La mitad de las diócesis españolas están en quiebra

Presentación memoria actividades CEE Rueda de prensa para presentar la memoria de actividades de la Iglesia en España durante el año 2020 (CEE)
|

La Conferencia Episcopal española ha publicado su memoria de actividades del año 2020, el cual estuvo marcado por la crisis del Coronavirus.

El informe de la memoria presentada por Monseñor Argüello confirma que durante el año 2020, el 49% de las diócesis españolas tuvo déficit, aunque no detalla cuales son.

Las cuentas ofrecidas por la CEE recoge que los recursos que manejaron en ingresos fueron un total de 1.023.650.469,28 millones de euros. De esa cantidad total, algo más de 300 millones proceden de aportaciones voluntarias de los fieles. 237 millones de la asignación tributaria. Unos 92 millones de ingresos por patrimonio. 325 millones proceden de «otros ingresos corrientes» y algo más de 57 millones están catalogados como ingresos extraordinarios.

¿A qué se ha destinado todo ese dinero? La Conferencia Episcopal desglosa los gastos de la siguiente manera: 216 millones han ido a parar a actividades pastorales y asistenciales. 196 millones a pagar a los curas. Llama la atención, que la Iglesia gasté más en la retribución del personal seglar que en sus sacerdotes. Emplean casi 220 millones para pagar a sus trabajadores. Unos 18 millones de euros van para hacer aportaciones a los centros de formación. El gasto más grande es de casi 300 millones destinados a la conservación de los edificios y gastos de funcionamiento. Además, hay otros 84 millones catalogados como «gastos extraordinarios». En total 7 millones de euros más de gastos que de ingresos durante el año 2020.

Desglose de las cifras

Las diócesis españolas son las principales receptoras de los fondos procedentes de la asignación tributaria. Cada una de ellas recibe una cantidad en función de sus necesidades, que no tiene carácter finalista, sino que se integra dentro del presupuesto diocesano para la financiación de la totalidad de las actividades pastorales, asistenciales y de mantenimiento ordinario. En 2020 recibieron de la Asignación Tributaria 210.925.327,22€.

El pago de la Seguridad Social del conjunto de los sacerdotes diocesanos supuso 23.860.223,67€. Se realizó una aportación extraordinaria para las Cáritas diocesanas: se envió esta aportación por valor de 6.497.400€, y su reparto se realizó proporcionalmente a lo recibido en la diócesis.

El total de ayudas a los distintos centros de formación fue de 5.320.390,14€ repartidos en: Facultades eclesiásticas: 4.321.053,48€. Universidad Pontificia de Salamanca: 832.607,64€. Colegio Español de Roma, Centro Montserrat en Roma y Casa de Santiago en Jerusalén: 166.729,02€.

La ayuda a proyectos de rehabilitación y construcción de templos. Se trata de una ayuda compensatoria a las entidades para la construcción y rehabilitación de templos fue de 4.240.452,02€ correspondientes a 44 proyectos de construcción y 427 proyectos de rehabilitación. Las Campañas de comunicación y el desarrollo del Plan de transparencia de la Conferencia Episcopal supusieron 5.017.103,82€.

La aportación al presupuesto de funcionamiento de la Conferencia Episcopal fue de 2.676.837€, la cantidad total empleada en la retribución del conjunto de los obispos de España supuso 2.304.665,23€ y aportación a los fines generales de la CONFER fue de 1.098.648,12€.

A la televisión de los obispos, TRECE TV, fueron a parar casi 6 millones de euros.

La Iglesia en España

La Memoria recoge las cifras de la Iglesia en España:

  • 70 diócesis (69 territoriales y 1 castrense)
  • 119 Obispos
  • 16.568 sacerdotes
  • 506 diáconos permanentes
  • 87 catedrales
  • 22.988 parroquias
  • 639 santuarios
  • 2.455 voluntarios en pastoral penitenciaria
  • 1.066 seminaristas
  • 90.888 catequistas
  • 40.118 profesores de religión
  • 8.436 monjas y monjes de clausura
  • 10.629 Misioneros
  • 528 Familias en misión
  • 4.741 cofradías con más de un millón de cofrades
  • 408 institutos religiosos y sociedades de vida apostólica en 4.493 comunidades:
    – 301 congregaciones femeninas
    – 107 masculinas
  • 27.006 religiosas y 8.501 religiosos
  • 735 monasterios
    con 8.436 monjas y monjes

Las cifras de la actividad sacramental

El año de la pandemia afectó significativamente a la celebración de la Iglesia pues el cierre de los templos y las restricciones sanitarias ocasionaron la cancelación de celebraciones sacramentales. El 67,2% de la población se considera católica y más de 8.410.000 personas acuden regularmente a Misa. En España se celebran 9.563.000 misas cada año.

Durante 2020 tuvieron lugar 100.222 bautizos, 161.950 recibieron la primera comunión, 79.447 jóvenes o niños recibieron el sacramento de la confirmación, 12.679 parejas contrajeron matrimonio y 29.627 personas recibieron la unción de los enfermos.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
8 comentarios en “La mitad de las diócesis españolas están en quiebra
    1. ¿Por qué? Hay hermandades y cofradías con muchísimos hermanos. Fíjese en Sevilla. En la Macarena se superan los 16.000 hermanos.

      1. La expresión es ambigua, lo interpreté como que cada cofradía de esas tenía más de un millón de cofrades, pero también se puede interpretar que la suma de cofrades de todas las cofradías supera el millón, y si, tienes razón, eso es perfectamente posible

        1. Si cuando digo que siempre nos mandan al más ‘espabilao’ para trollear… Nada menos que ha entendido que hay 4.741 cofradías con un millón de cofrades cada una, es decir: un total de 4.741.000.000 cofrades (cuatro mil setecientos cuarenta y un millones). Vamos, lo más lógico del mundo, teniendo en cuenta que España tiene un total de 47 millones de habitantes (y no todos católicos). Sí, va a ser cosa de que «la expresión es ambigua». En fin, de donde no hay no se puede sacar.

  1. El problema no es que estén en quiebra económica, lo más grave es que muchas estén en quiebra de fidelidad a la Tradición y Magisterio de la Iglesia.

  2. En quiebra de fieles: no han dejado un cristiano, un puro desierto. Pero regido por un organigrama jerárquico intacto que devora hasta las reservas.

  3. «…Llama la atención, que la Iglesia gasté más en la retribución del personal seglar que en sus sacerdotes».
    En cierto modo es lógico, pues a un seglar hay que darle un sueldo decente que le permita mantener a su familia. Los sacerdotes, por otra parte, estamos libres de ciertos gastos que sí tienen forzosamente los laicos: no pagamos hipoteca, pues vivmos en casas parroquiales, y algunos de los gastos de la vivienda (agua, luz, teléfono..) son cubiertos por la propia parroquia en muchas ocasiones.

  4. Lo que es una vergüenza es la cotización a la Seguridad Social que hace la conferencia episcopal por los sacerdotes. Una auténtica miseria que hace que tengamos unas pensiones bajísimas que luego han de ser completadas por la propia diócesis para que el sacerdote pueda vivir con un mínimo decoro. Los obispos dicen que garantizan que un cura jubilado cobrará lo mismo que uno en activo. Pero yo me pregunto -y muchos compañeros también- ¿porqué se nos tiene que dar como limosna lo que sería debido en justicia?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles