El fracaso de Madrid clama al cielo

Fracaso sínodo Madrid Momento del comienzo de la Misa con gran cantidad se sillas vacías.
|

En una apacible tarde de sábado, la sección madrileña de la Comunidad de Lanceros se dio cita en el entorno de la Catedral de Santa María La Real de la Almudena para asistir a la clausura del Sínodo diocesano. 

Los organismos de prensa y propaganda de la diócesis hablaban de 11.000 participantes en el Sínodo madrileño. Todo el mundo esperaba que se colapsaran los accesos a la Catedral, tanto por la Plaza de Oriente como por la calle Mayor. Nada de nada. los que impedía el tránsito eran los turistas que paseaban por un Madrid que no deja de dar sorpresas. 

Delante de la Almudena, en la plaza de la Armería, sillas blancas vacías, muchas sillas blancas vacías. Algún Heraldo del Evangelio al que pudimos saludar solemnemente, como se merecen. Los turistas aprovechaban la oportunidad para descansar en las sillas. Miraba perplejos lo que allí pasaba, espectáculo gratis. Las escaleras de la entrada solemne de la Catedral convertidas en un plató de televisión y en un altar improvisado para una misa espectáculo. 

Llegó la hora de inicio del acto, más de la mitad de las blancas sillas seguían vacías. Una desolación. Un miembro de la Comunidad de Lanceros comentó que habían tocado a rebato a las monjas y eso se notaba, unas con hábitos y otras sin hábitos, da igual, se las reconoce de la misma manera.  

Antes de la misa un chorizo de intervenciones auto-referenciales, en salida,  acompañadas de una música de escaso gusto que repetía machaconamente “Celebra la vida, Celebra la vida”. Lo más parecido a la campaña electoral de un partido político. El famoso cura de los musicales provocativos, Toño Casado, dirigiendo el cotarro. 

Intervención estelar del responsable del Sínodo en Madrid, Antonio Ávila, con lenguaje y tono de teólogo progresista de los setenta. Conversaciones en el escenario que parecían tertulias de café en las que lo más destacado era quién decía la ocurrencia más grande. Lugares comunes sacados de una web de Internet. Mucha integración de divorciados, personas LGTBI, faltaría más acompañamiento a las víctimas de la pederastia. Ya se sabe, los principales problemas de la Iglesia.   

Un miembro joven de la Comunidad de Lanceros, que escrutaba las redes sociales para ver qué se decía. Advirtió que las fotos que se estaban colgando eran imágenes de cerca, nada de panorámicas, excepto la que guardamos, que ofrecemos, y que después ya no encontramos. 

Llegó la misa. Al final de la procesión los obispos auxiliares José Cobo y Jesús Vidal acompañaban a un cardenal Osoro que debió pasar la noche sin dormir. ¿Dónde estaba monseñor Martínez Camino?, fue la gran pregunta. 

Comenzaba la misa y más de la mitad de la plaza seguía vacía. La imagen de las sillas vacías eran la evidencia de un fracaso. ¿El fracaso del Sínodo en Madrid? ¿El fracaso de Osoro? 

En la procesión de los sacerdotes hacia el altar, una mínima representación de clero, mucho cura del arzobispado, pocos canónigos de La Almudena y mucha alba sobre camisa, con menos clerymans algo infrecuente en Madrid. Alguien dijo que se suponía que a esa hora los curas madrileños estaban diciendo las misas vespertinas de domingo. Al pasar entre las sillas vacías, muchos agachaban la cabeza. 

Visto lo visto, la Comunidad de Lanceros decidió aprovechar el tiempo porque la mayoría de los miembros había ido ya a misa. La tarde estaba para sentarse en una terraza, tomarse unas cervezas y comentar en qué se ha convertido la diócesis de Madrid. El fracaso al que Osoro ha llevado a la diócesis de Madrid clama al cielo. 

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
38 comentarios en “El fracaso de Madrid clama al cielo
  1. La «Iglesia de Francisco», que sólo escucha a una parte, pretende, con la excusa del sínodo, implementar cambios amparándose en un supuesto apoyo popular, al modo de los totalitarios, manipulando lo que haga falta simplemente para justificarse.
    Me recuerda a Pablo VI, que consultó al episcopado si querían la comunión en la mano, y a pesar de que la mayoría de obispos dijeron que no, el Papa no hizo caso y autorizó la comunión en la mano.

      1. Diego, este es un comentario privado y sin ningún ánimo de que vd. Lo publique.
        Por favor, no haga propaganda de Los heraldos del Evangelio, cómo merecedores de algo. Debería de informarse, y conocer tan profundamente como mi familia, cómo nacen, y quién son verdaderamente. Hieren sentimientos comentarios, de ellos, cuando son usurpadores de una herencia espiritual recibida, impecable y que la única caridad que han hecho es romper, con sus inicios.
        Si vd. Quiere algún comentario adicional, puede ponerse en contacto conmigo.
        Cuide su imagen y vele por la pobre Iglesia que nos está tocando vivir. Saludos cordiales

        1. Ese momento de la salida de la procesión en mitad de un mar de sillas vacías se ve patético en el vídeo. Y justo cuando sale el cardenal Osoro el coro entona: «…un largo caminar por el desierto bajo el sol…»

      1. Ya está palpando la jerarquía cutre del Vaticano II, la que se pone de perfil ante el aborto, la que se niega a difundir la verdad de la historia de la izquierda entre sus alumnos en colegios y universidades, consintiendo, década tras década, que ésta siembre de estiércol la mente de los próximos votantes; la que narcotiza, misa tras misa, a los parroquianos de bulto, ya está palpando, digo, el desenganche que se ha producido entre los laicos más concienciados y ellos, anclados en el diálogo con el mundo y la apertura a las nuevas sensibilidades resultados del concilio mencionado. Ya se están dando cuenta de que no los necesitamos.

        1. Ya tienen su recompensa: sillas vacías, preludio de su definitiva desaparición e irrelevancia absoluta y total… por el 2023-2024, ya estarán totalmente olvidados…

  2. No es que sea tanto fracaso de Osorno, que también. El fracaso del Sínodo es de quién es. A los católicos, los pocos que seguimos yendo a misa, nos importa un huevo frito los nuevos paradigmas y la iglesia en salida. Y a los que no vienen a la iglesia también

  3. Una y otra vez se intenta repetir para Osoro y Francisco la fórmula denominada «aldea Potemkin». En este caso en vano. ¡Gracias a Dios!

  4. La cara de Osoro era un poema. No contento con celebrar tan magno acontecimiento también celebró la misa de la 2, últimamente no se la pierde si está en sus dominios.

    1. La misa de la 2 en un cole, al lado de una parroquia. ¿Este es el obispo de sus parroquias o de los coles de otros? Vaya pérdida de identidad…..

  5. Después de perder media hora viendo momentos sueltos de todo el acto: http://www.youtube.com/watch?v=PxCYOBReMeA solo puedo decir que he visto algo completamente bochornoso.

    Primero como se creen lo del sínodo como si el Espíritu Santo estuviera con ellos y como si le interesante al conjunto de la iglesia católica, tan es así que si por lo menos lo hubieran hecho dentro de la catedral podría haber dado el cante, pero al hacerlo fuera (porque igual se pensaban sinceramente que lo iban a llenar) todas las sillas de un lado y otro completamente vacías.

    Segundo, la escenografía de Osoro entrando dando la mano a dos niñas y rodeado de unas familias sin desperdicio.

    Tercero, intentar hacer bailar y motivar a un público principalmente mayor con canciones más pensada para un concierto muy interesante también.

    Cuarto, litúrgicamente lo poco que he visto penoso también, canto de la paz (que no se debería cantar), las típicas canciones setenteras pero con un retoque S.XXI, etc.

  6. De hecho, es un fastidio, y lo que es peor, tal vez sea el presagio de lo que nos espera no futuro: la Iglesia se abrió tanto, que dejó escapar lo que tenía de mejor…porque su Pueblo ya no ve, en Él, la diferencia del mundo, que a pesar de todo, sigue siendo más sedutor…

  7. Pues yo estuve allí y les digo que esa foto es solo de un área determinada (hacia el otro lado, más de la mitad, y detrás, los espacios estaban llenos) y está hecha en la procesión de entrada, cuando los sacerdotes se habían levantado para ir a concelebrar. En el acto hubo muchas cosas que no me gustaron e incluso me resultaron dignas, pero desde luego esa foto no refleja la realidad (la zona en la que yo estuve estuvo llena, por ejemplo, y los cuadrantes circunstantes, también). Deformar la realidad no ayuda, precisamente, a luchar por la verdad.

  8. Consecuencias de hacer de la Iglesia una simple ONG asistencial y una entidad de ecología bienpensante y pacifista. Que un club mundano no alimenta al alma. no calma la sed de Dios que la criatura lleva inserta dentro de sí, de forma indeleble.

  9. Ya está palpando la jerarquía cutre del Vaticano II, la que se pone de perfil ante el aborto, la que se niega a difundir la verdad de la historia de la izquierda entre sus alumnos en colegios y universidades, consintiendo, década tras década, que ésta siembre de estiércol la mente de los próximos votantes; la que narcotiza, misa tras misa, a los parroquianos de bulto, ya está palpando, digo, el desenganche que se ha producido entre los laicos más concienciados y ellos, anclados en el diálogo con el mundo y la apertura a las nuevas sensibilidades resultados del concilio mencionado. Ya se están dando cuenta de que no los necesitamos.

  10. La foto pone los pelos de punta.
    Se ve una Iglesia completamente desviada, que solo quiere escuchar a los que aplaudan su desvío. Escucha atenta, salvo que hables en latín.

    En la parroquia repartieron un formulario para participar en el Sínodo. Las preguntas iban todas buscando respuestas en la línea de una Iglesia más moderna, más secular, más abierta, más interreligiosa…
    No había manera de decir «os estáis equivocando».

    En fin, creen que su fracaso se debe a que no son los suficientemente modernos, con lo que cada vez meten más la pata. Siguen con su cosmovisión sesentera, de guitarras, buen rollo y haz el amor no la guerra.

    La foto pone los pelos de punta.
    Refleja un Sínodo autorreferencial, con el único objeto de encontrar respaldo a la deriva y decisiones que ya han tomado. Parece que no lo encuentran.

    1. No existe solución hasta que se mueran todos estos que se formaron en el posconcilio. No hay más. Ahora mismo mandan ellos. Morirán por inanición y harán un terrible daño a la Iglesia pero de Dios es el tiempo. Confiemos en Él.

  11. Pues hubo más personas en la manifestación del el expediente Royuela!!! Vaya tela!!! y es que no se enteran… Iglesia en salida ¿Hacia dónde?. Rematadamente mal y de sonrojo…

  12. «Visto lo visto, la Comunidad de Lanceros decidió aprovechar el tiempo porque la mayoría de los miembros había ido ya a misa. La tarde estaba para sentarse en una terraza, tomarse unas cervezas y comentar en qué se ha convertido la diócesis de Madrid.»
    La iglesia que se refleja en este párrafo es tan odiosa como la progre.
    Señor, haznos normales.

    1. PABLO CERVEZA
      Asi que tomarse unas cañas es algo anormal… igual tenía que ser un kombucha.
      Por cierto tu tan normalito en tu normalidad pecas de anormal, porque eso de calificar de odioso a esas iglesias, mu normal, mu normal no es.
      Haces bien en rezar, ojala Dios te haga caso porque te viene muy bien. Si se produce el milagro nos lo cuentas.

  13. Kim yong osoro entrando trinfalmente rodeado de 30 personas, tipo peli de acción con los protagonistas en cámara lenta con una explosión de fondo habiendo terminado la misión…..

  14. Bochorno. Ridículo. Estupor. Pena ninguna. ¿Tomarán nota y rectificarán? No, seguro que no. Ellos a lo suyo, a morir matando; o sea, a seguir provocando estampidas de fieles que huyen despavoridos de la «primavera eclesial».

  15. Un político deijo una vez: “ayer estábamos al borde del abismo, hoy hemos dado un paso adelante”. Sic Ororo kim yon un

  16. Gracias por el link. Escuché la música tipo película de Walt Disney, o tipo evangelista. Voy a seguir leyendo el catesismo de Trento se los recomiendo.

  17. Lo bueno de este artículo es que me hizo recordar, no sé por qué, a la Plaza de Oriente llena para escuchar al Generalísimo.

    1. Yo tampoco sé por qué, pues lo único que comparten es la ubicación, a pocos metros la una de la otra (la una estaba llena a rebosar entonces, y la otra está prácticamente vacía ahora).

  18. Veo la foto de cabecera, sillas vacias, procesion muy nutrida. Parece mucho jefe, para poco soldado. Y oyendo al «vocero» podemos apreciar cuales son los slogan y hacia donde caminan

  19. Es todo un espectáculo de mal gusto y, llegado el momento de la Misa, al bochorno hay que unir la falta de piedad (en unos que detrás del cardenal no paran de hablar y de hacer coreografía en el momento del canto del Gloria), de canciones pasadas de moda, y pobres teológicamente como el «Juntos como hermanos», y «Paz en la Tierra» de Kairoi), dos expresamente prohibidas hace años para la Misa como al que cantaron en el ofertorio y el propio estribillo del Gloria. No podía faltar, al final, el Santa María del Camino, todo un clásico de los años ochenta… Por cierto, la imagen de la Virgen bien alejada y el crucifijo del altar en un lado: todo a mayor gloria y honor del hombre (en este caso Osorio).
    La homilía, además de larga e insulsa y laudatoria con el Jefe: Francisco, con errores como que todos los hombres somos «Hijos de Dios» ¿incluso los no bautizados?
    En fin, quieren atraer gente con misas y discursos «modernos» de los años ochenta

  20. Ni parecido a los encuentros de las familias de años atrás con la Plaza de Colón a rebosar. Cuando la Iglesia hace actos a semejanza de los políticos para adaptarse al público, pierde su identidad. Prediquen ustedes el Evangelio y déjense de monsergas que cansan a cristianos e indiferentes. Muchos han convertido la Iglesia de Jesucristo en una ong humanista. La trascendencia y la Vida Eterna es un apéndice. Bailecitos de curas en las iglesias, canciones ridículas, sermones estúpidos, etc.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles