Asesinan un sacerdote en Bolivia tras la vigilia pascual

cura asesinado Bolivia P. Wilberth Daza Rodas. Foto: Iglesia de San Francisco- Arquidiócesis de Santa Cruz
|

La Conferencia Episcopal de Bolivia (CEB) expresó su conmoción por el asesinato del P. Wilberth Daza Rodas, de la Orden Franciscana Menor de la ciudad de Santa Cruz, cometido el Sábado Santo después de la Vigilia Pascual, informa ACI Prensa.

Aproximadamente a las 11 de la noche del 16 de abril, tras la celebración de la Vigilia Pascual, ocurrió un robo en el convento de San Francisco de Santa Cruz perteneciente a la Orden Franciscana Menor de la Provincia Misionera San Antonio.

En el interior de la iglesia encontraron al P. Wilberth Daza Rodas, de 42 años de edad y ecónomo del convento, muerto y con varios golpes en la cabeza.

Según Correo del Sur, la policía investiga a un hombre cercano a la comunidad franciscana, quien habría actuado junto con otros sujetos.

“Nuestra Iglesia está en duelo y consternada por los hechos acaecidos. Pedimos que se realice una investigación clara y precisa lo antes posible y que llegue hasta el esclarecimiento de los terribles hechos”, expresó la CEB en un comunicado el 17 de abril.

“Frente a la cultura de violencia que se ve en crecida en Bolivia”, los asesinatos de mujeres, robos, inseguridad ciudadana, entre otros problemas, “instamos a todo el pueblo boliviano a comprometerse y trabajar por una cultura de paz donde todos podamos vivir en fraternidad”, expresó la CEB.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
4 comentarios en “Asesinan un sacerdote en Bolivia tras la vigilia pascual
  1. Miserables asesinos. ¿ Cuánto dinero podrían robar de un convento franciscano?
    Desgraciados,,,matan a un sacerdote que hacia el bien, y conservan la vida ellos, que sólo la usan para hacer el mal.
    Quiera Dios que se les ablande ése corazón y se arrepientan.
    Y que al sacerdote Dios le haya perdonado los pecados que tuviera y ya se encuentre con Él.

    1. Me uno a vuestra oración, hermanas.
      Que los que lo mataron reciban la gracia de un sincero arrepentimiento,
      conjuntamente con una conversión al único Señor de señores.

  2. Aunque probablemente no sea mártir, si no ha sido asesinado por odio contra la fe, sin embargo es probable que su condición sacerdotal haya facilitado el crimen, ya que entorno al clero pululan necesitados y delincuentes que reciben ayuda de la Iglesia, y eso fomenta que de tanto en cuanto alguno proceda con violencia contra los eclesiásticos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles