Francisco califica de ‘diabólicas’ las ‘guerras litúrgicas’

Papa Francisco dubia Traditionis Custodes
|

Vuelven los ‘rígidos’ al mensaje del Papa, que son para Francisco lo que los modernistas eran para Pío X, los enemigos de su pontificado, los que protestan por su draconiano motu proprio Traditionis Custodes.

El pasado sábado el Papa se dirigió al claustro y al alumnado del Pontificio Instituto Litúrgico San Anselmo, comparando a los que lamentaron la reforma de las celebraciones de Semana Santa de Pío XII con los fariseos que alquilan sus vestiduras, y acusando a los amantes de la «sagrada y grande» tradición católica de convertirla en arma contra la unidad de la Iglesia.

Son los ‘rígidos’, de los que hace un retrato cada vez más sombrío. Su discurso es un contraste entre formalistas hipócritas vacíos del Espíritu, “sin vida y sin alegría”, y unos inspirados y gozosos seguidores del Espíritu según la liturgia del Novus Ordo que, para ser sinceros, no encontramos demasiado a menudo en la vida real.

A continuación, incluimos la alocución papal:

Gracias, Padre Abad Primado, por su presentación. ¡El italiano ha mejorado! Muy bien. Saludo al Padre Rector, al Padre Decano, a los Profesores y a todos vosotros, queridos alumnos y antiguos alumnos del Pontificio Instituto Litúrgico.

Me alegra recibiros con motivo del 60 aniversario de su fundación. Surgió como respuesta a la creciente necesidad del Pueblo de Dios de vivir y participar más intensamente en la vida litúrgica de la Iglesia; una necesidad que encontró una verificación esclarecedora en el Concilio Vaticano II con la Constitución Sacrosanctum Concilium. A estas alturas, la dedicación de vuestra institución al estudio de la liturgia es bien reconocida. Los expertos formados en vuestras aulas promueven la vida litúrgica de muchas diócesis, en contextos culturales muy diferentes.

Tres dimensiones emergen claramente del impulso del Concilio para la renovación de la vida litúrgica. La primera es la participación activa y fructífera en la liturgia; la segunda es la comunión eclesial animada por la celebración de la Eucaristía y de los Sacramentos de la Iglesia; y el tercero es el impulso a la misión evangelizadora desde la vida litúrgica que involucra a todos los bautizados. El Pontificio Instituto Litúrgico está al servicio de esta triple necesidad.

En primer lugar, la formación para vivir y promover la participación activa en la vida litúrgica. El estudio profundo y científico de la liturgia debe animaros a fomentar, como ha querido el Concilio, esta dimensión fundamental de la vida cristiana. La clave aquí es educar a las personas para que entren en el espíritu de la liturgia. Y para saber cómo hacer esto, es necesario estar imbuido de este espíritu. En Sant’Anselmo, quiero decir, esto debería suceder: estar imbuido del espíritu de la liturgia, sentir su misterio, con un asombro siempre nuevo.

La liturgia no está poseída [por nosotros], no, no es una profesión: la liturgia se aprende, la liturgia se celebra. Llegar a esta actitud de celebrar la liturgia. Y uno participa activamente sólo en la medida en que uno entra en este espíritu de celebración. No se trata de ritos, es el misterio de Cristo, que de una vez por todas reveló y cumplió lo sagrado, el sacrificio y el sacerdocio. Adoración en espíritu y en verdad. Todo esto, en vuestro Instituto, debe ser meditado, asimilado, yo diría «respirado». En la escuela de las Escrituras, de los Padres, de la Tradición, de los Santos. Sólo así se puede traducir la participación en un mayor sentido de la Iglesia, que nos haga vivir evangélicamente en cada tiempo y en cada circunstancia. E incluso esta actitud de celebrar sufre tentaciones. Sobre este punto quisiera subrayar el peligro, la tentación del formalismo litúrgico: perseguir formas, formalidades más que realidades, como vemos hoy en aquellos movimientos que intentan retroceder y negar el Concilio Vaticano II. Entonces la celebración es recitación, es algo sin vida, sin alegría.

Vuestra dedicación al estudio litúrgico, tanto por parte de profesores como de estudiantes, os hace crecer también en la comunión eclesial. Porque la vida litúrgica nos abre unos a otros, a los más cercanos y alejados de la Iglesia, en nuestra pertenencia común a Cristo. Dar gloria a Dios en la liturgia encuentra su contrapartida en el amor al prójimo, en el compromiso de vivir como hermanos y hermanas en las situaciones cotidianas, en la comunidad en la que me encuentro, con sus méritos y sus limitaciones. Este es el camino hacia la verdadera santificación. Por lo tanto, la formación del Pueblo de Dios es una tarea fundamental para vivir una vida litúrgica plenamente eclesial.

Y el tercer aspecto. Toda celebración litúrgica termina siempre con la misión. Lo que vivimos y celebramos nos lleva a salir al encuentro de los demás, a encontrarnos con el mundo que nos rodea, a satisfacer las alegrías y necesidades de tantos que tal vez viven sin conocer el don de Dios. La vida litúrgica genuina, especialmente la Eucaristía, nos impulsa siempre a la caridad, que es sobre todo apertura y atención a los demás. Esta actitud siempre comienza y se basa en la oración, especialmente en la oración litúrgica. Y esta dimensión también nos abre al diálogo, al encuentro, al espíritu ecuménico, a la acogida.

Me he detenido brevemente en estas tres dimensiones fundamentales. Vuelvo a insistir en que la vida litúrgica, y el estudio de ella, debe conducir a una mayor unidad eclesial, no a la división. Cuando la vida litúrgica es un poco una bandera de división, hay el olor del diablo allí, el engañador. No es posible adorar a Dios y al mismo tiempo hacer de la liturgia un campo de batalla para cuestiones que no son esenciales, de hecho, para cuestiones obsoletas y tomar partido, empezando por la liturgia, por ideologías que dividen a la Iglesia. El Evangelio y la Tradición de la Iglesia nos llaman a estar firmemente unidos en lo esencial y a compartir legítimas diferencias en la armonía del Espíritu. Por eso el Concilio ha querido preparar abundantemente la mesa de la Palabra de Dios y la Eucaristía, para hacer posible la presencia de Dios en medio de su Pueblo. Así, la Iglesia, a través de la oración litúrgica, prolonga la obra de Cristo en medio de los hombres y mujeres de todos los tiempos, y también en medio de la creación, dispensando la gracia de su presencia sacramental. La liturgia debe ser estudiada permaneciendo fiel a este misterio de la Iglesia.

Es cierto que toda reforma crea resistencia. Recuerdo, yo era un niño, cuando Pío XII comenzó con la primera reforma litúrgica, la primera: se puede beber agua antes de la comunión, ayunar durante una hora… «¡Pero esto va en contra de la santidad de la Eucaristía!», se rasgaron las vestiduras. Luego, la Misa de las Vísperas: «¡Pero, cómo es que la Misa es por la mañana!» Luego, la reforma del Triduo Pascual: «Pero cómo, el sábado el Señor debe levantarse, ahora lo posponen al domingo, al sábado por la noche, el domingo no tocan las campanas… ¿Y a dónde van las doce profecías?» Todas estas cosas escandalizaron a las personas de mente cerrada. Sucede incluso hoy. De hecho, estas mentalidades cerradas utilizan patrones litúrgicos para defender su propio punto de vista. Usando la liturgia: este es el drama que estamos viviendo en los grupos eclesiales que se distancian de la Iglesia, cuestionando el Concilio, la autoridad de los obispos, para preservar la tradición. Y la liturgia se utiliza para esto.

Los desafíos de nuestro mundo y del momento presente son muy fuertes. La Iglesia necesita hoy, como siempre, vivir de acuerdo con la liturgia. Los Padres conciliares realizaron una gran obra para asegurar que esto fuera así. Debemos continuar esta tarea de formarnos a la liturgia para ser formados por la liturgia. La Santísima Virgen María junto con los Apóstoles oraron, partieron el Pan y vivieron la caridad con todos. Que por su intercesión, la liturgia de la Iglesia haga presente hoy y siempre este modelo de vida cristiana.

Os doy las gracias por el servicio que prestáis a la Iglesia y os animo a continuarlo en la alegría del Espíritu. Te bendigo de corazón. Y les pido que por favor oren por mí. Gracias.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
119 comentarios en “Francisco califica de ‘diabólicas’ las ‘guerras litúrgicas’
  1. Francisco es un gran promotor de la guerra litúrgica, y con su cerrazón esta atacando la unidad de la Iglesia. Este Papa no se deja guiar por la doctrina de la Iglesia (como sería su obligación), sino por su ideología. Y en su combate contra los que no compartimos su errático pensamiento, emplea una violencia verbal inusitada, porque para Francisco, la misericordia, acogida y escucha, son sólo para abortistas, lgtberos, adúlteros, idólatras pachamámicos, izquierdistas, etc.

    1. La violencia verbal contra los que siguen la tradición es de lo más increíble.
      La formen que crea muñecos de paja realmente infantiles y se ensaña con ellos es un signo que lo identifica como lo que es.
      Un auténtico Papa se expresaría con amor cristiano hasta con el más violento de los apóstatas.
      El que quiera entender que entienda.

      1. «Un auténtico Papa…» Efectivamente allí radica el problema. Quitaron el papado a Benedicto XVI de manera absolutamente irregular, llegó al papado de manera irregular, y en nunca ejerce como papa sino más bien como anti-papa. Por favor, de una vez por todas, dejemos de llamarlo Papa, pues no lo es; y estamos colaborando con el anti papado mientras lo sigamos reconociendo. Bergoglio no es el Papa!

    2. Mateo 21:31 ¿Cuál de los dos hizo la voluntad del padre?» – «El primero» – le dicen. Díceles Jesús: «En verdad os digo que los publicanos y las rameras llegan antes que vosotros al Reino de Dios.

          1. Es usted un TROLL pésimo, con tácticas sectarias como las empleadas por los Testigos de Jehová, como sacar de contexto una frase e interpretarla como les da la gana. Y muy deshonesto: ¿por qué sesga el pasaje completo? ¿Porque si lo hace se cae su insostenible argumento? Veámoslo: «En verdad os digo que los publicanos y las meretrices os preceden en el reino de Dios. Porque vino Juan a vosotros por el camino de la justicia, Y NO HABÉIS CREÍDO EN ÉL, mientras que LOS PUBLICANOS Y LAS MERETRICES CREYERON EN ÉL» (Mt 21,31-32). ¿Dice Cristo que los publicanos y prostitutas irán al cielo por sus pecados o sin arrepentirse de los mismos, condición necesaria exigida por Cristo en otros pasajes? No: sólo se refiere a quienes no creyeron lo que decía Juan el Bautista, que predicaba el arrepentimiento para el perdón de los pecados. Cuando intente manipular, hágalo mejor, troll descarado.

          2. Los arrepentidos, troll; los arrepentidos. «Vete Y NO PEQUES MÁS». Que no se entera usted de nada. (Le cito). Arrepentidos, le vuelvo a preguntar, dónde en el texto, antes o después pone los arrepentidos? En fin, es usted un rigorista y bastante fuera de la sana doctrina de la Santa Madre Iglesia.

          3. «Arrepentidos, le vuelvo a preguntar, dónde en el texto, antes o después pone los arrepentidos? En fin, es usted un rigorista y bastante fuera de la sana doctrina de la Santa Madre Iglesia»

            Insisto: es usted un troll pésimo. Vaya forma de argumentar. Saca de contexto un pasaje evitando el texto circundante que aclara el significado, y se permite el lujo de inquirir con idioteces del tipo: «¿dónde en el texto, antes o después pone los arrepentidos?». Podemos hacer lo mismo con los pasajes que usted elige, los sesgamos un poquito más. y los dejaamos por ejemplo así: «En verdad os digo que los publicanos». Y a continuación le digo: ¿dónde pone prostitutas, dónde, dónde? Todo el Evangelio está llena de referencias al arrepentimiento necesario para obtener el perdón y salvarse. ¿Considera que es lo suficientemente antes o después de lo copiado por usted? ¿Quiere que le transcriba el Evangelio completo? No sea ridículo y deje de trollear.

          4. Una vez pillada su ridícula táctica, lo menos que podría hacer es disimular y callarse, en vez de insistir y quedar como un sectario manipulador. Normal que a un laxo moral como usted le parezca ‘rigorista’ cualquiera (por la laxitud, no por su falta de rigor, que también). Pero me temo que quien no tiene la fe católica es usted (ni sana, ni enferma), que cuadra a la perfección con lo descrito en II Tim 4,3-4: «Pues vendrá un tiempo en que no sufrirán la sana doctrina, antes, deseosos de novedades, se rodearán de maestros conforme a sus pasiones, y apartarán los oídos de la verdad para volverlos a las fábulas». Menos lecciones, conviértase y crea en el Evangelio.

  2. Como dijo Pablo VI el humo de Satanás ha entrado en la Iglesia. Tu le has hecho un palacio en el vaticano, le has abierto todo. Necesitarías que alguien te hicera un exorcismo. Tu sí que haces actos diabólicos. Deja en paz a la Iglesia de Cristo. Vete. Cristo ya se lo dijo a quien le tentaba en el desierto. Déjanos en paz.

    1. Que el humo de Satanás entró en la Iglesia es una realidad, lo de que entrara por una rendija ya suena a cuento. Las llaves las tenía Montini, y será que no abrió la puerta mil veces a lo que no debía. Muchas virtudes personales tuvo que tener para ser canonizado, porque lo que es como Papa…

      1. ISCOVER, documentese sobre la Inquisición, su verdadero cometido y contra quienes actuaba y el modo en cómo procedía, personas exentas de su jurisdicción, finalidades etc… Además de sus orígenes. Ahora se llama CONGREGACIÓN PARA LA DOCTRINA DE LA FE… vemo que ud. No tiene idea y lee comics, panfletos y comecocos… Sea serio. Instrúyase, no diga burradas…

          1. Lo sabe usted, que es de «aquella época» y da fe de ello pues lo vivió en primera persona, ¿a que sí? Si alguien le recomienda que se calle no es por las «verdades» que dice, sino para que no diga más idioteces, pues provacan sonrojo (por vergüenza ajena). Es bastante increíble que en la actualidad, con mil medios al alcance de cualquiera para informarse de casi todo, haya tanto ignorante suelto, y que encima se atreva a sentar cátedra como si supiera algo que los demás desconocen. Además de inculto es usted un troll pésimo.

      2. Para barbacoas las de los ateos e iluminados anticatólicos, especialistas en quemar iglesias y asesinar curas, religiosas y católicos laicos (tienen el récord mundial de barbacoas y de asesinatos, superando a todas las guerras e «inquisiciones» de la historia juntas). Así que, a otro perro con ese hueso.

        1. Juan Pablo II renovó ayer la solemne petición de perdón a Dios, formulada en el año 2000, por los “métodos de intolerancia y violencia” como la inquisición, que “representa para la opinión pública el símbolo del anti testimonio y del escándalo “. 16. 06.2004.

          1. Y las patatas han subido de precio. Ah, ¿que no tiene nada que ver con el tema de la noticia? Ni sus bobadas tampoco. Deje de trollear, pesado. ¿Se le ha fundido la tele o qué? Salga a que le dé el solecito, hombre, que aquí pierde el tiempo pues no va a convencer a nadie.

  3. ¡Cómo se retrata a sí mismo! Recemos por él y para que el próximo cónclave esté a la altura de un momento tan dramático del mundo. No como el de marzo de 2013

  4. Lo que es diabólico es esa obsesión contra la Misa tradicional que se celebró durante siglos y lo que es diabólico además de ridículo son las morcillas litúrgicas que se consienten en Novus Ordo y que afortunadamente va corrigiéndose. No solo que el Novus ordo con amplias lagunas deja paso a creacionismos si no que no se celbra bien en muchos lugares.
    El problema es que cuando se asiste a una Misa tradicional hay belleza, seriedad, se ve verdadera adoración, sentido teológico y signos y liturgia coherente con la doctrina de la Iglesia desde hace muchísimos siglos. Cuando se va a muchas misas novus ordo, se ve descuido, poca adoración, cobran importancia signos y señales que son más bien sociológicos como la paz donde todo el mundo parece que estuviera en la verbena, o las peticiones sin fin con buenismos. En el fondo les grita que no han sido fieles al depósito de la Fe en la Iglesia y que lo que buscan es una Iglesia adalid del NOM.

      1. AJ,

        Ayer sucedió una cosa mientras el sacerdote oficiaba la misa (novus ordo): una señora, que llegó tarde, subió al altar, se dirigió, como si estuviera sola en la Iglesia, a una pequeña mesita lateral donde hay una figura de la Virgen, echó dinero en la cajita de las ofrendas y puso un ramo de flores al pie María, lo arregló bien y bajo del altar cabizbaja. Creo que no se puede hacer eso, no? a mí me desconcertó. Pero entonces imaginé el Calvario, Cristo cayendo con la cruz a cuestas una y otra vez, la Virgen detrás con el corazón roto…y a esta señora llevando flores a nuestra Madre…y cambió mi percepción, ya no lo vi como algo horrible sino como un acto de consuelo y amor hacia ella, como un beso, de una sencillez e inocencia infantil que me conmovió.

        Sé que no está bien pero me preguntó si a la Virgen le gustó ese gesto, si le gustó a Cristo… ¿qué le parece a usted?

        1. No puedo opinar, porque no estuve allí… Si es como lo describe, podría haberle puesto las flores a la Virgen después de Misa.

          Aún asi yo nunca he sido fan de que los laicos andemos por el presbiterio, el cual, hasta la reforma litúrgica, era el espacio sacerdotal por excelencia. Por eso se llama así.

          La perdida del sentido de lo sagrado radica en muchas expresiones que se ven en la parroquia en el día a día. La vestimenta, los gestos (a penas la gente hace la genuflexión o se arrodilla en la consagración), las terribles moniciones, la música terrible (impide rezar y concentrarse en la liturgia), los niños corriendo por la iglesia, la paz como si fuese un mitin político, la gente se pira antes de que salga el cura del presbiterio, los fieles hablando como si de una cafetería se tratase antes de empezar la misa. Es la realidad

          1. AJ,

            Ciertamente podía haberlo hecho después. También tiene razón.

            En cuanto a lo demás también la tiene. Exceptuando las misas conventuales, al menos las que yo he asistido. Y en mi parroquia de ahora porque somos tan pocos…en algunas misas diarias he estado yo sola y el sacerdote ha celebrado igualmente. Le doy gracias a Dios por este sacerdote santo que ,sieno tan mayor, continua celebrando misa diaria.

            Gracias Aj.

          2. «en algunas misas diarias he estado yo sola y el sacerdote ha celebrado igualmente»

            ¿Y por qué no iba a hacerlo? Lo dice usted como si se necesitase público, lo cual no es verdad. Es indiferente si está el sacerdote solo, con usted, o con el templo abarrotado: la Santa Misa se ofrece sólo a Dios, que está siempre.

          3. Catolicvs,

            Lo digo porque sé de muchos sacerdotes que si no hay gente no celebran.

            Dios le bendiga, en su infinita paciencia confío para ello. 🙂 🙂

          4. «Lo digo porque sé de muchos sacerdotes que si no hay gente no celebran»

            Claro: será porque Dios, que es al único a Quien se ofrece la Santa Misa, no es ‘gente’. Menudos sacerdotes (también era sacerdote Lutero, o lo es el jesuita James Martin). No debería frecuentar malas compañías, que todo se pega menos la hermosura.

          5. catolicvs,

            Dígaselo a ellos. Yo no los frecuento.

            Que Dios le bendiga. Y le de algún amigo, por favor!

          6. ¿Cómo se lo voy a decir yo si, a diferencia de usted, ni siquiera sé de quiénes habla? Esto ha escrito usted: «sé de muchos sacerdotes que si no hay gente no celebran». No sabe de uno o de dos, no: sabe de «muchos». Sin frecuentarlos, no sé cómo sabe usted que iban a celebrar Misa y han cambiado de opinión porque no había nadie (ni siquiera usted). Por ciencia infusa, será: si no estaba usted, no ha podido presenciarlo; y si no los frecuenta, tampoco se lo pueden contar ellos. ¿Otra «revelación» de las suyas, quizás? Más que a una mística, usted cada vez se parece más a la Bruja Lola (sin ánimo de ofender a la Bruja Lola, claro). En cualquier caso, si conoce a tantos sacerdotes que hacen tal cosa, se lo tendrá que decir usted (yo no tengo «poderes» como usted).

        2. Permíteme que yo lo califique: Se llama afán de protagonismo, falsa modestia, vedettismo, sinvergonzonerìa disfrazada de humildad y piedad.
          Es por eso por lo que se prohibía a los laicos y especialmente a las mujeres subir al altar.

        3. Vaya preguntas qué haces, y que si la Virgen le gustó. Eso te pasa por ir a la novus ordo, que os deja perdidos y con el tiempo majaras, eso sí, majaras del espíritu (no del bueno). En la misa eterna se cerraban las puertas del presbiterio y allí no entraba ni esa señora. Es más, yo he asistido a alguna misa eterna con un caballero a cada esquina del presbiterio con una espada, para proteger a los fieles que se acercaban a comulgar, de rodillas y solo en la boca. Y viendo cómo están las hordas aborteras con la revocación de la roe Vs wade, sería bueno tener los caballeros armados permanentemente

        4. Esas cosas están para hacerse en otros momentos, no durante la celebración de la Santa Misa.
          La persona es una desubicada.

    1. Nunca he asistido a una Misa Tradicional. He buscado si donde vivo celebran alguna, pero es infructuoso. ¿Hay algún sitio web que indique dónde se imparten? Estoy totalmente perdida en este tema. Gracias.

  5. El porteño este que va por ahí disfrazado de papa debería de leer y escuchar lo que afirma sobre la sagrada Liturgia S.S.Benedicto XVI. Que cumpla con su obligación de defender y promover la fe ante el mundo como sí lo hace el verdadero Papa y deje de tratarnos a los católicos de mamporreros y crispadores.

  6. Dar más validez a un rito que a otro divide, sobre todo porque el dar más validez a uno de ellos se establecen implícitamente categorias de Católicos e incluso se niega la catolicidad de aquellos que no asisten al rito al que asiste el grupo al que pertenecemos. Es una actitud errada ya que la misa es misa en cualquiera de los dos ritos, es Calvario, es resurrección, es Eucaristía.

    1. ¿Quiere dejar de decir herejías? La Misa no es ‘resurrección’. Es el Sacrificio del Calvario. Si usted confunde ambos hechos infórmese mejor y no suelte burradas, que no hay un solo comentario en el que no suelte algo heterodoxo como quien no quiere la cosa. Y luego cuando la corrigen se lía a buscar por todas partes textos o citas que corroboren sus burradas (sin encontrarlos, claro, por lo que tiene que recurrir a salirse por la tangente para desviar el tema y que no se note mucho). Y se lo repito: calumniar a quienes asisten a la milenaria Santa Misa del Rito Romano de origen apostólico (como hace usted) es lo que divide, y no las chorradas que usted se invente.

        1. ¿Pero qué está usted diciendo? ¿Le parece normal decir esos disparates? Cualquiera diría que está usted bajo los efectos de alguna sustancia psicotrópica. Y es evidente que usted no ha estudiado Lógica. Mire otro ejemplo de esa forma de razonar tan absurda: «como Cristo cuando vivía llevaba túnica, teniendo en cuenta que ascendió al cielo vestido y no desnudo, y puesto que Cristo está vivo, cuando está sacramentado también lleva túnica, luego la Misa es… un pase de modelos o una revista de moda». ¿No se cansa jamás de decir disparates? ¿Jamás va a reconocer sus errores? Se ponga como se ponga, la Santa Misa es el Santo Sacrificio del Calvario (que fue cruento), renovado sobre el altar (de forma incruenta) y ofrecido sólo a Dios. Deje de elucubrar todo el santo día, de inventarse cosas ajenas a la fe católica y emplee el tiempo en algo útil, en lugar de tratar de confundir a quien sabe todavía menos que usted (alguno queda, no se crea).

        2. Eucaristía.
          Catecismo 1330: » Memorial de la pasión y de la resurrección del Señor»
          Catecismo 1340: «… En efecto, el paso de Jesús a su Padre por su muerte y su resurrección, la Pascua nueva, es anticipada en la Cena y celebrada en la Eucaristía…».
          «La Eucaristía es por tanto el memorial de todo el misterio pascual: pasión, muerte, descenso a los infiernos, resurrección y ascensión al cielo…». Benedicto XVI, Ángelus del domingo, 11 septiembre 2005.
          Yo, personalmente, no he encontrado con anterioridad al Concilio referencias a que la Misa sea también memorial de la resurrección del Señor, pero es cierto que, a día de hoy, así se enseña de forma generalizada.

          1. Ni lo encontrará, porque la Iglesia jamás ha creído tal cosa, contraria además a lo definido por el Concilio de Trento. Que lo diga o no un catecismo (sólo el último, el único redactado tras el CVII) es irrelevante: también dice que la pena de muerte es siempre inmoral, lo cual no es cierto ni la Iglesia ha creído nunca tal cosa. Lo he dicho muchas veces: un catecismo no es la fuente de la fe católica, sino a la inversa; es simplemente un documento que recoge (o debería recoger) la fe católica. Si no lo hace carece de valor. Y en cuanto al tema del «memorial», la Santa Misa no es meramente un memorial. El Santo Sacrificio del Calvario no es ningún memorial: se produce realmente en cada altar en ese momento (no sólo se recuerda). Lo demás es cháchara sesentera con fines ecuménicos (mal entendidos), para acercar a los protestantes (que no comparten la fe católica) ocultándoles la verdad. Resultado: los herejes no vuelven y los católicos se van.

  7. ¿Y en qué parte de la «Sacrosanctum Cocilium» se dice que la misa de tradición apostólica tiene que ser prohibida para ser sustituida por un «Ordo nuevo de la misa» similar a la misa de Lutero?. En ninguna parte lo pone.
    ¿No dicen que el problema del Vaticano II es que se malinterpretó?
    ¿Y qué forma de malinterpretar es esa que consiste directamente se inventarse lo que no pone?
    Siguen sin reconocer la mala idea con la que se confeccionó una nueva misa basada en ningún concilio, y que no es otra cosa que la her ejia litúrgica que la iglesia condenó en Pistoya.

    1. Pero búsquenlo y no sean más ignorantes. La iglesia ya condenó el Novus Ordo que pretendía el conciliábulo de Pistoya saltándose lo dispuesto dogmáticamente en Trento. El Vaticano II no pretende un Novus Ordo, no lo pone.
      Trento se celebró para fijar una serie de dogmas sobre la misa llamados cánones litúrgicos porque Lutero también se inventó un Novus Ordo. Según él: «Destruyamos la misa y destruiremos el papado».
      El que permanece en la Tradición es el que no es cism ático. El cis m ático siempre es el que cambia.

      1. ¿Qué autoridad tiene ningún Papa para cambiar la doctrina litúrgica dogmatizada en Trento por una doctrina nueva casi idéntica a la de Lutero?¿De dónde le viene esa autoridad? ¿Y me estáis contando que un concilio pastoral que no dice nada de cambiar la misa tiene más autoridad que un concilio dogmático que excomulga a quien cambie la misa? ¿Pero en cuál iglesia fantasiosa estáis metidos?. Si un Papa yerra queriendo, problema suyo, que conmigo no cuente.
        Donde está pedro está la iglesia, pero el papa tiene que estar en donde siempre ha estado Pedro y no en otra cosa. ¿De qué va esto?

        1. Cuanto más se conoce del Novus Ordo, más escandaloso parece.

          Hace unos días cotejé los prefacio de Pascua del Novus Ordo comparado con el único prefacio de pascua tradicional que incluye:

          Porque él es el verdadero Cordero,
          que quitó el pecado del mundo,
          muriendo destruyó nuestra muerte,
          y resucitando restauró la vida.

          Como no podían eliminar el tradicional y único hasta entonces, se han inventado varios otros opcionales que deslabazan el significado de la pascua como sacrificio del Cordero de Dios eliminando la referencia al sacrificio

      2. De hecho el CVII en su Constitución Sacrosantum Concilium, pide una revisión moderada de la Misa, y que se mantenga el latín, el órgano, etc. Pero el Novus Ordo es una ruptura con la Misa anterior, no hace ningún caso al CVII.

        1. Es que se hizo, en 1965, y hasta llegó a promulgarse, pero casi nadie la conoce. Todavía en ella se reconoce la misa tradicional. Lo que pasa es que al poco empezó la Bugniniada. De hecho, hay canonistas que opinan que es una chapuza hecha por ignorantes, porque los artículos de Traditoris Custodes donde pone “la misa anterior a 1967” se ha de entender la de 1965, por lo que los deja inaplicables o imposibles de cumplir.

          Por cierto, la reforma del Triduo Pascual con Pío XII también fue de Bugnini, ahí se estrenó metiendo sus sucias zarpas.

  8. No cometamos el error de pensar que es sólo Bergoglio, la labor de zapa llega a todas partes y el envenenamiento de la liturgia no es sino el culmen del envenenamiento de la doctrina. Detalles, aparentemente inocentes, son de una transcendencia Satánica. Un ejemplo: en las lecturas de la Santa Misa y en la liturgia de las horas, se lee o recita el Magníficat. Nuestra Conferencia Episcopal, tergiversa descaradamente las Sagradas Escrituras, poniendo en boca de Nuestra Señora lo que nunca dijo. Leemos: «cuya misericordia se derrama de generación en generación. Hizo alarde del poder de su brazo…». ¡Jamás dijo Nuestra Señora que la misericordia de Dios se derrama de generación en generación!, dijo: «que la misericordia de Dios se derrama de generación en generación SOBRE LOS QUE LE TEMEN». De un plumazo, nuestra Conferencia Episcopal hace desaparecer el Don del Espíritu Santo del Santo Temor de Dios, principio de la sabiduría. Nada es casual todo es causal.

    1. Pues ese cambio sólo lo puede haber puesto un obispo masón. Con que haya sólo uno masón mandando, ya lo siguen todos los demás por obediencia aunque sea pecado.
      Se reduce todo siempre a lo mismo: que la iglesia de Cristo simplemente subsiste en la Católica porque la iglesia de Cristo ya es la humanidad a la que se une Cristo para siempre por la encarnación.

      1. «SOBRE LOS QUE LE TEMEN» (Lucas 1:50). No se quede a medias. Puede asegurar usted sin mentir que la Sagrada Escritura dice claramente: «¡No hay Dios!» (Salmos 14:1), solo que se le habrá olvidado leer lo que pone delante: «Dice en su corazón el insensato… «. ¡No haga lo mismo!

      2. Con la reforma litúrgica, con toda su gravedad, nos puede pasar lo que con el sol con respecto a las estrellas, que su luz no nos deja verlas. El Señor nos dijo que “el reino de los cielos está en tensión y los esforzados lo arrebatan”, y que “muchos son los llamados y pocos los escogidos”. Si nos venden la burra coja de que Dios lo perdona todo siempre, que el infierno está vacío, y sin ponerse colorados nos dicen en los entierros que el finado ya está con el Señor (pobre del finado si está en el Purgatorio, ya que nadie le ofrecerá una Misa o una oración), ¿para qué esforzarse? ¿Qué mejor arma para llevar almas al infierno que la misericordia de Dios, de la que nadie sospechará nunca? ¡Todo cubierto con el manto de la misericordia! Ya lo decía San Alfonso: “Se condenan más almas por la misericordia de Dios que por su justicia” (pues se abusa temerariamente de ella), y San Juan Crisóstomo: “Guárdate de no dar oídos jamás a aquel perro que te promete la misericordia de Dios».

        1. ¿Y qué intención necesaria para la validez de la misa puede tener un cura que piensa que el infierno está vacío? ¿Qué se supone que está haciendo cuando celebra? Si todos se salvan, como va a ser su misa una propiciación para la salvación de vivos y difuntos?¿Propicia una cosa ya propiciada?

      3. ¡Estoy totalmente confundido con lo de «su comentario está pendiente de moderación»! Normalmente nunca vuelve a aparecer, aunque sea más inocente que un recién nacido, o aparece al cabo de los siglos, cuando ya no importa. A lo mejor tienen que contratar el sistema «Pegasus» que filtra mejor, o currárselo un poquito más. ¡No sé!

  9. Pues que se lo coma con patatas con cebolla… que apechugue con su inicua Traditionis custodes, la derogue y restaure Summorum pontificum… hala…

  10. Por todo esto creo que apoyar a la FSSPX para que no se vaya de España es importantísimo.
    Puede ser el arca de salvación al que podemos ir todos empujados por Bergoglio. Mientras exista la FSSPX, este individuo no podrá dar la puntilla a las instituciones tradicionales.

    Yo que iba en Madrid a la parroquia de la ICRSS de Nuestra Señora de la Paz por su cuidada liturgia, ahora voy a la FSSPX en C/Catalina Suárez, metro pacífico.

    1. Terrible error. No dejan de ser cismáticos por mucho que digamos. Es más, las propias Syllabus les condenan (esas que les gustan tanto a los tradis):

      «XXIII. Los Romanos Pontífices y los Concilios ecuménicos se salieron de los límites de su potestad, usurparon los derechos de los Príncipes, y aun erraron también en definir las cosas tocantes a la fe y a las costumbres.»

      Pues ya está, no hay mucho más que decir. No se puede afirmar que un Concilio, como afirma el FSSPX, contiene error. Es así de simple. Y recuerdo que, mal que me pese, el Papa tiene potestad para prohibir la Misa Tradicional

      1. ¿Pero qué dice usted? ¿Cuál es el cisma de la FSSPX? ¿No rezan por el Papa en el canon de la Misa, que es la expresión de unión al romano pontífice y a la Iglesia católica? Usted parece que no se ha enterado que el problema que tuvo la FSSPX fue de su fundador y de los obispos a los que ordenó, no por sostener herejía alguna o por creer algo diferente a lo que siempre ha creído la Iglesia, sino por ordenarlos sin mandato pontificio (exactamente igual que había hecho Juan Pablo II cuando era cardenal en Polonia, dicho sea de paso) y cuyas excomuniones fueron levantadas por S. S. Benedicto XVI.

        «No se puede afirmar que un Concilio, como afirma el FSSPX, contiene error»

        No se puede afirmar que la doctrina o los dogmas definidos en un concilio contenga error. Pero tal cosa no ocurrió en el CVII, como reconoce el propio concilio y el Papa que lo convocó. Todos sus documentos podrían ser derogados sin afectar a la fe católica lo más mínimo.

        1. «mal que me pese, el Papa tiene potestad para prohibir la Misa Tradicional»

          No, no la tiene. Léase «Quo primum tempore», Constitución Apostólica del Papa San Pío V sobre el uso A PERPETUIDAD de la Santa Misa tradicional de origen apostólico (como se recoge en el Misal promulgado por dicho Papa), de acuerdo con las disposiciones del Sacrosanto y Ecuménico Concilio de Trento.

          1. Mire Catholicvs:

            La FSSPX no se somete a la autoridad del Papa. No del todo. Y como tal, no son herejes sino cismáticos. Esto dice el catecismo de San Pío X:

            226. ¿Quiénes están fuera de la verdadera Iglesia? Están fuera de la verdadera Iglesia los infieles, los judíos, los herejes, los apóstatas, los cismáticos y los excomulgados.

            231. ¿Quiénes son los cismáticos? Cismáticos son los cristianos que, sin negar explícitamente ningún dogma, se separan voluntariamente de la Iglesia de Jesucristo, esto es, de sus legítimos Pastores.

            Rezar por el Papa no es suficiente, ya lo dejó Benedicto XVI muy claro. Hay que someterse también a su autoridad. En cuanto a la Bula «Quo Primum», también existe una fórmula parecida para las corridas de toros. ¿Y? Ahora me vendrá diciendo que no puedo comparar la Misa de origen apostólico con los toros. Pues en la época de San Irineo el Papa abolió una Misa que se decía que era de la época de San Juan. Es así.

          2. Y estará usted conmigo que desde tiempos apostólicos la Misa ha ido cambiando. Y desde Trento también. Recuerdo también que no tiene el mismo valor dogmático y doctrinal los documentos de un Concilio como una Bula como «Quo Primum». Que la Misa Tradicional se debe mantener? Pues sí, a mi me encanta. Y creo que se debe expandir y que es el futuro de la Iglesia. Pero no podemos sobreponer el estar unido al Papa y a los legítimos pastores del cuerpo místico de Cristo a una preferencia litúrgica

          3. Sé lo que dice el catecismo sobre los cismáticos. Lo que no sé es qué tiene eso que ver con la FSSPX. De hecho, lejos de darle la razón, se la quita.

            «Rezar por el Papa no es suficiente, ya lo dejó Benedicto XVI muy claro»

            Ya lo dejó bien claro Benedicto XIV, como ya le he transcrito en otro comentario. ¿O quiere que se lo repita?

            «también existe una fórmula parecida para las corridas de toros»

            No es sólo que no puedan compararse por la misma materia de la que tratan ambos documentos, sino que lo uno es un mandato del Concilio de Trento y lo otro no. Además, se puede vivir sin corridas de toros pero sin Misa no. Y San Pío V no inventó la Misa: estipuló que en la Iglesia de Rito Latino se adoptara el misal del Rito Romano porque era de origen apostólico y carecía de error (frente a todos los de menos de 200 años, que prohibió para evitar el error y la herejía).

          4. «en la época de San Irineo el Papa abolió una Misa que se decía que era de la época de San Juan»

            ¿Se decía? ¿Quién lo decía? ¿De qué rito habla? ¿Había excomunión previa para quien osase prohibirlo o abrogarlo (con la que nos ocupa sí lo hay).

            «desde tiempos apostólicos la Misa ha ido cambiando»

            En lo sustancial, no. Con el novus ordo, lo ha hecho de golpe: ¿dónde está el Ofertorio del Rito Romano, del que se dice que es «evolución»? (una evolución muy rara, por cierto, producida de golpe por el sistema de corta-pega).

            «Y desde Trento también. Recuerdo también que no tiene el mismo valor dogmático y doctrinal los documentos de un Concilio como una Bula como «Quo Primum»»

            «Quo primum tempore» es una Constitución Apostólica en la que el Papa, en el ejercicio supremo de su autoridad, establece y manda lo dispuesto por el Concilio Ecuménico de Trento. No es que una mañana se levantara y dijera…

          5. …»voy a inventarme un misal y obligar a todos a usarlo». Esa era la Misa de siempre, la que ya se oficiaba en Roma desde los apóstoles. Sólo la hizo obligatoria en el la Iglesia de Rito Latino por carecer de error (cosa que no iba a cambiar ni con dicho documento, ni sin él, ni los Papas pueden hacer que no sea de origen apostólico o que no se pueda oficiar).

            «Pero no podemos sobreponer el estar unido al Papa y a los legítimos pastores del cuerpo místico de Cristo a una preferencia litúrgica»

            Falacia de falso dilema: ¿quién le ha dicho a usted que haya que elegir? Y volviendo al principio de su comentario: ¿qué tiene que ver tal cosa con la FSSPX? Su animadversión hacia ella es bastante irracional. Y se lo dice alguien que no conoce a nadie de la misma, ni ha asistido a ninguna de sus misas nunca.

          6. «que a éste Misal justamente ahora publicado por Nos, nada se le añada, quite o cambie en ningún momento y en ésta forma Nos lo decretamos y Nos lo ordenamos a perpetuidad»

            Esto dice Que Primum. Es decir, que si se toma literal, nada se puede añadir ni quitar como han hecho muchos Papas a lo largo de muchos siglos. Y se ha hecho igual. No tenían autoridad para ello?

          7. «nada se puede añadir ni quitar como han hecho muchos Papas a lo largo de muchos siglos»

            Hay muchas páginas de internet, a partir de otros tantos estudios y trabajos sobre el tema, que le darán extensa respuesta a eso, que si no conoce es porque usted no quiere. Pero le resumo «lo gordo»: ni ha habido «muchos Papas», ni ha sido «a lo largo de los siglos», y las poquísimas modificaciones que se han hecho -ya en el siglo XX- han sido cambios de forma, no de fondo ni de sentido (ni se ha añadido, ni se ha quitado nada sustancial; afectando al calendario litúrgico o la rúbricas, fundamentalmente).

  11. Asisto habitualmente a la misa de FSSPX en Madrid, aunque me queda un poco lejos de casa, la verdad, pero me he dado cuenta de que no tengo que ir filtrando si lo que dice el sacerdote es ortodoxo o no, si se cometen «abusos litúrgicos» (profanaciones) o no, si la doctrina que se imparte es de Dios o de los hombres. En realidad, es muy sencillo: la doctrina de siempre, la liturgia de siempre, el catolicismo de siempre. Lo demás es ir perdido siguiendo desvaríos de perdidos. Hoy diciendo que el demonio no existe, que la sodomía es una forma de amor más, que la islamización de Europa es un acto de misericordia y más tarde habrá que seguir la última majadería de moda a la que, por supuesto, la Iglesia modernista acoplará sin dudar en su discurso.

    1. Idem para usted. Existen dos tipos de reformadores. Los que, ante las dificultades, se piran de la Iglesia, y los que se quedan reformándola desde dentro. ¿En qué bando están?

      1. ¿Usted se ha pirado de la Iglesia? La FSSPX no, por más que insista usted. Que los pontífices dan facultades a sacerdotes de «fuera de la Iglesia», como administrar los sacramentos, no se le ocurre ni al que asó la manteca. Todos los sacerdotes de la FSSPX nombran al Papa reinante en el canon de la Misa, ¿verdad? Pues tenga, vuelva a leer en qué consiste la «comunión» con el romano pontífice y con la Iglesia y deje de repetir el mismo disparate, que por más que lo repita no se va a convertir en algo cierto:

        «Nos basta poder afirmar que la conmemoración del Romano Pontífice en Misa y las preces derramadas por él en el Sacrificio, se consideran y son un signo declarativo por el cual el mismo Pontífice es reconocido Cabeza de la Iglesia, Vicario de Cristo, y Sucesor del Bienaventurado Pedro, y se hace profesión firme de unir los ánimos y voluntad a la unidad católica» («De Sacrosanto Missæ Sacrificio», de S. S. Benedicto XIV).

        1. El hecho de que la Fraternidad San Pío X no posea una posición canónica en la Iglesia, no se basa al fin y al cabo en razones disciplinares sino doctrinales. Hasta que la Fraternidad no tenga una posición canónica en la Iglesia, tampoco sus ministros ejercen ministerios legítimos en la Iglesia. Por tanto, es preciso distinguir entre el plano disciplinar, que concierne a las personas en cuanto tales, y el plano doctrinal, en el que entran en juego el ministerio y la institución. Para precisarlo una vez más: hasta que las cuestiones relativas a la doctrina no se aclaren, la Fraternidad no tiene ningún estado canónico en la Iglesia, y sus ministros, no obstante hayan sido liberados de la sanción eclesiástica, no ejercen legítimamente ministerio alguno en la Iglesia. (Benedicto XVI)

          En otra parte del mismo texto, afirma que deben aceptar el Magisterio de los Papas posconciliares
          Cómo lo quieres? Deja de decir cosas que no son

          1. «El hecho de que la Fraternidad San Pío X no posea una posición canónica en la Iglesia, no se basa al fin y al cabo en razones disciplinares sino doctrinales»

            ¿En serio? ¿Qué doctrina distinta cree la FSSPX que no haya creído el resto de la Iglesia siempre? ¿O qué doctrina o dogma nuevo ha definido la Iglesia que no crea la FSSPX?

            Que los sacerdotes de la FSSPX reciben válidamente la ordenación no lo discute nadie en la Iglesia. Y el no estar incardinados en ninguna institución no les convierte en cismáticos (¿ha leído usted los requisitos para ser considerado tal, que usted mismo ha transcrito?). Naturalmente que la incardinación es una cuestión disciplinar. Y que el mismo Papa no los considera «acéfalos» lo demuestra el hecho de que les ha concedido la facultad permanente para administrar los sacramentos, como el de la Penitencia, por ejemplo (cosa que tendrían prohibido).

          2. Los nombres de los candidatos al sacerdocio hace tiempo que se mandan a Roma, que los aprueba siempre, y los ordinarios locales les dan licencia para oficiar matrimonios: «El Santo Padre, a propuesta de la Congregación para la Doctrina de la Fe y de la Comisión Ecclesia Dei, ha decidido autorizar a los Reverendísimos Ordinarios a que concedan las licencias para asistir a los matrimonios de fieles que siguen la actividad pastoral de la Fraternidad» (Carta de la Pontificia Comisión Ecclesia Dei, de 27 de marzo de 2017). Como ve, la situación es peculiar, pero nada que ver con ningún cisma.

            «….afirma que deben aceptar el Magisterio de los Papas posconciliares»

            Según usted, es un grupo no pequeño de clérigos (incluídos obispos y cardenales) quienes están en cisma por no aceptar ni éso, ni los concilios anteriores (doctrinales y que definen dogmas, a diferencia del CVII, sólo pastoral, como sus documentos y el Papa convocante dejaron claro).

          3. No es según mi preferencia. Es lo que expone Benedicto XVI en la carta que acompaña a levantar la excomunión a los obispos lefebvrianos. Pregunteselo a él. Por otra parte, estoy de acuerdo en que la situación de la FSSPX es cuanto menos rara. Pero siguen sin estar en perfecta comunión con Roma como la FSSP

          4. Y sobre los otros concilios, vuelve a levantar la falcis del hombre de paja. Si sigue mis comentarios, verá que siempre he dicho que estamos hasta arriba de herejes

          5. «No es según mi preferencia. Es lo que expone Benedicto XVI…»

            Se ha quedado usted muy anticuado. Si entonces su argumento no se sostenía, ahora menos. Pregunte usted al Papa reinante por qué da facultades propias de sacerdotes católicos a quienes según usted, y que sigue sin demostrar, son cismáticos.

            «La situación de la FSSPX es cuanto menos rara»

            Ya se lo he dicho yo: es peculiar. Pero la situación de la Iglesia en sí es también rara, comenzando por gran parte de la jerarquía que no profesa la fe católica pero ahí siguen, engañando a los fieles y viviendo del cuento.

            «Y sobre los otros concilios, vuelve a levantar la falcis del hombre de paja»

            Nuevamente, no: ninguna falacia del hombre de paja. Usted ha sostenido que no aceptar lo dicho en un concilio pastoral es lo que hace ser cismático (no es cierto, pero bueno), por lo cual gran parte de la Iglesia oficial es cismática, porque ni acepta el CVII y menos los anteriores (dogmáticos).

  12. ¿Será que el Novus Ordo no tiene aspectos sospechosos?, sobre todo viniendo de un masón reconocido, Bugnini, asesorado por seis pastores protestantes puestos por Montini. En la oración de los fieles, el sacerdote termina la plegaria común con una oración: “Acepta, Señor, nuestro corazón contrito y nuestro espíritu humilde; QUE ÉSTE SEA HOY NUESTRO SACRIFICIO Y QUE SEA AGRADABLE EN TU PRESENCIA, Señor, Dios nuestro”. Después del lavatorio, el sacerdote hace la oración sobre las ofrendas. “Orad hermanos, para que ESTE SACRIFICIO MÍO Y VUESTRO sea agradable a Dios, Padre todopoderoso”. ¿Qué sacrificio, nuestro corazón contrito y nuestro espíritu humilde o el Cuerpo y la Sangre de Nuestro Señor? La referencia de la oración secreta tiene miga (Salmo 51:18,19): «Pues no te agrada el sacrificio, si ofrezco un holocausto no lo aceptas. El sacrificio a Dios es un espíritu contrito; un corazón contrito y humillado, oh Dios, no lo desprecias.». ¡Qué mal pensados somos los tradicionalistas!

  13. De Paco se puede esperar cualquier tontería. Comete errores y lo peor es que persiste en ellos. Mi única esperanza es que su sucesor sea diametralmente opuesto a él en casi todo.

  14. No estaría de mas el ir exigiendo en las parroquias que se oficie la misa tradicional y si no se accede pues marcharse uno a una misa de tal rito.

    Hay que partir de la base de que lo verdaderamente diabólico fue el invento de la nueva misa modernista por Pablo VI. A partir de esa premisa lo que hay que suprimir ya de una vez es esa misa protestante tan alejada a la verdadera tradición litúrgica. La única misa válida es la antigua, es la verdadera, es la que conserva la pureza de los siglos, es en definitiva la que es bella. En la belleza está Dios, en la fealdad el diablo.

    El novo ordo fue el timo de la estampita conciliar como tantos otros y somos tan necios que seguimos picando.

      1. No se escuchan cuando hablan. ¿Pero no os dais cuenta que eso es lo que argumentan contra el movimiento tradi? Así les estáis dando la razón. Yo soy el pirmer crítico de la reforma litúrgica, pero no podemos decir que la Misa que alimenta a la mayoría de católicos y aprobada por la Iglesia, es inválida

  15. Con todo respeto no existe la guerra litúrgica. Existen autorizaciones y prohibiciones en un párrafo de T.Custodes «A raíz de la iniciativa de mi venerado predecesor Benedicto XVI de invitar a los obispos a una evaluación de la aplicación del Motu Proprio Summorum Pontificum la Congregación para la Doctrina de la Fe llevó a cabo una amplia consulta a los obispos en 2020, cuyos resultados fueron considerados a la luz de la experiencia adquirida en estos años.»
    Esos resultados no se conocen y tampoco lo que dijo Doctrina de la Fe, de hecho nunca pueden usarse como argumentos fundantes.
    El paso terminal fue abrogar en general «8 Quedan abrogadas las normas, instrucciones, concesiones y costumbres anteriores que no se ajusten a las disposiciones del presente Motu Proprio» QUE ES NO AJUSTAR ?.
    En gravísimo error derogar o abrogar en general, se invierte el principio de justicia «lo que no está prohibido está permitido vs. lo que no está permitido está prohibido».

  16. He visto, con mis propios ojos, un milagro Eucarístico de una Hostia consagrada en una misa novus ordo, que fué recogida del suelo por el sacerdote y puesta en agua. Después le salió una mancha roja y no se deshizo en el agua. El sacerdote, confesor mio de hace unos años, me lo enseñó, a mí, y a otros según me dijo. Mi indignación fue grande cuando supe que el obispo silenció el tema.

    Pero el caso es que fue consagrada en una misa de nuevo rito.Así que, a pesar de las diferencias que pueda haber entre los dos ritos, el novus ordo tiene la misma validez que el tradicional.

    Opinar sobre los dos ritos o dar razones por las cuales se elije uno u otro no parece criticable pero quien busque guerras entre ellos, negando la validez de uno u otro, está generando división. Y la división no viene de Dios.

    Además, la autoridad en este aspecto la tiene la Iglesia.

    1. Muy bien, ACS. Es que es así. Existen milagros eucarísticos en el Novus Ordo también. No podemos decir que el Novus Ordo es inválido, es así de simple. Yo soy muy crítico con la reforma litúrgica. Pero decir esto, es lo mismo que no creer en la autoridad de la Iglesia.

    2. Nadie dice que en el Novus Ordo no haya consagración. Que me corrija quien sepa más. Un sacerdote que pertenezca a una secta satánica puede consagrar válidamente, aun cuando tenga pensado usar las Santas Formas para profanarlas. Del mismo modo que la comunión puede ser alimento de vida eterna o comida de condenación, una Misa, en conjunto, puede ser muy buena en cuanto a beneficios espirituales para los que debidamente participan en ella, menos buena, o directamente servir para confundir en la fe y protestantizar. Un ejemplo, la comunión en la mano, introducida por Lutero para resaltar el aspecto banquete y borrar la idea misma de presencia real de Cristo en la Eucaristía. Siempre pienso que para qué purifica el sacerdote los vasos sagrados, recogiendo las partículas más pequeñas y, tras echar agua en el cáliz, beberse todo. Tendría que poner un barreño, mandar lavarse las manos a todos los que han puesto la pezuña, y beberse el contenido del barreño. ¡Digo yo!

      1. ISCOVER, documentese sobre la Inquisición, su verdadero cometido y contra quienes actuaba y el modo en cómo procedía, personas exentas de su jurisdicción, finalidades etc… Además de sus orígenes. Ahora se llama CONGREGACIÓN PARA LA DOCTRINA DE LA FE… vemo que ud. No tiene idea y lee comics, panfletos y comecocos… Sea serio. Instrúyase, no diga burradas…

    3. «He visto, con mis propios ojos, un milagro Eucarístico»

      Lo que no le pase a usted…

      Me pregunto: ¿cómo acabó la Hostia en el suelo? ¿Tropezó el sacerdote y volvó el copón? Porque es muy difícil, por no decir imposible, que ocurra tal cosa en el momento de comulgar si el que la recibe está arrodillado ante el Señor, como se ha hecho siempre, y el sacerdote deposita la Hostia en su boca, habiendo además una bandeja o patena para la comunión bajo su boca.

      «quien busque guerras entre ellos, negando la validez de uno u otro, está generando división. Y la división no viene de Dios»

      Más división genera el que atribuye cosas de forma calumniosa como excusa para restringir un rito que no puede ser restringido ni prohibido, o el que difunde tal calumnia (su caso). Ya sabe: la división no viene de Dios (ni las malinterpretaciones bíblicas, ni el falso ‘amor’, ni las revelaciones extrañas…).

      1. En Misa Tradicional también se cae la Hostia al suelo. Yo fui testigo de ello. Para eso está el purificador (cuyo uso se está perdiendo). Es lo que tiene ser humano, que a veces, somos torpes.

        1. «En Misa Tradicional también se cae la Hostia al suelo. Yo fui testigo de ello. Para eso está el purificador (cuyo uso se está perdiendo)»

          ¿Por no poner platillo o patena debajo? Lo dudo: es obligatorio y se usa SIEMPRE, lo que no ocurre en muchos casos en la misa novus ordo. Y no sé qué tendrá que ver el purificador con que la Sagrada Hostia se caiga al suelo (el purificador es un paño de lino con el que se enjuga y purifica el cáliz). En cualquier caso, ¿a que usted no vio milagro eucarístico alguno? Normal: esas cosas, junto a las revelaciones, sólo le ocurren a ACS, contra toda probabilidad.

          1. Se usa platito y, si, se cayó. El purificador de pone por encima después de que se caigan la Hostia al suelo.

          2. Ah, perdone, no entendía lo que decía: purificador sobre la Hostia caída. Creía que decía para evitar que cayera. Naturalmente, puede ocurrir, pero es más difícil según la manera de dar y recibir la Comunión en la Misa tradicional. «De Defectibus» explica la forma de proceder prescrita: el lugar en el que la Sagrada Hostia ha caído debe ser purificado, generalmente con un purificador húmedo, y luego de raspado, las raspaduras se arrojan al sacrarium (lavabo en la sacristía que drena en terreno de la iglesia). Para evitar el retraso en la distribución de la Sagrada Comunión, a veces se vela la Sagrada Hostia caída con el purificador o con la bandeja usada para sostener las vinajeras, para que el sacerdote purifique el lugar tras la Misa, pues en cada una de las partículas que hayan podido quedar en el suelo está el Señor al completo y se le debe la misma reverencia que si estuviera expuesto en una custodia.

  17. A ver, lo siento por el que no lo entienda. Sólo habrá paz litúrgica cuando la agresión a la fe católica termine, es decir, cuando el Novus Ordo sea abolido. Porque puede ser abolido ya que no lo protege ningún canon dogmático de ningún concilio ni de ningun papa.

    1. A la misa de tradición apostólica la protegen anatemas de excomunión para el agresor sea quien sea y tenga el cargo eclesial que tenga. Que no la hubiesen agredido. Se siente mucho. Esa es la verdad.

      1. Si tanto quieren su novus ordo, que lancen un anatema de excomunión para el opositor al rito, a ver si son capaces de lanzarlo. Si tanto quieren su vaticano II que le pongan entonces sus cánones de excomunión para el que no lo acepte. ¿Por qué no se los ponen?¿temen enfrentarse a Dios?¿qué temen?¿por qué no lo declaran todo como dogma?.

        1. No pueden.
          Nota emitida el 16 de noviembre de 1965 por monseñor Pericle Felici, Secretario General del Concilio (dado el carácter pastoral y no dogmático del Concilio): “de rebus fidei vel morum ab Ecclesia tenenda definit quae ut talia aperte ipsa declaravit” (“El Sagrado Concilio establece que de las cosas de fe y de moral sólo hay obligación de creer aquéllas que la Iglesia ha definido como tales”).

  18. A los que saben, pregunta, ¿tiene validez la misa postconcilio? Si no hay disponible una misa tradicional, ¿es obligatoria así como es y está llena de torceduras y entuertos?

    1. Si, es obligatoria y hay que ir. No es lo ideal pero la Iglesia así lo manda porque Cristo, a pesar de todo, renueva su sacrificio incruento por nosotros y se hace presente una vez más

      1. Como parece que esto se ha convertido en un nuevo «Catecismo de la misa novus ordo», pero con formato «Catecismo mayor de San Pío X» de preguntas y respuestas, vamos a colaborar:

        Quien sabiendo, pues es público y notorio (publicado en prensa y emitido en el telediario), que en una parroquia se «consagran» rosquillas (caso de la parroquia de San Carlos Borromeo de Madrid), ¿cumple con el precepto el que asiste a la misma? ¿Es válida y/o lícita dicha «misa»? ¿Se produce la Transubstanciación y se realiza el Santo Sacrificio del Calvario? ¿Y en aquellas parroquias cuyo celebrante no tiene la fe de la Iglesia sobre el Santo Sacrificio y no tiene intención de realizar lo que Ésta cree y manda? Si sólo se dispone de una de estas parroquias, ¿es mejor asistir o no hacerlo? Esperando ansiosamente las respuestas.

        1. Catholicvs

          Esto es una falacia del hombre de paja. No retuerza el argumento. Estamos hablando de una Misa Novus Ordo sin más, no de abusos grotescos que claman al Cielo En cuanto a que el celebrante no cree lo que la Iglesia enseña. Pues sigue ocurriendo la transubstanciación. El sacramento no depende de la fe del sacerdote ni de la santidad de este. Si así fuera nunca estaríamos seguros de recibir NINGÚN sacramento. Tenga cuidado de no caer en la herejía de los donatistas. En cuanto a las rosquillas, eso, a parte de ser ilegal según las leyes de la Iglesia, es una Misa inválida y se debe denunciar al obispo de turno. No hay más

          1. «Esto es una falacia del hombre de paja»

            De ninguna manera. Una falacia de hombre de paja es intentar rebatir un argumento que nadie ha sostenido, cosa que yo no he hecho, como puede comprobar todo el mundo.

            «Estamos hablando de una Misa Novus Ordo sin más, no de abusos grotescos que claman al Cielo»

            No por casualidad esos ‘abusos grotescos’ sólo se dan en el novus ordo. Y no es sólo el mencionado ejemplo: los abusos litúrgicos, algunos de los cuales invalidad la pripia misa, hace tiempo que ya no son cosa rara o excepciones. Imagjno que no ignora los requisitos para que la consagración sea válida, ¿verdad? Le refresco la memoria:

            1) Ministro validamente ordenado.
            2) Intención de hacer lo que hace la Iglesia (consagrar el Cuerpo y la Sangre del Señor)
            3) Materia requerida: pan de trigo y vino de uva.
            4) Forma requerida: la fórmula exacta de la consagración, sin cambiar ni una coma.

          2. «El sacramento no depende de la fe del sacerdote ni de la santidad de este»

            Eso sí es una falacia de hombre de paja, pues nadie ha dicho lo contrario. Lea bien: «…no tiene la fe de la Iglesia SOBRE el Santo Sacrificio y no tiene INTENCIÓN DE REALIZAR lo que Ésta cree y manda». ¿Nota el matiz? No hablo de la fe católica en general, sino que no cree lo que la Iglesia cree sobre la Misa y por tal motivo no tiene intención de Consagrar el Cuerpo y la Sangre de Cristo (segundo punto requerido para la validez), del que se derivan los demás abusos: no usa materia válida, no dice la fórmula, la omite, no cree en la Presencia Real y hace el paripé porque para él es una comida fraternal de acción de gracias, etc.

      2. No puede ser obligatoria una misa creada por seis protestantes que no creen que la misa sea el sacrificio propiciatorio y satisfactorio del calvario y ni siquiera pretenden que sea o no sea válida porque les es absolutamente indiferente.
        Y como el Vaticano II me otorga libertad religiosa para hacer lo que me venga en gana, no me da la gana de asistir a una misa protestante¿Cuál es el problema?

  19. ¿El papa me puede obligar a asistir a una misa protestante hecha por seis protestantes? ¿Con cuál autoridad lo hace?
    La autoridad papal radica en transmitir la Tradición. Si el papa renuncia a transmitir la Tradición sin cambiarla, es su problema, no es el mío. Yo soy el que tiene derecho a profesar la fe católica de toda la vida con la misa de toda la vida.

  20. Hay que obedecer a Dios=Jesucristo, antes que a los hombres.
    La misa Tridentina seguirá celebrándose muy a su pesar Cardenal Bergoglio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles