que tarde.

    1. Esta todo contaminado y asquerosamente ideologizado, por el progresismo social-co.unista , ,La iglesia en salida ,,tanto se ha querido salir y andar con el mundo que se nos a olvidado como se anda en casa

  2. Esta todo contaminado y asquerosamente ideologizado, por el progresismo social-co.unista , ,La iglesia en salida ,,tanto se ha querido salir y andar con el mundo que se nos a olvidado como se anda en casa

  3. Si tuviéramos fe de verdad debería ser despedida hoy mismo. Si piensa así y eso es lo que cree que se vaya a enseñar esas ideas a otro tipo de universidad, pero no en una católica. Es uno de los horrores de estos últimos años: los centros educativos católicos (universidades, colegios, residencias) no mantienen la coherencia católica en las lineas de pensamiento. Cualquier profesor puede decir lo que quiera, aunque se oponga gravemente a la fe y a la moral católica. ¿Os imagináis una universidad pública permitiendo que una profesora escriba artículos de opinión a favor de ilegalizar el aborto y dijeran simplemente: «Las opiniones personales de la profesora no expresan nuestro ideario»? ¡Qué va! La echaban al día siguiente. Si es que ya lo dijo Jesús: los hijos de las tinieblas son más astutos que los hijos de la luz.

    1. Al mismo tiempo me da pena que para otras cosas si se pongan muy estrictas las universidades católicas: si esta profesora hubiera escrito en contra de la ecología o a favor de la misa tradicional habría recibido, seguramente, una fuerte reprimenda y quien sabe si tras el verano la despedían. Así estamos.

  4. Siendo una facultad de los jesuitas, es comprensible que se digan esas barbaridades. No hacen más que emular al Papa jesuita.

  5. Mi mujer está embarazada y hoy mismo hemos estado en el médico para la ecografía de las 12 semanas. Me atrevo a asegurar que absolutamente ninguna madre en el mundo que vea una ecografía en ese momento, con la forma tan definida de ese bebé, y sobre todo, ¡cuánto se mueve!, podría afirmar que tiene un derecho para matarlo legítimamente. Absolutamente ninguna. Sólo con los ojos tapados o siendo víctima de algún engaño de los asesinos estos en serie que tanto se lucran con esto del aborto. Luego están los ideólogos demoniacos como esta señora que escribe, pero quiero creer también que habla desde la pura ideología, sin haber tenido nunca la oportunidad de ver cuánta vida hay en un bebé de 3 meses de gestación.

  6. Al estar embarazada una mujer ya es madre, no se es madre en el momento de nacimiento del bebé, sino desde el momento de su concepción

  7. Pero éstas señoras que dicen hacer uso del derecho a decidir sobre su cuerpo?? Todavía no he visto a ninguna que no queriendo seguir manteniendo el desarrollo de la vida de su hijo en su vientre u otra que decida no ser madre vaya y le diga al médico que le saque el útero,que es lo único que sí es su cuerpo.
    Por qué no se sacan el útero?
    Esa sería la única decisión sobre su cuerpo.

  8. ¿Ideología ultrareligiosa? Hay que ser un animal de rapiña para sentirse consternado porque se prohiba abortar a partir de las 15 semanas de gestación. A partir de los cinco o seis meses el niño ya podría sobrevivir a un parto prematuro, por lo que abortar es incuestionablemente un flagrante asesinato. Pero es que también está demostrado que mucho antes el feto ya es capaz de sentir, sobre todo cuando le clavan los instrumentos para descuartizarlo. Recuerdo haber visto la grabación de una espeluznante ecografia, hecha durante un aborto, donde el feto intentaba zafarse del arma asesina.

    Es la democracia lo que se prostituye cuando se otorga patente de corso para asesinar a los más indefensos en beneficio de la comodidad o los intereses de quienes tienen la capacidad de votar semejante monstruosidad.

  9. Resulta curiosisimo el asqueroso y repunante cinismo de los jesuitas actuales cuando afirman que su agenda se basa en el acompañamiento a los mas pobres e indefensos. Eso si les acompañamos para asesinarlos en el vientre de sus madres. Miserables y canallas todos ellos. Abusan de los mas indefensos de la creación, y corrompen a las madres fomentando la cultura diabolica de la muerte, pero de la mas cruel que es la del pecado la peor de las muertes. Que Dios se lo page a todo ellos, a ser posible ya en esta vida, y que premie a los inocentes. Malditos herodes cinicos.

  10. Nuestros legisladores ya están pensando, sin prisa, pero pensando, en la posibilidad de la interrupción del embarazo perinatal, lo que traducido quiere decir que se permitirá el infanticidio la primera semana de la vida del bebé.
    ¿Se imaginan a feijo derogando? Yo no. ¿Abascal? Ya se vería. Hoy es la Virgen de Fátima, más nos vale que nos ampare.

  11. Tienes razón María. Se deberían vaciar y así no tendrían problemas para decidir, incluso tomar medidas anticonceptivas, que las hay para dar y tomar. Ellas, las progres, que sus madres decidieron alumbrar y decidieron darle una vida, proponen leyes para que las chicas aborten, pero curiosamente ellas se quedan embarazadas (la «ministra», o la pija de Podemos en Madrid, Serra) sin contar las socialistas claro. Pero no, su misión es que las jóvenes de nivel bajo, no tengan descendencia, no vaya a ser que luego sus hijos voten a la derechas, aunque su verdadera intención es la de hacer daño a la Iglesia y a los creyentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles