El ‘devoto católico’ Biden califica el aborto de “derecho fundamental”

Biden aborto
|

El presidente de Estados Unidos, recurrentemente definido por sí mismo y sus aliados como ‘católico devoto’, reaccionó ante la filtración según la cual el Tribunal Supremo ha decidido revertir la sentencia que hacía del aborto un “derecho constitucional” asegurando que “el derecho al aborto es fundamental”.

“Creo que el derecho de una mujer a elegir es fundamental, Roe ha tenido el peso de la ley durante casi cincuenta años, y la equidad básica y la estabilidad de nuestro ordenamiento exigen que no sea anulada”, ha declarado el presidente Biden en una nota en la que reacciona de urgencia a la noticia de la reversión por el Tribunal Supremo, aún no oficial.

Para Roma, esta actitud es un verdadero embarazo. La lucha por la vida ha sido la batalla cultural en la que más presente ha estado la Iglesia Católica, en ocasiones en solitario, en el último medio siglo, identificándose hasta tal punto con la postura provida que un grito recurrente en las manifestaciones proaborto es “fuera vuestros rosarios de nuestros ovarios”.

Esto cambió sensiblemente cuando el actual pontífice, a principios de su pontificado, desaconsejó a los católicos ‘obsesionarse’ con cuestiones de vida y familia en la guerra cultural, un comentario que no dejó de tener un efecto desnimante sobre los grupos provida católico. Y, ahora, para mayor incomodidad, el primer presidente norteamericano nominalmente católico desde Kennedy, y candidato favorito con escaso disimulo del Vaticano en las últimas presidenciales, resulta ser el más fanático abortista de las últimas décadas.

Una prueba de esta ambigüedad es que una noticia de este tipo hubiera sido hace unas décadas para que todos los medios católicos echaran las campanas al vuelo, pero hoy el órgano oficial del Vaticano en redes, Vatican News, al menos en su servicio en español, ni se molesta en dar la noticia de modo señalado en sus páginas.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
8 comentarios en “El ‘devoto católico’ Biden califica el aborto de “derecho fundamental”
  1. Y mientras tanto, el amigo de Biden, Francisco, envió una carta al episcopado estadounidense a través de Ladaria, exhortando a que no impidan la comunión de estos políticos abortistas.

  2. Todos sabemos que «lo que Biden dice no puedo ser tomario en serio…» pero, desafortunadamente, así es como actuán muchos Católicos «devotos»: La Palabra de Dios no cuenta, sino, solo sus interesses…y en este caso, es macabro!

  3. ¿Esto es un embarazo para Roma? Lo único que tiene que hacer Roma es dejar de ser tan hipócrota y hablar claro. Qué vergüenza para los católicos este papa.

  4. Y, Sacerdote mariano, para el Papa Francisco, la Eucaristia es para los enfermos…sin tener en cuenta que en nuestra acogida, debemos estar en GRACIA, porque, caso contrario, «hemos despurus» el Cuerpo de Cristo y comemos nuestra condenación; no nos dice eso la Palabra de Jesús?
    Por lo tanto, sólo por ahí, se puede entender tal BLASFEMIA y HEREJÍA del Papa Francisco y sus seguidores: Él precinde del Sacramento de la Reconciliación…y arrenpitimiento…

  5. Hoy que tanto se habla de discernimiento creo que es el momento de discernir sobre Biden, cogiendo el texto por antonomasia del Evangelio, la principal norma de discernimiento: «Por sus frutos los conoceréis». ¿Un tipo que apoya el aborto y lo presenta como un derecho fundamental, siendo ni más ni menos que presidente de un país tan importante como EEUU? No es un católico devoto. Fin del discernimiento. Porque el discernimiento no puede ser eterno: hay que discernir algo. Y en este caso sus hechos y palabras definen lo que hay en su corazón y a quien sirve realmente.

  6. «Derecho a abortar = derecho a asesinar». «La mujer tiene derecho a elegir» y todas las majaderías inventadas, porque el meollo del asunto no es otro que: el no nato tiene derecho a la vida? Sin vida no hay derecho alguno que valga. Puede elegir el no nato, o eligen por él?

    El aborto es una sentencia de muerte en el que la mujer actúa de juez, fiscal y verdugo, y en ese proceso el no nato carece hasta de defensa.

    Se habrá parado a pensar este idiota que está en la Casa Blanca que él también fue feto en una etapa de su vida, o es que en ese proceso no era humano entonces?

  7. El aborto como derecho es una aberración absoluta y encima calificarlo de “fundamental” es una debacle moral inconmensurable. No puede ser nunca un derecho el matar a nadie; tan solo la legítima defensa, en casos excepcionales, puede llegar a eximir de responsabilidad penal. En suma, provoca desolación oír hablar alegremente del derecho a abortar.
    Confiemos en que Dios ilumine las conciencias de los dirigentes a quienes les toca decidir sobre esta cuestión, incluidos los miembros de nuestro Tribunal Constitucional, que próximamente va a decidir sobre este asunto después de doce años desde que se planteó el recurso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles